Mariana Maggio: “Hay que cambiar el corazón de la propuesta educativa” | RED/ACCIÓN
- Cómo las organizaciones interactúan con sus públicos -  Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Mariana Maggio: “Hay que cambiar el corazón de la propuesta educativa”

La directora de la Maestría en Tecnología Educativa de la UBA conversó en exclusiva con miembros co-responsables de RED/ACCIÓN. Invitada a la sección “Un Café con...”, analizó cómo la virtualidad aceleró algunas transformaciones necesarias en la escuela actual, las prácticas innovadoras que pueden ser incorporadas en las clases y la tensión entre familia y escuela.

Mariana Maggio: “Hay que cambiar el corazón de la propuesta educativa”

Mariana Maggio dirige la Maestría en Tecnología Educativa de la UBA. En los últimos meses lanzó su último libro Educación en pandemia, donde analizó los cambios que sufrió la escuela, el derecho a la inclusión digital y una guía de supervivencia para docentes y familias que atraviesan en primera fila estas circunstancias. 

El reloj marca las 17 horas del miércoles 26 de mayo cuando una reunión por Zoom empieza a recibir en la sala de espera a 49 personas que forman parte de una comunidad. ¿Qué los une? Su interés por la educación, un tema que generó en los últimos tiempos cientos de preguntas, preocupaciones, críticas y nuevos desafíos. Maggio será quien los acompañe durante la tarde en un extenso y detallado debate sobre la educación en tiempos de pandemia.

Es hora. Se suman de a uno. Algunos con cámara prendida, otros nos hacen acordar a los alumnos que mencionaremos en unos minutos, aquellos que se esconden detrás de un cuadradito gris con su nombre durante las clases virtuales. Como moderadora recibimos a Stella Bin, periodista y autora de la newsletter Reaprender

A continuación, los ejes de una conversación exclusiva para los miembros co-responsables de RED/ACCIÓN

Redefinir la propuesta y cambiar el encuadre 

“En Argentina empezamos este año lectivo (2021) con la expectativa de volver a la presencialidad y esto a la hora de pensar prácticas de la enseñanza fue distorsivo. Con o sin pandemia, tenemos que poder generar propuestas que sean al mismo tiempo físicas y virtuales. En eso consiste la construcción del pensamiento contemporáneo”, comenzó Maggio. 

Según la especialista, el año pasado se generó un aceleramiento del proceso de incorporación de nuevas tecnologías en todos los niveles del sistema que derivó en un tremendo aprendizaje. Sin embargo, hoy es tiempo de cambiar el corazón de la propuesta educativa. Es así como ella trabaja desde hace tres décadas en la inclusión genuina de las tecnologías de la información y la comunicación en las prácticas de la enseñanza.

“Se debe tener un rediseño que sea centralmente pedagógico y didáctico. Para lograr esta transformación, se requiere pensar, preparar y diseñar la propuesta como tal, porque de lo contrario están los docentes hablando con cámaras apagadas y los chicos jugando a una aplicación”, agregó Mariana. 

Gabriela Montesano, miembro co-responsable de RED/ACCIÓN y docente marplatense, preguntó cómo se puede trabajar una educación en línea cuando no hay tecnología disponible pero aún así sostener la pedagogía. En primer lugar, la autora de Educación en pandemia sostuvo: “El derecho a la inclusión es un derecho conectado al derecho a la educación”. 

Y continuó: “Ante un curso, lo primero que tenemos que entender es dónde están parados los estudiantes: quiénes tienen conexión, quiénes tienen dispositivos, quiénes cuentan solo con un teléfono, quiénes no tienen siquiera acceso a WhatsApp porque se les terminan los datos. Hay que hacer una propuesta educativa que sea comprensiva de esas realidades y que trabaje diferentes recorridos individuales o grupales. Incluso cuando todos tengan excelente conectividad. Para mí, la solución es dejar de pensar en propuestas únicas, homogéneas entre otras cosas porque las condiciones son diversas”. 

La tensión entre familia y escuela

“Muchos padres sienten que en la virtualidad ellos deben encargarse de la enseñanza y esto provoca una intromisión de las familias en la educación. A veces esto lo veo como un inconveniente”, se descargó María Soledad, docente y madre, que preguntó por el límite entre la escuela y la familia y la comunicación entre ellas. 

“La responsabilidad por la enseñanza no se le transfiere a la familia, pero como parte del encuadre y del diálogo, sí se le puede pedir ayuda para crear condiciones favorables de aprendizaje”, sostuvo Maggio. Como ejemplo, marcó diferentes actitudes que puede tomar la familia para cooperar en este contexto: ayudar a establecer horarios (tarea muy difícil en tiempos de aislamiento), crear un espacio propio para aprender, hablar, preguntar e indagar. “¿Qué aprendiste?”, “¿Qué ejercicios hicieron hoy?”, “¿Qué fue lo que más te interesó?”, ejemplificó. Dedicarle tiempo a la escucha es algo fundamental en el contexto actual.

