Cómo y por qué cambia la manera de evaluar a los y las estudiantes bonaerenses- RED/ACCIÓN

Cómo y por qué cambia la manera de evaluar a los y las estudiantes bonaerenses

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

En 2022 se retomarán las calificaciones numéricas para cerrar el ciclo lectivo, pero bajo un esquema que combina las valoraciones conceptuales durante el año.

Cómo y por qué cambia la manera de evaluar a los y las estudiantes bonaerenses

Claudia Bracchi / Intervención: Julieta De la Cal

Presentado por

El gobierno de la provincia de Buenos Aires presentó un nuevo esquema de evaluación que retoma las calificaciones numéricas (como nota final del ciclo lectivo). Pero mantiene las valoraciones conceptuales durante el año.

Conversé con docentes y estudiantes sobre el cambio propuesto. Para luego, teniendo en cuenta sus dudas y preocupaciones, entrevistar a Claudia Bracchi, subsecretaria de Educación de la provincia de Buenos Aires.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Claudia Bracchi / Intervención: Julieta De la Cal

Claudia Bracchi. Es la subsecretaria de Educación de la provincia de Buenos Aires. Durante el último mes su área informó que tras dos años de cambios por el cierre de escuelas, en 2022 se retomarán las calificaciones numéricas a la hora de evaluar en las secundarias bonaerenses, pero bajo un esquema distinto, que combina la evaluación cualitativa. No voy a profundizar en los detalles porque Infobae lo publicó de manera pormenorizada. A partir de ahí, conversé con docentes y estudiantes sobre cómo veían la puesta en práctica de la propuesta, y le pregunté a Bracchi. 

  • ¿A qué se debe en este momento el cambio en la forma de evaluar a estudiantes de primaria y secundaria?

    👉 Venimos de una situación excepcional producto de la pandemia. Donde se tomó al bienio 2020-2021 como una unidad pedagógica, que demandó decisiones en cuanto a la enseñanza y los sistemas de evaluación. Cuando retomamos el 2022 debimos hacerlo con determinadas características.

    👉 Durante ese tiempo. Desarrollamos el Registro Institucional de Trayectorias Educativas (RITE) que valoraba qué se había enseñado, qué se había aprendido y qué quedaba pendiente. Así, pudimos nominalizar a todos los estudiantes bonaerenses, tenemos el registro de trayectoria de cerca de 4 millones de estudiantes (de Inicial, Primaria y Secundaria). Así, también detectamos en 2020 que había unos 278.000 estudiantes de secundaria desvinculados de la escuela o con asistencia intermitente. Ya recuperamos a 216.000, aún nos falta reconectar a otros 62.000.

    👉 En 2022. Retomamos con el objetivo de revincular a los que aún falta y para intensificar saberes de las áreas pendientes. Si bien estamos en momentos de transición, se retoma la evaluación y promoción por materias, como venía siendo pre pandemia, con una calificación numérica. Y se continúa con el registro de trayectorias educativas, porque eso nos da una información cualitativa y nos permite una mirada integral de los y las estudiantes.

    👉 También. Se generaron nuevos cargos para intensificar el trabajo de los equipos de orientación educacional, que trabajan junto con los docentes y anticipan situaciones donde está en riesgo la continuidad pedagógica.

  • Raúl Zalazar es profesor en varias escuelas privadas y públicas del municipio de Escobar. Él dice: “Si por un lado hablamos de medición con calificación numérica (a fin de año) y, por otro lado, de valoraciones cualitativas (durante el año lectivo); se genera un choque al momento de cruzar esa información. Por ejemplo, para calificar entre 7 y 10 una Trayectoria Educativa Avanzada (TEA) ¿qué debo considerar?”.

    👉 Lo que tiene que considerar. Es lo mismo sin importar si ponés un número o una valoración. Porque se deben establecer criterios para la evaluación que indican. Los diseños curriculares establecen cuáles son los saberes socialmente valorados que hay que enseñar en cada área del conocimiento, y cuáles son las expectativas de lo que el docente debe enseñar y de lo que los estudiantes deben aprender.

    👉 La evaluación. Puede hacerse por diferentes vías: investigaciones que realizan, propuestas que elaboran, trabajos prácticos que desarrollan, exposiciones en equipo, pruebas, etc. Son distintas propuestas que el docente puede desplegar en el proceso de aprendizaje.

  • Entonces, ¿cuál es la necesidad de volver a la calificación numérica? ¿Por qué la decisión de hacer valoraciones cualitativas durante el año para luego cerrar con una nota?

