Océanos: el pulmón y termómetro del planeta, bajo amenaza | RED/ACCIÓN

Océanos: el pulmón y termómetro del planeta, bajo amenaza

El agua está ahí en algún lugar que disfrutamos ocasionalmente, pero no tomamos conciencia que son tal -o incluso aún más- fundamentales en la situación actual de crisis climática y ecológica.

Cada segundo respiro se lo debes agradecer a los océanos. ¿Sorprendido? Hay otra realidad que nos debería sorprenden aún más: estamos afectando negativamente a los océanos y eso, inevitablemente, se nos volverá en contra. Una edición de PLANETA, escrita frente al mar, para sacar los pies (y la mirada) de la tierra.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Intervención: Centa

"Que el mar se volverá mortífero se da por descontado". Con el ruido de las olas rompiendo, el viento acercándome la arena en la piel y un sol tímido anunciando el otoño, así leía la frase con la que David Wallace-Wells inicia el capítulo dedicado a los efectos del cambio climático en los océanos en su último libro El Planeta Inhóspito.

Hay algo que nos ocurre con los océanos: estamos desconectados. El agua está ahí en algún lugar que disfrutamos ocasionalmente, pero no tomamos conciencia que son tal -o incluso aún más- fundamentales en la situación actual de crisis climática y ecológica.

Con esa frase de Wallace-Wells retomé el enfoque elegido para la edición 2021 del Día Meteorológico Mundial, celebrado el pasado 23 de marzo. Sí, los océanos. Más precisamente, El océano, nuestro clima y nuestro tiempo. ¿El motivo de esta elección? "Cuando se habla del tiempo y del clima, la mayoría de nosotros sólo piensa en lo que ocurre en la atmósfera", según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Una excusa perfecta para sumergirnos en esta temática.

  • Océanos como pulmones. La mayor parte del oxígeno que respiramos procede de los océanos. Según explica National Geographic, las microscópicas criaturas conocidas como fitoplancton producen entre el 50 y el 85% del oxígeno que se libera cada año a la atmósfera.
  • Océanos como termómetro. Recordemos que a partir de todas nuestras actividades basadas en la quema de combustibles fósiles, se liberan gases de efectos de invernadero (GEIs). Bueno, los océanos almacenan más del 90% del calor atmosférico atrapado producto de esos gases. Ello genera un efecto no muy alentador: aumenta la temperatura de los océanos. En ese almacenamiento, el océano también proporciona calor y vapor de agua a la atmósfera.

    Además, los océanos absorben el dióxido de carbono (CO2) emitido por esas actividades lo que produce otro efecto no muy alentador: el agua se vuelve más ácida.
  • Océanos (y nosotros) bajo amenaza. Creo que ya te diste cuenta. A medida que generamos más emisiones de GEIs, aumenta la temperatura de los océanos y eso genera consecuencias en cascada, tal describe la OMM: expansión térmica del agua y consecuente subida del nivel del mar, aparición de zonas sin oxígeno, desarrollo de olas de calor marinas, decoloración de los corales, degradación de ecosistemas oceánicos.

    Ese aumento de la temperatura de los océanos también intensifica los huracanes y ciclones.

    Todo esto no se queda allá lejos en el agua. Eso nos afectará a la hora de respirar, perjudicará al 40% de la población mundial que vive a menos de 100 kilómetros de costas y repercutirá negativamente en el sustento de las más de 6.000 millones de personas que viven de actividades económicas vinculadas al océano.
  • Océanos que requieren acción. Por supuesto, lo principal es reducir las emisiones de GEIs y, para ello, acelerar la transición. Pero también es cierto, por más dudo que suene, que algunos de los impactos del cambio climático en el océano ya se manifestarán (o ya se están manifestando) y, por lo tanto, es crucial avanzar en políticas de adaptación.

    Por ejemplo, mejorando los servicios de monitoreo y alerta temprana para proteger a las comunidades costeras y al transporte marítimo; incrementando la cantidad de áreas marinas protegidas para favorecer a su conservación; y promoviendo una economía basada en el mar más eficiente y amigable con el ambiente.

    Porque como dice Wallace-Wells: "Todo el cambio climático se rigue por la incertidumbre, sobre todo la que rodea la acción humana: qué medidas se tomarán, y cuándo, para evitar la drástica transformación que experimentará la vida sobre el planeta de no producirse una acción radical".

