En Mendoza escala el reciclaje inclusivo con un nuevo Centro Verde- RED/ACCIÓN

En Mendoza escala el reciclaje inclusivo con un nuevo Centro Verde

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

En Las Heras, un municipio de Mendoza, se inauguró una nueva planta de clasificación de residuos sólidos urbanos que permitirá formalizar el trabajo de 300 recuperadores urbanos. La iniciativa contempla la instalación de puntos verdes, que funcionarán con la atención de recuperadores quienes recibirán los materiales reciclables y además indicarán cómo hacer la separación de residuos en origen.

Una imagen del Centro Verde de Mendoza.

Intervencion: Victoria Guyot

¡Hola! El jueves se inauguró un nuevo Centro Verde en Las Heras, Mendoza, que permitirá generar nuevas oportunidades para recuperadores urbanos. Viajamos para conocer la experiencia y conversar con los protagonistas.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Con la inauguración del Centro Verde en el municipio mendocino Las Heras, 300 recuperadores urbanos tendrán la oportunidad de formalizar su trabajo. En esta planta de clasificación de residuos sólidos urbanos se esperan recuperar 6000 toneladas de material reciclable al año. La iniciativa, que es muy relevante para toda el Área Metropolitana de Mendoza, contempla la instalación de puntos verdes. Los mismos funcionarán con la atención de recuperadores quienes recibirán los materiales reciclables y además indicarán cómo hacer la separación de residuos en origen.

A los 18 años, Mayra Quiroz comenzó a trabajar en Borbollón, un basural a cielo abierto.  Allí llegaba alrededor de las 6 de la mañana y se quedaba hasta que terminara de separar el material entre la basura. La recuperadora urbana de 31 años cuenta que en el basural no hay sombra, no hay baño y las condiciones son insalubres. Sus padres también trabajaron durante años allí. Ella calcula que son unas 500 personas las que asisten al basural Borbollón para obtener ingresos a partir de la venta de los materiales que allí encuentran.

El nuevo Centro Verde es una oportunidad para ella para tener mejores condiciones laborales. “Ahora, voy a tener un trabajo más limpio, más cuidado y voy a correr menos riesgos. Es una oportunidad muy importante”, señala.

Al Centro Verde se incorporaron dos cooperativas, El Aguaribay y El Algarrobo, y grupos de trabajadores, como Borbollón y Manos Unidas. Los planes de trabajo incluyen tareas de recolección domiciliaria, promoción ambiental, recolección en grandes generadores, logística y acondicionamiento de los materiales para su venta.

Cristian tiene 44 años y forma parte de la cooperativa Algarrobo. Hasta el momento, el se desempañaba como vendedor ambulante. Vendía papel higiénico, rollos de cocina y bolsas de consorcio. “Tengo cinco hijas, que viven conmigo en casa y tener un trabajo fijo nos va ayudar a mejorar nuestro futuro. Vamos a tener más estabilidad”, expresa.

La planta, localizada en el Parque Industrial de Las Heras, cuenta con todo lo necesario para el acondicionamiento de los residuos reciclables: báscula para pesar camiones, enfardadoras, cintas de clasificación y las herramientas indispensables para desarrollar las tareas. También se cuenta con carros y triciclos de recolección para el trabajo en los distintos distritos.

Romina Bustos, de 30 años, es otra de las recuperadoras urbanas que se incorpora a trabajar a la planta. “Esta iniciativa es muy importante para nosotros porque vemos la posibilidad de tener un trabajo digno. Dejamos de estar en la calle, sin herramientas de protección y empezamos a trabajar de otra forma. Se valora mucho tener un lugar”, expresa.

2

La colaboración entre distintos actores. La inauguración se da en el marco del proyecto “Programa Recuperadores” que Danone, Fundación Avina, el Fondo Danone Ecosystem y la Fundación Interamericana llevan adelante. Esta es la tercera experiencia que desarrollan en la provincia. En este caso, la maquinaria y la logística de recolección fue aportada por el Programa Argentina Recicla del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

“Estamos orgullosos de concretar este nuevo proyecto en alianza con la Fundación AVINA para seguir fortaleciendo y acompañando la labor de los recuperadores urbanos. Hace más de 10 años que, a través de nuestro Programa de Reciclaje Inclusivo, impulsamos este tipo de iniciativas articuladas entre el sector público-privado en pos de continuar generando impacto positivo a mucha mayor escala” añadió Diego Buranello, Director de Asuntos Corporativos de Danone.

