La inversión social privada necesaria para transformar sistemas | RED/ACCIÓN

La inversión social privada necesaria para transformar sistemas

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Qué es el cambio sistémico y qué rol tiene el sector privado para llevarlo adelante.

La inversión social privada necesaria para transformar sistemas

¡Hola! El jueves, el Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE) y Ashoka Argentina, Uruguay y Paraguay armaron un evento en conjunto para reflexionar sobre el rol de la inversión social privada para alcanzar el cambio sistémico. Por eso en esta edición voy a contarte de qué se trata este concepto y por qué es importante desarrollarlo.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Qué es el cambio sistémico. Desde Ashoka, plantean que son las soluciones que buscan impactar en las raíces profundas de los problemas para lograr cambios que sean sostenidos en el tiempo y que mejoren la calidad de vida de las personas.

“Los emprendedores que realizan impacto sistémico no regalan pescado, pero tampoco enseñan a pescar, buscan transformar el sistema de pesca”, dice María Mérola, directora de Ashoka Argentina, Uruguay y Paraguay. “Para llevar adelante este abordaje se requiere colaboración, diversidad de miradas y sostener la inversión en el largo plazo, porque los resultados no se ven de manera inmediata”.

  • El rol de la inversión social privada. Para Javier García Moritán, director de GDFE, la inversión social privada es central para alcanzar el cambio sistémico. “Para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de cara al 2030, se requiere de una inversión anual de entre 5 y 7 billones de dólares. Si seguimos con las mismas recetas de inversión no vamos a lograr los resultados. Tenemos que lograr incentivar una inversión que sea capaz de nivelar los negocios resolviendo los grandes problemas de la sociedad al mismo tiempo”, dice.
  • La mirada del sector privado. Del encuentro participó Gustavo Grobocopatel, el presidente del Grupo Los Grobo. Él opinó que las empresas son cada vez más porosas y tienen límites más difusos. “El rol de la inversión social privada fue mutando. Primero fue la filantropía, después la Responsabilidad Social Empresaria y la sustentabilidad, y ahora deberíamos pensar en la creación de ecosistemas sustentables. Hay que crear redes con nuevos liderazgos que traten de aplicar el concepto de 'ser con otros', y creen un nuevo 'nosotros'".
  • Otra mirada interesante fue la de Ana Mercedes Botero, Directora Corporativa de Innovación Social en CAF, que señaló que el objetivo de la innovación social tiene que ser el cambio sistémico. “Los problemas complejos que tenemos en la actualidad no se resuelven de forma unilateral, en el corto plazo ni con proyectos individuales. Hoy estamos mitigando las consecuencias de esos sistemas que no funcionan bien, pero no estamos resolviendo los problemas de base”, comenta Botero.
  • Mirada a largo plazo. La referente de CAF señala que no existe el corto plazo para lograr el cambio sistémico. “Cuando se trabaja en el mediano y largo plazo, uno puede conseguir recursos adicionales: fondos, premios, financiación por resultados, entre otros. Estas son opciones que van más allá de la filantropía y la ayuda tradicional del Estado”, explica. Otras claves para lograr el cambio sistémico según Botero son: trabajar en red y formando ecosistemas; generar una constelación de confianza; fortalecerse en habilidades nuevas de gestión; y promover una dinámica colaborativa.
  • Por último, Silvia Bastante de Unverhau, Chief Philanthropy Officer de Co-Impact, contó cómo es el trabajo de la organización para evitar la dispersión de esfuerzos y apoyar el cambio sistémico. Co-Impact provee de financiamiento a emprendedores que trabajan en las áreas de educación, salud y desarrollo económico en países en vías de desarrollo. Explica: “Primero hacemos una llamada abierta en nuestro website para que apliquen las organizaciones que buscan fondos para llevar adelante un cambio sistémico. Tras una investigación, elegimos una organización y le otorgamos 500.000 dólares y hasta nueve meses de apoyo para ayudarla a diseñar el cambio sistémico. Después de esta etapa, algunas organizaciones reciben inversiones de hasta 25 millones de dólares durante cinco años, y apoyo técnico para lograr sus objetivos”.

2

Qero Eco Vasos lanzó una red de vasos reutilizables de café. ¿Cómo funciona? Pedís tu vaso en cualquier local adherido a la red y pagás una seña. Tomás tu café. Devolvés el vaso en cualquier local adherido a la red y recuperás tu seña. Las primeras cafeterías en ofrecer el servicio son Surry Hills Coffee y Cigaló Café, en la ciudad de Buenos Aires.

