Balances: las nuevas tendencias que nos dejó el 2020 | RED/ACCIÓN

Balances: las nuevas tendencias que nos dejó el 2020

En esta edición vamos a recorrer las conclusiones de diferentes organizaciones. Se nos va un año muy particular: lleno de desafíos, momentos difíciles, e incluso aprendizajes.

¡Hola! Estos días estuvieron llenos de informes, balances y tendencias sobre lo que fue este 2020. Así que en esta edición vamos a recorrer las conclusiones de diferentes organizaciones. Se nos va un año muy particular: lleno de desafíos, momentos difíciles, e incluso aprendizajes.

Antes de seguir, aprovecho para agradecerles por todos los mails, comentarios, participaciones en encuestas. Me encanta compartir este espacio con ustedes y que sean parte de esta comunidad. ¡Felices Fiestas!

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Este año nos adaptamos a nuevas formas de comprar, de trabajar, de estudiar, de conversar y de compartir. También, creció la dependencia hacia la conectividad para mantener la rutina. “Se modificó nuestro vínculo con los espacios urbanos, con la movilidad, las formas de consumir y con la naturaleza resignificando los espacios al aire libre”, reflexiona Mariela Mociulsky, fundadora y CEO de Trendsity y presidenta de SAIMO.

  • La movilidad fue uno de los aspectos más impactados por la pandemia. Con el transporte público semiparalizado, la población se volcó hacia el mayor uso de los vehículos privados y también hacia el hábito de caminar o andar en bicicleta.

    En un estudio realizado por la aseguradora La Caja, se verificó que el 87% de las personas se traslada caminando con mayor o igual frecuencia de lo que solía hacerlo antes de la pandemia. Además, una de cada tres personas de entre 35 y 54 años utiliza la bicicleta como medio de transporte. Entre los motivos por los cuales se utiliza, el 52% de los encuestados la elige porque es el medio de transporte más saludable y el 18% piensa que es el medio de transporte más recomendable para evitar contagios.
  • Aparecieron nuevas tensiones alrededor de lo sustentable. “Según nuestras investigaciones un 83% considera que esta crisis es una gran oportunidad para repensar nuestro vínculo con el medio ambiente. Sin embargo, el boom de las bicicletas y las caminatas no mitiga los efectos de la vuelta del auto particular y la mayor cantidad de viajes individuales, con consecuencias negativas para el impacto climático”, destaca Mociulsky.
  • Se potenciaron los consumidores más responsables. Este año se observó una búsqueda de alimentos más frescos y naturales. Mociulsky señala: “No sólo tratan de comer mejor sino de favorecer economías locales a pequeña escala. A esta información accedemos por nuestras propias investigaciones: según mediciones de Trendsity en pandemia, 75% coincidió en que cree que se puede hacer un aporte al elegir productos de microemprendedores o comercios locales”.
  • Teletrabajo. Millones de personas trabajaron todo el año desde sus casas. Además, en este contexto, se convirtió en ley el proyecto que regula el teletrabajo. Según una encuesta de Adecco Argentina, a ocho de cada 10 argentinos les gustaría continuar trabajando desde sus hogares cuando todo vuelva a la normalidad. Un 22% trabajaría desde su hogar a diario, un 28% alternaría la modalidad con ir tres veces por semana a la oficina, mientras que sólo el 14% optaría por estar todos los días en la oficina.
  • Otro estudio de Adecco resalta que este año se potenció el síndrome de burnout (trabajador quemado). Diversos estudios confirman que este fenómeno afecta más a las mujeres que a los hombres. También son más susceptibles a padecerlo personas sin pareja o con poco apoyo familiar. Además, suele aparecer en los primeros años del desarrollo profesional de los trabajadores. Por ello, las estadísticas revelan que el porcentaje de empleados jóvenes con síndrome del trabajador quemado es mucho más elevado que en los mayores de 35 años.

    Los síntomas básicos de pacientes con burnout son: agotamiento intenso, con una sensación enorme de falta de energía; desapego por el trabajo y todo lo relacionado con el mismo; baja o nula autoeficacia y sensación de ausencia de realización personal.
  • Mundo digital, ¿más homogéneo? Mociulsky observa que en los últimos tiempos ocurre un fenómeno singular: cada vez más las redes sociales se parecen unas a las otras, incorporan características y funcionalidades que son exitosas en sus competidoras o en otras plataformas y todo el mundo digital atraviesa de esta manera una suerte de uniformidad. Dice: “Facebook se parece a Mercado Libre, Instagram se parece a Tik Tok, Twitter a Instagram, Linkedin también incorpora stories. Como el universo digital es hiper dinámico, habrá que ver si esta tendencia hacia la similitud permanece o cuál es el próximo hit creativo que lo sacude y cambia el rumbo”.
  • En cuanto al consumo típico de las fiestas y fin de año, Mociulsky observa que mucha gente se está anticipando a las compras, pensándolas mejor, con un sentido particular, buscando regalos más simbólicos y dedicados, moderando gastos y priorizando la practicidad y la seguridad de las compras online. “Habiendo atravesado un año difícil para la economía familiar, con temor al desempleo y a crisis económicas, se anticipa que las compras de Navidad serán más discretas, pero en general se busca que transmitan mensajes emotivos”, dice la especialista. Si bien tradicionalmente las compras navideñas se efectuaban en los shoppings y comercios físicos, hoy la compra online es lo que se presenta como más seguro. Se prevé que, para esta navidad, que el ecommerce se duplicará respecto a 2019.

