Oxígeno | RED/ACCIÓN

Por Juan Carr. Un recorrido por la actualidad del mundo social. Historias y personajes que construyen nuestro mundo. Una mirada personal que busca cambiar la realidad. Todos los lunes.

Últimas ediciones
Oxígeno | 7 de enero

El sistema de Alerta Solidario de la Red Solidaria llegó a los 10.000 voluntarios digitales

El sistema de Alerta Solidario de la Red Solidaria permite que ante la pérdida de alguien la búsqueda se active en todo el país con tan solo mandar un mensaje.

Esta semana llegamos a los 10.000 voluntarios digitales, eso significa que cada 4000 habitantes, una persona recibe en su celular la foto de quien se perdió y difunda la búsqueda.

Es un movimiento de participación ciudadana, de solidaridad, que hace uso de las nuevas tecnologías. Y el resultado es innegable: cada cinco cuadras -en toda la Argentina- un colaborador de la Red recibe en su teléfono la imagen de la persona perdida. Y a su vez, la comparte. Esto ayuda a que cada vez más rápido nos enteremos de las urgencias del otro y podamos ayudarlo.

Hay 10 millones de personas en situación de pobreza en la Argentina

Los especialistas suponen que esta situación no va a cambiar por uno o dos mandatos presidenciales más (por 4 u 8 años). Son muchas personas. No hace falta aclarar que una sola persona “pobre” ya significa una catástrofe.

Estamos intentando, casi con angustia y desesperación, generar un gran acuerdo. Llamando a los “jugadores” más relevantes de la Argentina para que juntos prestemos atención a esta gran cantidad de personas afuera del sistema conviviendo en nuestro país que merecen especial atención.

Nuestra convocatoria está dirigida al gobierno, a la oposición, a las iglesias, las cooperativas, los gremios, las empresas y compañías, los medios de comunicación y las comunidades educativas. No hay modo verdadero de transformar esa realidad de tantas personas sin un acuerdo de toda la Argentina.

La clave es siempre el trabajo (siempre)

Este acuerdo soñado lo imaginamos con pocos elementos. Uno de ellos es sin dudas la generación de empleo. Muchos piensan que en situaciones como ésta la salida llegará desde la solidaridad de nuestro pueblo, pero la cultura de la solidaridad no genera empleo. El trabajo lo pueden generar el sector privado y el Estado.

La solidaridad del pueblo argentino está garantizada, somos una comunidad que abraza al otro con amor infinito. Pero las respuestas para acabar con la pobreza deberían ser estructurales. Démonos la posibilidad de soñar con un país sin hambre ni pobreza. ¿Lo imaginamos? ¿Lo hacemos?

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

Oxígeno | 31 de diciembre

OXÍGENO | La Esperanza Está Siempre En La Manera De Mirar

¡Hola amigos! Bienvenidos a la última edición de Oxígeno del 2018. Despedimos el año celebrando que nos encontramos y que ya hace siete envíos estamos abriendo diálogos. Esta semana recordamos el inmenso valor de quienes atraviesan una enfermedad, pensamos en el compromiso que tenemos con desarrollar viviendas dignas y en la importancia de nombrar un Defensor del niño. 

1. Cada 18 personas (adultas) que vemos pasar por nuestra vida, una es un paciente curado de cáncer

Vimos un tuit de una persona que con tremenda alegría contaba que le habían dado el alta de una leucemia, después de cinco años y medio, y luego vimos miles de retuits de personas que festejaban su recuperación. Una enfermedad que nos inquieta mucho, pero también es importante tener en cuenta lo que ha progresado la medicina, de modo que el cáncer ya no genera el impacto en la salud que generaba hace dos décadas y hace tres generaciones. Ese mensaje en las redes nos da, a todos, mucha fuerza y mucha esperanza.

Aunque no nos demos cuenta, las estadísticas nos favorecen, y siguen mejorando con el paso del tiempo. En la Argentina, cada 18 personas (adultas) que vemos pasar por nuestra vida, una es un paciente curado de cáncer. 100 mil pacientes son diagnosticados cada año, y bastante más que la mitad están curados, cinco o diez años después. En diez años entonces tenemos 500 mil personas que ya terminaron su tratamiento y viven su vida con toda naturalidad. En 20 años, 1 millón. (¡Imaginarnos 15 estadios de fútbol repletos de aquellos que dieron esa batalla y la superaron!) 

Pasar por un tratamiento médico es una experiencia compleja. Muchas veces, difícil. Admiramos profundamente a quienes saben mirar en su interior para encontrar el sentido y el coraje que requieren esos momentos y aplaudimos vivamente a tantas familias, tantos amigos y tantos afectos que se reúnen alrededor de quienes pasan y han pasado por estas experiencias.

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

2. La imagen del pesebre renueva nuestro compromiso con desarrollar viviendas dignas

En esta época del año siempre miramos los adornos, las guirnaldas, la escenografía de fiesta que se instala en las casas y las calles. También recordamos la imagen del pesebre, esa casilla en la que un padre y una madre encontraron refugio para tener a su hijo. ¿Por qué debiera quedar ese relato simplemente como parte de la tradición? ¿Por qué no podemos ver en esta historia algo más profundo y, sobre todo, actual?

Que la imagen del pesebre renueve nuestro compromiso con desarrollar viviendas dignas para las personas más postergadas. Y que la dolorosa historia de tres inmigrantes de una Familia de Nazaret nos recuerde la necesidad de abrir los brazos a miles de refugiados abandonados a su suerte en todo el mundo. Ya celebramos la navidad el 25 de diciembre y el día de la Sagrada Familia el 30 de diciembre. Hoy nos queda festejar juntos la llegada del año nuevo. Que sea con los brazos abiertos a nuestros seres queridos, pero sobre todo a ese otro desconocido que puede estar necesitándonos.

3. Es urgente que se designe un Defensor del Niño

La semana pasada leímos en una nota que un chiquito “habría sido abusado” durante un secuestro del que fue víctima. ¡No están seguros y ya presuponen que fue abusado! Junto a la noticia también, publicaron la imagen de la denuncia (¡¿quién filtra esa información que es privada?!) Y figuraba, además, el nombre, apellido y la edad del menor. ¿Y los derechos del niño?, ¿los derechos de las personas?, ¿los derechos humanos? Tremenda es la responsabilidad de quienes comunican y difunden. ¿No tiene derecho ese chico a que se proteja su identidad? ¿Nadie pensó en él antes de publicar su nombre? La Comisión del Congreso dijo que en el 2018 iba a nombrar un Defensor del Niño. ¡Cuánto lo necesitamos! #DefensorDelNiñoYa (Conocé más sobre este tema)

4. Una de las imágenes de mi instagram que más gustó esta semana

Cuando un cartel en la vía pública es tan grande y contundente, qué se puede agregar. Imaginen ir por la ruta a la Costa Atlántica y cruzar permanentemente carteles como ese. ¡Uno llegaría a su destino de vacaciones decidido a cambiar el mundo! Ojalá todo lo que viéramos en la calle nos inspirara así.