    👉 Porque el régimen académico tiene determinadas reglas de juego. Que lo vamos a poner a revisión porque consideramos que durante estos dos años hemos aprendido mucho y es necesario revisar cosas para modificar. No podemos simplemente volver a lo que teníamos en la pre pandemia. El RITE, por caso, es algo que debería incorporarse. La forma de la organización de la enseñanza, si seguirá siendo por trimestre o cuatrimestre, etc.

  • Elsa Guillermo es inspectora de Educación Técnico Profesional en la provincia de Buenos Aires, explica: “En muchos casos aún la evaluación es un método que solo mide y cuantifica. O peor aún, que se utiliza como castigo y coercitivamente”. Por eso, pregunta si están pensadas instancias de capacitación para docentes y equipos directivos.

    👉 La Dirección de Formación Permanente. Tiene una fuerte trayectoria en capacitación y de hecho, en este momento, están abiertas las inscripciones a seminarios y cursos que se realizan sobre distintas temáticas, y que incluye a la evaluación, el registro de trayectorias, la valoración pedagógica y cómo se traduce a una escala numérica. Y nuestros docentes se anotan de manera significativa.

    👉 Hay mucho saber pedagógico construido. Que genera otras condiciones para enseñar y aprender, y que son contempladas en la formación docente. Como en la evaluación entraron nuevas preguntas y nuevas respuestas que deben ser tenidas en cuenta.

    👉 Hay un esfuerzo docente. Por entender la trayectoria, que implica acompañar el proceso de aprendizaje de cada estudiante. Porque no es solo ir a buscar a los estudiantes desvinculados, es recuperar saberes, es reponer lo que se enseñó y no se aprendió. Porque la evaluación es importante, pero más importante es que chicos y chicas accedan al conocimiento.

  • A varios docentes con los que conversé les preocupa cuál será el incentivo para un/a docentes de capacitarse cuando la calificación anual para todos casi siempre es un 10. “Porque, de poner una nota menor, se debe hacer un seguimiento personal y detallado que muy pocos directivos están dispuestos a realizar”, aclararon.

    👉 El sistema educativo. Tiene distintas instancias de evaluación para los y las docentes. Se hacen todos los años y lo que uno espera es que haya una valoración de la tarea de las y los docentes en término de la enseñanza. Después hay distintas opiniones acerca de esa evaluación de las y los docentes.

    👉 Si me remito a los docentes que se capacitaron el año pasado. Fueron 120.000 (de un total de 350.000 docentes que tenemos en la provincia) y lo hicieron en distintas áreas del conocimiento.

  • Otra preocupación de los docentes es cómo se va a informar a las familias sobre estos cambios.

    👉 Estamos trabajando. En un material para informar a las familias sobre el funcionamiento del sistema educativo. Y lo estaremos presentando en los próximos días.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable

2

Las dudas y preocupaciones de los y las estudiantes. Juan Francisco Delvalle Baez estudia en la Escuela de Enseñanza Técnica Nº 5 Dr. Salvador Debenedetti, del partido bonaerense de Avellaneda. Es secretario general del centro de estudiantes de su escuela y uno de los tres representantes bonaerenses en la  Mesa Federal de Centros de Estudiantes Secundarios (MEFECES). Él conversó con sus compañeros y me acercó las siguientes preguntas para Claudia Bracchi:

  • ¿Llevarse un área es como llevarse una materia?

    👉 No, ya no se evalúa más por área. En el 2022 se vuelve a evaluar por materia. Y el o la estudiante aprueba o desaprueba una materia.

  • ¿Las valoraciones Trayectoria Educativa Avanzada (TEA), Trayectoria Educativa en Proceso (TEP) y Trayectoria Educativa Discontinua (TED) llegaron para quedarse? ¿Qué significa eso?

    👉 Estas categorías. Permiten ver esa valoración pedagógica en el registro de cómo se va avanzando en la trayectoria educativa. Por eso, el RITE viene a acompañar y dar esa mirada integral de la trayectoria que después se va a expresar en una escala numérica.

    👉 A su vez. Ese registro de la trayectoria nos permite planificar sobre lo que hay que reponer, qué cosas de enseñaron y cuáles se aprendieron. Por eso es una mirada más integral.

    👉 Los y las docentes. Deben explicarle esto a sus estudiantes.

  • Muchos chicos y chicas expresan su disconformidad con no poder saber cuál va siendo su desempeño durante el año escolar al no tener una nota numérica, sino hasta el final. ¿Cómo piensan responder a esta necesidad? ¿Qué explicación crees que falta darles a los y las estudiantes?