2

Los avances del trabajo del sector privado hacia la Agenda 2030. CEADS y EY Argentina presentaron los resultados del Programa “Conectando empresas con los ODS”. Allí se visibilizan iniciativas a nivel local de empresas miembro del CEADS que contribuyen con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con la finalidad de consolidar y visibilizar los esfuerzos en la construcción de la Agenda 2030.

La plataforma cuenta con 426 iniciativas, presentadas por 85 empresas, que entre todas abordan 124 de las 169 metas de los 17 ODS. Durante 2020 se sumaron 9 compañías más al programa y se presentaron 125 iniciativas nuevas.

  • Los ODS priorizados por el sector privado fueron: el 12 “Producción y consumo responsables” (61 iniciativas), 4 “Educación de calidad” (60 iniciativas), 8 “Trabajo decente y crecimiento económico” (56 iniciativas), 3 “Salud y bienestar” (42 iniciativas) y 7 “Energía asequible y no contaminante” (40 iniciativas). Este año, considerando el contexto de pandemia, el programa incluyó la nueva categoría “Iniciativas COVID-19”, para enmarcar mejor las acciones llevadas adelante en esta línea. Se trata de 47 iniciativas.
  • En el evento, donde se presentaron los resultados, se desarrolló un panel de diálogo entre Roberto Salas, CEO Consorcio Nobis, y Filippo Veglio, Managing Director WBCSD, sobre el rol de la empresa y su liderazgo en la transición hacia una nueva era, en la que se resaltó que la respuesta al COVID-19 debe ser articulada en línea con los ODS en 3R: recuperación, resiliencia y reinvención. El video puede verse aquí.

3

Fuente: PNUD

Solo un tercio del total de las y los trabajadores en Argentina realizan tareas compatibles con el teletrabajo. Según un informe presentado el jueves pasado por PNUD, desde el comienzo de la pandemia, la caída de ingresos fue menor para las personas que realizan tareas compatibles con el trabajo remoto. Las y los trabajadores que desempeñan tareas compatibles con el trabajo remoto ‒en relación a las y los trabajadores que no realizan tareas compatibles‒ tienen más años de educación formal, en su mayoría están en situación de formalidad, trabajan en una menor proporción por cuenta propia y tienen un mayor ingreso.

  • El informe también indagó en inclusión financiera y se observó que Argentina tiene un nivel de bancarización que se ubica por debajo de países de ingresos medios, como Chile, Brasil, Sudáfrica e India. La contracara de la baja bancarización, en el marco de la creciente oferta de instrumentos de pagos y productos financieros digitales acelerados por la crisis del Covid19, es un potencial de alto crecimiento.

4

Tres preguntas a Angie Ferrazzini, fundadora de Sabe la Tierra, una organización pionera en promover la alimentación consciente, la producción sostenible y el comercio justo.

  • ¿Cómo impactó este año a Sabe La Tierra?
    Fue un golpe muy duro que al principio de la cuarentena solo estuvieran habilitados los supermercados que distan mucho de tener alimentos saludables. En marzo tuvimos que cerrar los 11 mercados que teníamos en funcionamiento y reinventarnos. Nos concentramos en ver cómo podíamos crear una manera de vender online que no fuera tan fría, teniendo en cuenta que nosotros por muchos años trabajamos en el contacto directo entre productor y consumidor. Arrancamos una prueba piloto en una plataforma y actualmente estamos trabajando en modificar todo el sitio, ya que había sido creado a las apuradas. Ahora ya tenemos casi 200 productos cargados y en marzo 2021 vamos relanzar el sitio para complementar a los mercados, que desde mayo fueron retomando la presencialidad.
  • ¿Cómo ves la ley de etiquetado frontal? ¿Cómo impacta en productos cooperativos y de pequeños productores?
    Esta ley es muy necesaria. Hoy estamos consumiendo alimentos que no nos alimentan. Hay demasiados alimentos con exceso de sodio y de azúcar. Muchos de esos productos, que tendrán la etiqueta negra, no van a estar permitidos en los colegios. Se van a terminar de desenmascarar muchos productos que hoy se dicen saludables y que distan muchísimo de serlo. Con respecto a los productos de pequeños productores, cada uno tiene que poder sumar información al producto más allá de que en el caso de los mercados Sabe la Tierra está el productor presente. Una vez que los pequeños productores logran incorporar sus productos en dietéticas o almacenes, o mismo en nuestro e-commerce, tienen que tener una etiqueta que hable de la forma de producción y de la forma de organización. No es lo mismo comprar de una industria procesada que de un cooperativo.
  • ¿Crees que la crisis sanitaria nos deja mejores consumidores?
    Creo que la gente empezó a consumir de manera más consciente y veo un regreso a las cocinas. Esto hay que celebrarlo porque todas las familias  volvimos a cocinar y muchas lo hicimos en familia, lo cual me parece un hábito que hay que mantener. Ahora que estuvimos mucho más en casa, pudimos recuperar recetas, volvimos a cocinar casero y dejamos de comprar tanta comida hecha. Creo que la pandemia nos deja una mayor conciencia sobre el consumo y sobre nuestros hábitos alimentarios.

5

Antes de cerrar esta edición quería recomendarles esta guía, que armó Carbono.news para pasar unas fiestas sustentables. Hay consejos y tips sobre el árbol de navidad, los adornos, los regalos y las compras. Recuerden evitar el packaging innecesario y planifiquen para no desperdiciar.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

Ahora si, les deseo lo mejor para estas fiestas y como siempre, los leo en [email protected] 

La seguimos el martes que viene,
Flor.

Con el apoyo de

Recibí Otra Economía

Una economía circular, inclusiva y de triple impacto. Todos los martes en tu mail. Por Florencia Tuchin.

Ver todas las newsletters