5. Una nueva idea de solidaridad

En estos tiempos está surgiendo una nueva concepción de la cultura de la solidaridad. Su esencia no consiste solamente en sumar voluntarios para hacer “algo solidario”, sino que este renovado viento de cambio aparece con una vocación mucho más profunda. En este nuevo estadío de la solidaridad se intenta hacer un llamado a personas y a ciudadanos para transformar la realidad de la sociedad en la que viven. Una sociedad que ve ahora otras necesidades (propias y de los otros) y toma la decisión de juntarse y comprometerse. Individuos, personas, ciudadanos que quieren convertirse activamente en una verdadera Comunidad.

6. Cerremos el año con un poema (empecemos el año con un poema)

Un texto de la poeta estadounidense Elizabeth Bishop. Probablemente su poema más conocido. Es, además de hermoso, una fabulosa lección contra el apego. Cuán importante es encontrarnos entre nosotros y cuán importante, también, saber perder, saber soltar, saber dejar espacio para lo nuevo. ¡Ojalá les guste!

No es difícil dominar el arte de perder:
tantas cosas parecen llenas del propósito de ser perdidas,
que su pérdida no es ningún desastre.

Perder alguna cosa cada día. Aceptar aturdirse por la pérdida
de las llaves de la puerta, de la hora malgastada.
No es difícil dominar el arte de perder.

Después practicar perder más lejos y más rápido:
los lugares, y los nombres, y dónde pretendías
viajar. Nada de todo esto te traerá desastre alguno.

He perdido el reloj de mi madre. Y, ¡mira!, voy por la última
—quizás por la penúltima— de tres casas amadas.
No es difícil dominar el arte de perder.

He perdido dos ciudades, las dos preciosas. Y, más vastos,
poseí algunos reinos, dos ríos, un continente.
Los echo de menos, pero no fue ningún desastre.

Incluso habiéndote perdido a ti (tu voz bromeando, un gesto
que amo) no habré mentido. Por supuesto,
no es difícil dominar el arte de perder, por más que a veces
pueda parecernos (¡escríbelo!) un desastre.

7. Feliz año nuevo y recordemos: pirotecnia cero

Es lo que todos nosotros sentimos y pensamos cuando nos detenemos un segundo a pensar en el otro. Recuerden que muchas personas, las que tienen autismo por ejemplo, se ven muy afectadas por el sonido de los fuegos artificiales. Festejemos pensando en el otro, ¡y el motivo de festejo va a ser doble!

Los saludo, amigos. Cuando nos volvamos a encontrar, ya estaremos en 2019. Que se cumplan nuestros deseos y, más aún, que haya cada vez más y más. Que sea un año lleno de esperanza, abrazos y encuentros.

Como siempre, ¡recuerden que todo comentario, opinión o pregunta es bienvenida!

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

Oxígeno | 24 de diciembre

OXÍGENO | Por una navidad cada vez menos pintada de rojo

¡Hola amigos! Nos estamos preparando para celebrar la navidad y quería hacerlo dialogando con ustedes, así que acá va la versión navideña de Oxígeno. Llegamos con algunos datos para tomar conciencia, la propuesta de que vistamos de azul a Papá Noel, y la necesidad -¡urgente!- de que se multipliquen los abrazos.

1. ¿Por qué Papá Noel debería ser azul?

Hace poco me contaron que Papá Noel, el original, no iba necesariamente vestido de colorado, de rojo, sino que hoy lo conocemos así por una famosa marca de gaseosas que le pidió a un dibujante un Papá Hecho a su medida. ¿De qué color era Santa inicialmente? No lo sé, pero somos muchos los que creemos que sería bueno que sea azul.

En los últimos tiempos la humanidad ha crecido en ternura, en afecto, en sensibilidad, en ciencia, en medicina, en tecnología. Hemos descubierto nuevos modos de ser, de sentir y de pensar. Y de encontrarnos entre nosotros. Chicos y chicas que en apariencia estaban “fuera” de nuestro universo (y que en realidad no estaban en otro mundo, sino en el nuestro) hoy sabemos que se trataba del autismo. Y ahí empezamos a hablar de autismo.

Pregunté una vez por qué el color azul identifica al autismo. Me contaron que las manifestaciones ligadas al autismo se veían de un modo tormentoso, agitado, y otras veces en cambio parecían serenas, de horizontes espejados y calma y tranquilidad. Es el comportamiento, de los océanos, de ahí el azul.

Las personas con autismo se ven muy afectadas por la pirotecnia. Pensemos en ellos. Sería otra manera de hacer que el festejo sea completo e inclusivo. Abracemos a los nuestros y a los ajenos, festejemos responsablemente y si podemos -y sé que podemos- que el Papá Noel azul nos recuerde todo esto. #HablemosDeAutismo #PirotecniaCero, amigos. Vayamos hacía ahí.

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

2. Pueden evitarse 75 muertes por accidentes de tránsito en Navidad y Año Nuevo

Siempre en estas fechas miramos las estadísticas. ¿De qué manera podemos pensar las fiestas para que cada año sean un poco más felices? La información y la estadística arroja los siguientes datos: en las fiestas podrían morir 75 personas por accidentes de tránsito, ¡pero es tremendo pensar que todas esas muertes las podríamos evitar!

Veamos: 2.400.000 personas van a manejar 2.400.000 autos en tres días: 24, 25 y 31 de diciembre. 7 de estas 75 muertes se van a producir por usar el celular manejando, 8 por no usar el cinturón de seguridad, 20 por conducir después de tomar alcohol, y 25 personas podrían morir por exceso de velocidad.

¿Cuán lejos estamos de cambiar esto? A nada. Cada uno de nosotros puede cuidarse a sí mismo y cuidar al de al lado. Tomémonos un instante y elijamos una persona para que maneje, no miremos el teléfono mientras estamos al volante, vayamos despacio (saquemos el pie del acelerador), usemos el cinturón de seguridad, contemosle a nuestros seres queridos estos datos. Es increíble, pero en ese segundo, en esa decisión podemos estar achicando el número 75. Saberlo nos va a ayudar a todos a festejar con más responsabilidad. ¡Así sí van a ser verdaderas fiestas!

