Juegos Olímpicos de la juventud: ¿qué te interesa saber sobre los chicos de la cueva de Tailanda y el equipo de refugiados?

Este sábado arranca la tercera edición de los juegos para atletas de entre 15 y 18 años, es decir, nacidos en el siglo XXI. Desde RED/ACCIÓN nos vamos a enfocar en tres temas en particular y queremos que nos cuentes qué preguntas tenés al respecto.

Por Joaquín Sánchez Mariño

4 de octubre de 2018

2018-argentina-buenos-aires-olympic-day-01

Serán del 6 de octubre al 18 en la Ciudad de Buenos Aires. La fiesta inaugural se realizará este sábado a las 20 en el Obelisco. Serán en total 241 eventos de 32 deportes diferentes, en los que competirán 4012 atletas que llegarán de todo el mundo (la Argentina aporta 141 deportistas). Los participantes deben tener entre 15 y 18 años (es decir: haber nacido entre el 2000 y el 2003). Será la tercera edición de los Juegos de la Juventud. La primera edición se hizo en Singapur (2010) y la segunda en Nankin (China, 2014).

Pero más allá de la cobertura deportiva, desde RED/ACCIÓN nos interesa profundizar en tres aspectos particulares:

  • La llegada del equipo de fútbol tailandés que quedó atrapado en una cueva en junio de este año.
  • La participación del equipo olímpico conformado por refugiados.
  • El futuro de las obras construidas y las inversiones hechas a raíz de los JJOO.

Aquí va un resumen, y al pie, y contanos qué más te interesa saber sobre estos puntos.

Pandi es la mascota oficial de los juegos.
Pandi es la mascota oficial de los juegos.

Los Jabalíes Salvajes

Así se llama el equipo de los 12 chicos tailandeses que, junto a su entrenador, quedaron atrapados en una cueva en junio de este año. Estuvieron 17 días sin ver la luz del sol, entre el 23 de junio y el 10 de julio. Tienen entre 11 y 16 años y serán parte de la ceremonia de apertura de los juegos y disputarán un partido de fútbol amistoso con otros atletas. Se alojarán en la Villa Olímpica.

¿Por qué vienen? “Demostraron enorme fortaleza y resiliencia, verdaderos valores olímpicos. Por eso les pedí que vinieran a los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires, para que compartan su experiencia con otros jóvenes atletas”, dijo Thomas Bach, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI).

Debuta el equipo de refugiados juvenil

Además de los 206 países que participan, este año se suma un equipo conformado por refugiados de todo el mundo. Será la primera vez que el Equipo Olímpico de Atletas Refugiados participe de los Juegos Olímpicos de la Juventud. La idea se estrenó en 2016, en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Lo propuso el Comité Olímpico Internacional: armar un cuadro de deportistas refugiados de todo el mundo que compitan en distintas disciplinas. Para Río se preseleccionaron 43 deportistas y el equipo finalmente estuvo conformado por diez atletas. No ganaron ninguna medalla, pero el premio de su presencia fue mucho mayor a cualquier podio.

¿Qué ocurrirá con las obras construidas?

Para lograr convertirse en sede de los Juegos, la ciudad de Buenos Aires compitió en la decisión final contra Medellín (Colombia) y Glasgow (Escocia). Para construir la villa Olímpica y distintas obras necesarias, se invirtieron más de 250 millones de dólares. Gran parte de inversión fue destinada a los departamentos de la Villa Olímpica, que tras los juegos serán adjudicados a los ciudadanos que hayan aplicado a un crédito para comprar uno de esos departamentos. Los juegos tendrán 29 escenarios, y en muchos de ellos se hicieron obras: Club Hurlingham, Tecnópolis, el paseo de la Costa en Vicente López, el Club Atlético San Isidro, el Club Náutico San Isidro, el Club Hípico Argentino, el Buenos Aires Lawn Tennis, el Cenard y los Bosques de Palermo.

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibí gratis todas las mañanas y
tardes nuestro resumen editorial