Cómo detener el resurgimiento del plástico descartable en cuarentena | RED/ACCIÓN

Cómo detener el resurgimiento del plástico descartable en cuarentena

La pandemia se convirtió en un nuevo obstáculo en el camino para reducir el plástico de un solo uso. Por eso repasamos algunos emprendimientos que pueden ayudar a contribuir con un consumo más responsable.

¡Hola! En tiempos de pandemia, cuando en casa queremos celebrar algo recurrimos al delivery. La semana pasada cuando llegó el pedido, me quedó un gusto amargo: había más plástico que comida. El plato principal estaba en una bandeja plástica, la guarnición en otra y las salsas en pequeños potecitos. A esto se le sumaba la bolsa en la que me lo dejaron. Está claro que con la llegada del COVID-19 resurgió el consumo de material plástico, sobre todo de usar y tirar.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

La pandemia se convirtió en un nuevo obstáculo en el camino para reducir el plástico de un solo uso. No solo se multiplicaron los productos descartables como guantes, mascarillas y pantallas de protección, sino que también aumentó el consumo de otros plásticos desechables como bolsas de supermercado, botellas de agua, recipientes para enviar comida a domicilio o embalajes del comercio por internet.

  • Muchos comerciantes y consumidores recurren a envases de “usar y tirar” por miedo a que el virus permanezca en objetos reutilizables. La tendencia es global, según un informe de Bloomberg. La crisis sanitaria podría incrementar la demanda de envases de plástico y revertir algunos de los primeros avances realizados en estos años para la erradicación del este material de un solo uso. Por ejemplo, en India, las bolsas que habían sido prohibidas, volvieron. También en Estados Unidos, muchos supermercados prohibieron a los clientes llevar sus propias bolsas reutilizables. Esto significa mayor producción de plástico y también de su descarte.
  • Ayer, Greenpeace publicó que más de 100 expertos en salud de 18 países firmaron una declaración en la que aseguran a los comerciantes y a los consumidores que los productos reutilizables son seguros. Ellos advierten que la industria del plástico aprovechó la oportunidad para aumentar los beneficios y demonizar los reutilizables. De todas formas, los expertos señalan que los productos desechables no son más seguros que los reutilizables.
  • La especialista en sustentabilidad Dafna Nudelman, más conocida en las redes sociales como @lalocadeltaper enfatiza en que el futuro del delivery tiene que ser con recipientes reutilizables. “Parto de la base que ningún descartable es bueno. Ahora se priorizan los descartables por miedo a la pandemia, pero la realidad es que tenemos que limpiar y desinfectar cualquier recipiente que entra a nuestras casas. Lo descartable no anula las buenas prácticas de higiene. Por la crisis sanitaria, no podemos olvidar que hay una crisis plástica”, dice.
  • El gran problema del delivery, dice Nudelman, es que uno recibe algo, pero no entrega nada. Explica: “Si se entregara la comida en un recipiente que fuera lo suficiente rígido, lavable y reutilizable, uno lo podría seguir usando o incluso se podría implementar un sistema para devolverlo. Podría haber un esquema de retorno como el de las botellas de cerveza. Pagás por contenedor una suma y por el contenido otra. En otros países existe este modelo. Se entrega un depósito para un plato de acero inoxidable y luego se devuelve”.
  • Un ejemplo de lo que menciona Nudelman es GO Box. Este es un sistema que proporciona packaging reutilizable como un servicio seguro para vendedores y clientes en Estados Unidos. 
  • Para los que ya tienen bandejitas plásticas del delivery en casa, Nudelman sugiere donarlas a iniciativas que hacen recorridas nocturnas y reparten comida a personas en situación de calle. Por ejemplo, la organización Vida solidaria recibe potes, cucharas y tenedores de plástico.

2

Foto: Compostame

Algunas empresas están buscando alternativas al packaging descartable tradicional. Biopackaging es una empresa que cuenta con una línea de artículos descartables para gastronomía, biodegradables y compostables.

  • “Los productos se hacen con caña de azucar, pero por ahora son importados porque no contamos con la tecnología para hacerlo en el país”, comenta Gabriela Rodríguez, cofundadora de Biopackaging. El costo es similar al de un plástico premium.
  • Compostame comenzó a comercializar en plena pandemia. Esta marca de envases sustentables generó diseños propios de fuentes renovables y vegetales que se pueden compostar y en 180 días se hacen tierra. El envase está hecho con celulosa y bioplástico.
  • “Queremos acompañar a las industrias a transicionar hacia la sustentabilidad, con uso de nuevos materiales y diseñando aplicaciones para esos materiales. Hoy tenemos capacidad para producir un millón de envases en un día. Y ese ahora es nuestro objetivo. El producto lo tenemos listo hace un año, pero lo empezamos a comercializar en abril”, dice Amalia Ares Giusti, responsable de Administración de Compostame.
  • Según Ares Giusti, la idea de llamar a la empresa Compostame surge de la necesidad de poner en boca de todos que el envase se puede compostar y puede reducir el volumen de residuos que llega a rellenos sanitarios. “Esta es una práctica que nos pone en contacto con ciclos de la naturaleza”, dice Ares Giusti.
  • Marina Serafini y Sanchit Singh crearon en cuarentena el emprendimiento Rasoi Mahal y usan los envases de Compostame. “Empezamos a ofrecer comida de India saludable en los envases de Compostame para generar un impacto positivo”, dice Serafini.

3

Se lanzó en todo el país Evacopa, que será comercializada de forma masiva en todas las farmacias del país. Con el aumento de la conciencia ambiental, creció mucho la demanda de la copa menstrual. Una toallita femenina tarda cientos de años en degradarse en el ambiente, se recambia en promedio cada cuatro horas y genera gran cantidad de residuos plásticos. La copa dura más de 5 años.