    👉 Creo que falta explicarles más a los y las estudiantes. Sobre cómo serán evaluados a partir de este año. De hecho, los docentes tienen como tarea explicar lo que se enseña y lo que se evalúa. De hecho, yo siempre los pongo juntos.

    👉 Nuestra recomendación. Es que se comunique el proceso y la organización de la enseñanza. También que se detalle lo que se va a aprender, y cómo, para qué y por qué se evalúa.

3

Cómo evaluar trabajando con educación combinada. Así se llama esta charla que se realizó en el marco de Comunidad Atenea, una comunidad abierta de más de 16.000 docentes de toda Latinoamérica que se asocian para enfrentar juntos los desafíos educativos de nuestra época. En ella habla Rebeca Anijovich, una educadora de la que escuche hablar mucho a los y las docentes con las que conversé sobre evaluación. Te la super recomiendo 🤓.

Un mensaje de nuestro partner

Foto: Gentileza Banco Mundial

Generar información para comprender la situación actual de los aprendizajes de cada estudiante. Es una de las estrategias que el organismo internacional propone para superar la crisis de aprendizaje en Argentina. La enorme disparidad de niveles educativos entre los estudiantes amerita usar diferentes tipos de evaluaciones con objetivos e instrumentos complementarios.

  • Es fundamental. La realización de pruebas estandarizadas de aprendizaje —como la prueba APRENDER que se hizo en 2021— que brinden información periódica de los niveles de aprendizaje en el sistema educativo.

    👉 Además. Es necesario complementar con evaluaciones de tipo formativo que brinden información a docentes, que les permita conocer en qué nivel de aprendizaje está cada estudiante, y ofrecer actividades y recursos de aprendizajes adecuados a dicho nivel.

    👉 La experiencia de distintos países de la región. Las políticas evaluativas de Chile, Brasil, Colombia, México, Perú y Uruguay pueden resultar inspiradoras para Argentina.

  • En cuanto a recuperar los aprendizajes. Proponemos seis acciones. Acá un breve resumen:

    👉 Uno. Reinscribir y retener a los y las estudiantes.

    👉 Dos. Medir los niveles de aprendizaje

    👉 Tres. Priorizar los aprendizajes fundamentales.

    👉 Cuatro. Hacer más eficiente la enseñanza en el aula.

    👉 Cinco. Aumentar el tiempo de instrucción ampliando el año escolar.

    👉 Seis. Proveer apoyo psicosocial y de salud mental.

4

Matías Sojo

#3 preguntas a Matías Sojo. Durante 20 años fue profesor y directivo en varias escuelas secundarias. Desde hace cinco años trabaja en la Fundación Varkey, formando a docentes de toda Latinoamérica en innovación educativa (evaluación, trabajo colaborativo, educación emocional, etc.). Quise conversar con él sobre las evaluaciones formativas y su importancia a la hora de mejorar el proceso de aprendizaje de los y las estudiantes.

  • ¿Cuáles consideras que fueron los desafíos para poder evaluar lo aprendido por los chicos y chicas el año pasado? ¿Y qué función tuvo la evaluación formativa en ese contexto?
    👉 Primero. Hay que distinguir entre evaluar y calificar porque muchas veces se confunde. La calificación es la nota, mientras que la evaluación puede tener distintos formatos y es la que permite saber qué se aprendió y qué falta aprender.
    👉 Segundo. Cuando, durante la pandemia, se propuso la evaluación formativa, se propuso algo que ya debería hacerse desde hace tiempo. Y el mayor desafío estuvo en que en muchos casos no estaban dadas las condiciones para que se realizara, porque este tipo de evaluación exige del contacto entre alumno y docente —sea este virtual o presencial—. Y no todos los docentes ni sus estudiantes tuvieron garantizadas las herramientas para conectarse de manera virtual cuando no existía la presencialidad.
    👉 La evaluación formativa. Es un monitoreo de cómo se va aprendiendo, que  permite detectar dificultades que pueden aparecer durante el recorrido, para que luego docente y alumno diseñen juntos estrategias para lograr el objetivo. La idea es que el alumno no avance a ciegas, que el docente lo acompañe para valorar lo bueno que está haciendo, destacar sus logros, identificar las áreas a mejorar y crear oportunidad para que las carencias se subsanen.
    👉 Otra dificultad para implementar estas evaluaciones es la falta de formación docente. Por eso, cuando se sacó la nota en 2020, muchos docentes que usan la calificación como motor para el aprendizaje se quejaron por quedarse sin esa herramienta: ‘Sin la presión de la nota, ¿cómo hago para que tengan ganas de estudiar?’. Mientras que, el valor que tiene la evaluación formativa es ser un acompañamiento durante todo el proceso, no la prueba al final del trimestre que premia o castiga con la nota.
    👉 Más allá de todo esto. Yo creo que se hizo bien en sacar la nota durante esos años, por las circunstancias en las que estábamos enseñando. Hubiese sido muy injusto con los estudiantes calificarlos. Además, obligó a que todos de una u otra manera empezaran a hablar de evaluación formativa.