3. Una donación inesperada nos recuerda que nuestra comunidad siempre piensa en el otro

Hace poco fue mi cumpleaños e invité a la gente a hacer regalos a otra gente. Gracias a la inmensa generosidad de nuestra gente, recibimos donaciones significativas. El regalo sirve para que 12 chicos y chicas de un comedor comunitario en Mozambique tengan garantizado todo un año de comida, 7 chicos y chicas de una escuela en Haití puedan ir todo el 2019 al colegio, y para que el 40% de las nuevas reformas de la casa para los 20 amigos que estaban en situación de calle del hogar Cura Brochero sean cubiertos. Qué increíbles es nuestra comunidad. No nos olvidemos de recordarlo cuando levantemos la copa.

4. “En tiempos difíciles, abrazar es urgente”

Es una frase que leí en las redes. No sé de quién es. ¿De quiénes son las verdades? A medida que pasa el tiempo y tratamos de ver las necesidades de los demás, cada vez más la urgencia se parece menos a un medicamento, a un plato de comida, a un abrigo; y se parece más a un abrazo. Cada vez más nos damos cuenta de que la primera etapa para ayudar a los postergados siempre es abrazar. Y después sí, todo el análisis técnico para terminar con las necesidades.

5. La fiesta siempre es el otro

Esta que comparto hoy no es la imagen más celebrada de mi instagram de la semana. Pero la comparto acá porque la siento necesaria. Navidad se festeja en todo el mundo, incluso en los lugares más difíciles. Hoy a la noche (o antes, por la diferencia horaria), en Siria también se va a festejar. Imagino que la gente tendrá un solo deseo, que acompañamos: que haya paz. Y claro, como muestra la imagen, que las luces que atraviesen el cielo a partir de hoy sean solo estrellas fugaces.

6. Un regalo para nuestros amigos de OXÍGENO

“Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso”. Es una frase de Jorge Luis Borges que si quisiéramos podríamos separarla de su contexto original y leerla como un poema. Es parte del prólogo a Los Conjurados, uno de sus últimos libros. Sobre el final dice: “En este libro hay muchos sueños”. ¿Quién es el argentino o la argentina que no podría escribirlo?

7. Nos desilusionamos. Por un rato. ¡Seguimos!

La semana pasada trascendió la noticia de que habían encontrado a Sofía Herrera en Ayacucho. Ella desapareció hace diez años en Tierra del Fuego y desde entonces su familia la busca incansablemente. En esta ocasión, como en otras veinte ocasiones antes, resultó no ser ella. Hay que ser muy prudentes con este tipo de noticias, pero también muy esperanzados. Sofía, seguimos buscándote. Esto sí es algo que podemos decir sin ningún miedo a equivocarnos.

Felices fiestas amigos. Recuerden que depende de nuestra comunidad que el festejo sea completo, y celebremos con responsabilidad y pensando en el otro. Y una reflexión más: la navidad comenzó con una pareja de inmigrantes que buscaba un refugio. ¡Está en nosotros hacer que muchas navidades sigan comenzando!

Un abrazo grande a todos,

Juan.

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

Oxígeno | 17 de diciembre

OXÍGENO | La revolución no será televisada, pero será con las mujeres guiando el camino

¡Bienvenidos a una nueva edición de Oxígeno! Esta semana la arrancamos hablando de cuatro mujeres inspiradoras. Nos juntamos el último jueves para conversar y compartir. Fue conmovedor hacer un evento con ellas en la semana en la que la voz de la mujer tomó más peso que nunca en nuestro país. Conozcamos sus historias, atentos qué podemos aprender de ellas. Y a no distraerse, ¡que estamos viviendo una revolución cultural!

1. Cuatro mujeres para cambiar el mundo (o cinco, o diez, o todas las mujeres del planeta)

La semana pasada nos juntamos con cuatro mujeres que admiramos profundamente: Catalina Hornos, Elena Santa Cruz, Mayra Arena y Mariela Fumarola. Las cuatro hablaron de su vocación y de su compromiso. De cómo miran ellas la realidad que nos rodea. Lejos del escritorio y cerca del que sufre, del que necesita. Cada una de ellas camina las calles, las casitas y los barrios y sabe, siente y palpita “lo que pasa”.

En una semana en la que el valor de la mujer volvió a manifestarse y a expresarse. Nos impactó, nos conmovió. Nos despertó. La denuncia de Thelma junto a sus compañeras actrices nos hizo sentir que pasó algo. Profundo, contundente. ¿Comenzó la semana pasada un nuevo movimiento? ¿Una revolución cultural? ¿Comenzó mucho antes? Creemos que sí, que está en marcha algo que no vimos nunca. Y es maravilloso.

¿Cómo se suma, como se adhiere a una revolución cultural? Con alegría, con entusiasmo. Las cuatro mujeres del encuentro, como las mujeres que van tomando la valiente decisión de decir, eligieron a otras mujeres para dar la batalla. Los hombres también las podemos contemplar y aprender. Vayamos todos, que el mundo lo cambiamos juntos.

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

2. La historia de Mayra Arena y su renuncia de la renuncia de la renuncia

Muchos tal vez conozcan a Mayra por su impactante charla TED: Qué tienen los pobres en la cabeza, vista ya por 3 millones de personas. En ella cuenta su historia y da testimonio de primera mano cómo es la vida de los pobres. Su claridad es conmovedora, como también lo es la cantidad de prejuicios que barre en solo 13 minutos. Su inteligencia y convicción para salir adelante la pusieron hoy en un lugar de referencia.

Ese lugar, además, no es vacío. Después de la charla que compartimos en el evento 4 Mujeres y de encontrarnos con Margarita Barrientos, otra mujer a quien admiro y quiero, Mayra me contó que se le acercó alguien a entregarle una ayuda económica para apoyar su compromiso social. No solo me lo contó, además me preguntó cómo podía hacer para hacerle llegar esa ayuda a una familia de Bahía Blanca que hace poco sufrió un incendio trágico.

Su renuncia a esa ayuda para dársela a otros, ¿qué número de renuncia es? Qué mujer fabulosa, que se pasa la vida derivando la ayuda que ella misma bien podría necesitar.