“Este nuevo encuadre hay que construirlo sobre una base de confianza en las instituciones y respeto al vínculo”, agregó la especialista en educación.

Prácticas innovadoras de la enseñanza en pandemia 

Durante el encuentro virtual, los y las docentes compartieron sus propias experiencias, convirtiéndose en inspiración para otros. 

Acá algunas prácticas innovadoras identificadas por la comunidad de RED/ACCIÓN:

  • 📸 “Con las fotos que los chicos mandaban de sus trabajos hacíamos todas las semanas un video y fue un estímulo muy positivo. Los padres decían que hacían el trabajo porque les encantaba ver su foto en el video”. Pilar, docente de nivel inicial.
  • 🤳 “Hicimos un grupo de WhatsApp con más de 100 alumnos. Fue su cable a tierra. Hicimos actividades didácticas y ejercicios cortos, contaron cosas personales, hicieron preguntas y mucho más. Al promover el vínculo se generó confianza y continuidad. En lo personal creo que muchos se sostuvieron en el sistema universitario por ese grupo de WhatsApp”. Mónica Viada, docente en el nivel superior en el primer año de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nacional de Córdoba.
  • 🍪 “Hicimos encuentros por Zoom para el recreo. Traían sus galletitas y charlábamos de cualquier cosa. Fue muy importante para fortalecer el vínculo que se había perdido”. Pilar, docente de nivel inicial.
  • 👩‍💻 “Empecé un taller de Clown para saber cómo expresarme y pararme frente a la cámara. Estoy aprendiendo a poner el cuerpo en la pantalla y tener expresiones lo más formáticas que pueda”. Mariana Maggio, especialista en educación.

La escuela que se tambalea(ba)

Nieves, profesora de Historia en el nivel secundario, estuvo de acuerdo con que la virtualidad abre la puerta de la construcción del conocimiento contemporáneo pero a su vez se preguntó si la misma no “nos tambalea” y tira por completo los cimientos de la escuela homogenizadora. 

“Reconozcamos que la escuela ya tambaleaba antes de la pandemia, lo que pasa es que ahora tratamos de sostenerla”, dijo Maggio. Luego, citó a Alessandro Baricco en su libro The Game: “'Estamos viviendo una revolución mental que los docentes no entendieron'. Ahora, las familias salieron a defender la escuela porque es una gran organizadora de la vida familiar desde lo económico hasta lo social”. 

Además, apuntó: “El desafío que tenemos, entre el tambaleo y el reconocimiento, es lograr crear una escuela mejor: más inclusiva, que trabaje con diferentes trayectos, que reconozca la diversidad y que sea amorosa en los vínculos”.

Por otro lado, Luciana, otra co-responsable de RED/ACCIÓN, reflexionó: “Siento que siempre se nos dice lo mismo. En jardín de infantes tenés que aprender para llegar a primaría, y en primaria para llegar al secundario. Y todo tiene su fin. Me pregunto si no es interesante repensar la educación que nos sirva para el hoy”. 

“La enseñanza es en tiempo presente y no puedo estar más de acuerdo”, respondió Maggio. Y agregó: “Por supuesto debe tener una perspectiva de futuro, la enseñanza nos tiene que llevar a pensar por adelantado”. 

¿Y qué pasa con los métodos de evaluación?

Esta es una de las preguntas que más recibió Maggio durante el encuentro de “Un Café con...”. La directora de la Maestría Tecnología Educativa en la UBA resumió su respuesta en cinco palabras que deben tener presente los docentes a la hora de pensar en evaluar a los estudiantes en tiempos de Covid-19. 

  • 👍 Reconocimiento. Ver el vaso medio lleno en vez del vaso medio vacío, reconocer y valorar lo que se aprendió.
  • 🤔 Criterio. Dejar en claro desde qué lugar se juzga el valor de las producciones, ellos deben tener en claro cómo están siendo evaluados.
  • 😉 Originalidad. Tanto en la evaluación como en la práctica es interesante que se cree algo que nunca haya existido, desafiar su mirada creativa.
  • 3️⃣ Momentos: individual, colectivo y grupal.
  • 📝 Diferentes recorridos de evaluación

Hasta aquí un resumen de la segunda edición de “Un Café con...”. Si querés ser parte del próximo encuentro, hace click acá y sumate como miembro co-responsable de RED/ACCIÓN. Además, si querés ver el encuentro completo de Un Café con Mariana Maggio, podés hacerlo haciendo click acá.