Estudiantes forman a docentes en herramientas digitales | RED/ACCIÓN

"El mayor desafío de mis estudiantes fue capacitar en programación, robótica y herramientas digitales a docentes"

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

La docentes Verónica Pisacic vio que a sus alumnos y alumnas no les interesaba los que enseñaba. Replanteó su manera de enseñar y les propuso trabajar con Aprendizajes Basados en Proyectos. Así, comenzó en 2015 el proyecto que hasta hoy permite que sus estudiantes capaciten en herramientas digitales, robótica y programación a estudiantes de todos los niveles y docentes de la ciudad salteña de Metán, primero. Y luego, a estudiantes y docentes de otros departamentos salteños y de provincias vecinas.

"El mayor desafío de mis estudiantes fue capacitar en programación, robótica y herramientas digitales a docentes"

La profesora Verónica Pisacic con estudiantes de la Escuela José Manuel Estrada, de Metán, Salta. / Foto: Gentileza

Verónica Pisacic es docente de la Escuela de Comercio N° 5003 José Manuel Estrada, en Metán. Esta localidad salteña tiene unos 44.000 habitantes, siete instituciones educativas de Inicial y Primario, y siete escuelas secundarias. Docentes y estudiantes de casi todos estos espacios educativos fueron formados con distintas herramientas digitales, programación y robótica por parte de alumnos y alumnas de Pisacic.

¿Cómo surgió el proyecto de educar a otros en nuevas tecnologías?
—Surgió en 2015. Yo dictaba tres materias: Programación Imperativa, Física y Práctica de Oficina II. Ví que a los jóvenes no les atraían los contenidos que enseñaba, les daba lo mismo aprenderlos que no aprenderlos. Entonces, replanteé las prácticas áulicas y me propuse trabajar con Aprendizajes Basados en Proyectos (ABP). Lo primero que les propuse (a los estudiantes de Práctica de Oficina II —donde se enseña el paquete de Office e Internet—) fue hacer un Taller de Informática donde ellos capacitaran a niños de Nivel Inicial, enriqueciendo con nuevas tecnologías los aprendizajes abordados por las docentes. Eran 36 estudiantes y se dividieron en tres grupos para capacitar a las distintas salas. Para ejecutar los talleres, los jóvenes tuvieron que reveer los contenidos abordados durante su paso por la secundaria y aprender los nuevos. Por ejemplo, en el primer Taller de Informática les enseñaron las partes de una notebook, cómo manipular el mouse, a abrir y cerrar programas, juegos educativos —con los que se reforzaban contenidos como números, colores, valores y fotosíntesis, entre otros—. También comenzamos a capacitar a las familias porque consideramos que si incentivábamos a los niños a utilizar una computadora para aprender, debíamos también capacitar a sus padres y tutores sobre el cuidado que debían tener a la hora de brindarle un dispositivo electrónico para que refuercen su aprendizaje.

¿Qué impacto tuvo este trabajo en los y las estudiantes y en la comunidad?
—En la comunidad se corrió el comentario sobre lo que hacían los estudiantes del Estrada y nos empezaron a llamar otras instituciones educativas, a las que respondimos con capacitaciones de acuerdo a sus necesidades. Así fue que empezamos a capacitar en programación y robótica para nivel secundario. Esto surgió porque un colegio rural, a 25 km de nuestra ciudad, habían llegado unos drones que no sabían usar en el ámbito educativo. Acordamos que ellos nos prestaban los drones para que nuestros jóvenes aprendan a programarlos y nosotros les dábamos una capacitación de una semana en programación de drones. Nuestro mayor desafío como equipo fue cuando nos pidieron capacitar en programación, robótica y herramientas digitales a los docentes. La experiencia fue exitosa y los chicos se convirtieron en referentes educativos de la provincia. Y el ministerio de Educación nos encomendó la tarea de capacitar a estudiantes y docentes de cuatro colegios del departamento vecino de Anta —en ensamblado y programación de Robot Lego EV3—. También sumamos pedidos de provincias vecinas. Y los estudiantes participaron en eventos provinciales, nacionales e internacionales de robótica—en 2019 representaron a la Argentina en el Evento Internacional de Robótica “RUNIBOT” que reúne a los mejores robotistas del mundo, destacándose por ser el único equipo de mujeres que competía.

—¿Cómo trabajaron en 2020, atravesados por la pandemia?
—En 2020 diseñaron e imprimieron máscaras faciales que donaron al personal de salud, tránsito y policial. También diseñaron e imprimieron máscaras de bioseguridad con filtros recambiables para el personal de salud. Para la compra de insumos colaboró el municipio y la comunidad. El equipo de capacitación trabaja hace 7 años ejecutando proyectos solidarios pedagógicos en la comunidad. Cada año se renueva parte del equipo con los alumnos de cuarto año que ingresan y a los que los de quinto año acompañan pasando su legado, creando un lazo de conocimiento y solidaridad.

¿Con un modelo educativo semipresencial, cuál es el proyecto que están trabajando?
—En 2021 observamos las dificultades que teníamos para llegar a los alumnos porque algunos no tenían conectividad o dispositivos. Entonces, surgió el proyecto EDUTEC el Aula Digital, que consiste en un programa de televisión que se difunde por el canal de televisión de nuestra ciudad: Espacio TV, por las redes sociales y un canal de Youtube. A través de este programa, los robotistas enseñan a usar el paquete de Office y a editar video desde la aplicación del celular, entre otros contenidos. Porque la mayoría cuenta con celular y no computadora. Actualmente, estamos capacitando a docentes en herramientas digitales a través de un celular, para que aprendan a diseñar su material didáctico desde la aplicación Word del celular o a utilizar la plataforma de Zoom para el dictado de clases, entre otros. 

 

***

Esta entrevista fue publicada originalmente en Reaprender, la newsletter sobre educación que edita Stella Bin. Podés suscribirte en este link.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.