Marcela Czarny: "La pandemia nos enseñó que el mundo es más ancho que los contenidos separados por materias y horarios" | RED/ACCIÓN

Marcela Czarny: "La pandemia nos enseñó que el mundo es más ancho que los contenidos separados por materias y horarios"

La presidente de Chicos.net, ONG que trabaja en mejorar la calidad de vida de niños, niñas y adolescentes, destaca que el desafío para el futuro "es no volver a la misma normalidad" que antes del COVID-19.

¿Cómo afectó a los más chicos la pandemia? ¿Está ayudando la tecnología a atravesar este momento?
—La pandemia afecta a todos los niños, niñas y adolescentes pero sin duda, según se deduce en la Investigación Adolescentes en Pandemia, que desarrollamos desde Chicos.net junto a profesionales y con la colaboración de Facebook, las diferencias socioeconómicas y de entornos familiares definen el estado en el que transitan esta situación. La tecnología ayuda a conectarse. Pero de vuelta: ¿de qué tecnología hablamos? ¿Del celular de la mamá para cinco hijos o de un dispositivo para cada integrante de la familia? En este último caso también hay problemas, los chicos y chicas se angustian. Pero el problema son los otros, “los alumnos del WhatsApp” (en referencia a que es el único modo de conectarlos en contraposición a “los alumnos del Zoom” (es decir quienes tuvieron esa posibilidad).

¿Cuál será el gran desafío para la pospandemia?
—Es no volver a la misma “normalidad” de la que venimos. La pandemia nos enseñó que hay cosas que sí es mejor hacerlas sin necesidad de viajar, de estar presentes. Nos enseñó que el mundo es mucho más ancho y ajeno que los contenidos separados por materias y bloques horarios. Nos hizo más temerosos pero más respetuosos. Nos hizo más resilientes. Si la comunidad escolar sólo espera la vacuna para volver a lo mismo que antes, habremos fracasado como sociedad.

¿Recomendarías algún emprendimiento que sientas que ayudó a la sociedad durante la pandemia?
—Conozco decenas de emprendimientos que están ayudando. En general, los que más emocionan son los que se generaron en contextos vulnerables. Pero el ejemplo que sí me viene a la cabeza es el de La Poderosa. Para la investigación que hemos desarrollado en los últimos meses le pedimos a esa institución que nos contacte con adolescentes de nivel socioeconómico bajo. Todos esos chicos hablan de lo importante que fue, estando la escuela ausente, el contacto que pudieron mantener con ellos. También los incluyeron en el armado de bolsones de comida, en el acompañamiento a familias, la organización de recursos. Esto les dio a los y las adolescentes un sentido a sus vidas que se había desdibujado al tener los espacios públicos cerrados, y no tener conectividad.

Este contenido fue publicado originalmente en Futuro, la newsletter sobre tecnología que edita Axel Marazzi. Podés suscribirte en este link.

Sumate a nuestra comunidad de miembros co-responsables ✊ Juntos podemos hacer un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. Quiero sumarme

EN PROFUNDIDAD