Informate, pedí, reclamá: un sitio web ayuda a las personas con discapacidad a hacer valer sus derechos | RED/ACCIÓN

Informate, pedí, reclamá: un sitio web ayuda a las personas con discapacidad a hacer valer sus derechos

Cuando tramitan servicios, las personas con discapacidad suelen enfrentanse a un sistema complejo, con muchos organismos involucrados y en el que escasea la información clara. La plataforma "Discapacidad y Derechos" justamente organiza la información y conduce a los usuarios por las posibles vías de reclamo en temas de salud, educación, transporte y trabajo.

Intervención: Pablo Domrose

“He tenido problemas al momento de exigir pasajes que me corresponden como persona con discapacidad; capaz te hacen ir tres veces y te quedás en el camino, porque la información que te dan no es clara o la página no es accesible”. Andrés, con ceguera de nacimiento, cuenta que el del transporte es uno de los tantos problemas con los que ha lidiado a la hora de hacer valer sus derechos.

No es la única persona con discapacidad que se topa con desinformación, sobreinformación, desorganización o falta de accesibilidad en estos casos.

“Recibíamos muchas consultas sobre incumplimiento de obras sociales, prepagas y del Estado frente a las prestaciones a las que tienen derecho las personas con discapacidad”, cuenta Dominique Steinbrecher, abogada del programa Discapacidad y Derechos Humanos de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ).

Este diagnóstico motivó a la ONG a crear Discapacidad y Derechos, un sitio web que busca “brindar información y herramientas” para reclamar las prestaciones contempladas en normativas nacionales y locales.

“Detectamos que no existía claridad sobre los caminos a seguir cuando enfrentabas una barrera, las personas desconocían las vías disponibles para reclamar”, sigue Steinbrecher.

Andrés Terrile, una de las personas que participó del desarrollo de la plataforma.

Discapacidad y Derechos comenzó a gestarse en 2018 con distintos talleres apoyados por la consultora INSITUM, con la idea de hacer a las personas con discapacidad partícipes de la búsqueda de soluciones. 

El resultado fue un sitio que divide la información en 13 secciones: Certificado Único de Discapacidad, pensiones no contributivas, terapias de habilitación y rehabilitación, prótesis y órtesis, dispositivos y ayudas técnicas, apoyos para la vida independiente, apoyos para la inclusión en la escuela, dispositivos comunitarios de salud mental, derechos sexuales y reproductivos, medicamentos, transporte accesible, dispositivos de inclusión laboral y reintegros de obras sociales y prepagas.

A partir de estas secciones, los recorridos posibles en el sitio se bifurcan según la situación de cada persona (por ejemplo, si tiene o no obra social o si ya hizo un reclamo), con instrucciones sobre los posibles pasos a seguir para reclamar.

“Hay bastante confusión sobre el tema. Aunque muchas personas con discapacidad conocen sus derechos, no conocen detalles o cómo hacer reclamos. Es un sistema muy desordenado y complejo por la gran cantidad de actores involucrados, como obras sociales nacionales, provinciales, universitarias, el sistema público, etcétera. La idea del sitio es ordenar los caminos disponibles”, explica Steinbrecher.

El sitio también ofrece información sobre las normativas vigentes y sobre organismos públicos donde asesorarse.

Además, Discapacidad y Derechos incluye más de 100 modelos de reclamo descargables que pueden usarse para exigir derechos ante entidades y organismos por la vía administrativa.

“Algunos inician un amparo sin agotar vías administrativas, que además de ser menos costosas también son más rápidas”, explica Steinbrecher. Y cuenta que muchas personas hacen reclamos ante los organismos de manera informal, como, por ejemplo, telefónicamente, pero que este tipo de reclamo es menos efectivo.

Otra opción que menciona la abogada es la de personas que ya tramitaron reclamos por la vía administrativa, pero descubren en el sitio alguna otra instancia, o se percatan de que solo queda reclamar por vía judicial.

En este caso, Discapacidad y Derechos brinda, además de información sobre los reclamos por la vía judicial, un listado de lugares de patrocinio jurídico gratuito.

Un sitio testeado, accesible y necesario

“Está muy bien pensado, se tomaron en cuenta las distintas discapacidades”, dice Andrés, con quien abrimos esta nota, una de las personas con discapacidad que testeó el sitio.

Dice que le “fue fácil navegarlo” y destacó herramientas útiles como los audios que reproducen el contenido de cada página, “lo cual es más práctico que el lector de pantallas (el software que usan las personas con discapacidad visual que transforma en audio el texto de una página)”.

El sitio está diseñado desde la accesibilidad. Por ejemplo, se buscó un contraste de colores que facilitara su navegación y se incluyó un buscador.

A su vez, por la gran cantidad de consultas recibidas sobre mecanismos de reclamo en tiempos de pandemia, ACIJ incorporó al sitio el botón COVID-19, con información sobre los procedimientos que rigen en días de distanciamiento social.

María Monza participó de los testeos de accesibilidad y usabilidad de la plataforma.

Pero, más allá de las cuestiones técnicas, el sitio resalta por su contenido.

Andrés cree que “la discapacidad es un tema invisibilizado”, y que sitios que informen al respecto son siempre necesarios.

Augusta, otra de quienes testeó el sitio, hace una lectura similar. Ella es madre de una chica de 10 años que tiene un trastorno de desarrollo y su experiencia grafica el valor de la información organizada y accesible: “Me hubiese servido muchísimo algo así cuando me dieron el diagnóstico y tuve que hacer muchos trámites, como los del CUD [el Certificado Único de Discapacidad]. Son momentos difíciles y no había un lugar con toda la información ordenada. Yo tuve que ir preguntando a distintas personas, como los profesionales que atendieron a mi hija, e ir armando el rompecabezas”.

Macarena es ciega, aprendió a filmar e inspiró una nueva forma de enseñar

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

EN PROFUNDIDAD