Historia de la exploración espacial, comentado por Federico Kukso | RED/ACCIÓN

Historia de la exploración espacial, comentado por Federico Kukso

Un especialista invitado comenta un libro de no ficción y elige los seis párrafos de ese libro que más le hayan llamado la atención.

Historia de la exploración espacial
Roger R. Launius
Grijalbo

Uno (mi comentario)

Toda odisea tiene su Homero. En el caso de la gran epopeya espacial del siglo XX -la llegada de Neil Armstrong y Buzz Aldrin a la "magnífica desolación" lunar el 20 de julio de 1969- cuenta con muchos, múltiples rapsodas. 

Norman Mailer, por ejemplo, compiló en Of a Fire on the Moon sus crónicas escritas en la revista Life entre 1969 y 1970. Tom Wolfe cubrió el auge de la figura del astronauta en The Right Stuff, al igual que Matthew H. Hersch lo hace en Inventing the American Astronaut

Para A Man on the Moon, Andrew Chaikin se nutrió de entrevistas en profundidad con veintitrés de los veinticuatro viajeros de la luna. Y recientemente, Charles Fishman puso en One Giant Leap la carrera espacial en su contexto político, una lucha por el orgullo nacional. 

En cada caso, estos autores hacen foco sobre un aspecto del gran acontecimiento del siglo XX. Ponen en primer plano un rasgo, una faceta. Roger D. Launius, en cambio, prefiere el plano secuencia: captura el alunizaje desde una perspectiva más integral, dinámica, imposible de desconectarla de su pasado ni de su inminente futuro. 

Cada libro de este investigador, que entre 1990 y 2002 fue el principal historiador de la NASA, está hecho como para ser leído tanto por generaciones actuales como por curiosos dentro de 200 o 500 años.

En The NASA Archives: 60 Years in Space (Taschen), por ejemplo, Launius rindió un homenaje visual a la agencia espacial estadounidense y sus logros (y dramas) desde su fundación en 1958. Y ahora en su magnífico y ambicioso libro Historia de la exploración espacial (Grijalbo) va por más: conduce al lector en un viaje de redescubrimiento por nuestro amor por las estrellas -la conexión cósmica, como la llamaba Carl Sagan-, aquel sentimiento insondable que impulsa nuestra expansión por el cosmos, tanto física como guiados por la imaginación: de la infancia de la tecnología de cohetes al proyecto Mercury, el primer gran salto de Yuri Gagarin y Valentina Tereshkova, la rivalidad entre Estados Unidos y la Unión Soviética, los desastres de los transbordadores, nuestras primeras colonias espaciales (las estaciones en órbita), el avance de China, India y la agencia europea y nuestros embajadores robóticos ansiosos por posarse en cada mundo exótico o luna perdida del sistema solar.

Así vista y narrada, la odisea de Armstrong, Aldrin y Collins a la Luna no es la culminación de un proyecto nacionalista de un solo país, la meta de una carrera, sino un episodio entre muchos de la gran novela espacial de toda la especie humana que recién está por comenzar.

Dos (la selección)

Todo comenzó con un sueño. Desde los albores de la historia, los seres humanos, fascinados por el universo, hemos deseado saber más sobre él. Los pioneros de los vuelos espaciales trabajaron con ahínco para hacer realidad el sueño de explorar el sistema solar. Movidas por esta pasión, personas de todo el mundo evaluaron las posibilidades, trabajaron para crear un marco teórico y experimentaron con rudimentarios cohetes. La Segunda Guerra Mundial marcó un antes y un después; todos los países implicados en el conflicto desarrollaron algún tipo de tecnología espacial como arma. El cohete V-2 alemán, diseñado por el célebre ingeniero Wernher von Braun, fue el más avanzado de estos esfuerzos, y todas las naciones que después se aventurarían al espacio estudiaron o adaptaron su diseño.

