PARTE II

FUENTE DE RIQUEZAS

El plan para ampliar el parque nacional Aconquija de Tucumán

CATAMARCA TUCUMÁN San Miguel de Tucumán Campo de Los Alisos Alpachiri El Molino Concepción El Mollar Tafí del Valle Piedra Grande 1 2 3 4 5 6 7

Por Javier Drovetto
16 de agosto de 2018

El parque nacional Aconquija tiene una fecha de nacimiento: 4 de julio de 2018, día en que se creó por ley. Pero esa fecha ignora las iniciativas anteriores y complementarias que se dieron con el mismo objetivo: conservar esas sierras y selvas tucumanas. Y no dice nada de los planes futuros de ampliación.

Las primeras reservas en la zona tienen 82 años. Y la instauración del parque nacional está lejos de ser definitiva: ya hay un plan para incorporar 14 mil hectáreas a una superficie que entre reservas provinciales y nacionales ya blinda 111.000 hectáreas de yungas.

Además existe una previsión de alcanzar las 180.000 hectáreas, hasta preservar todo el Aconquija.

En este mapa interactivo, te contamos cómo se consolidó el sistema de conservación actual y cuáles son los planes para asegurar un área que protege recursos hídricos para 2 millones de personas, desde el sur de Tucumán y Santiago del Estero hasta el norte de Córdoba.

Finca La Florida, el primer hito

La primera medida para resguardar un ambiente que va de los 700 a los 5000 metros de altura la tomó la Gobernación de Tucumán en 1936. Ese año, la provincia compró 10 mil hectáreas de selva subtropical, pastizal de neblina y pastizal altoandino de una finca que se había mantenido prácticamente virgen: La Florida.

De esa manera se conformó el primer parque provincial. Fue apenas dos años después de la creación de los dos primeros parques nacionales: Iguazú y Perito Moreno.

Dos nuevas reservas provinciales

Cuatro años después, en 1940, 890 hectáreas que corren paralelos a la ruta 307, entre los kilómetros 20 y 38, son instauradas como área reserva natural provincial. Buscan preservar la quebrada del río Los Sosa, con bosques de cedros, nogales y laureles en los márgenes.

Ya en 1965, la provincia declara parque provincial unas 10 mil hectáreas del departamento de Tafí del Valle. Contiene ambientes de yungas y altoandina.

La reserva de yungas más austral

En 1972 se da otro gran paso: la provincia destina a reserva natural 20 mil hectáreas de la estancia Santa Ana. El límite oeste de la reserva son las cumbres de Santa Ana. El valor principal de la medida es que se convierte en la reserva de yungas más austral del país.

Es la reserva de bosques más grande de la provincia. Los propietarios del predio eran las familias Hileret y Quinteros, quienes tenían un ingenio azucarero en parte de la estancia.

El primer parque nacional de Tucumán

Tucumán tuvo su primer parque nacional justamente en las serranías del Aconquija. Fue creado por ley en 1995, con 18 mil hectáreas de yungas y altos andes. Se trata de Los Alisos, que hoy pasó a formar parte del nuevo parque nacional Aconquija. De hecho, hoy es el único portal de acceso a la reserva.

Ubicado entre los ríos Jaya y Las Pavas, sobre la ladera oriental de los cerros nevados del Aconquija, se extiende entre los 847 y los 5200 metros, por lo que es el parque nacional con mayor altitud del país.

Un mesías hizo posible el parque Aconquija

Aunque tiene un perfil bajo, poco duró la reserva con la que intentó manejarse Hansjörg Wyss, un multimillonario suizo de 82 años. Fue él, uno de los principales filántropos del mundo, quien puso los 14 millones de dólares necesarios para comprar y donar a favor de la Administración de Parques Nacionales siete estancias vecinas o cercanas al parque nacional Los Alisos.

Esas estancias agregan 50 mil hectáreas y pasaron a formar parte del nuevo parque nacional Aconquija, aprobado por el Congreso el 4 de julio de 2018.

“Wyss no quiere protagonizar la noticia, pero él comparte la visión que tenemos nosotros sobre la necesidad asegurar la recuperación de ecosistemas muy dañados”, asegura Sofía Heinonen, presidenta de la Fundación Flora y Fauna Argentina, la ONG que administró las donaciones de Wyss.

Una reserva a favor de los diaguitas

En la misma ley sancionada en julio, se incorpora al parque nacional, pero con el estatus de reserva nacional, unas 12 mil hectáreas que el Instituto Nación de Asuntos Indígenas le reconoce posesión ancestral a la comunidad diaguita de la zona.

El acuerdo establece el compromiso de otorgarle la titularidad de las tierras, de las sierras Los Ñuñorcos, a la comunidad de pueblos originarios, pero con destino a reserva. Esa figura permite que la comunidad mantenga ciertas actividades en el cerro mientras no afecten su preservación, como la cría de animales y el aprovechamiento de madera.

Un plan para sumar 11 estancias

En la legislatura tucumana están trabajando en un plan para hacer una primera ampliación del parque Aconquija. “Existen 11 estancia que sus dueños están dispuestos a vender”, adelanta el ex diputado nacional por Tucumán Miguel Nacul, principal impulsor del parque Aconquija y, en 1995, del parque Los Alisos.

Esa ampliación permitiría sumar 13.910 hectáreas.

El primer paso está por darse: este año la legislatura cedería por ley la jurisdicción ambiental de esas tierras a la Nación. Una vez hecha la sesión, el Congreso debe aceptarla. “Creemos que durante lo que queda de 2018 podemos llegar a la media sanción en el Congreso, por lo que para la aprobación definitiva debemos pensar en 2019”, pronostica Emiliano Ezcurra, vicepresidente de la Administración de Parques Nacionales.

En paralelo, la fundación Flora y Fauna, que ya tiene pre acordada la compra de las estancias, está en la búsqueda de donantes. Debe reunir unos 10 millones de dólares. Wyss podría hacer un nuevo aporte. “Pero queremos involucrar a donantes argentinos. Es importante que eso ocurra”, considera Sofía Heinonen.

El sueño de llegar a las 180.000 hectáreas

Si bien es por ahora una línea punteada marcada en mapas catastrales de la Administración e Parques Nacionales, el plan definitivo es incorporar al sistema de conservación las estancias que quedarían encerradas por las distintas reservas y llegar de esa forma a un área de conservación cercana a las 180.000 hectáreas.