Los detalles del ambicioso proyecto del Gobierno que haría propietarios a 3,5 millones de personas que viven en villas

La Cámara de Diputados aprobó con un voto unánime un proyecto que le daría a las familias de 4.228 villas en todo el país títulos sobre la tierra de sus viviendas. Sería el primer paso para lograr la integración socio-urbana de estos barrios. El costo del proyecto y la falta de enfoque en otros derechos son algunos de los puntos en disputa.

Por Lucía Wei He

27 de julio de 2018

VillasArgentinas

Qué pasó. El 5 de julio, la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad el proyecto de “régimen de regularización dominial para la integración socio-urbana”. Fue durante la misma sesión en la que se aprobó las denominadas Ley Justina y la Ley Brisa.

De qué trata el proyecto. Sería el primer proyecto que busca promover la urbanización de las villas a nivel nacional. El proyecto se enfoca en un mecanismo en particular: el de la expropiación de la tierra y la entrega de títulos a los vecinos de los barrios.

  • Del total de las tierras en las que se ubican los barrios populares del país, el 61% pertenecen a particulares, el 7% a las provincias, y el 13% a los municipios.
  • El proyecto declara de “utilidad pública” a estas tierras, permitiendo al gobierno expropiarlas, para luego entregar títulos de propiedad a las familias que viven allí.
  • El Tribunal de Tasaciones de la Nación fijaría los valores de las tierras afectadas y el Poder Ejecutivo crearía un fideicomiso para financiar la expropiación de tierras. Contaría con aportes del Tesoro Nacional, fondos provistos por organismos internacionales, e ingresos por donaciones, entre otros.

Cuáles son los beneficios. "Regularizar el dominio significa que las personas que viven en estos barrios y que han construido sus casas van a acceder finalmente a la propiedad y a la parcela que ocupan", dijo el diputado Pablo Tonelli, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, durante la votación del proyecto.

A quién afecta. Contempla a los 4.228 barrios populares incluídos en el Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP) creado en el 2016, y a las 3.5 millones de personas que viven en estos barrios. Se considera un barrio popular a uno que “reúne al menos a 8 familias agrupadas o contiguas, donde más de la mitad de la población no cuenta con título de propiedad del suelo ni acceso regular a dos, o más, de los servicios básicos (red de agua corriente, red de energía eléctrica con medidor domiciliario y/o red cloacal)”.

Barrios populares de Argentina

MapaArgentinaBarriosPopulares

Quién lo impulsó. El proyecto lleva las firmas de los diputados Mario Negri (UCR), Nicolás Massot (PRO) y Elisa Carrió (Coalición Cívica ARI). También contó con la participación de organizaciones sociales como la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), TECHO y Cáritas Argentina.

  • No es la primera vez que se presenta un proyecto de este tipo. El gobierno de Carlos Menem emprendió un proyecto de regularización de dominios, así como también lo hizo el de Cristina Fernández de Kirchner en el 2014, obteniendo media sanción.

Quién la implementa. De ser aprobado el proyecto, sería implementado por el Poder Ejecutivo a través de la Agencia de Administración de Bienes del Estado y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Cuáles son algunas críticas.

  • Costo: “La expropiación es una herramienta muy costosa y onerosa, que lleva tiempo. Hay otros mecanismos como la donación de tierras o la usucapión colectiva, que permite a los habitantes de una tierra ser dueños si demuestran que vivieron en ella más de 20 años de manera pacífica e ininterrumpida”, dice Felipe Messel, abogado del área de Derecho a la Ciudad de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ).
  • Falta de enfoque en otros derechos: “La propiedad de tierra es uno de los puntos de la integración social-urbana, pero no es el más relevante. Los servicios básicos son la prioridad para los vecinos. En las villas se vive una pobreza multidimensional que también incluye la falta de acceso al trabajo, al transporte, y a los servicios básicos”, dice Virgilio Gregorini, director ejecutivo de TECHO Argentina. Para sensibilizar sobre estos otros derechos, organizaciones de la sociedad civil y vecinos de las villas redactaron el Acuerdo por la Urbanización de las Villas, que delinea diez puntos para lograr la integración socio urbana de los asentamientos.

Cuáles son las otras iniciativas de urbanización.

  • En la Ciudad de Buenos Aires, el Instituto de la Vivienda está ejecutando la urbanización de las villas 20, Chacarita, Rodrigo Bueno y 1-11-14. Paralelamente, la Secretaría de Integración Sociourbana está a cargo de la urbanización de la Villa 31.
  • En la Provincia de Buenos Aires, el Organismo Provincial de Integración Social y Urbana (OPISU) creado a principios de este año tiene a cargo la planificación de la urbanización de las villas Costa Esperanza, de San Martín; La Cava, de San Isidro; Villa Itatí, de Quilmes; Libertad, de Almirante Brown; Porá, de Lanús; Carlos Gardel, de Morón; Puerta de Hierro, de La Matanza y Garrote de Tigre.
  • “Lamentablemente las urbanizaciones a nivel nacional, provincial y ciudad son iniciativas individuales, no coordinadas, que apuntan hacia un mismo horizonte pero que no dialogan entre sí”, comenta Rosario Fassina de ACIJ.

Cómo sigue. El proyecto de ley espera ser tratado en el Senado, pero todavía no se ha anunciado la fecha de votación.