Tres

Como comentó una vez el gran escritor de ciencia ficción estadounidense Ray Bradbury: "Demasiadas personas han dejado de emocionarse y sentir admiración por las cosas extraordinarias que hemos realizado en el espacio. En vez de destrozar el futuro, contemplemos de nuevo las metáforas creativas que hacen de los viajes espaciales una experiencia religiosa. Cuando la onda expansiva de lanzamiento de un cohete te empuje contra la pared y tu cuerpo se sacuda toda la tensión acumulada, escucharás el gran grito del universo y el llanto de alegría de las personas a quienes transformó lo que vieron". El poder de lanzamiento de un gran cohete es sobrecogedor. Si ya impresiona visto por televisión, en persona es abrumador y singularmente mágico. Para todo el que lo haya presenciado en directo, un lanzamiento es una vivencia transformadora.

Cuatro

La primera persona en pisar la Luna, Neil Armstrong, reflexionó: "El logro decisivo del Apolo fue demostrar que la humanidad no está encadenada para siempre a este planeta, que nuestra visión puede ir más allá y que nuestras oportunidades son ilimitadas".

Cinco

Por un corto periodo de tiempo, en el verano de 1969, la misión de la Apolo 11 logró unificar a la nación estadounidense inmersa en la guerra de Vietnam y amargamente dividida por tensiones políticas, sociales, raciales y económicas. El reverendo Ralph Abernathy, líder de los derechos civiles, encabezó una protesta en Cabo Cañaveral para llamar la atención sobre la difícil situación de los pobres en Estados Unidos. La protesta sirvió para recordar que la pobreza todavía devastaba las vidas de muchos norteamericanos. Pero Abernathy no protestaba contra la misión en sí, como pronto aclaró. No deseaba sino el éxito de la Apolo 11, e insistió en que rezaría por la seguridad de los astronautas y en que, como estadounidense, estaba orgulloso de los logros espaciales de su nación.

Seis

Si los humanos permanecen en la Tierra, la especie humana terminará extinguiéndose ya sea por la alteración del delicado equilibrio del ecosistema planetario, por un exterminio nuclear, por la expansión del sol al final de su ciclo de vida o por otra catástrofe no prevista. Para evitar ese desenlace los humanos deben convertirse en una especie multiplanetaria.

Siete

Desde los albores de la era espacial, la humanidad ha explorado un gran parte del sistema solar. No obstante los descubrimientos que nuestra especie realice durante el siglo XXI seguramente empequeñecerán los anteriores logros de la historia de la exploración espacial.


En SIETE PÁRRAFOS, grandes lectores eligen un libro de no ficción, seleccionan seis párrafos, y escriben un breve comentario que encabeza la selección. Todos los martes podés recibir la newsletter, editada por Flor Ure, con los libros de la semana y novedades del mundo editorial.

Recibí SIE7E PÁRRAFOS

Sobre libros y escritores. Todos los martes, por Flor Ure.

Ver todas las newsletters

Te necesitamos para seguir cambiando la realidad y hacer un periodismo más participativo.

HACETE MIEMBRO

Por qué Australia se está quemando

Muchos comentaristas han respondido a la severa temporada de incendios forestales de Australia haciendo sonar la alarma sobre el calentamiento global. Pero aunque la volatilidad climática ciertamente representa una amenaza para Australia, la causa más inmediata de los incendios masivos de este año es la mala gestión de la tierra y los bosques.

Mark Zuckerberg predice cómo será la próxima década tecnológica; llega el fin de las llamadas telefónicas

El fundador y CEO de Facebook suele todos los años ponerse nuevas metas, pero esta vez cambió. En su lugar habló de lo que quiere que pase y en lo que trabajará en los próximos 10 años.

Educación

Intervención: Pablo Domrose. Foto: Norma Martínez

Sandra y Norma, la historia de una mujer gitana que lloraba porque no sabía leer y la bibliotecaria que le cambió la vida

“No fui a la escuela porque en mi época íbamos de un lado a otro”, le dijo Sandra cuando le rogó que le enseñara a leer. Norma, de la biblioteca Gladys Smith de Mar del Plata, se conmovió y armó un plan de alfabetización. Otras mujeres de esa comunidad romaní se sumaron a las clases. Aprender a leer les significó desde poder tramitar el DNI hasta tomar el colectivo solas. Con los años, ese taller creció hasta convertirse en una escuela primaria para adultos.