  • MaggaCup fue la empresa impulsora de este dispositivo de silicona reutilizable en Argentina. Y ahora más empresas se vuelcan a esta alternativa. Evacopa del laboratorio Elea Phoenix, ha sido desarrollada con silicona medicinal, que es hipoalergénica y atóxica.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

4

Línea +B: financiamiento exclusivo para empresas de triple impacto. Esta oportunidad está pensada para Empresas B y otras empresas de Triple Impacto. Desde Sistema B y Banco Galicia se trabajó con la idea de dar soporte y brindar asistencia económica pensando en una nueva realidad post pandemia.

  • Banco Galicia ofrece una tasa nominal anual (TNA) de 29% por un período de 12 meses a sola firma y de 24% (TNA) a 12 meses con garantía de la SGR Resiliencia, que puede tomarse como inversión productiva o para capital de trabajo. Para más información sobre la línea ingresá a www.galiciasustentable.com

5

Tres preguntas a Daniel Tricarico, director ejecutivo de la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA)

  • ¿Cuál considerás que es el mayor impacto del COVID-19 en los emprendedores de la región?
    Las consecuencias de la pandemia son tantas que todavía cuesta dimensionar el alcance real. Las cuestiones económicas saltan a la vista: baja en las ventas, deudas, pérdida de clientes, un camino cuesta arriba para pagar los sueldos y los impuestos. Pero creo que el mayor impacto se da en la necesidad de reconfigurar la propuesta de valor. Se está produciendo un cambio en los patrones de consumo. Todo emprendedor necesita preguntarse: ¿hoy, estoy creando valor real para mi comunidad? Y si no es así, ¿cómo puedo adecuar mi oferta para que vuelva a centrarse en las personas?
  • Hace más de un mes pronosticaron que el 35% de los emprendimientos argentinos podría dejar de funcionar. ¿Cómo ves el panorama ahora?
    Dos de las preocupaciones en este sentido son la falta de dinero en caja y a un flujo de fondos deteriorado. Para los argentinos, además, está presente la cuestión tributaria: somos uno de los países con mayor carga impositiva. Durante el último mes se reactivaron actividades y algunos emprendedores pudieron abrir sus locales, pero fueron pocos rubros y las ventas no recobran los niveles previos. Frente a esta situación, es fundamental escuchar qué necesitan los emprendedores y acercarles soluciones. El Prodem y el BID, por ejemplo, realizaron un informe y destacaron la importancia de ofrecer recursos financieros, cofinanciamiento de salarios y reducción de tarifas de servicios.
  • ¿Qué proyectos de ley habría que priorizar tras la pandemia?
    Necesitamos alcanzar una visión integral del emprendedurismo y pensar en medidas sistémicas. No podemos seguir permitiéndonos fricciones: lo que pasó con la Ley de Economía del Conocimiento y lo que está pasando con la Ley de Emprendedores, una ley que impulsó la creación de más de 30.000 empresas y 47.000 puestos de trabajo en los últimos dos años, es perjudicial. Suspender las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS), como pretende el proyecto que obtuvo media sanción en el Senado hace unas semanas, es un retroceso. Sobre todo en un contexto donde necesitamos dotar a los emprendedores del mejor vehículo para subsistir. Es imprescindible que el emprendedurismo se convierta en una política de Estado a largo plazo.

6

Edgardo D. Rolla, lector de OTRA ECONOMÍA, me acercó esta anécdota después de la leer la edición de la semana pasada: "Hace ya muchos años, una paciente que se había trasladado a Londres por un contrato temporal de trabajo en una empresa periodística, me contó de su sorpresa en el primer día de trabajo. Luego de que su su nuevo jefe la acompañara hasta su escritorio, la invitó a esperar la llegada del taylor (sastre). Sorprendida, miró a su alrededor y vio que nadie usaba uniforme.  Preguntó por qué a ella le iban a confeccionar uno y recibió por respuesta una gran carcajada".

  • "El taylor era un técnico en ergonomía que trajo consigo varios modelos y tamaños de sillas para que eligiera la que le resultara más cómoda. Luego ajustó la altura de la misma para que el teclado de la computadora quedara a la mejor altura posible para evitar contracturas. Finalmente, reguló la posición de la pantalla y el ángulo de inclinación a la medida de su físico. ¿Porqué no hay "sastres ergonómicos" en todas las empresas? No creo que sea una inversión exagerada, y seguramente, a la larga, resultará económicamente positivo al disminuir los ausentismos por contracturas".

7

Un concurso reconocerá a emprendimientos científicos que transformen la salud humana en Argentina y Latinoamérica. La iniciativa es de Johnson & Johnson en alianza con Ganeshalab. Se premiará startups de Argentina y América Latina que presenten proyectos con tecnologías o soluciones que están avanzando en el descubrimiento y desarrollo de atención médica, farmacéutica y dispositivos médicos. Acá se puede completar la aplicación hasta el 30 de junio.

Aprovecho para agradecerte por ser parte de OTRA ECONOMÍA: al leer, participar, y compartir esta newsletter, nos ayudás a hacer crecer esta comunidad comprometida con el desafío de construir un mundo mejor.

Si te gusta lo que encontrás acá, podés además sumarte como miembro y ayudarnos a seguir haciendo un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. Conocé algunos beneficios (como recibir el Reporte de los Lunes).

Hasta acá llegamos hoy. No olvides enviarme tus comentarios a [email protected] 

Hasta el martes que viene,
Flor.

Con el apoyo de

Recibí Otra Economía

Una economía circular, inclusiva y de triple impacto. Todos los martes en tu mail. Por Florencia Tuchin.

Ver todas las newsletters

EN PROFUNDIDAD