3. Cata Hornos y su lucha contra la desnutrición

En el 2006 creó la fundación Haciendo Camino. En un principio, su objetivo era combatir la desnutrición infantil en el norte argentino. Hoy sigue siéndolo, pero con los años fueron sumando objetivos. Es increíble lo concentrada que es esta mujer. Sabe los datos de nuestra realidad: 1 de cada 5 chicos pasa hambre. Y más sabe que la única manera de cambiarlo es trabajando. “El bien se hace bien o no se hace”, dijo el jueves. Su trabajo es, justamente, no parar nunca de hacer el bien.

4. “Y si se puede, siempre con una sonrisa”: Elena Santa Cruz, la mujer de los títeres

Elena dedica su vida a la enseñanza y a los títeres. Pero sobre todo la dedica a los encuentros. Desde hace años visita personas en la cárcel o en distintos centros. A todos los va a ver por una sola razón: para verlos. Sabe como nadie la importancia de una abrazo, una charla o una sonrisa para una persona que está sola. “Si se puede, siempre con una sonrisa”, así define el modo en el que va al encuentro con el otro. Y resulta que su alegría, su luz y sus títeres siempre terminan por suscitar otra sonrisa en quienes la conocen. Eso es multiplicar en el amor en el mundo. Conocela.

5. Mariela Fumarola un día vio la realidad y ya no pudo hacerse la distraída

En Buenos Aires hay más de mil personas en situación de calle. Sus historias son múltiples y es imposible conocerlas todas. Sin embargo, si existe alguien que puede hacerlo esa persona es Mariela Fumarola. Su fundación, Caminos Solidarios, se dedica a acompañar y ayudar a las personas que por diferentes motivos terminaron en la calle. Caminar por la ciudad con Mariela es impresionante: la conocen todos y todos, además, ven en ella una esperanza. Tal vez sea esa la receta para cambiar el mundo: con mujeres y con esperanza.

6. La foto más popular de mi Instagram esta semana deja las cosas claras

Todos podemos decirlo ahora, una vez y otra vez. Siempre. Sin embargo, durante mucho tiempo las mujeres tuvieron que soportar la desconfianza de su comunidad en particular y de la sociedad en general. Creerles parece un acto simple, cotidiano, trivial. Aunque el hecho de creerles, hoy día, se ha convertido en un verdadero Abrazo, que tiene algo de pedido de perdón, de búsqueda de Justicia y de afecto. Sobre todo de afecto.

7. Estas fiestas, que la familia sea el otro

El próximo lunes, cuando volvamos a encontrarnos en estas palabras, va a ser 24 de diciembre, Nochebuena. No esperemos, queridos amigos, a que la fecha nos caiga encima para acordarnos de los más postergados. Hay múltiples maneras de ayudar a que el otro, ese otro que no conocemos pero es parte de nuestra comunidad, tenga una navidad feliz. La semana pasada hablamos de nosotrización. Nada de esto tendría sentido si el nosotros de las fiestas se refiere solo a los más cercanos. Todos podemos encontrar la manera de hacerle la navidad más feliz a un desconocido. Aprovechemos ahora, ¡que nos lleve alto la ola de esta revolución!

Sí querés ayudar, recibimos en River Plate (todos los días de 17 a 20 horas):

  • Comida, para los comedores.
  • Juguetes, para los chicos que pasan la Nochebuena en el hospital con su familia.
  • Voluntarios, que puedan donar sangre en enero y febrero; para los chicos del Hospital Garrahan.

Whatsapp: +54 9 11 4915-9470

Nos encontramos la próxima semana. Recuerden que sus comentarios e ideas son siempre bienvenidos. Estos newsletters, como la realidad, es algo en permanente construcción. Y nosotros, algo en permanente deconstrucción. Que sea con alegría, amigos, que el futuro siempre es lo mejor.

¡Un gran abrazo!

Juan Carr.

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

Oxígeno | 10 de diciembre

Ilustración: Pablo Domrose

OXÍGENO | Si desde el cielo la Argentina parece un arsenal, vivimos en estado de milagro permanente

¡Hola amigos! Quiero compartirles ideas y emociones que aparecen al mirar la realidad. Un comentario sobre el debate por el reglamento de uso de armas, la “nosotrización” como camino, el error de pensar que los voluntarios pueden suplantar a la justicia, y una invitación a encontrarnos. Además, acompañamos con energía al médico que dedicó su vida a los trasplantes y hoy necesita uno.

1. Más allá del debate por la modificación del reglamento de seguridad, desde el cielo la Argentina parece un arsenal. ¿No habría que conversar sobre eso también?

La semana pasada estuvo en el centro de la escena la modificación del reglamento para el uso de armas de las fuerzas federales de seguridad. Es una medida que sin duda merece discutirse. Es importante, en momentos como este, intentar entender la mirada del otro, estar del lado de todos. Pero esto no significa estar de acuerdo con todos, sino estar en diálogo, estar a favor del otro, aunque estemos en desacuerdo.

Pero más allá de ese debate particular, hay otro que también merecería tener lugar. Para abordar tangencialmente el debate sobre disparar o no disparar, podríamos aportar una imagen más, tan solo para tenerla en cuenta. Si viéramos desde el aire las ciudades de nuestro país, en cada manzana veríamos cinco armas. Tal es el dato que se desprende de las estadísticas. Y un dato más: dos de esas cinco armas por manzana están listas para ser usadas.

Sin embargo, cada día se cometen “solamente” cuatro crímenes con armas de fuego. Y -“solamente”- dos en situaciones de asalto o delito. Es decir: la Argentina vive en estado de milagro permanente. De las 3.000.000 de armas en poder de la sociedad civil, 1.600.000 están registradas (+ info).

Hace pocos años nos enteramos que en un barrio muy postergado, de 1700 familias que vivían, 1100 hogares tenían un arma. Así vista, la Argentina pareciera un arsenal. ¿No es algo sobre lo que valdría la pena convocar a un debate?

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

2. La “Nosotrización”: una forma de entender la vida que nos mejore como sociedad

Muchas veces uso esta palabra: nosotrización. Es un verbo que inventamos para describir el modo en que nos relacionamos con la vida y las necesidades de los demás. Más tarde o más temprano, todos nos damos cuenta de que “el otro” merece lo que necesita. ¿O alguno cree que es capricho cuando de pronto necesita alimentarse o abrigarse o tener un techo?

Es en ese momento cuando en nuestro interior el otro empieza a ser “nosotros”. Y yo empiezo a ser nosotros con él, con ellos, y ellos conmigo, y en su interior él con nosotros. Parece un movimiento raro porque es mágico, pero la magia no se entiende, se hace. Hablo de ese momento en que todas las personas de pronto resultan ser nosotros.

