Del miedo a que nadie la apoyara a separar tres toneladas de residuos por jornada | RED/ACCIÓN

Del miedo a que nadie la apoyara a separar tres toneladas de residuos por jornada

Florencia Morales es creadora y voluntaria en Eco Punto Florencio Varela, un grupo de vecinas y vecinos autoconvocados que se unen para cuidar el ambiente. Publican en redes sociales buenas prácticas ambientales y dos sábados al mes organizan jornadas públicas de clasificación de residuos para su reciclado.

—¿Cómo fue tu experiencia de iniciar una convocatoria abierta para sumarse a la causa ambiental?
—Yo aliento a la gente a que haga voluntariado de la causa que a cada uno lo moviliza. La mía es el ambiente. Y si no hay algo armado, a que lo armen. La gente se queja. Pero si esperás que alguien más lo haga, no va a pasar. Depende de cada uno hacer algo desde un lugar concreto. Ver cómo esto creció es muy esperanzador.

—¿Por qué?
—Cuando arrancamos, en julio de 2018, tenía miedo de que nadie viniera a la primera convocatoria. Hoy, dos sábados al mes juntamos 1,5 toneladas de residuos clasificados que una cooperativa luego transporta. Antes de la pandemia eran unas 3 toneladas. Pero por la situación sanitaria lo hacemos con turnos previos y vienen 300 personas. Uno dice, ¿qué son 300 personas? Pero antes estas personas no separaban residuos. Y esto es un disparador, yo no vengo a solucionar el problema, pero sí a ofrecer que quienes quieran y puedan se sumen.

Florencia Morales.

—Y cada vez crece más…
—Es un efecto multiplicador, pero hay que tener paciencia. Yo inspiré a dos compañeras de colegio, a compañeras de trabajo, a la vecina. Fue corriendo de boca en boca, sin publicidad. Luego una publicación que explicaba cómo hacer ecobotellas se hizo viral (la compartieron 39.000 veces) y en una semana la página ganó 8.000 seguidores. Hoy tiene 17.000, que es un montón si pensás que, cuando comenzamos, no sabía si iba a sumarse alguien más allá de mis familiares o conocidos.

—Dijiste que alentás a otras personas a tener iniciativas similares en sus lugares. Y, a su vez, ustedes se inspiraron en otro modelo parecido…
—Yo antes me iba a Bernal con mis residuos. Y cuando con mi cuñada tuvimos la iniciativa de hacer esto en Florencio Varela llamamos a la gente de Bernal para que nos contaran y nos explicaron muy bien su modelo. Después también vas aprendiendo cosas a ensayo y error. Yo no soy comunicadora y aprendí mucho haciendo. Cuando empezás te vas dando cuenta de qué funciona y qué no. Ojalá el nuestro haga que nazcan otros ecopuntos.

CONOCÉ MÁS SOBRE ECO PUNTO FLORENCIO VARELA

Esta entrevista fue publicada originalmente en OXÍGENO, la newsletter que edita Juan Carr. Podés suscribirte en este link.

Recibí PLANETA

Información para actuar y cuidar al planeta. Todos los miércoles, por Tais Gadea Lara.

Ver todos las newsletters

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.