  • ¿Por qué consideras que la evaluación formativa debe sostenerse?

    👉 Porque creo que debe ser parte de la tarea docente acompañar y monitorear los avances del estudiante. Que se puedan comunicar los avances, que haya instancias de retroalimentación, que el alumno pueda evaluar en qué situación está y hacer correcciones si es necesario.

    👉 Nos acostumbramos a pensar que la escuela solo califica. Yo creo que la calificación es una artificialidad de la escuela. Porque uno en la vida no califica, pero si evalúa. En un paradigma antiguo la educación ponía metas y se veía quien llegaba y quien no. Hoy, tenemos que entender a la educación como un proceso de aprendizaje en el que se evalúa y se rediseña el recorrido si es necesario.

    👉 Hay que hacerlo. También atendiendo a la diversidad. Los estudiantes progresan a ritmos diferentes y tienen intereses diferentes. Parte de la evaluación es proponerles las metas que cada uno necesita, no una universal para todos.

  • ¿Cómo puede empezar un/a docente a trabajar con este tipo de evaluaciones?

    👉 Para acompañar, medir progresos y detectar áreas de mejora. El docente necesita aplicar instrumentos de evaluación que existen desde hace mucho en el sistema educativo como son la rúbrica o el portfolio, entre otras.

    👉 La rúbrica. Es el acuerdo claro desde el principio, entre alumnos y docentes, sobre los aprendizajes que van a intentar incorporar durante el proceso de aprendizaje. También es clarificar los grados de alcance de los mismos. Por ejemplo, si mi objetivo es comprender la Revolución francesa; cuándo va a ser muy bien comprendida, cuándo más o menos y cuándo no. Esto permite que el estudiante pueda ver solo en qué lugar de ese proceso está. Y al final se puede desembocar en una calificación o no, pero lo importante es el acompañamiento al alumno en el proceso de aprendizaje y de un modo visible para el estudiante.

    👉 El portfolio. Se usa mucho en el Nivel Inicial, es una recopilación de trabajos, ideas y producciones que el estudiante realiza durante el proceso de aprendizaje. Son evidencias de su recorrido.

    👉 En todos los casos. El eje de la evaluación formativa está en el proceso. Además, incorpora la autoevaluación y convierte al alumno en protagonista de su propio proceso de aprendizaje. Le permite detectar cómo aprender, qué lo ayudó y qué no, descubrir cuál es su mejor manera de aprender.

    👉 También. Es un proceso en el que hay que involucrar a las familias. El docente tiene que poder explicarles este modo de evaluación. De lo contrario, las familias van a querer la nota. Hay que explicarles que la calificación reduce mucho los avances que una persona pudo haber logrado. Mientras que la evaluación formativa cuenta detalles de un recorrido más rico.

    👉 Este tipo de evaluación. Abre la puerta a un nuevo paradigma educativo que para implementarse requiere de la colaboración de todos los actores del sistema educativo. Y eso no se logra bajando una circular: muchos no saben qué es una evaluación formativa, les demanda un esfuerzo extra aprenderlo. No es algo que se cambia de un día para otro.

Un mensaje de nuestro partner

#EducarEsPrioridad. Este es el lema de nuestro anuario de 2021. Entrá en este enlace y conocé todo el trabajo que realizamos para seguir mejorando la calidad y equidad educativa en la Argentina. 

Foto: Gentileza Defensoría del Pueblo bonaerense

Hoy quiero despedirme con esta imagen 👆recordando los 40 años de la Guerra de Malvinas y, desde entonces, el reclamo constante de Argentina de resolver el conflicto de manera pacífica. En ese contexto se realizó un mural participativo (la imagen que les comparto arriba muestra una parte) que ya  conforma el Museo de Arte Urbano a Cielo Abierto (MAUCA) del partido bonaerense de Esteban Echeverría.

¿Querés comentarme algo sobre la información que compartí? Escribime a [email protected] o por Twitter, Facebook o Instagram. Te estaré leyendo😉.

¡Hasta el próximo jueves!

Stella