Competencias de eSports en Argentina | RED/ACCIÓN

Los eSports suman cada vez más seguidores: ¿cómo cuidan su salud mental los deportistas electrónicos en la Argentina?

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Este tipo de competencias es cada vez más popular, tanto en el país como a nivel global. Quienes lo practican a nivel profesional pasan entre 6 y 8 horas diarias entrenando. Y el trabajo con psicólogos deportivos es clave para su preparación.

Dibujo de un joven haciendo equilibrio sobre un jostick gigante.

Ilustración: Victoria Guyot

Los eSports o deportes electrónicos generan cada vez más adeptos, tanto a nivel mundial como en nuestro país. Según el último informe del Observatorio de la Industria Argentina de Desarrollo de Videojuegos el tamaño del sector a nivel local supera los 86 millones de dólares. Además, según Newzoo, la transmisión en vivo de juegos superará los 100 millones de espectadores en 2022 y los 122 millones en 2024 en América Latina. 

Pero el mundo de los deportes electrónicos dista de la imagen que muchos tienen de chicos jugando desde sus habitaciones.

Empecemos, entonces, por el principio: ¿qué son los deportes electrónicos? Los eSports son competencias (online y presenciales) de determinados videojuegos en los que compiten diferentes equipos. “No todos los videojuegos son eSports, para ello deben tener algunas características particulares. Cuando hablamos de eSports, hablamos de jugadores profesionales que tienen entrenamiento táctico, técnico, físico y mental, deben realizar actividad física, tienen un calendario de trabajo, cumplen rutinas y tienen todo un cuerpo de trabajo por detrás como psicólogo, entrenadores y nutricionistas, por ejemplo”, explica Tomás Lifschitz, psicólogo en River Plate Gaming y autor del libro Game On.

Lifschitz asegura que existen varios beneficios en la práctica de eSports —que incluyen distintos géneros, como juegos de batallas o que simulan deportes como el fútbol, y con distintos números de jugadores—. Según el especialista, los deportes electrónicos sirven para trabajar y comprender la importancia de la comunicación, el trabajo en equipo, la tolerancia a la frustración, la reacción de estímulo y respuesta, la posibilidad de salir de situaciones adversas, tal como ocurre en los deportes tradicionales. “Hablamos de jugadores profesionales que entrenan todos los días, táctica, técnica, física y psicológicamente”, señala.

Sobre los riesgos y otros prejuicios

Desde que surgieron, los videojuegos han sufrido muchas críticas: desde los riesgos por la cantidad de horas que los jugadores pasan frente a las pantallas hasta cómo los afecta mentalmente e incluso en su vida social. Sobre este tema Lifschitz aclara que el problema radica en el uso que se hace del juego, no en el juego en sí mismo. “Estar jugando todo el día es contraproducente para la salud de cualquier persona, pero también lo es trabajar todo el día enfrente a la computadora. Hay mucho estereotipo negativo sobre los gamers, a quienes ven como personas antisociales, con una imagen desagradable y comiendo pizza frente a la pantalla. Pero no es así. Es importante romper con esos prejuicios”, reconoce.

Con respecto a la sociabilización, el psicólogo en River Plate Gaming, agrega que aunque muchos piensen que porque una persona está frente a una computadora jugando está sola y aislada, no es así. “Hoy existen muchas relaciones virtuales, como existe el teletrabajo. Con los videojuegos sucede lo mismo. Es más, muchos equipos entrenan de manera presencial en oficinas o gaming house, mientras otros lo hacen de manera virtual. Hace unas semanas en Costa Salguero se realizó la AGS, (Argentina Gaming Show) y es un lugar de encuentro y reencuentro con personas que quizás jugas y hace mucho no ves de manera presencial”, señala.

Por otro lado, Lifschitz aclara que hay que tener cuidado cuando hablamos de adicciones. “¿Un jugador profesional que está entrenando ocho diarias en cualquier deporte puede ser considerado adicto? No es el objeto en sí —en este caso el videojuego—, sino el uso que se le da lo que marca la diferencia”, resume.

Salud mental, factor clave

Precisamente, un tema fundamental en la preparación es la salud mental de los eSportistas. ¿Quiénes son los encargados de cuidarla y cómo lo hacen?

