Bullying y agresiones: tragedias con 3 actores que nos atañen a todos- RED/ACCIÓN

Bullying y agresiones: tragedias con 3 actores que nos atañen a todos

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Cuando hablamos de hostigamiento y agresiones es clave el rol que tiene quien es testigo. Aunque, curiosamente, no suele remarcarse su papel.

Bullying y agresiones: tragedias con 3 actores que nos atañen a todos

Intervención: Victoria Guyot.

¡Buenas tardes! Cada vez más se habla sobre bullying y agresiones en general, pero, curiosamente, no se hace hincapié en quienes tenemos un rol clave: los testigos de una situación de acoso o violencia.
Compartí esta newsletter o suscribite

1

Intervención: Victoria Guyot.

Cuando se habla de bullying o de violencia o agresiones, hay un aspecto que es desconcertante. Quizás incluso algo frustrante. Se habla tantísimo del bullying —que es un maltrato físico, verbal o social que se da en forma persistente en el ámbito escolar— y de otras formas de violencia sistemática que se dan en ámbitos de adultos. Pero se habla muy poco del tercer actor que interviene ante una situación de acoso, estigmatización o agresión… Porque está quien agrede, quien es agredido y también está el testigo. Hay uno, dos, mil, 200.000 que ven la agresión, que vemos la agresión.

La mayoría de las personas no son las agredidas o agresoras, sino testigos. Sabemos que quien agrede quiere mostrar su poder, sentirse dominante y, sobre todo, sentir que los demás aprueban su comportamiento. Entones, este silencio de multitudes juega un rol clave. Y sin embargo seguimos escuchando hablar de bullying, mientras miles de testigos en todas partes siguen silenciosos ante situaciones así.

Obviamente, habrá un montón de excepciones. Pero casi todos, como comunidad, podríamos preguntarnos: ¿se podrá modificar esta inmovilidad de quienes ven (vemos) la violencia y se quedan (nos quedamos) quietos?

¿Cómo se interviene frente a quien es agredido, vituperado, acosado si no estamos de acuerdo con lo que vemos? En otra época entraban en un bar los matones. Y alrededor estaban los testigos, quienes podían detener al agresor o alentarlo.

Y justamente lo que alienta al agresor es la inmovilidad, quedarse quieto.

¿Habrá una nueva cultura de la intervención en bullying o casos de agresiones que podamos generar? ¿Podremos desalentar estas situaciones? ¿Es posible comenzar a desarrollar —en nuestro círculo cercano primero y luego en la sociedad toda— nuevos caminos para abordar el problema?


Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable

2

Como siempre, lo primero es levantar la cabeza, mirar alrededor. No minimizar un conflicto latente, un grito, un pedido de ayuda. Hay que estar atentos, mirar a los otros. Eso hace un tercero activo.

Es necesario que ante cualquier tipo de violencia haya una intervención, alguien diga algo. Frente a una agresión física o psicológica, hay tratar de propiciar la serenidad, la calma. Hablar con quien corresponda, sean los responsables en una escuela, la universidad o el trabajo.

Quisiéramos simplemente llamar la atención: se habla de bullying, cyberbullying, bullying psicológico, de "bullying en adultos" (aunque esto es técnicamente incorrecto según especialistas)… Y es una curiosidad que no se habla del rol de los testigos como de un rol clave. Habrá que desarrollar una nueva cultura para intervenir cuando alguien sufre. Habrá que desarrollar una manera de animarse a intervenir y saber cómo hacerlo. No son dos solamente en la tragedia actual del bullying y de las agresiones. Son, al menos, tres. Y, en esta tercera parte, tenemos mucho para comprometernos.

3

Cuatro preguntas a Candelaria Irazusta [Por David Flier]. Candelaria es psicóloga infanto juvenil y fundadora del Equipo Anti Bullying Argentina (ABA) (una asociación civil que trabaja para combatir esta problemática), donde se desempeña como capacitadora, asesora y consultora.

—¿Por qué crecen los casos de bullying aunque cada vez se hable más del tema?
—Hoy el tema tiene cada vez más visibilidad, aunque es un problema viejo. Hoy tiene más impacto, un poco por el avance de la investigación: antes se lo veía como cosas de chicos. En Argentina no disminuyen los índices por un lado porque las políticas públicas no son eficientes ni específicas, y tampoco se sostienen en el tiempo. Está comprobado a nivel internacional que los programas efectivos son los que se sostienen por más de dos años. A su vez, es una problemática que debe trabajarse en forma multicausal: las políticas públicas son necesarias, pero es fundamental trabajar con las escuelas y a nivel social. Se necesita un enfoque integral, con medidas transversales y sostenidas.

—¿Qué consecuencias tiene el bullying en la adultez?
—Como el bullying es algo persistente, crónico, sistemático a lo largo del tiempo, a diferencia de conflictos esporádicos, tiene consecuencias en la salud mental. Los trastornos psicológicos más prevalentes son trastornos del estado de ánimo, como ansiedad o depresión, también trastorno por estrés postraumático o trastornos de la personalidad. Estas consecuencias pueden ser a corto, mediano y largo plazo. Por eso, algunas personas que han sufrido bullying, especialmente en casos muy prolongados, sostienen los síntomas en la adultez. El bullying sufrido puede tener consecuencias en su autoestima, autopercepción, identidad o confianza. O problemas vinculares. Y las consecuencias no son solo para agredidos, sino también para agresores. Hay estudios que dicen que es mucho más probable que niños que han permanecido en este rol de agresor sin ser abordado tiene más probabilidades de caer en conductas delictivas o violentas en la adultez.

