Presupuesto 2019: qué ajustes se prevén en las partidas para educación, ciencia, salud, vivienda, ambiente, industria y agricultura | RED/ACCIÓN

Presupuesto 2019: qué ajustes se prevén en las partidas para educación, ciencia, salud, vivienda, ambiente, industria y agricultura

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Si el proyecto se aprobara tal cual fue enviado al Congreso, todas estas áreas perderían participación dentro del presupuesto total: bajarían entre un 20% y un 67% en relación a lo que le adjudicaron en 2015. En cambio, la participación de los fondos destinados a Promoción y Asistencia Social crecen un 2,5% respecto a 2015.

Presupuesto 2019: qué ajustes se prevén en las partidas para educación, ciencia, salud, vivienda, ambiente, industria y agricultura

El proyecto de presupuesto 2019 avanza en el Congreso y mañana obtendría media sanción en la Cámara de Diputados.

Según la argumentación que envió al legislativo, el Ministerio de Hacienda prevé una inflación de 23% y un dólar a $40,10 para el año próximo. Además, estima una caída del PBI del 0,5%.

En ese contexto, la previsión marca una tendencia al ajuste, algo que de hecho ya se está dando este año: el Gobierno bajó el déficit primario un 47% en los primeros nueve meses del año y lo redujo al 1,1% del PBI.

¿Qué áreas podrían perder fondos?

Si el presupuesto fuera aprobado tal cual fue enviado al Congreso, varias de las funciones más sensibles sumarían nuevos ajustes, ya que su participación en el presupuesto total viene en descenso desde 2016, cuando asumió la nueva gestión.

En esa línea se encuentra la inversión en Educación y Cultura; Salud; Ciencia y Técnica; Vivienda y Urbanismo; Agricultura; Industria; y Ecología y Medio Ambiente. Todas estas áreas perderían participación en el presupuesto total: bajarían entre un 20% y un 67% en relación a lo que le adjudicaron en 2015.

En cambio, si bien la participación de los fondos destinados a Promoción y Asistencia Social bajaría respecto a este año, se mantendría un 2,5% arriba respecto a lo destinado en 2015.

En contrapartida, la proporción de fondos destinada a pagar deuda pública crecería un 133% también en relación a 2015.

Foto apertura: Juan Mabromata - AFP