Hoy es el Día Internacional de los Derechos Humanos. Todos merecemos ser tratados de la misma forma, con amor, con justicia, con tremenda ternura. ¿No podría ser la nosotrización una obligación humana para lograr, pronto, que todos los días sean el día de los derechos humanos?

3. Ayudó a la hija de una amiga en Filipinas para que pudiera terminar los estudios… ¡y se recibió de maestra!

Belén es una amiga de la Red. A sus veintitantos vivió unos años en Calcuta y después otro tanto en Filipinas. Ahí conoció a una mujer local que colaboraba con la organización en la que Belén era voluntaria.

Los años pasaron, más de veinte, pero quedaron en contacto. Un día la mujer le contó a Belén que su hija tenía problemas económicos para completar su último año de estudio para recibirse de maestra. Belén decidió amadrinarla con una beca de su propio bolsillo. Y un año después, sin demoras, la chica se recibió de maestra. ¡Hay una nueva docente en Filipinas!

4. No es solidaridad, es justicia: la importancia de que los pobres tengan su pan, su abrigo y su casa

El 5 de diciembre se celebró el Día Internacional de los Voluntarios. Somos muchos los voluntarios de la Red Solidaria en la Argentina, y muchísimos los que participan de otras organizaciones. El argentino es tremendamente solidario. Eso me conmueve cada día, porque una persona solidaria es admirable. Sin embargo, los postergados deben tener su pan, su abrigo y su casa por Justicia antes que por solidaridad. En el #DíaMundialDelVoluntario no confundamos su importancia con su misión, porque el objetivo no es que haya más gente luchando contra el hambre, sino que no exista más el hambre.

5. Lo más visto en Instagram: con la ternura de los médicos, los chicos van más contentos al quirófano

Encontré esta foto que cuenta mil historias en una. El chiquito está yendo en un auto de juguete camino al quirófano. El médico lo acompaña y lo cuida. La salud es siempre una cuestión humana. El amor, más. ¿Será por eso que la imagen nos conmueve instantáneamente? Muchos dicen que Instagram es superficial, pero hubo más de 4 mil personas que le pusieron like a una foto sin filtro. Una vez más, las redes sociales sirven para recordarnos la parte luminosa de la vida.

6. ¡Cuatro mujeres están cambiando el mundo!

Este jueves, 13 de diciembre, con la Red Solidaria organizamos un evento para conversar con Mayra Arena, Cata Hornos, Elena Santa Cruz y Mariela Fumarola. Son cuatro mujeres que admiro profundamente por su valor, su ternura, su constancia… pero sobre todo por algo que tienen en común: están cambiando el mundo.

Si tenés tiempo y ganas, vení a escucharlas y conocerlas. Escribime para reservar tu lugar. ¡Va a ser muy lindo celebrar un encuentro más!

7. Dedicó toda su vida a los trasplantes, y hoy se encuentra en emergencia esperando uno

El Dr. Eduardo Schnitzler es un médico que dedicó su vida a realizar trasplantes. Le salvó la vida a muchos chicos que gracias a él llegaron a adultos. Hoy, es él quien necesita un trasplante. Hace pocas horas su hijo Nicolás escribió en Facebook: “Recuerdo cuando salías a cualquier hora en aviones a buscar órganos para trasplante. Guardias largas después cuidando que todo esté bien con ese chico. Hablando con esas familias felices al haber llegado ese órgano compatible. Ese llamado… Que avisa que una chance más queda… Esperamos y confiamos en que llegará ese llamado para vos… Sos fuerte. Resistí”. Acompañamos a su familia, y resistimos con Eduardo para que llegue ese llamado para él. ¡Fuerza!

Muchas gracias, amigos! Espero que nos hayamos podido encontrar en estas palabras. La realidad a veces nos dispersa, ¡pero quizás sea para entrenarnos en buscarnos!

¡Un abrazo!

Juan.

Recibí OXÍGENO

La newsletter de Juan Carr. Todos los lunes, una mirada constructiva que busca cambiar la realidad.

Ver todas las newsletters

Oxígeno | 3 de diciembre

Intervención: Pablo Domrose

OXÍGENO | Lo encontraron en una caja de cartón hace 17 años y ahora busca a sus padres

En esta nueva edición de Oxígeno les voy a contar historias de vida de personas que fueron abandonadas de bebés y hoy decidieron buscar a sus padres biológicos. Ayudarlas en ese camino es fundamental. Además, la semana pasada cumplí años y lo celebré recibiendo regalos para un comedor de Mozambique y una escuela de Haití. El broche final: terminé comiendo torta con una familia increíble en una Plaza de Mayo completamente vacía por el G20.

1. Lo encontraron en una caja de cartón hace 17 años y ahora busca a sus padres

“Hace 17 años me pusieron en una caja de cartón y me dejaron en la puerta de la casa de mis actuales padres. Yo era un recién nacido y estaba siendo abandonado”. Así comienza un mail conmovedor que recibimos en la Red Solidaria en el último tiempo. Por supuesto, el intercambio continuó y hoy seguimos en contacto.

Nos pedía ayuda para encontrar a sus padres biológicos y para, en última instancia, completar su historia de vida. ¿Cómo se responde a un mail así? Según nos contaba, la caja la encontró quien hoy es su hermano, que al instante alertó a sus padres. Ellos lo tomaron e iniciaron, de inmediato, el proceso para adoptarlo.

Una vez al mes un recién nacido es abandonado en Argentina. Por lo menos, ese es el número de las situaciones de las que nosotros nos enteramos, por lo que habría que decir como mínimo. ¿Pero puede haber mínimo cuando un solo caso ya representa una situación mayúscula?

Recibí la newsletter Oxígeno

2. ¡Busquemos pronto algún familiar! Nuestro o de alguien que lo necesite. Pero ojo, que siempre aparecerán críticas

Generalmente ayudar es lo que tratamos de hacer ni bien nos enteramos de que un niño o niña fue abandonado o abandonada. Y se genera una tremenda discusión. En los medios, en los juzgados y en las redes sociales. Proponemos averiguar si alguien conoce algún abuelo, abuela, tío o familiar de una beba de ciertas características… y llueven las críticas. Fuertes. Tal vez nadie lo pensaría, pero así sucede.

Las críticas se enfocan en la madre especialmente. Que es inhumana, que no merece al bebé, que cómo se nos ocurre buscar a una persona abandónica, y otros comentarios del mismo estilo. Pero no hay que olvidar en primer lugar que esa mamá también es víctima. Quizás no sabemos de qué, pero sabemos que lo es.

