Desafíos a la reputación en la era digital | RED/ACCIÓN

Desafíos a la reputación en la era digital

Las personas y las organizaciones van entendiendo que ya no hay otra imagen. Construir proactivamente una historia todos los días, entre otras cosas, genera un escudo de protección para cuando viene la crisis.

En alianza con

Cada tanto alguien denuncia que es víctima de una calumnia en algún medio digital. El dedo acusador apunta a veces a los buscadores (sobre todo a Google) en lugar de enfocarse en la fuente. El tema, en realidad, es otro: el de la construcción de la reputación en el inevitable mundo digital.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Desafíos a la reputación en la era digital. Según Live Stats, hay casi 1.800 millones de páginas web activas en el planeta. La generación de contenido accesible al gran público se democratizó masivamente, ya sin vuelta atrás. Nadie puede controlar lo que dicen miles de millones de fuentes. La contracara es que a veces internet comete injusticias: no distingue a un narcotraficante de un cirujano que salva vidas, si se llaman del mismo modo. Tampoco evita que cualquiera tenga acceso a una calumnia escrita en el blog de un mercenario.

La confusión de homónimos es, mayormente, una limitación tecnológica. Un nombre y un apellido son, para la red, ceros y unos. La inteligencia artificial no puede diferenciar a dos personas que se llaman igual, aunque sus cualidades morales sean opuestas. No sabemos si alguna vez lo logrará. Y si lo hace, vamos a tener que decidir si queremos que un algoritmo distinga a buenos de malos. Probablemente no.

Sobre el acceso a fuentes calumniosas, el problema tecnológico lleva a otro conceptual: un buscador conecta millones de algoritmos. Harían falta cientos de miles de empleados (infalibles) dedicados a corregir a la inteligencia artificial, que no distingue fuentes calumniosas de verdaderas. Imposible. Y también indeseable: Google o Yahoo! se convertirían en jueces que deciden quién miente y quién dice la verdad. Mejor proteger la libertad de expresión, y en todo caso demandar por calumnias o injurias al sitio que origina la información falsa, no a los que la indexan. Hay legislación que contempla eso.

Así las cosas, las personas y las organizaciones van entendiendo que ya no hay otra reputación que la digital. De ahí la vigencia de lo más básico para navegar estos tiempos:

  • Social listening. Llevar, en tiempo real, el pulso de la conversación digital con un sistema adecuado de alertas. Entender qué, quién, cómo, dónde y por qué se dice lo que se dice. Hay herramientas de todo tipo, de las caras y las no tanto.
  • Un protocolo. Un sistema ágil de reporte para que se enteren los que se tengan que enterar sin demoras. Mensajes preaprobados y un sistema de toma de decisiones que permita responder, cuando corresponda, en pocos minutos. Reaccionar tarde es reaccionar mal.
  • Construcción de la huella digital. La reputación, al final, es una cuestión de balance: más contenido positivo que negativo sobre una persona o una marca, y con más alcance. Construir proactivamente una historia todos los días, entre otras cosas, genera un escudo de protección para cuando viene la crisis. Por eso, salvo excepciones, cultivar el perfil bajo es condenarse a la vulnerabilidad.

Las leyes caminan lentas detrás de una tecnología que va rápido. Construir reputación digital es un must: la memoria colectiva es cada vez más amplia, documentada e implacable. Quizá Borges prefiguraba Internet cuando imaginó a Funes, el memorioso.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

2

Imagen: COMUNIDAD DE MADRID / D. Sinova

Tres preguntas a Javier Fernández-Lasquetty. Es un político español del Partido Popular. Ha sido consejero –el equivalente a ministro– de Inmigración y Cooperación, y de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid, en distintos períodos. Actualmente es el consejero de Hacienda y Función Pública de la Comunidad de Madrid.