“Mi trabajo lo divido en tres fases principales. La primera es realizar una evaluación del equipo o deportista. El objetivo es conocerlo y entender qué es lo que se pretende del espacio con el psicólogo. La fase 2 tiene que ver con la educación y la fase 3 con intervenir en el problema: por eso estoy presente en los entrenamientos y realizo perfiles psicodeportológicos para identificar fortalezas y debilidades del deportista, y entender cuál es el plan de intervenciones que se puede llevar adelante con ese equipo en particular”, explica Julián "Crave" De Muria, psicólogo especializado en psicología deportiva orientada a eSports.

Según De Muria, después de realizar la evaluación no se interviene directamente. “Si, por ejemplo, observo problemas con el manejo de la ansiedad o con los perfiles motivacionales de los deportistas primero tenemos que determinar ¿qué es la ansiedad? ¿Qué es la motivación para ese deportista, para el coach o para el director deportivo? Probablemente no sepan muy bien de qué se trata porque socialmente hay una concepción errónea de estos conceptos. La ansiedad no es negativa, sin ansiedad el sistema estresor del ser humano no funciona. Durante la segunda fase hago una planificación y psicoeducación de ese equipo, de esa organización. Empezamos un proceso psicoeducativo donde explicamos de qué se trata, por ejemplo, la ansiedad, para que el deportista entienda de qué estamos hablando y reciba mejor la intervención”, señala.

Pero lo interesante es que los ejemplos que De Muria brinda al hablarles son del deporte que practican, porque él también es gamer y comprende lo que les está pasando. A partir de ese momento, este profesional comienza a trabajar mano a mano con el deportista en forma individual, en subgrupos o con toda la organización.

Entre las principales variables que suelen trabajarse dentro de este tipo de equipos deportivos, De Muria destaca: la ansiedad, la motivación, la gestión emocional, la confianza, la autoconfianza, la autoeficacia, el manejo de las cogniciones o los pensamientos, los afectos y la cohesión de equipo, la comunicación y el liderazgo. “A veces no se pueden cumplir todas las expectativas de los equipos. Muchos pretenden, con una sola charla, salir campeones del mundo. Sería hermoso que pasara, pero no sucede de esa manera”, sostiene.

Una de las intervenciones que más se suelen trabajar son las técnicas de relajación para controlar la activación de los deportistas. “Si un jugador está muy nervioso eso le terminará afectando negativamente en su rendimiento, pero si está demasiado tranquilo también puede verse afectado. Entonces hay que entender hasta qué punto podemos activar o desactivar”, describe.

Cómo se forma un deportista electrónico

Es verdad que no todos los que juegan videojuegos son deportistas, pero el comienzo es el mismo. En general todos los jugadores comienzan de manera amateur, por diversión y jugando con amigos o en comunidad. Luego, poco a poco se van interiorizando del ambiente competitivo, hasta que llegan a convertirse en jugadores profesionales. “Si lo comparamos con el fútbol, no existen inferiores, pero cada vez aparecen más academias. Incluso, hace unos días nos enteramos de que en Japón se inauguró el primer colegio para gamers. Con respecto a la edad, no hay un rango etario específico, depende del juego. Algunos no permiten a jugadores menores de 16 años competir profesionalmente, pero otros sí. En los equipos de eSports la edad es variable, hay desde chicos hasta adultos”, detalla el psicólogo en River Plate Gaming. 

Por otra parte, para practicar deportes electrónicos es necesario contar con una consola, una computadora gamer o, incluso, con un smartphone. “Depende del juego que hablemos, hay algunos que se pueden jugar en consolas y en PC. Mientras que otros son solo para computadoras. Pero las PC que se utilizan son específicamente armadas para que puedan correr o funcionar con los juegos. Hasta los periféricos —como mouse o teclados— son especiales e importantes. Incluso los monitores son clave para los jugadores profesionales”, explica Lifschitz.

Además, aclara que hoy se pueden practicar eSports desde un celular, pero son competencias específicas. “Al utilizarse un celular implica un costo menor por eso cada vez se suman más jugadores a estas competencias”, dice.