3. Es adoptada, se enteró de que estaba enferma y en lugar de deprimirse decidió averiguar quiénes son sus padres biológicos.

Tenchi Oddino nació el 17 de febrero de 1969. Hoy es productora de televisión. La conozco por haber asistido a algunos programas en los que trabajaba ella, siempre llena de simpatía y buena onda. Hace pocas semanas supe su historia de vida y me conmovió.

Tenchi fue adoptada en Córdoba. Lo supo a los 15 años. Sin embargo, recién a los 30 empezó a preguntarse por eso. La importancia del origen siempre aparece, tarde o temprano, y es difícil entenderlo para quienes no hemos tenido dudas al respecto. En su búsqueda, se enteró que a su madre, una adolescente de 15 años, le dijeron que ella había nacido muerta.

Tenchi hoy tiene 49 años y está decidida a encontrar a la mujer que la dio a luz. Está en campaña por descubrir aquello que le falta para terminar de entender quién es. Según cuenta ella misma, el año pasado le diagnosticaron cáncer y esa noticia fue el impulso que la llevó a iniciar la búsqueda. Es fantástico el ser humano, cómo saca energía de los rincones más oscuros. Aquí cuenta su historia.

4. Lo más visto en Instagram: Lilian Clark, la mamá de Gustavo Cerati.

Esta última semana lo más visto en mi Instagram es esta imagen de Lilian Clark, la mamá de Gustavo Cerati. Se trata de la imagen de una mujer que admiro:. Para mí, ella representa el amor incondicional de una madre, la fortaleza y la integridad. Y claro, como demuestra la foto y los comentarios de la gente, no solamente para mí es una mujer admirable.

5. La semana pasada cumplí años y tuve un festejo distinto

La semana pasada celebré mi cumpleaños de manera diferente. Generosamente me prestaron el Hogar Cura Brochero (donde se ayuda a personas en situación de calle) y aproveché para hacer una lista de regalos. Quien quisiera, me podía dejar su regalo ahí.

La lista incluía ladrillos (el hogar necesita 230.000 ladrillos para construir duchas nuevas), tres cochecitos de bebé (para madres que los necesitan), dos equipos de mate, tres pares de zapatillas (talle 39, 40 y 42), 35 toallones para las duchas nuevas, 2.800 jabones, libros, ropa para bebé, ollas y cucharones, entre otras cosas.

Todo lo que juntáramos iba a ser para el hogar, para proveer un comedor en Mozambique y para una escuela de Haití. Fue, por supuesto, un cumpleaños único. Con la alegría y los saludos de esta comunidad maravillosa que formamos, que una vez más me demostró su generosidad. Nunca había recibido tantos regalos fabulosos.

6. La ciudad estaba vacía y vivimos el G20 de una manera diferente

Otro de los regalos que recibí fue una torta. Me la dieron el viernes pasado. El mismo día, una banquera conocida me alertó de que en Plaza de Mayo estaban intentando desalojar a un hombre con sus cuatro hijos de la plaza para dejarla vacía por el G20.

Por un lado, logramos que eso no suceda. Ese hombre crió con absoluta valentía a sus 4 hijos. No merecía que lo corrieran del lugar donde estaba con su familia. Pero a alegrarse amigos, que tuvimos un final feliz.

Llevé la torta que me habían regalado y la compartimos con él y sus hijos, mientras tomábamos unos mates en plena Plaza de Mayo vacía, rodeados de G20 y silencios. Nunca vi a la ciudad así, pero la imagen que me queda es esta: un lugar en el que no hay absolutamente nada ni nadie, excepto por un grupo de argentinos que comparte con toda emoción una torta y unos mates. Una ciudad en la que solo cabe el festejo del encuentro.

7. Un deseo final de cumpleaños, si se me permite

Ojalá nuestra comunidad ayude no solo a Tenchi sino a todas las personas en situaciones similares. La vida es maravillosa, pero mucho más si todos tenemos el derecho a saber quiénes somos. ¿Tenés cerca de 65 años? ¿Tuviste una beba en tu adolescencia? ¿En Río Cuarto? ¿En Villa María? Queremos que suceda el encuentro.

Un gran abrazo para los que buscan, para los que encuentran, para los que no, para los que todavía no se animan a preguntar y para los que se animaron demasiado pronto. Un saludo especial para todas las madres, padres, hijos e hijas que están en esta vida esperando el encuentro.

¡Un gran abrazo a todos, que es también otra forma del encuentro!

Juan Carr.

Recibí la newsletter Oxígeno

Oxígeno | 26 de noviembre

Ilustración: Pablo Domrose

OXÍGENO | Todas las cosas que somos (y las pocas otras que no queremos ser): una reflexión sobre el River – Boca

Bienvenidos a una nueva edición de OXÍGENO. Esta semana llega cargada de fútbol, con reflexiones en torno a la violencia que sufrimos en la final de la Libertadores, el fútbol femenino en Platense y la iniciativa Equilibrá la Cancha. Además, celebramos que agosto fue el mes récord de trasplantes en la Argentina. Pasen y lean.

1. Todas las cosas que somos (y las pocas otras que no queremos ser): una reflexión sobre el River – Boca

La suspensión del partido entre River y Boca, provocada por los hechos de violencia sucedidos el sábado, fue un triste espejo en el que mirarnos. Es lógico pensar como sociedad que el problema es profundo y que nace desde el mismo corazón de lo que somos. Así nos vemos y así nos ven, sobre todo en un día en el que todo el mundo estaba viéndonos.

La situación amerita la tristeza y la reflexión. Las acciones de esos 50 inadaptados golpearon de un modo u otro a todo el país. Tal vez, en momentos como este sea válido recordar las muchas otras cosas que también nos definen. Lo escribí el domingo apenas supe de la segunda suspensión, y lo comparto ahora: la Argentina somos los 18.000.000 de trabajadores que van a trabajar cada día, los 12.000.000 de chicos que van diariamente a estudiar, y los 150.000 docentes que van a enseñar.

También somos nosotros las 10.000 médicas y médicos que cada día salen a sanar y a curar, los 200.000 artistas que comparten su arte, los 40.000 bomberos que cada día salvan vidas y las 2.000 personas que hoy van a donar sangre. Somos las 6.000.000 de madres que hoy abrazan a su familia, y los 65.000 espectadores que fueron al estadio y volvieron a casa pacíficamente. Todos ellos, también somos nosotros. Que la tristeza no nos confunda: los 43.000.000 que construyen la Argentina que soñamos… esos, también somos nosotros.

