El alza de precios golpeó con fuerza el poder adquisitivo de los argentinos | RED/ACCIÓN

El alza de precios golpeó con fuerza el poder adquisitivo de los argentinos

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION
El alza de precios golpeó con fuerza el poder adquisitivo de los argentinos

Qué pasó. Los precios minoristas subieron un 2,6% en diciembre, confirmando la tendencia a la baja que comenzó en octubre. Con las cifras de diciembre, la inflación en 2018 cerró en 47,6%, la cifra más alta en 27 años, cuando llegó a 84% y Carlos Menem estaba en el poder.

Cuáles fueron los factores claves. La devaluación y los ajustes en las tarifas de servicios públicos fueron los factores que más influyeran en que la inflación se disparara. Los sectores que más subieron en el año: Transporte (66,8%), Comunicación (55,3%) y Alimentos (51,2%). Lo que menos subió fue Bebidas Alcohólicas y Tabaco (28,3%). En 3 años de Cambiemos se acumula una inflación de 158,4%. Mauricio Macri llegó al poder con la promesa de bajar la inflación anual a un dígito.

El impacto en los salarios reales. El gran perdedor del brote inflacionario fue el poder adquisitivo de la gente, porque se estima que en los últimos tres años, el salario real cayó un 17,3%, la baja más profunda desde la crisis de 2001. La reapertura de las grandes paritarias en el último cuatrimestre de 2018 atenuó en parte la caída del salario real. Se estima que para todo el año habría quedado, en promedio, cerca de 12% por debajo de la inflación.

Ránking. Una inflación de 47,6% deja a la Argentina entre los cinco países con la mayor aceleración de precios en el planeta. La inflación argentina es sólo superada por Venezuela (2.500.000%, según el FMI), Sudán del Sur (94%) y Sudán (64%), mientras que Irán tiene una cifra (47,8% según estima el FMI) similar a la nuestra.

Las proyecciones para 2019. Las consultoras estiman que la inflación será entre 1,7% y 2,1% en enero. La promesa del Gobierno al FMI es que para 2019 la inflación termine ubicándose en alrededor de 23%. La suba de tarifas generalizadas anunciadas para el primer cuatrimestre de 2019 pondrán presión a ese objetivo.