La vida de un esportista

“Yo juego entre 4 y 6 horas por día. Y suelo realizar actividad física en forma frecuente porque creo que es esencial, me distrae y lo siento como un ‘reset’ mental”, cuenta Matías Bravo, de 18 años. Este adolescente, oriundo de Neuquén, es jugador profesional hace un año y está cursando 5° año de una secundaria técnica. 

Cuando le preguntamos a Matías cómo lo ayuda un psicólogo deportivo, destaca las charlas que les da justo antes de “salir a stage” (empezar el torneo).

Aunque este joven deportista reconoce que jugar es apasionante, les advierte a quienes están dando sus primeros pasos que hay que entrenar y que, incluso, en algunas oportunidades deberán sacrificar tiempo con sus amigos o con su familia. “Lo importante es encontrar un equilibrio entre tu vida social y el deporte. El tiempo libre también es fundamental para despejar tu mente”, dice.

Trabajo en equipo

Martín Fernández Blanco —conocido en el mundo de los eSport como Tinkhast— es coach o director técnico del equipo Stone Movistar, del tenista argentino Diego “El Peque” Schwartzman, y trabaja codo a codo con De Muria. “A diferencia de un psicólogo tradicional, el especializado en deportes electrónicos les habla en su mismo idioma, los entiende”, asegura.

Fernández Blanco cuenta que su equipo entrena de lunes a viernes de 14 a 20. Fuera de ese horario se encuentran las prácticas individuales que cada uno de los integrantes quiere hacer para avanzar, y los horarios de torneos o ligas que se pactan con anticipación y en algunas oportunidades se realizan los fines de semana. “Si no compiten, les insisto a los chicos que el fin de semana aprovechen para descansar, que hagan lo que tengan ganas, que disfruten, que se conecten con la vida. Es importante que extrañen el juego y a su equipo. No quiero saturarlos. La salud mental es de vital importancia, y sin ella no veo una forma sana de trabajo”, reflexiona.

Foto: AFP

Práctica saludable

Todos los especialistas recomiendan practicar este deporte en forma saludable. Pero ¿cómo lograrlo? Fernández Blanco aconseja tener una rutina, no dormirse tarde, madrugar, realizar una actividad física diaria como caminata para oxigenar el cerebro, no tomar alcohol ni comer carnes rojas antes de un partido para poder rendir mejor y no sentir pesadez. Además, sugiere dormir entre 7 y 8 horas diarias y no más de 10. 

“Juntarse con gente que los haga sentir bien, leer, mirar películas. Que el día al día sea una experiencia única para que tengan ganas de trabajar. La salud es un estado de armonía entre vos, tu cuerpo, tu mente y tu alma. Por otro lado, es importante tener un grupo que se anime a decir lo que piensa, a mostrar lo que sabe y lo que no sabe, para conocernos todos. Esto realza el respeto y la tolerancia en el equipo”, agrega el coach.  De Muria coincide y destaca: “La salud mental no es solo estar sano mentalmente, es consecuencia de tener una buena alimentación, de ejercitarse diariamente, de tomar un poco de sol a la mañana. Hay que tomar microacciones y disciplinas para llegar a la salud mental. Por eso siempre insisto que lo mejor es que mi trabajo esté acompañado de un kinesiólogo, un preparador físico, una nutricionista. Somos un equipo”.

Dentro de la pantalla

Sobre la práctica de los eSport el autor de Game On cuenta que las prácticas de estos deportes pueden ser en equipo o individuales, dependiendo del videojuego y del torneo. “No es lo mismo Counter Strike, FIFA o League of Legends. Incluso dentro del FIFA existen torneos uno contra uno o dos contra dos”, aclara.

Por otro lado, Lifschitz explica que existen diferentes categorías de juegos. Entre ellas se encuentran: los MOBA (del inglés Multiplayer Online Battle Arena) son juegos multijugador de batalla en arena en línea; FPS (First-person shooter) significa disparos en primera persona y se considera un género dentro de los videojuegos; Battle Royal, que puede traducirse como batalla real y combina los elementos de un videojuego de supervivencia entre un grupo de jugadores que van eliminando a sus oponentes, el ganador es el último jugador en pie. Otro género es justamente Deportes y son aquellos que simulan deportes del mundo real, entre los más populares en torneos se encuentran los de fútbol como el FIFA.


Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable