Las 4 lecciones que expertos trajeron a Buenos Aires para ayudarnos a construir ciudades más sustentables | RED/ACCIÓN

Las 4 lecciones que expertos trajeron a Buenos Aires para ayudarnos a construir ciudades más sustentables

América Latina es la región más urbanizada del mundo. El 85% de su población vive en ciudades, lo que implica un gran desafío ambiental. Mayor compromiso de las empresas, trabajar con gobiernos locales y cambiar hábitos de consumo, entre las principales recomendaciones de especialistas internacionales y nacionales.

América Latina es la región más urbanizada del mundo. El 85% de su población vive en ciudades, lo que implica un gran desafío ambiental. Mayor compromiso de las empresas, trabajar con gobiernos locales y cambiar hábitos de consumo, entre las principales recomendaciones de especialistas internacionales y nacionales.

La lucha contra el cambio climático es un desafío particularmente relevante para las ciudades. Más de la mitad de la población mundial vive en zonas urbanas. En América Latina, esta cifra alcanza al 85% de la población, haciéndonos la región más urbanizada del mundo.

Al mismo tiempo, según las Naciones Unidas, las ciudades son responsables por más del 75% de las emisiones de dióxido de carbono en el mundo, a pesar de solo ocupar el 2% del territorio. Entonces, ¿qué acciones deben tomar los gobiernos, el sector privado y los ciudadanos para luchar contra el cambio climático en sus ciudades?

Esta pregunta fue uno de los ejes de diversos encuentros que se llevaron a cabo esta semana en Buenos Aires en el marco del Urban 20, una iniciativa que reunió a representantes de ciudades de todo el mundo para discutir sobre sus más importantes desafíos y planes de acción. Aquí, 4 lecciones y desafíos ambientales para las ciudades que nos dejaron las jornadas de esta semana.

Foto: Juan Mabromata / AFP
Foto: Juan Mabromata / AFP

1. Poner el foco en las comunidades más vulnerables

En los próximos años, millones de personas en regiones urbanas estarán afectadas por temperaturas más extremas, crecientes niveles de mar, mayores precipitaciones e inundaciones, , y tormentas más frecuentes y fuertes.

Pero, según expertos, las comunidades más afectadas serán las más vulnerables económicamente.

“Aunque el cambio climático sea un fenómeno que nos afecte a todos, son generalmente las comunidades más vulnerables las que sufren más sus impactos”, dice Enrique Viale, abogado ambientalista y docente, uno de los participantes del Encuentro Internacional por Ciudades Igualitarias. “Es mucho más fácil para alguien que tiene ingresos afrontar las consecuencias del cambio climático y mudarse si es necesario”.

En la Ciudad de Buenos Aires, vecinos de distintas villas ya sienten el impacto del cambio climático y el deterioro ambiental en sus vidas.

“En Villa Inflamable tenemos una situación muy grave de contaminación ambiental. Tanto las industrias como quienes habitamos en el barrio hemos ganado espacio a las lagunas que eran nuestros desagotes naturales, y casas que nunca se inundaban hoy en día se inundan”, dice Martín Alejandro Álvarez, vecino del barrio ubicado dentro del Polo Petroquímico de Dock Sud. “Las empresas hacen campañas de concientización, pero ¿qué hacen en sobre esa contaminación que me genera día a día? Me afecta mi ambiente, me afecta mi vida”.

Foto: Juan Mambromata / AFP
Foto: Juan Mambromata / AFP

2. Repensar el actual modelo económico y el rol del sector privado

“Las grandes compañías deben dejar de pensar en la responsabilidad social empresaria como una donación, sino como una inversión”, dice Marta Cruz, cofundadora y directora de NXTP Labs, un fondo de capital con base en Argentina que invierte en startups que buscan generar un impacto positivo a gran escala.

Tanto Cruz como otros expertos ambientales manfiestan la importancia de repensar las dinámicas de empresas y el sector privado para priorizar el futuro ambiental de nuestras ciudades.

“Como fondo de inversión invertimos con propósito en compañías que estén buscando un retorno económico, pero también un impacto social y ambiental. Buscamos empresas que puedan cumplir con estas tres condicionantes”, dijo Cruz durante un evento organizado por la revista Americas Quarterly. “Estamos ayudando a crear compañías que en el futuro puedan ser positivas para nuestra sociedad y países”.

Además de existir una tendencia global hacia las inversiones en empresas con impacto, en Argentina 75 pymes y grandes empresas adoptaron como propósito generar mejoras sociales y ambientales, certificando su compromiso con una norma internacional conocida en el país como Sistema B.

Foto: Daniel García / AFP
Foto: Daniel García / AFP

3. Trabajar con gobiernos locales

“Antes esperábamos a que sea el gobierno nacional el que actúe primero en temas ambientales”, dice Raisa Banfield, actual vicealcaldesa de la Ciudad de Panamá, ex activista ambiental, y panelista en el evento de Americas Quarterly. “Pero empezamos a darnos cuenta que los problemas ambientales empiezan en las ciudades, y somos los gobiernos locales, las intendencias, los municipios, los que tenemos la responsabilidad más directa de incidir sobre la vida de las personas”

A través de una iniciativa local, en septiembre de este año, Banfield firmó un acuerdo para reemplazar todo el plástico en el Municipio de Panamá con alternativas biodegradables, compostables o reutilizables.

Pero a pesar de enfatizar la responsabilidad de los gobiernos locales en la lucha contra el cambio climático, Banfield cree que el desafío más grande es lograr una articulación entre distintos niveles de gobierno y el sector privado para implementar políticas ambientales sostenibles.

Este es uno de los principales factores, por ejemplo, que ha impedido el avance de la limpieza del Riachuelo, que atraviesa la Ciudad de Buenos Aires y 14 municipios de la Provincia.

Plastico

4. Tomar acciones individuales

¿Qué podemos hacer a nivel personal para lograr un futuro más sostenible? Muchas cosas, dice Mariana Matija, una de las jóvenes que participó esta semana de Ciudades por Jóvenes, un evento que reunió a más de mil jóvenes de América Latina para hablar sobre el futuro de las ciudades.

“Generalmente pensamos que las soluciones ambientales deben venir desde una institución o el gobierno. Claramente debe haber un compromiso ahí, pero eso no significa que a nivel personal no podamos hacer algo”, dice Matija, quien escribe sobre cómo, a nivel personal, podemos cuidar el planeta.

Uno de los desafíos ambientales más urgentes de Argentina es la producción de residuos. El país genera una tonelada de basura cada dos segundos. Para Matija, pequeños cambios en nuestros estilos de vida pueden contribuir a la reducción de estos residuos.

En su blog, “Cualquier cosita es cariño”, Matija comparte desde ideas sobre cómo vivir una vida con menos basura, hasta recetas para hacer shampoo en barra con productos naturales.

“Hay muchas cosas que se vuelven tendencia, como la idea de una vida zero waste, o comprar ciertos productos. Pero no pasa por comprar productos específicos. Hay que entender que el producto más sostenible es el que ya tenemos”, dice Matija.

“Necesitamos un medioambiente sostenible para siquiera estar haciéndonos preguntas sobre nuestras ciudades. Y es responsabilidad de todos generar este cambio. Sin planeta saludable no hay ciudades, fin”.

Nuestros miembros son una pieza fundamental para hacer un periodismo abierto, participativo y constructivo. Mirá cómo podés participar y qué beneficios recibís.

QUIERO SER MIEMBRO

El fin del amor, comentado por Emilia Erbetta

Anclada en su propia historia -la de una chica nacida en una comunidad judío ortodoxa-, en su primer libro de ensayos Tamara Tenenbaum aprovecha la mirada extrañada de su salida al mundo para preguntarse por el amor.

Opinión

Foto: Nik Shuliahin en Unsplash

Una política inteligente para la salud mental

Los costos de la enfermedad mental, en forma de discapacidad, pérdida de productividad y muerte prematura, a menudo se subestiman. Abordar el desafío requiere aprovechar las tecnologías de vanguardia como la inteligencia artificial.

Influencers: una oportunidad para que los mensajes de la marca no se vuelvan spam

El principal consejo de las autoras es construir relaciones a largo plazo con los influencers. Una buena estrategia es que ellos se sientan embajadores de la firma. Los casos de Asos y L’Oréal.

loading