—¿Qué rol juegan los terceros, los testigos?
—Su rol fundamental. Sin público no hay espectáculo. El bullying es sinónimo de un grupo que no está funcionando y en este grupo los terceros son un factor de mantenimiento. Muchos, para no caer en el círculo de la victimización, se esconden en el silencio. Son importantes entonces las intervenciones para generar un entorno que brinde seguridad para que los espectadores puedan denunciar lo que está pasando. Que los adultos puedan dar canales de denuncia y dar confianza. Que puedan explicitar los pasos a desarrollar en caso de que un espectador denuncie. Los programas más exitosos en el mundo tienen este enfoque.

—¿Podemos estar fomentando el bullying desde nuestros hogares de forma quizás indirecta o inconsciente?
—Desde ABA, una de las cosas fundamentales que hacemos es proponer a las escuelas trabajar a lo largo del año con la comunidad de padres. Existen actitudes que también son factores de mantenimiento. El bullying es un conjunto de factores que se combinan. El riesgo de bullying aumenta, por ejemplo, cuando los padres muestran modelos violentos de resolución de conflictos o alientan a sus hijos a responder violentamente. También cuando minimizan la problemática. A su vez, los padres, en lugar de un factor de riesgo, pueden convertirse en un factor de protección.

4

El bullying no solo ocurre en escuelas, clubes u otros espacios físicos, sino también en las redes sociales. De hecho, nuestro país es el segundo con más episodios de ciberacoso de América Latina y cuatro de cada diez padres conocen a un niño o niña que fue o es víctima del denominado cyberbullying.

A propósito, en un video reciente de RED/ACCIÓN, Ivo Equizabal explica que, si bien hay una ley que dispone cómo trabajar los casos en el colegio, se necesitan otras herramientas para detener los ataques que ocurren en la Web.

Mirá el video acá.

5

Foto: Télam. INtervención: Julieta de la Cal.

Como seguramente sabés, este miércoles 18 de mayo es feriado por ser el día del censo nacional de la población general. Pero, en realidad, hay poblaciones específicas que se censan previamente, como la de las personas en situación de calle, para la cual esta noche (del lunes 16 de mayo) se realizará un operativo especial. Y justamente de la importancia de censar a esta población hablamos en la edición pasada de OXÍGENO.

Además, el viernes pasado publicamos un video en nuestro canal de YouTube que explica en qué consiste el operativo especial de esta noche. Y la edición de ayer de FOCO, el podcast de RED/ACCIÓN profundiza en los desafíos metodológicos que implica censar a las personas en situación de calle.

Pero estas no fueron las únicas publicaciones en la que desde RED/ACCIÓN nos referimos a las personas en situación de calle, acaso el sector de nuestra población que vive en una situación de mayor vulnerabilidad.

Entre los contenidos más destacados, está esta serie de placas de Instagram que sintetizan muy bien algo de lo que solemos hablar: que levantar la mirada, no ser indiferentes cuando vemos a alguien durmiendo en la calle, puede hacer una enorme diferencia. Incluso salvar una vida. En las placas hay 4 cosas que podés hacer para ayudar y un listado de números para llamar en las principales ciudades del país.

Por otra parte, Victoria Guyot y Javier Sinay prepararon un especial que cuenta, mediante ilustraciones, las historias de Ignacio, Isabella, Marcelo y Silvina, personas de entre 35 y 47 años que por problemas de salud, adicciones, desamparo familiar o falta de empleo vivieron años o algunos meses en la vía pública. En todos los casos necesitaron de una red que les permitiera reconstruir lazos y visualizar un propósito de vida. Podés ver el especial acá.

6

Ayudar a las personas en situación de calle a salir de la condición en la que están, mediante la preparación para el trabajo, es lo que hace justamente la Fundación Multipolar.

No es una tarea sencilla: las personas en situación de calle están justamente en desventaja a la hora de acercarse al mercado laboral. Y esta falta de trabajo a su vez contribuye a sostener su situación de calle. Para romper el círculo, para generar conciencia social y empresarial y que cada vez más personas en situación de calle tengan la oportunidad de empezar de nuevo, la fundación lanzó este emotivo video.

Se trata de un corto de un minuto que explica, de manera simple pero profunda, la mano que necesitan quienes están en situación de calle para conseguir trabajo.

Se llama “Andá a laburar”. Miralo acá.

Quienes quieran colaborar con Multipolar pueden entrar a www.multipolar.org.ar/colabora o, si quieren conocer más, pueden pedir una reunión escribiendo a [email protected]

7

Foto: Facebook Las Madreselva.

Mañana, 17 de mayo, es el Día Mundial del Reciclaje Inclusivo. En este contexto, la cooperativa Las Madreselvas, que se dedica a la recuperación y clasificación de materiales reciclables en los barrios porteños de Núñez, Saavedra y Belgrano, presenta un libro en el cual cuenta historias de superación de cartoneras y cartoneros.

La presentación va a ser mañana a las 10.30 en Tecnópolis. El libro recupera las vivencias de mujeres y hombres que encontraron en la cooperativa Las Madreselvas un espacio de trabajo sostenible y con derechos, a la vez que contribuyen con el cuidado del planeta. El libro se puede conseguir acá.


Cuidate mucho, cuidalas mucho, cuidalos mucho.
Te mandamos un gran abrazo.

Juan y David