El campo argentino podría beneficiarse de la guerra comercial desatada por Trump

Los aranceles que China impuso a la soja de Estados Unidos se traducirían en 816 mil toneladas más producidas en Argentina por un aumento de 235 mil hectáreas en el área sembrada. Por otro lado se espera un aumento de US$ 6,50 por tonelada en el precio de la soja argentina, lo que equivale a un alza de 2,4% sobre el precio actual.

Por Iván Weissman

13 de julio de 2018

2013-04-24T120000Z_1216514897_GM1E94P08Z001_RTRMADP_3_ARGENTINA-SOY

El campo argentino podría ser uno de los grandes beneficiados de la escalada en la guerra comercial que detonó Donald Trump, ya que China y la Unión Europea buscarán alternativas a la soja y otros productos derivados que hasta ahora importaban de Estados Unidos.

Estados Unidos impuso un impuesto del 25% a importaciones chinas a productos que representan un total de US$34.000 millones, desencadenando lo que China la semana pasada ha llamado “la mayor guerra comercial de la historia económica”. Pekín respondió de inmediato con aranceles a la soja, la carne y los vehículos estadounidenses.

Un estudio de la Fundación del Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales (INAI) publicado esta semana estima que de mantenerse los aranceles chinos a la soja de Estados Unidos, habría 1,7 millones de toneladas menos de poroto de soja producidas en Estados Unidos, y 816 mil toneladas más producidas en Argentina. Esto debido a un aumento de 235 mil hectáreas en el área de soja sembrada. Y a mediano plazo, el precio de la soja argentina aumentaría 2,4%, o US$ 6,5 por tonelada (que hoy cotiza alrededor de US$ 300).

China es destino del 11% de las exportaciones agroindustriales de Argentina, por un valor de US$ 4.167 millones. A más del 50% de las potenciales exportaciones agrícolas argentinas se les abriría un mayor acceso al mercado del gigante asiático.

El origen de la disputa

  • Donald Trump está obsesionado con reequilibrar su balanza comercial con China. El año pasado la mitad del déficit comercial total de Estados Unidos fue con este país.
  • La soja ha sido un producto clave en la escalada de las tensiones entre los dos países, ya que China es el mayor importador del mundo y el principal cliente de Estados Unidos. En 2017, Estados Unidos exportó soja a China por U$S 12.356 millones, cifra que representa el 63% de las ventas de productos agrícolas a ese país y el 57,3% del total de exportaciones estadounidenses de soja (U$S 21.600 millones).
Crédito: Bloomberg
Crédito: Bloomberg

La oportunidad vendrá a fines de 2018

El impacto se comenzaría a ver a partir de la cosecha 2018/2019 (Oct-Sep). Debido a los aranceles sobre la soja de Estados Unidos, China deberá importar de destinos alternativos, procesar otro tipo de oleaginosas o importar harina de soja.

Brasil, que es principal productor del mundo, con 48% del mercado, podrá cubrir sólo parte del déficit.

Cabe mencionar que Estados Unidos tiene el 39% del mercado y Argentina ocupa el tercer lugar, con 8%.

  • Federico Di Yenno, economista de la Bolsa de Comercio de Rosario, dice que es una oportunidad para aumentar la penetración en el mercado chino a largo plazo. Afirma que el futuro dependerá no sólo de la reacción de los precios y de los desvíos de los importadores chinos hacia proveedores no estadounidenses sino del futuro de la política agroalimentaria china. Y ahí hay una oportunidad para que Argentina aumente sus exportaciones de los derivados de la soja ya que China puede decidir aumentar las importaciones de aceites y harinas de soja, o mediante la importación directa de carne.

Brasil, el principal beneficiado al corto plazo

  • Un estudio de la Universidad de Tennessee estima que el arancel generará una caída de las compras chinas de soja a Estados Unidos de U$S 4.500 millones y el gran beneficiado al corto plazo será Brasil, que es el principal exportador del poroto de soja a China.
  • Ese fenómeno ya se ve reflejado en los precios. Datos de Bloomberg muestran que en Estados Unidos, los precios promedio de contado ya cayeron y están al nivel más bajo en casi una década. En Brasil los exportadores viven un momento de auge. La soja para cargar en agosto se disparó y los precios muestran la mayor brecha desde que comenzaron a registrarse los datos en 2014. La prima se ha triplicado con creces desde fines de mayo.

Qué es el proteccionismo

El proteccionismo es la política económica de restringir las importaciones de otros países a través de métodos tales como aranceles sobre los bienes importados, cuotas de importación y una variedad de otras regulaciones gubernamentales, encareciendo así dichos bienes de modo que no sea rentable.

Lo que no sabemos

  • Es difícil predecir cuánto durará la disputa entre los EE.UU y China, y si Trump está dispuesto a ir hasta las últimas consecuencias. Analistas dicen que es temprano para hablar de un ganador, si es que hay uno. El conflicto genera incertidumbre, porque no se sabe a ciencia cierta qué es lo que podría suceder en el mediano plazo. A largo plazo todos pierden ya que la economía global sufre y el comercio cae.

El periodismo no sólo sirve para contar el mundo,
también sirve para cambiarlo.

Sumate a nuestro periodismo con propósito, y recibí todos los meses tu ejemplar de MONO, la revista desplegable de periodismo porque sí.

GPS

Todos los días, las historias del día, curadas por los editores de RedAcción

Recibí gratis todas las mañanas y
tardes nuestro resumen editorial