“Desde Fundación Avina entendemos la relevancia que tiene avanzar en procesos de política pública que consagren al reciclaje inclusivo en la gestión municipal de residuos y creemos que hay grandes avances en la mirada del sector privado sobre el reciclaje inclusivo y el compromiso frente a esto. El rol de los recuperadores urbanos está en el centro de la economía circular y son iniciativas como esta las que necesitamos para hacer posibles sistemas de reciclaje con inclusión de recicladores”, expresó Gonzalo Roque, Director Regional de Reciclaje Inclusivo de Fundación AVINA.

En esta iniciativa, se involucró la Cooperativa de Recuperadores de la ciudad de Buenos Aires El Álamo, que brindó el asesoramiento para la conformación y formalización de las cooperativas, para el diseño del programa, y la puesta en marcha de la planta. El Álamo realiza la recolección del material puerta a puerta en más de 360 comercios del barrio de Villa Pueyrredón. Lo recolectado es llevado a una planta ubicada en las calles Roosevelt y avenida De los Constituyentes.

3

Escalar la experiencia. En 2019, el municipio mendocino de Guaymallén inauguró una planta de clasificación de residuos sólidos urbanos en el marco del mismo programa. La planta de Las Heras parte con este camino ya recorrido para replicar los aprendizajes.

Oscar Fernández trabaja en la planta de Guaymallén y forma parte de la Cooperativa de trabajo Grilli. “Al principio nos costó muchísimo conseguir los materiales. Teníamos el lugar y las maquinarias, pero nos falta organizar la recolección. El proceso nos demoró dos años. La pandemia trabó aún más el proceso. Ahora ya desarrollamos una dinámica con los vecinos y llegamos a recolectar unas 65.000 toneladas de material por mes”, relata.

Fernández hace mantenimiento en la planta y sale a la calle dos veces por semana. La cooperativa tiene un plan de trabajo equitativo y los roles son rotativos. “Agradezco que se formó la cooperativa, porque es otra clase de vida. Cambia mucho la forma de trabajo comparado con el basural”, cuenta el referente de Grilli. En 2019, en la planta de Guaymallén comenzaron 30 cartoneros y cartoneras. Hoy son 57.

En 2019, Matías Zanini se mudó desde Buenos Aires a Mendoza para contribuir con la planta de reciclaje que se inauguró ese mismo año en Guaymallén. Él trabajó ocho años para la cooperativa El Álamo en Buenos Aires y le propusieron colaborar en este proyecto para transmitir su experiencia. Hoy también colabora con la planta de Las Heras.

Los recuperadores urbanos que integran el Centro Verde de Las Heras fueron a la planta de Guaymallén para conocer la experiencia y replicar los aprendizajes.  “Nos tenemos que ayudar entre nosotros. Estamos todos en la misma. Nacimos en la calle, estuvimos entre la basura y queremos salir adelante en conjunto. Por eso nos unimos entre las cooperativas”, dice Zanini. Y agrega: “La camiseta es pesada y hay que aprender a organizarse. Es importante hacer promoción entre los vecinos. No llegan miles de kilos de material de un día para otro. Pero poco a poco va creciendo”.

Zanini observa que los cartoneros y cartoneras son olvidados por la sociedad. “Si tenés uniforme te saludan y respetan, pero si acarreas un carro, ni siquiera se dan cuenta que estás ahí. Para nosotros es importante demostrar que podemos trabajar organizadamente para sacar adelante un proyecto que contribuye al medioambiente y que nos brinda un plato de comida”, reflexiona.

4

La semana pasada, conversé con María Castillo, directora nacional de Economía Popular. Ella es la primera cartonera que se convirtió en funcionaria pública. Hoy hay tres recuperadoras urbanas ocupando roles en el sector público en el país. Ella analiza qué implica esto y cuáles son los desafíos del reciclaje inclusivo en Argentina. Leela, acá.

5

El fin de semana fue el Lollapalooza y RED/ACCION estuvo allí haciendo una cobertura especial. Salud mental, género, ambiente y sustentabilidad son temas que atravesaron el festival. No te pierdas estas historias.

  • En el festival estuvo Reciclab, un laboratorio de reciclaje para reutilizar las botellas de plástico PET.
  • La lucha por la ley de humedales también se hizo presente.
  • Natura propuso unirse por el mundo al igual que nos unimos por la música. En su stand, se ofrecían distintos looks con maquillaje cruelty free y un mural para dejar mensajes positivos para el mundo.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable

Hasta aquí llegamos hoy. Los leo en [email protected] 

Hasta el martes,
Flor.

Con el apoyo de

Recibí Otra Economía

Una economía circular, inclusiva y de triple impacto. Todos los martes en tu mail. Por Florencia Tuchin.

Ver todas las newsletters