Cantamos para hacer frente al coronavirus | RED/ACCIÓN

Cantamos para hacer frente al coronavirus

“Como la cigarra”, de la gran María Elena Walsh, tiene un mensaje esperanzador, nos invita a seguir cantando y a hacerle frente a este enemigo invisible que nos amenaza.

¡Hola, amigos y amigas! Muchísimos argentinos se unieron para cantar “Como la cigarra” junto a 35 artistas: fue muy emocionante ver cómo ocurría. Además, y gracias a tu ayuda, la organización Módulo Sanitario ya repartió 1.200 kits sanitarios.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

#ArgentinaCanta. “Como la cigarra”, de la gran María Elena Walsh, tiene un mensaje esperanzador, nos invita a seguir cantando y a hacerle frente a este enemigo invisible que nos amenaza.

Por eso, el jueves pasado a la noche la cantamos con León Gieco, Teresa Parodi, Soledad Pastorutti, Pedro Aznar, Ligia Piro, Abel Pintos, Víctor Heredia, Lula Bertoldi, Wos, Juan Carlos Baglietto, Sandra Mihanovich, Nahuel Pennisi, Nacha Guevara, Marcela Morelo, Alejandro Lerner, Mica Vita, Luciano Pereyra, Kevin Johansen, Elena Roger, Liliana Herrero, Jairo, Hilda Lizarazu, Lisandro Aristimuño, Palo Pandolfo, Julia Zenko, Georgina Hassan, Gabo Ferro, Coti Sorokin, Mavi Díaz, Emiliano Brancciari, Gustavo Santaolalla, Liliana Vitale, Patricia Sosa, Franco Luciani y Javier Malosetti.

También se sumaron muchísimos argentinos que suelen discutir de varias cosas, pero en esto se encontraron cantando juntos. Unas 7.000.000 de personas cantaron desde el día en que se emitió hasta ayer.

Revivilo haciendo click en la imagen:

Me quedo con este mensaje de Ileana, de Río Turbio, Santa Cruz, que llegó al Facebook de RED/ACCIÓN:

¡Hermoso! Abrimos la ventana y la puerta a pesar del frío y subimos al máximo el volumen y cantamos juntos para un “gracias” gigante a todos los [email protected] comprometidos, cada uno desde el lugar que le toca, con atravesar la pandemia por Covid-19.

¡Bancá un periodismo para un nuevo mundo! Sumate para construir juntos un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. Quiero ser miembro.

2

Dar higiene. Gracias a tu ayuda, la organización Módulo Sanitario, que construye módulos de baño y cocina que se anexan a las viviendas y cuentan con agua fría y caliente, desagües y electricidad, ya repartió 600 kits sanitarios en 2 barrios, y otros 600 en 3 barrios.

Quieren llegar a más gente que no puede obtener los productos básicos de higiene: ¡que la curva de la solidaridad no decaiga!

Podés donar kits sanitarios para los más vulnerables en este link: https://linktr.ee/modulosanitario

3

La plasticidad del tiempo. Ahora que el tiempo entró en una dimensión extraña, te comparto estas líneas de un escritor, clérigo y docente estadounidense llamado Henry Van Dyke:

El tiempo es demasiado lento para aquellos que esperan,
demasiado rápido para aquellos que tienen miedo,
demasiado largo para aquellos que sufren,
demasiado corto para aquellos que son felices;
sin embargo, para aquellos que aman el tiempo no existe.

¿Cómo transcurre hoy el tiempo para vos?

4

Respiradores. José Miguel Gaona, psiquiatra forense español, nos cuenta en Twitter que sus compañeros inventaron lo que llaman “staying alive 4 en 1”; es decir 4 personas en un único respirador. “¡Acaban de multiplicar por 4 la capacidad “asistencial” en estado de guerra!”, dice.

Parece ser una buena idea frente a la escasez de respiradores.

5

Medicamentos. Se habla mucho ahora de hidroxicloroquina y de cloroquina, dos drogas que podrían actuar contra el virus. Son medicamentos esenciales que se prescriben a personas afectadas de lupus y otras enfermedades. Están siendo estudiados como tratamientos para el coronavirus y se están realizando ensayos para determinar su efectividad.

Es fundamental que las personas con lupus y otras enfermedades crónicas puedan seguir teniendo acceso a ellas. Quienes tienen lupus están sufriendo el desabastecimiento en las farmacias. Hacemos entonces un llamado a la responsabilidad de toda la comunidad.

Imagen: https://twitter.com/DaianaHenderson/status/1243287311380611073/photo/1

En el verano, el abuelo de la poetisa Daiana Henderson, que tiene 94 años y ve muy poco, le dijo a ella que le hubiera gustado leer Una excursión a los indios ranqueles. Él está pasando la cuarentena en una casa que no es la suya y su nieta ahora le graba y le manda al menos un capítulo del libro cada día.

Con el bello cuadro de este cuento de cuarentena, te mando un abrazo.

Juan.

Recibí Oxígeno

Una mirada constructiva que busca cambiar la realidad. Por Juan Carr

Ver todas las newsletters

Sumate para construir juntos un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo ??

¡CONOCÉ MÁS!

Opinión

No disparen al científico

La actividad científica, como toda empresa humana, está sujeta a los mismos vicios, intereses y errores; pero la ciencia como sistema de conocimiento de la realidad a partir del cual poder derivar propuestas de solución es el método más adecuado para hacer frente a nuestros retos y, por supuesto, también en esta emergencia. Cuidémosla entre todos.

Intervención Pablo Domrose / Fotos: Gentileza Elsa María Guillermo

Reaprender

Cómo están trabajando las escuela técnicas con sus alumnos y para la comunidad

Estas secundarias se caracterizan por su trabajo en talleres. Enterate cómo se las ingenian para mantener la práctica y producir elementos que necesita la comunidad.

Opinión

El secreto alemán para contener al coronavirus

En comparación con muchos otros países, hemos manejado bien la crisis de COVID-19. Pero más allá de cualquier característica única del sistema alemán, hay algo que todos los países pueden replicar: un fuerte compromiso para generar confianza pública.

Actualidad

Sebastián Cantuarias: "Necesitamos que las empresas de impacto positivo salgan fortalecidas"

El director ejecutivo de la Fundación Dinero y Conciencia, con sede en Chile, habla sobre los aportes que puede hacer en esta crisis la banca ética y la necesidad de que muchas empresas tradicionales tomen un camino de sostenibilidad.

Ilustración Pablo Domrose / Fotos Gentileza Belén Grosso y Agustina Bonetto

Coronavirus

Enseñar a leer y escribir en casa: cómo se las ingenian las familias de un millón y medio de niños y niñas

Los estudiantes de primero y segundo grado solo vieron a sus docentes unos pocos días: la pandemia los dejó sin clases presenciales. Sus padres o abuelos son los que, guiados por las maestras, deben enseñarles, ni más ni menos, que a leer y escribir.