Cómo pedir el título laboral que merece | RED/ACCIÓN
- Cómo las organizaciones interactúan con sus públicos -  Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Cómo pedir el título laboral que merece

La periodista y académica en Wesleyan University Rebecca Knight brinda una serie de consejos para negociar de mejor modo el título que mejor se adecue a sus responsabilidades. Ella propone no desalentarse ante la negativa, ya que es un proceso que debe continuarse.

Cuando acepta un nuevo puesto, la mayoría de las personas tiende a enfocarse en la negociación salarial. Sin embargo, su título laboral también debería ser parte de la ecuación. He aquí algunas ideas de cómo obtener el título que merece.

Reflexione. Negociar su título requiere un poco de autoanálisis. ¿Por qué quiere cierto título y por qué cree que lo merece?

Haga su tarea. Identifique un título específico que refleje adecuadamente sus capacidades. Use recursos como LinkedIn para buscar los títulos de sus colegas. Considere qué título laboral lo haría sentir más valorado y empoderado. Al mismo tiempo, asegúrese de tener en cuenta que sea realista.

Piense holísticamente. Comparado con su salario, responsabilidades laborales, tiempo de vacaciones y agenda de trabajo, ¿qué tanto debería enfatizar durante la negociación el título que desea? Piense acerca de todos los recursos que necesitará para hacer su trabajo.

Escuche. Trate de entender qué es lo que más le interesa a sus superiores y lo que realmente les preocupa, de forma que usted pueda construir su argumento con base en ello.

Arme una estrategia. Pregúntese: ¿Qué haría que su jefe responda sí? Quizá usted acaba de obtener un contrato importante, o tal vez le han ofrecido otro trabajo, pero quiere permanecer en su organización. También necesitará plantear el argumento de que un nuevo título lo ayudará a ser más eficiente en su trabajo, quizá brindándole mayor credibilidad.

Hable con su jefe. Cuando llegue el momento de hablar el tema, active su “modo de aprendizaje”. Discuta lo que puede aportar al trabajo, mientras aprende más acerca de cómo el gerente de contrataciones define el éxito. Proyecte fortaleza, pero también modestia.

Sea agradecido. Si su jefe acepta darle el título, su primera respuesta debería ser “gracias”. Si está decepcionado de que no llegue con otros nuevos beneficios, recuerde que es una negociación continua. Si lo rechazan por completo, pídale al jefe que le brinde más detalles acerca del criterio con que lo están juzgando a usted y cómo ambos sabrán en qué momento alcanzó esos niveles.

Principios que debe recordar:

SI:

  • Pensar acerca de sus circunstancias individuales y considere sus motivos para querer un nuevo título.
  • Aprovechar su red social y otros recursos online para identificar posibles títulos laborales que reflejen sus habilidades, pericia y estatus. 
  • Reflexionar sobre las motivaciones y desafíos de su jefe. Pregúntese: ¿Por qué me respondería “sí” mi actual o posible jefe?

NO:

  • Exagerar con un título personalizado. Si usted pretende uno, y su empleador lo acepta, asegúrese de tener un equivalente tradicional.
  • Ser impreciso sobre sus deseos acerca de negociar por un mejor título. Todo — incluyendo su salario y beneficios — debería estar en la mesa.
  • Desalentarse si no obtiene de inmediato lo que quiere. Pedir un nuevo título es una negociación continua. 

Rebecca Knight es una periodista independiente en Boston y académica en Wesleyan University.

©HBR, distribuido por The New York Times Licensing Group