Recibí la newsletter Oxígeno

2. La historia del hincha de River que pidió perdón a los de Boca

El ejemplo siempre está en el otro, que es también parte de nosotros. Lo demostró un hincha de River que el sábado, mientras se retiraba del estadio, fue entrevistado por la televisión. “Mi hermano es de Boca, y a mi hermano lo amo”, dijo. Y dejó una lección que parece simple y a la vez tan difícil.

3. Equilibrando la cancha: más biografías de mujeres del fútbol en Wikipedia

El sábado con RED/ACCIÓN y la gente de Wikimedia Argentina y Economía Femini(s)ta nos juntamos a cargar biografías de jugadoras de fútbol en Wikipedia. El proyecto se llama Equilibrá la Cancha y su vocación es visibilizar a un montón de mujeres que juegan al fútbol y que nadie conoce. Y además, así, ayudar a quienes quieran hacerlo y sientan que no pueden porque teóricamente “es un juego de hombres”. Hasta el sábado en Wikipedia había 5.500 biografías de hombres vinculados al fútbol, y sólo 30 mujeres. Con Equilibrá la Cancha, ya duplicamos ese número.

4. Las chicas de Platense salieron campeonas del torneo nacional sub 16 y dieron el ejemplo

Qué diferente es la idea de fútbol que tenemos la mayoría de los argentinos de la que deben tener los violentos que generaron la suspensión del superclásico. Un ejemplo, que me conmueve personalmente: el equipo de fútbol femenino sub 16 de Platense salió campeón ayer domingo del torneo nacional. Fui al estadio con mi hija. Juntos nos emocionamos, alentamos a las chicas, felicitamos a las que perdieron, y nos fuimos felices a nuestras casas. Equilibrar la cancha también es aprender a llenarla más de alegrías que de violencia y fanatismo desmedido.

5. Cultura solidaria: las hermanas jubiladas de Rosario despertaron lo mejor de nosotros

La semana pasada pasó otro evento de esos que definen a nuestra sociedad de múltiples maneras. Primero, la peor parte: la inseguridad. Sucedió en Rosario, una mujer de 80 años salió del banco de cobrar su jubilación y la asaltaron. Le robaron el dinero y la dejaron sin nada. Se trataba de Adriana, que estaba allí con su hermana Edith.

Ahí llegó la segunda parte de la historia, que define a nuestra comunidad de la mejor manera. Las hermanas jubiladas fueron entrevistadas por la televisión y dieron un testimonio emocionante. Contaron el robo y hablaron de la dificultad que tienen para llegar a fin de mes. Entonces las escuchó Virginia, que estaba viendo la tele.

Se emocionó tanto que al instante armó un grupo de Whatsapp y organizó una colecta. Con amigos y allegados hicieron correr la bola. Se contactaron con las hermanas jubiladas y les dijeron lo que estaban haciendo. Toda la comunidad, como una gran familia, se puso a disposición de Adriana y Edith. Eso es lo que somos los argentinos. Eso más que nada. (Más info)

View this post on Instagram

. @ruso.arredondo

A post shared by Juan Carr (@juancarr1) on

6. Esta es una de las imágenes que compartí en mi Instagram y tuvo mayor alcance esta semana

Se dice que en Instagram solo hay que poner imágenes, que nadie lee y que poner un texto va “contra la plataforma”. Sin embargo, esta semana mi posteo con mayor alcance fue justamente una imagen que es solo texto. Cuenta una historia que, una vez más, habla de nosotros.

7. Récord de trasplantes de toda la historia argentina en este 2018

Justina Lo Cane es a quien debemos recordar y agradecer. Ella necesitaba un transplante de corazón que no llegó. Su padre fue su defensor incansable e incluso después de la muerte de su hija siguió peleando heroicamente. El 4 de julio de este año la Cámara de Diputados sancionó la Ley Justina por unanimidad. A partir de entonces, todas las personas mayores de edad son donantes, a menos que hayan expresado lo contrario.

Es un ejemplo de que las leyes sí le pueden cambiar la vida a la gente y construir una mejor sociedad. ¿Por qué? Porque no solo fue uno de los mayores logros legislativos del año, sino que desde su aplicación se duplicaron la cantidad de donaciones de órganos en el país. Y según el INCUCAI, este fue el año récord de trasplantes de toda la historia argentina.

Tan solo en agosto, un mes después de la aprobación de la ley, hubo más de 212 trasplantes: 118 renales, 54 hepáticos, 15 cardíacos, 12 renopancreáticos, 9 pulmonares, 3 hepatorrenales y uno pancreático. Otro dato: gracias a los donantes, el país llegó al trasplante número 1.000 de médula ósea en septiembre de este año. Fue gracias a un donante no relacionado con el paciente y es un número al que se llegó 15 años después de la creación del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH).

8. ¿Importa si se juega o no el Boca – River?

No sabemos si se va a jugar el Boca River. Por momentos se dice que no, por momentos se dice que sí. Creo que es importante que sí se juegue. Jugar o no jugar tiene un profundo significado. Podemos jugarlo, podemos ser una sociedad que entienda que es un juego. Podemos, cada uno de nosotros, abrazar a nuestro hermano sea del club que sea y alegrarnos por el triunfo nuestro o del otro. Podemos jugarlo y no necesitamos ser buenas personas: ¡necesitamos recordar que ya lo somos!

Un gran abrazo y un especial saludo a los millones de personas que día a día van a trabajar, estudian, cuidan pacientes, salvan vidas, desarrollan su arte, cuidan a su familias, y contribuyen a una Argentina mejor.

Juan.

Recibí la newsletter Oxígeno

Oxígeno | 19 de noviembre

Por Pablo Domrose

OXÍGENO | Los peligros de la “probation”, un recurso en apariencia sensible

¡Hola amigos! Me gustaría compartir con ustedes algunas sensaciones que nacen de mirar la realidad para intentar transformarla. Si alguno de ustedes tiene alguna reflexión para sumar, ¡es siempre bienvenida!

1.Los peligros de la “probation”, un recurso en apariencia sensible

En la Red Solidaria es común recibir llamados de abogados que buscan que sus clientes, en vez de cumplir una pena de cárcel, hagan un trabajo social. A eso se le llama probation: cuando se reemplaza el castigo tradicional con un aporte a la comunidad. Puede ser un trabajo de limpieza, de reparación o de asistencia en hospitales y lugares públicos. Conocí varias circunstancias en la que fue aplicada. Por ejemplo, recuerdo una persona que cometió una falta grave de tránsito y escapó, y luego la justicia le dictó una probation.

