Hache Merpert: "Acompañamos a los adolescentes para que desarrollen ideas que les permitan hacerse escuchar" | RED/ACCIÓN

Hache Merpert: "Acompañamos a los adolescentes para que desarrollen ideas que les permitan hacerse escuchar"

El director de Clubes TED-Ed, un proyecto del que participaron estudiantes de todo el país, cuenta cómo adaptaron el programa por la pandemia. "Queremos salir de este proceso haciendo las cosas mejor de lo que las hacíamos antes, y no igual pero adaptados", dice.

Hache Merpert: "Acompañamos a los adolescentes para que desarrollen ideas que les permitan hacerse escuchar"

¿Cuáles es el objetivo de los Clubes TED-Ed?
—Acompañar a los adolescentes en el proceso de desarrollo de una idea que les permita hacerse escuchar a partir de lo que los moviliza y apasiona. El proceso se desarrolla en escuelas y organizaciones educativas (formales y no formales), en grupos que nosotros llamamos “Clubes”. Cada grupo cuenta con un facilitador y esa persona en general es un docente. Pero también puede ser un chico que forma parte del proyecto y decide asumir el rol de líder. 10 semanas es lo que dura el proceso, que culmina con un mini evento TED dentro de la escuela.

¿Cómo adaptaron el proceso en estos tiempos de educación no presencial?
—Promovemos un nuevo funcionamiento de grupo en el que el docente no tenga que trabajar uno a uno con cada estudiante para vincularlos, sino que entre los mismos pibes haya ciertas dinámicas y sistemas de incentivos que les permitan, entre ellos, ayudarse a aprender. Sistema de familias: así denominamos a este formato de trabajo en el que le proponemos a los Clubes que los espacios sincrónicos (donde todos están conectados a la vez, el típico Zoom) y los espacios asincrónicos (la tarea que tienen que hacer entre un encuentro sincrónico y el siguiente) puedan “coserse” a través de una división en subgrupos (de 4 a 7 chicos cada uno). Estas “familias” se sostienen a lo largo de todo el proyecto y tienen la tarea de acompañarse y estimularse mutuamente. Es una propuesta transversal que ayuda a que el proceso de aprendizaje suceda, más allá de la intervención del docente.

¿Qué aprendizajes les dejan estos últimos dos meses y cómo se proyectan para el resto del 2020?
—Generalmente cuando pasan cosas que nos cambian totalmente lo cotidiano, la primera reacción que tenemos es la de adaptar lo que hacíamos antes a las nuevas condiciones. Inventar algo nuevo es lo que nos propusimos en el equipo de Clubes TED-Ed. Decidimos usar estas restricciones para encontrar el corazón de lo que hacemos y proyectarlo hacia adelante. Desde hace dos meses nos estamos “rompiendo la cabeza” para que los procesos en línea no sean solamente lo que podemos hacer ahora porque no nos podemos encontrar presencialmente. Queremos aprovechar al máximo su potencialidad y sus posibilidades, y desde ahí encaramos esta etapa. El objetivo final es salir de este proceso haciendo las cosas mejor de lo que las hacíamos antes, y no igual pero adaptados.

Esta entrevista fue publicada originalmente en Reaprender, la newsletter sobre educación que edita Stella Bin. Podés suscribirte en este link.

Teletrabajo en barrios populares: una red de escuelas genera empleos digitales en plena cuarentena