Cuatro reflexiones sobre el estado de la mujer en el mundo de la cultura | RED/ACCIÓN

Cuatro reflexiones sobre el estado de la mujer en el mundo de la cultura

Esta semana se presentó en la sede del Fondo Nacional de las Artes un informe sobre el estado de las mujeres en el mundo de la cultura. Lo realizó el Sinca, una especie de INDEC de la cultura dependiente de la Secretaría de Cultura de la Nación.

Los resultados arrojan datos interesantísimos sobre la inserción laboral de la mujer, la brecha salarial, el acceso a cargos jerárquicos y los hábitos de consumo. Una buena: en el mundo cultural la brecha entre sueldos de mujeres y hombres se achicó. Uno malo: de la gente que no va a eventos culturales por imposibilidad, la gran mayoría son mujeres con compromisos en el hogar.

El estudio se llama “Mujeres en la cultura: notas para el análisis del acceso y la participación cultural en el consumo y el mercado de trabajo”. Es el segundo que se realiza. El primero fue en el 2013. Si bien todavía no cruzaron los datos para saber los cambios que se realizaron, Mariana Cuns, del Sinca, adelanta que es el próximo paso. Las referencias que utilizan para su análisis son las categorías culturales de la UNESCO.

Algunas de las conclusiones principales del informe son:

1. Las mujeres leen más que los hombres

Ya se sabe, o se intuye, pero en el estudio queda claro. El el 60% de los lectores de la Argentina son mujeres. Y en las bibliotecas populares, 7 de cada 10 personas que participan son también mujeres. Además, el informe indica que las mujeres van más al teatro (62% contra 38%), van más al cine (56% contra 44%), y leen más revistas (67% contra 33%).

En cuanto al consumo diario en radio, los hombres escuchan más programas deportivos (88% contra 12%), y las mujeres escuchan más programas de actualidad tipo magazine (70% contra el 30% de hombres).

2. Las organizaciones culturales comunitarias no son necesariamente más igualitarias

Fuente: Sinca

Centros culturales, cines comunitarios, compañías de teatro comunitarias. Uno creería que al ser instituciones sin fines de lucro en muchos casos u organizaciones surgidas de abajo hacia arriba (desde el seno de la comunidad, digamos), sus cargos jerárquicos estarían distribuidos equitativamente. Sin embargo, no es así. La cantidad de participantes sí es igualitaria (52% hombres, 48% mujeres), pero los puestos altos no. De los dirigentes o gestores, el 75% son hombres y solo el 25% mujeres.

3. La no asistencia a recitales en el caso de las mujeres está relacionada al cuidado de los hijos

De la gente que no asistió a recitales por tener que cuidar a hijos chicos, solo el 19% son varones y el 81% son mujeres. Los varones dejan de ir en cambio por motivos laborales (89% contra 11% de mujeres que no van por esta razón). Es decir, a la hora de quedarse afuera de eventos culturales, las mujeres siguen estando más limitadas por su condición de madre, cosa que no les pasa a los hombres por su condición de padre.

4. El nivel de ingreso promedio en el campo cultural es mayor al de los campos no culturales

Citamos el informe, que lo explica a la perfección: "En las ocupaciones culturales el escenario es algo diferente ya que, aunque la brecha de ingresos se inclina a favor de los varones, el porcentaje desciende al 9%. En el resto de las ocupaciones, la brecha reproduce el patrón de desigualdad de alrededor del 23% (a favor de ellos)".

Fuente: Sinca

Así mismo, también se desprende del informe que los rangos jerárquicos están más equiparados en los campos culturales que en los no culturales.

El lugar del Estado

En el evento estuvo el Secretario de Cultura, Pablo Avelluto. Dijo: “No puede ser que tener hijos dificulte el acceso a los campos culturales”, “no puede ser que las carreras profesionales se vean dificultades por la condición de género”, y “ya empezamos a incorporar medidas para equiparar la cuestión de género”. Esas medidas se vieron en algunos de los paneles de discusión en el Festival de Cine de Mar del Plata y en los cambios en el concurso de los Salones Nacionales.

Lidia Britoy Pablo Avelluto. Foto: Secretaría de Cultura.

Lidia Brito (Directora de la Oficina Regional de Ciencias de la Unesco para América Latina y el Caribe en Montevideo), también estuvo en la presentación. “Es un sector que se piensa que no tiene discriminación de género, hasta que se hace un análisis”, dijo.

Hacete miembro y ayudanos a sostener nuestro Periodismo Humano.

QUIERO SER MIEMBRO

Empleos verdes: ¿qué son y por qué crean oportunidades para los trabajadores del futuro?

La Organización Internacional del Trabajo estima que se pueden crear 24 millones de puestos de trabajo vinculados a una economía más sustentable. Además, cómo crece el sector de las energías renovables y por qué los monopatines no son tan sustentables cómo parecen.

¿Aprenderá por fin el FMI con Argentina?

Aunque la evidencia de las deficiencias en el enfoque estándar del Fondo Monetario Internacional se ha ido acumulando durante años, los viejos hábitos evidentemente mueren lentamente. Pero ahora que Argentina está nuevamente en problemas bajo la supervisión del Fondo, ya no se puede ignorar la necesidad de una reforma institucional.