3

Dafna Nudelman (@lalocadeltaper) trae una nueva propuestas: Gratipacks. Un problema recurrente de la cuarentena, que ya nombramos en esta newsletter, es la cantidad de packaging que se genera por los deliverys. Con esta iniciativa, Nudelman busca una segunda vida útil a todos los elementos de paquetería que llegan y que están perfectos para ser reutilizados por alguien que lo necesite para sus envíos.

En la página de Facebook, podés publicar y pedir: cajas de cartón o de madera; bolsas de plástico, de papel, reutilizables de tela, de friselina; envoltorios de papel burbuja'; sobres de papel usables de cualquier tamaño; papel de envolver; entre otros. La única condición sugerida es que tienen que estar en muy buen estado.

  • También, podés circular frascos de vidrio y otros envases en este grupo. Y podés replicar la iniciativa en tu ciudad copiando esta información y completando este formulario.

4

¿Nos ayudás con nuestra próxima campaña? En RED/ACCIÓN todos los meses armamos propuestas para generar impacto positivo. En noviembre queremos dar visibilidad a las iniciativas que nos permiten ayudar en las fiestas.

¿Tenés un emprendimiento que busca generar algún aporte en este sentido? ¿Conocés iniciativas que nos permitan aportar con causas sociales, especialmente para esa fecha? Contame por mail: [email protected] 

5

3 preguntas a Nicolás Villani, secretario de la Fundación Participación 360, organización enfocada en la capacitación para los trabajos del futuro. La semana pasada la Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto de Economía del Conocimiento y sobre eso conversamos con Villani.

  • ¿Cuáles son los principales desafíos para la economía del conocimiento?
    Estimular la iniciativa privada y el emprendedurismo; promover carreras de grado y posgrado de carreras afines a la económica del conocimiento; vincular al sector de los emprendedores con los sectores de venture capital o del sector financiero para que financien los emprendimientos tecnológicos; promover las exportaciones del sector de la económica del conocimiento; desarrollar entornos o clusters tecnológicos adecuados para que las empresas se desarrollen; y normas cambiarias adecuadas para la compra de divisas.
  • ¿Cuáles son los aspectos más relevantes de la ley?
    Considero que hay tres punto relevantes en la ley: la reducción de la alícuota del impuesto a las ganancias; la reducción de las contribuciones patronales; y la creación del fondo para la Promoción de la economía del conocimiento.
  • ¿Qué cosas habría que mejorar?
    Una es la estabilidad fiscal. Es importante que no suban ni cambien impuestos, gravámenes, alícuotas ni tasas ni contribuciones por un plazo razonable. También es importante promover la cultura de la innovación y desarrollo de empresas tecnológicas, fomentando la iniciativa privada y el respeto irrestricto a la inversión. Y por último hay que fomentar normas laborales adecuadas para los profesionales que trabajen en el sector de las empresas del conocimiento, disminuyendo los costos de contratación y de desvinculación.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

6

Mujeres rurales se unen para derribar estereotipos y mejorar sus condiciones. El jueves fue el Día Internacional de las Mujeres Rurales, un grupo relegado y heterogéneo: incluye desde productoras de alimentos hasta científicas. La Red Mujeres Rurales busca darles visibilidad y potenciar sus conocimientos. Te comparto link a la nota.

  • Además, me gustó esta nota que releva distintas experiencias de mujeres rurales de distintos puntos del país. Algunas se hacen cargo de emprendimientos heredados de sus familias, mientras otras crearon los propios a partir de tradiciones ancestrales y todas tuvieron que reinventar la forma de comercializar sus productos por la pandemia de coronavirus.

7

Para agendar. En alianza con la organización Voces Vitales, Facebook lanza una nueva edición del programa Ella Hace Historia para fomentar la participación de las mujeres en la economía digital. Este año, la iniciativa ofrecerá educación empresarial y financiera para apoyar la recuperación de 10.000 emprendedoras afectadas por la crisis sanitaria.

La capacitación se dictará en 10 talleres virtuales que las participantes pueden seguir en vivo, o ver más tarde, en la página de Ella Hace Historia. Y para quienes tienen problemas de conectividad, los videos de los talleres serán enviados a través de WhatsApp. La inscripción se puede completar acá.

  • Santander lanza becas para fomentar el liderazgo femenino. Son 125 Becas que ofrecen, a la próxima generación de mujeres que aspiran a ser líderes, la formación y herramientas necesarias para avanzar en su carrera profesional y alcanzar puestos de liderazgo. Podrán solicitarse en www.becas-santander.com hasta el 9 de noviembre.

Hasta aquí llegamos hoy. Me encantaría recibir tus comentarios en [email protected] 

La seguimos el martes que viene,
Flor.

Con el apoyo de

Recibí Otra Economía

Una economía circular, inclusiva y de triple impacto. Todos los martes en tu mail. Por Florencia Tuchin.

Ver todas las newsletters