Cambio de paradigma: cada vez más creadores de contenidos encuentran apoyo económico en sus seguidores | RED/ACCIÓN

Cambio de paradigma: cada vez más creadores de contenidos encuentran apoyo económico en sus seguidores

Damián Catanzaro es creador de Cafecito, plataforma para que seguidores de creadores de contenidos puedan donarles dinero. En esta entrevista, cuenta cómo nació la iniciativa y cómo cree que seguirá la tendencia.

¿Por qué decidiste crear Cafecito?
—Nace de una necesidad mía de monetizar mi contenido. Al no encontrar ninguna solución local, solo soluciones extranjeras que tenían montos en dólares, surgió de la idea de "copiar" algún modelo que esté funcionando en el exterior y traerlo para acá. Al principio fue solo mi perfil al que se le podían donar Cafecitos y con el pasar del tiempo muchas personas me pedían lo mismo, así que el 29 de mayo lancé formalmente la plataforma.

Hay cada vez más creadores de contenidos que se apoyan en sus seguidores para generar ingresos. ¿Pensás que este cambio de paradigma se va a continuar incrementando en el futuro?
—Yo creo que sí. Lo vemos sobre todo en Twitch. Los suscriptores, los bits, ahora los Cafecitos, son aportes de los mismos seguidores que bancan a su comunidad y no tienen que estar buscando canjes o que una marca los sponsoree. Es una relación más directa con su público.

¿Recomendarías algún emprendimiento que sientas que ayudó a la sociedad durante la pandemia?
—Sí, Pency. Nació en medio de la pandemia por la necesidad de crear locales de venta de comida o productos sin un costo elevado, prácticamente gratis y en muy poco tiempo. Muchos locales que estaban sin poder vender nada empezaron a mover su flujo de clientes a través de Pency, que se conecta con WhatsApp y les llegan directamente los pedidos por mensaje.


Este contenido fue publicado originalmente en Futuro, la newsletter sobre tecnología que edita Axel Marazzi. Podés suscribirte en este link.


Sumate a nuestra comunidad de miembros co-responsables ✊ Juntos podemos hacer un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. Quiero sumarme