La maravilla de recuperar la propia identidad (aún en cuarentena) | RED/ACCIÓN

La maravilla de recuperar la propia identidad (aún en cuarentena)

Cuando nos enteramos de que íbamos a estar un buen tiempo adentro de nuestras casas, se nos ocurrió que las redes sociales estarían llenas de personas buscándose y encontrándose.

¡Hola! Estamos buscando por lo menos a 450 personas perdidas en los últimos 20 años: son 450 de nosotros que no sabemos a dónde están, y la sensación cuando comenzó la cuarentena era que algo tenía que ocurrir… Y ocurrió.

Pero antes... un pedido muy especial: si te gusta lo que hacemos, apoyá nuestro periodismo convirtiéndote en miembro. ¿Cómo? Enterate acá. RED/ACCIÓN nos necesita hoy más que nunca.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Encuentros en cuarentena. Cuando nos enteramos de que íbamos a estar un buen tiempo adentro de nuestras casas, se nos ocurrió que iba a haber una suerte de ordenamiento social de toda la comunidad. Estamos buscando por lo menos a 450 personas perdidas en los últimos 20 años: son 450 de nosotros que no sabemos a dónde están, y la sensación ahora era que algo tenía que ocurrir. Si todo se ordenaba y se organizaba con cada cual en su lugar, entonces alguien tendría que sobrar adonde estuviera y regresar a su lugar de origen. Y pasaron dos cosas.

En la segunda semana de este período tan especial, alguien escribe su historia en las redes sociales, pregunta por su hija. Otra persona, por su madre. Y se produce un encuentro, y se descubre una situación muy oscura de mediados de la década de 1970, de una clínica del sur de una gran ciudad en la que una mujer y un médico se especializaron en entregar bebés diciéndoles a las mamás, que por lo general eran jóvenes y humildes, que su hijo había fallecido.

Esta historia se reveló por una cuarentena, que también es un tiempo de reflexión, y porque las redes sociales están llenas de personas que antes estaban en la calle y ahora están online, buscándose y encontrándose. No sólo aparecieron una madre y una hija, sino también una madre y un hijo. ¡Ya 14 personas nacidas a mediados de los años ’70 descubrieron que no eran quienes creían! Ahora corren una carrera para encontrar a sus madres.

Segunda historia. Una bebé que fue robada y vendida hace poco más de 35 años también encontró en las redes sociales a su mamá en estos días de cuarentena. Una historia insólita, tremenda, profunda, compleja, humana.

Este durísimo momento que pasamos como comunidad nos da estos reencuentros increíbles. Ahora ellas y ellos esperan que esto se termine para darse el abrazo que se deben desde hace tantísimos años.

¡Te invitamos a conocer la nueva experiencia en redaccion.com.ar! En 3 minutos podés informarte de manera interactiva, asomarte a los temas que más te interesen y encontrar formas de activar tu compromiso social. Al final, esperamos tu feedback 💪.

2

GratitudOK. Me escribe un mail Cecilia, que me dice:

Estoy trabajando con una empresa de transformación digital (R/GA) en ayudar a jardines y escuelas en situación de vulnerabilidad para que puedan mantener las clases en forma virtual con tecnología, entendiendo que mayormente no disponen de conectividad, PCs o alfabetización digital.

No vendemos nada ni tenemos un producto de educación: sólo sabemos de tecnología y comunicación y queremos escuchar qué problema tiene cada institución en particular y ver cómo podemos ayudarla con una solución a medida. Sin costo para ellos, por supuesto. ¿Se te ocurre a qué jardines o colegios podríamos contactar? Ya trabajamos con Sueños Bajitos en Barrio 31 y funcionó muy bien. ¡Queremos ayudar a más!

Además, nos comparte algo muy bueno que empezó a hacer: un perfil de Instagram donde comparte posts de gratitud de personas. “La idea es simple”, dice, “en tiempos de pandemias, ¡que se viralice también la gratitud! Nos hace tan bien como la solidaridad, y la refuerza”.

Mirá su Instagram: @gratitudok

  • Si querés compartir más historias para oxigenarnos juntos, no tenés más que responder a este mail… Te espero.

3

Todos para una. “Estoy muy emocionada y más que agradecida. Gracias a quienes me ayudaron, mil gracias”. Así agradeció Fernanda a la comunidad de RED/ACCIÓN por la colaboración que recibió esta semana para ayudarla a resolver un problema con el techo de su casa (que gotea cada vez que llueve).

La semana pasada habíamos invitado a los miembros de RED/ACCION a darle una mano a Fernanda, y en pocos días conseguimos los recursos que necesitaban ella y su familia. ¡Gracias nuevamente!

4

75 años de ONU. Las Naciones Unidas cumplen 75 años y con RED/ACCIÓN como medio aliado quieren escuchar las ideas que tiene la sociedad para lograr un mundo más seguro, justo y sostenible. Podés sumar tu opinión completando esta encuesta y compartir el link para que también se sumen tus amigos o familiares. ¡Cuantas más miradas, mejor!

Si querés saber más sobre todo lo que estamos haciendo junto a la ONU enterate desde acá (se vienen varias novedades).

5

Intervención: Pablo Domrose. Fotos: Seamos Uno

Seamos Uno. Esta campaña de ayuda social, que lleva distribuidas casi 7 millones de raciones de comida, nació en un chat entre un empresario y un sacerdote, y creció hasta involucrar a más de 30 empresas, diversas instituciones religiosas y muchas organizaciones civiles. Cada caja contiene 15 kilos de alimentos y elementos de higiene. Por el contenido, su costo ronda los $ 3.000. Sin embargo, la organización logró bajar ese valor a $ 1.000 con compras directas y por volumen, y con una serie de subsidios de empresas proveedoras en cuestiones logísticas y otros costos de estructura.

Lee más en esta nota de Chani Guyot: Cómo se gestó Seamos Uno, la campaña de ayuda social que en 38 días lleva distribuidas más de 120.000 cajas de alimentos

Respondiendo este mail podés compartir conmigo ideas, vivencias y sensaciones.

Cuídate mucho, cuidalas mucho, cuidalos mucho.
Te mando un abrazo.

Juan.

Recibí Oxígeno

Una mirada constructiva que busca cambiar la realidad. Por Juan Carr

Ver todas las newsletters

Sumate para construir juntos un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo ✊🏼

¡QUIERO SER CO-RESPONSABLE!