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

2

Empezaron los preparativos para la cumbre climática de Biden. Se trata de la Cumbre de Líderes sobre el Clima (Climate Leaders Summit) que el presidente de Estados Unidos ha convocado para el próximo 22 y 23 de abril con el propósito de acelerar la acción climática y, claro está, volver a escena luego de los cuatro años de negacionismo y desmantelamiento de Donald Trump.

El pasado viernes se dio a conocer el listado de los 40 "líderes" invitados a participar de manera online, entre los cuales figuran los mandatarios latinoamericanos Alberto Fernández (Argentina), Jair Bolsonaro (Brasil), Sebastián Piñera (Chile), Iván Duque Marquez (Colombia) y Manuel López Obrador (México). Pongo líderes entre comillas porque el hecho de que participen de la Cumbre de Líderes no significa que estén liderando la acción climática, de hecho hay "líderes" negacionistas del cambio climático invitados. Ups!

Hay muchas promesas en lo que se espera que la cumbre sea, yo me iría preparando con menos expectativas (es la experiencia de cobertura hablando y desilusionándose repetidamente, perdón). Seguiremos esta cumbre en las próximas ediciones de PLANETA.

3

Foto: Gentileza Eco House

Media sanción para la Ley de Educación Ambiental. En la noche del sábado, la Cámara de Diputados de Argentina dio media sanción al proyecto que busca incorporar la educación ambiental en los niveles formal (escuelas), no formal (organizaciones) e informal (medios de comunicación y familias). Ahora, tendrá que pasar a tratarse en el Senado para su completa sanción.

Podés profundizar en el proyecto y en la importancia de la educación ambiental en este artículo que escribimos con Stella Bin. Además, te recomiendo este documento de Eco House que recorre el (no) lugar de la educación ambiental en la legislación vigente en el país.

4

La desigualdad de género, también en la extracción de sal. Conocía a Verónica Chávez por su protagónico activismo en contra de la extracción de litio en el norte argentino. Pero hace unas semanas la conocí un poco más desde ese lugar en el que cualquier mujer leyendo y yo estamos o podemos estar lamentablemente aún en 2021: la desigualdad de género.

En un especial de RED/ACCIÓN -que visibiliza la problemática de múltiples maneras y da herramientas para involucrarse- Verónica, ella que habla de la "mamita Salina" como todo aquello en vínculo con la Madre Tierra, es una de las historias que merece ser leída. Podés acceder al especial y a la historia de Verónica aquí.

5

En agenda: Seaspiracy. Este es el nombre del más reciente estrenado documental que indaga en el impacto del ser humano en las especies marinas y en la red de corrupción detrás. Muchos me preguntaron si ya lo había visto, les voy a dar vuelta el interrogante con una invitación: que me acerquen sus consultas, dudas, inquietudes vía mail durante esta semana para poder responderlas con expertos.

Seaspiracy es de esos documentales que sirven para visibilizar una problemática, pero ante los cuales no hay que perder la capacidad crítica y reflexiva de seguir profundizando. Está disponible en Netflix. ¡Espero tu mail!

6

Ser sustentables: y cuidarse. Este es un consejo algo atípico para PLANETA, pero dadas las condiciones en las que nos encontramos no quería dejar de mencionarlo. Sé que estamos todos cansados de la pandemia, pero ahora más que nunca debemos cuidarnos y cuidar a los demás. Sigan los protocolos vigentes en sus ciudades/países.

Y ayúdame a mantener el recordatorio: si no cambiamos nuestra relación con la naturaleza, las próximas pandemias serán más frecuentes, intensas, mortales y costosas. Podés encontrar más información al respecto en esta nota que escribí en RED/ACCIÓN.

Aprovecho para agradecerte por ser parte de PLANETA. Al leer, participar y compartir esta newsletter, nos ayudás a hacer crecer esta comunidad comprometida con el desafío de (re)construir un planeta mejor. Si te gusta lo que encontrás acá, podés además sumarte como miembro Co-Responsable y ayudarnos a seguir haciendo un periodismo que no sólo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. 

Empecé esta edición hablando de océanos y la termino regalándote una postal de este mar que me acompañó estos días para descansar y recargar energías. Porque la crisis climática y ecológica nos necesita más activos que nunca.

¡Hasta el próximo miércoles!

Tais

Recibí PLANETA

Información para actuar y cuidar al planeta. Todos los miércoles, por Tais Gadea Lara.

Ver todos las newsletters