La Justicia de Estados Unidos decidió que continúe el juicio que implica a las máximas figuras del reguetón - RED/ACCIÓN

La Justicia de Estados Unidos decidió que continúe el juicio que implica a las máximas figuras del reguetón

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Bad Bunny, Daddy Yankee y otras decenas de artistas latinos están implicados en una demanda que inició en 2021 un dúo de productores jamaiquinos. Los músicos sostienen que casi todas las canciones del género utilizan de manera ilegítima una base instrumental de 1989.

Foto: Spotify.

Bad Bunny, uno de los principales demandados

Steely & Clevie fue un dúo de productores de reggae y dancehall de Jamaica integrado por Wyclyffe Johnson y Browne Cleveland en los años 80. Trabajaron con distintos artistas hasta la muerte de Johnson en el año 2009. Sus seguidores los identifican como "los creadores del bembow", un ritmo del reggae que luego fue utilizado en las bases del reguetón. 

En 2021, Cleveland inició una demanda que al principio pareció disparatada: denunció a cientos de artistas de reguetón por copiar una parte instrumental de su canción Fish Market. Sin embargo, y tras numerosos pedidos de desestimación, un juez federal de Estados Unidos acaba de decidir que se debe continuar con la demanda. 

El tema Fish Market es del año 1989 y, según sostienen los demandantes, contendría las bases que luego se utilizaron para casi todas las canciones del reguetón actual, el famoso ‘’dembow’’. En la demanda se ven implicados músicos de renombre como Daddy Yankee —conocido como el creador del género— y Bad Bunny y J. Balvin, máximos exponentes actuales. 

Desde la demanda, numerosos artistas salieron a defender públicamente sus canciones y trabajan con sus equipos legales para que se desestime el caso. Sin embargo ahora, el juez federal André Britte Jr. rechazó la desestimación y afirmó que la solicitud cumple con los requisitos legales para proceder. En total, son cerca de 100 acusados por alrededor de mil canciones, pero por ahora recién se entraría en etapa de buscar evidencia, testimonios y declaraciones. 

En 2023, por ejemplo, los abogados de Bad Bunny presentaron una moción para desestimar la demanda bajo el argumento de que los elementos musicales en cuestión no estaban protegidos por derechos de autor. Además, sostuvieron que los demandantes intentan "monopolizar para sí prácticamente todo el género musical del reguetón". En la demanda, Bad Bunny está acusado de infringir los derechos de autor de 77 canciones. 

El bufete Pyror Cashman también había presentado una moción para desestimar el caso en representación de casi 90 demandados como Justin Bieber, Karol G, Enrique Iglesias, Ricky Martin, J Balvin, Ozuna, Luis Fonsi, Daddy Yankee y Rosalía. El argumento eran fallas en las técnicas de reclamo de derechos de autor.