En teoría, parecería un recurso sensible, porque ofrece la posibilidad de reparar un error sin cumplir una pena desmedida. Sin embargo, la primera pregunta que me hago es la siguiente: ¿es la solidaridad un castigo? ¿Es la solidaridad una pena para alguien? ¿Ser obligado a hacer el bien repara una deuda moral o ética? En esta situación de la Argentina encima, donde la solidaridad es una de las riquezas de nuestro pueblo, ¿sirve para reemplazar una pena?

La segunda pregunta es acaso más inquietante. ¿Dónde queda, en estas situaciones, el derecho que tienen los postergados a ser acompañados o asistidos por personas que tengan la vocación, la formación y la ternura para hacerlo? ¿Está bien exponer a un enfermo a pensar que quien lo está asistiendo es alguien que tal vez atropelló a una persona, se escapó, y como castigo le ordenaron ir a abrazarlo? ¿No tienen derecho los postergados a sentir que los están ayudando por amor y no que a fin de cuentas se los está usando como castigo para alguien que cometió un delito?

2. No es bueno mezclar las aguas de la ternura y la de los castigos

En el caso de la Argentina, la ley de probation se sancionó en 1994. Se puede aplicar a delitos que no excedan una pena de tres años de cárcel. Si el delito supuso un daño a la comunidad, la reparación será a través del cuidado o mantenimiento de espacios públicos, o bien prestando colaboración con asociaciones civiles y establecimientos públicos como pueden ser escuelas u hospitales.

En general en la cárcel se viven situaciones injustas, sí. Abandono, hacinamiento y derechos humanos pisoteados. Falta de infraestructura, también. Esa es una deuda pendiente que debemos solucionar. Pero creo que en los casos de aplicar la probation los jueces deberían asegurarse de que el condenado haga un trabajo sin contacto con otras personas. Para mantener separadas las aguas de la ternura y las de los castigos.

3. Cómo saber que se cumple la probation (y la excepción de la persona famosa que se sintió plena)

Pongo en duda la probation pero al mismo tiempo me pregunto: ¿no habrá una forma de redención real ahí? Las veces que accedimos a coordinar con algunas instituciones para que se realice la probation a través nuestro, nunca tuvimos forma de constatar que se cumpliera ese trabajo. No solo no podíamos chequearlo sino que en general sentíamos que no se cumplía.

Sin embargo, hubo una gran excepción. Un día me encontré a una persona bastante famosa ofreciendo ayuda en un hospital. Comenzamos a charlar y me contó que hacía dos años que iba. Le pregunté cómo se le había ocurrido y me dijo que en su momento había cometido una falta y lo habían condenado a una probation por seis meses. Al terminar de cumplirla se sentía tan pleno que nunca dejó de ir.

4. La locura de Bielsa es una forma de ternura que promueve el bien común

Pienso en Marcelo Bielsa no solo como un gran técnico, sino como un hombre que no perdió la ternura. Este año comenzó a dirigir al Leeds, un equipo de la segunda división de Inglaterra.

Una de sus primeras medidas fue averiguar cuántas horas de trabajo mensual debía destinar un hincha promedio para pagar su entrada. El resultado fue tres horas. ¿Qué hizo? Para que sus jugadores supieran el sacrificio que hacía la hinchada, los mandó a recoger la basura que había alrededor del estadio durante tres horas exactas. (Más info: La Nación)

5. No todo está perdido: un abuelo pasa sus noches abrazando bebés prematuros

Sucede en la ciudad estadounidense de Atlanta. Se llama David Deutchman y tiene 82 años. Es un jubilado que en vez de pasar las noches en su casa se presentó como voluntario en la sala de terapia intensiva neonatal de un hospital de Atlanta. Desde entonces, se dedica a abrazar a los bebés prematuros que necesitan calor humano en horarios en los que no están las familias. (Más info: Minuto Uno)

6. Esta es una de las imágenes que compartí y tuvo mayor alcance

En mi cuenta de Instagram compartí hace un tiempo esta imagen. No es que la foto sea buena o mala, sino que los argentinos nos conmovemos profundamente cuando alguien nos recuerda lo solidaria que es nuestra sociedad.

7. Este año fui testigo de que estamos más cerca de llegar al Hambre Cero

Todos los días en la Argentina se descarta alimento de buena calidad, no vencido, que alcanzaría para 85 millones de personas. Es decir, para dos Argentinas. Si se rescatara el 10% de eso, ya alcanzaría para resolver la carencia alimentaria de los 5 millones de argentinos postergados. Con esto en mente, el Congreso Nacional alcanzó uno de los hitos más importantes en la lucha contra el hambre en nuestro país. Fue en la sesión de senadores, en octubre de este año. En nombre de los más pobres, de los “hambrientos” y los “invisibles”, nuestros senadores se pusieron de acuerdo y sancionaron unánimemente la Ley Donal, o la Ley del Hambre Cero, como yo le digo. Es una de las noticias más lindas que tuve en los últimos años. (Más info en esta nota de Red/Acción)

8. El dolor de los familiares del ARA San Juan, en la voz de Marta Vallejos

Pocos días antes de la aparición del submarino ARA San Juan, conversé con la hermana de Ceslo Vallejos, uno de los 44 tripulantes del submarino argentino. Además de recordar a su hermano, hablamos sobre la necesidad de que avance la investigación de las responsabilidades, y de cómo viven los familiares está tremenda ausencia que nos duele a todos los argentinos. (Mirá la entrevista)

9. Diez años después, seguimos buscando a Sofía Herrera, y hablamos con María Elena, su madre

Hace 10 años María Elena busca a su hija Sofía Herrera. Durante estos años participamos de muchas campañas, pero en esta ocasión quisimos hablar con ella. En esta conversación nos cuenta cómo imagina que es la vida de su hija hoy y por qué es importante que sigamos buscándola. (Mirá el video de la entrevista)

Un gran abrazo y un especial saludo a las miles y millones de personas que diariamente están cerca del dolor de pacientes, y para esos otros que, con tremenda ternura, intentan mejorar la situación de los presos para que pasen sus días en condiciones más dignas.

Por favor, si tenés algo para comentar, proponer o mejorar, escribime. Me interesa mucho tu opinión.

Escribime

¡Muchas gracias, amigos!

Juan Carr

Recibí Oxígeno en tu mail