  • ¿Cómo ves los desafíos económicos que tienen España y la Comunidad de Madrid en el contexto del covid-19?
    El coronavirus está planteando una serie de desafíos que ningún ser humano –ni tampoco ningún sistema político contemporáneo– vivió antes. Estamos tratando de dar respuestas a medida que van pasando las cosas. Meter a todo el mundo en su casa al mismo tiempo durante un período largo de tiempo es algo que nunca había vivido la humanidad, y eso tiene consecuencias. En España, Madrid es la que primero paró el golpe y la primera en plantear una estrategia de reactivación económica. Ahora estamos con el desafío de la vuelta al colegio, y hemos planteado un paquete de medidas para poderlo hacer adaptado a las circunstancias.
  • ¿Cómo te estás imaginando la salida económica en este contexto?
    Las soluciones tienen que venir de la mano de la actividad empresarial, que es la que genera empleo. Cualquier otra cosa, con la apariencia de que esté haciendo algo a favor de los empleados, en realidad los perjudica, porque se traduce en el cierre de más empresas, lo que genera un problema de desempleo muchísimo mayor. Creo muy poco en las soluciones keynesianas. Al principio de la pandemia había que facilitar la liquidez para que las empresas se mantengan con vida, pero era un momento puntual. Los que primero van a salir son los que con más inteligencia apliquen una política clara de flexibilidad, llevada a un término que no hemos visto hasta ahora.
  • En tu larga trayectoria política habrás visto buena y mala comunicación. ¿Cuál es tu mirada del responsable de comunicación en la política y las empresas?
    Yo tengo un enorme respeto por la profesión de los dircoms y por las personas que se dedican a la comunicación en el ámbito político. Creo que hacen una labor muy difícil e importante. Algunos casi siempre recomiendan no hacer nada: “Dejemos que baje el soufflé” decimos en España. Eso no siempre funciona. Tuve una jefa, Esperanza Aguirre, que siempre decía: “Repetir, repetir y repetir”. Eso es muy importante. Y no se puede mentir nunca, ni ocultar la realidad. Creo que en el futuro se va a escribir mucho sobre cómo se manejó lo del coronavirus, también en términos de comunicación. Ya veremos qué sucede. 

Para acceder al audio de la entrevista completa a Javier Fernández-Lasquetty hacé click acá.

3

Premios DirComs 2021 [por Valeria Abadi, Presidente del Círculo Dircoms]. ¡Hola! Quiero compartirles una noticia que nos pone muy felices y que seguramente sea de interés para muchos lectores de DircomsNet.  

El Círculo Dircoms lanza los “Premios DirComs 2021” a la gestión efectiva de la comunicación institucional. Se trata un hito para nuestra profesión: va a servir para reconocer las campañas y acciones de comunicación corporativa más relevantes del país y generar una instancia de aprendizaje e inspiración para todos los profesionales de la comunicación y los asuntos públicos. 

Habrá 5 categorías para inscribir casos de los últimos 18 meses: 

  • Comunicación Externa
  • Comunicación Interna
  • Gestión de Crisis
  • Sostenibilidad
  • Asuntos Públicos 

Invitamos a participar a las empresas privadas y públicas y a las ONGs que tengan casos para compartir. La inscripción cierra el próximo 31 de octubre. 

Para más información, click acá

¡Saludos! 

4

Comunicarse con clientes durante el new normal del covid. A medida que se acelera el marketing digital, el desafío es personalizar los mensajes de modo que las marcas mantengan su relevancia. 

Este artículo señala el co-branding con marcas afines y el uso de plataformas digitales geolocalizadas como buenas oportunidades para optimizar la inversión. Una buena oportunidad, además, para el marketing de influencers, que vino para quedarse.

5

Academia. La demanda de mayor transparencia de la política es un fenómeno que se extiende a prácticamente todas las democracias del mundo. Este mayor escrutinio de lo que hacen los funcionarios tiene el riesgo de la espectacularización de la política: los ciudadanos asisten a la puesta en escena que se prepara para ellos, y así se les oculta lo importante. 

Este artículo de Daniel Innerarity -el segundo de la lista- describe este problema que plantea un desafío para políticos, periodistas y ciudadanos en general, y propone una mirada alternativa.

6

En agenda

  • El Consejo Profesional de RRPP organiza la Maratón Solidaria de RR.PP. “Leo Baez”. Es la edición número 21 de este evento en el que profesionales de la comunicación brindan asesoramiento gratuito a ONGs. Se extienden las inscripciones hasta el 4 de septiembre. Podés inscribirte en este link.
  • El 27 de agosto tuvimos el segundo ciclo de #Conectados, organizado por el Consejo Profesional de Relaciones Públicas y el Círculo Dircoms. El encuentro online, que se desarrolló a través del canal de YouTube de Dircoms, tuvo como eje el análisis de los desafíos para los profesionales de la comunicación en el futuro. La actividad contó con la moderación de la periodista y emprendedora Felicitas Rossi. Para ver el encuentro completo, ingresá acá.
  • En el contexto de nuestros #Encuentros, nos reunimos con Miguel de Godoy para analizar la actualidad de las telecomunicaciones y las últimas medidas del gobierno en relación al tema. “Definir a Internet como servicio público esencial no va a hacer que la gente tenga más conectividad. Por el contrario, las tarifas congeladas y las arbitrariedades atentarán contra las inversiones y contra la calidad del servicio”, dijo.

Hasta acá llegamos esta semana. Todas tus ideas, propuestas o consultas son bienvenidas. Podés escribirme a [email protected] 

¡Hasta el miércoles que viene!
Juan

Con apoyo de

* El contenido de DircomsNet no necesariamente representa la posición institucional del Círculo DirComs *

EN PROFUNDIDAD