¿Qué se necesita regular del teletrabajo? | RED/ACCIÓN

¿Qué se necesita regular del teletrabajo?

Con la pandemia, se aceleró la cantidad de trabajadores de home office y quedó en evidencia la necesidad de una legislación.

¡Hola! Los trabajadores deben sentirse seguros en el lugar de trabajo, tanto de los riesgos directamente relacionados con la COVID-19 como de los riesgos indirectos, incluso respecto de cuestiones psicosociales y riesgos ergonómicos ligados a posturas laborales incómodas o en condiciones deficientes al trabajar a distancia.

Con la pandemia se aceleró la cantidad de trabajadores que hacen home office y quedó en evidencia la necesidad de una regulación.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Con el inició de la cuarentena muchos trabajadores tuvieron que improvisar una oficina en sus casas para poder hacer home office. Las experiencias son heterogéneas. Algunos pocos empleadores pagan Internet a sus empleados. También, envían una notebook, la silla y el monitor que tenía el trabajador en su escritorio. Esto se dio en algunas multinacionales. Pero lo cierto es que la gran mayoría se arregló como pudo.

  • Francisca Frisone, lectora de OTRA ECONOMÍA, me acercó su mirada sobre el home office. Dice: “Somos las personas trabajando en casa quienes nos tenemos que hacer cargo de mejorar nuestros espacios de trabajo pagando de bolsillo. Me pregunto, ¿las empresas están pagando la luz, Internet o el agua que usamos para trabajar? ¿Por qué no habilitan que nos llevemos las sillas que están en nuestras oficinas a nuestras casas? Así no tendríamos que comprar de nuestro bolsillo para hacer nuestro trabajo. El teletrabajo libera a las empresas de pagar muchas cosas y hace responsable a quienes trabajamos de tener espacios idóneos para trabajar”.
  • Esta semana, el Gobierno y el sindicalismo acordaron avanzar en un proyecto de ley de regulación del teletrabajo que tendrá dos ejes fundantes: la noción de que para el trabajador será voluntaria la aceptación del ejercicio domiciliario de su labor, y que tendrá la alternativa de volver atrás en caso de considerarlo perjudicial. Según informó Ámbito, el proyecto prevé que los empleadores deberán proveer el equipamiento tecnológico y el complementario para el correcto desempeño y el soporte técnico para garantizar su correcto funcionamiento, así como el acceso a Internet sin costos económicos para el trabajador. También dice que en caso de no proporcionar esos elementos se deberá compensar al asalariado los gastos. Otros puntos que se contemplan son la protección de los datos personales y de la intimidad de los hogares, y el derecho a la desconexión. 
  • El Coordinador del Departamento de Derecho de Trabajo y Relaciones Laborales de la Facultad de Derecho de la Universidad Austral, Sebastián Sirimarco, señala que no hay criterio ni control. Los empleadores están enviando un formulario para informar a la aseguradora dónde se desempeñan los trabajadores y qué actividades están realizando. Esto se hace para tener cobertura en los riesgos laborales.
  • “Es tan importante regular esta modalidad de trabajo porque tenemos una Ley de Contrato de Trabajo que es de 1974, concebida para un modelo productivo de 1955. Desde 2012 existe la resolución 1552 de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo que establece que para realizar teletrabajo, el trabajador debe contar con una silla ergonómica, un matafuego, un botiquín de primeros auxilios y un mouse pad”, detalla Sirimarco.
  • Para el especialista, es importante que de cara a futuro los proyectos de ley establezcan cómo compensar los gastos del empleado (aquellos que están relacionados con la función profesional y otros gastos como las guarderías de niños). “Los descansos y feriados van a tener que estar contemplados en la norma porque sino aparecen abusos. Hay que ver cómo se van a pagar las horas extras y las jornadas nocturnas. Otro desafío va a ser la representación gremial. Si se cae Internet, ¿vamos a tener que ir a un bar? Todas esas cuestiones se van a tener que analizar. Hay muchos desafíos interesantes”, destaca.
  • Es importante tener en cuenta que el teletrabajo no solo ayuda a mitigar la propagación de la enfermedad, sino que muchos empleadores han descubierto todo lo que pueden ahorrar en alquiler de oficinas y servicios públicos. También, las ventajas para los trabajadores tienen que ver con el ahorro del tiempo en los desplazamientos, menor número de distracciones con los compañeros de trabajo y una disminución drástica de reuniones.
  • Al mismo tiempo, esta modalidad conlleva una terrible soledad. Es probable que los empleadores tengan que abordar ése y otros problemas al considerar dónde deberían trabajar sus empleados y cómo reabrir las oficinas. Un desafío es replantearse cómo mantener el trabajo en equipo, la colaboración, la comunicación y la productividad.

2

  • En esta placa podés ver la conversación que generamos en redes sobre el bournout de los trabajadores durante la pandemia. De acuerdo con la Universidad Siglo 21, el coronavirus aumentó un 5% el burnout en los trabajadores argentinos. Además, se incrementaron los niveles de depresión y ansiedad. Al 48% siempre o casi siempre le resulta difícil relajarse luego de una jornada laboral. Al 36% cada vez le cuesta más comenzar a trabajar. El 38% se encuentra tan cansado que no puede dedicarse a otras cosas después de finalizar su jornada.
  • En esta nota de David Flier podés conocer con más detalle por qué se dan estos resultados y qué relación tiene el home office con el estrés laboral.

¡Te invitamos a conocer la nueva experiencia en redaccion.com.ar! En 3 minutos podés informarte de manera interactiva, asomarte a los temas que más te interesen y encontrar formas de activar tu compromiso social. Al final, esperamos tu feedback 💪.

3

  • El Ministro de Producción Matias Kulfas destacó la importancia de establecer un Green New Deal local. La semana pasada dijo: "reafirmamos el compromiso de trabajar en un Green New Deal, un modo de producción sostenible que nos permita salir de la crisis económica y cuidar nuestro planeta. Ninguna política productiva será sustentable si no se piensa en la dimensión ambiental".
  • La propuesta nació en Estados Unidos con el ánimo de abordar el cambio climático y la desigualdad económica. La expresión toma prestado el nombre del New Deal, un conjunto de reformas sociales y económicas y proyectos de obras públicas del presidente Franklin D. Roosevelt en respuesta a la Gran Depresión de los años '30.

4

Tres preguntas a Elisa Belfiori, economista especializada en macroeconomía, cambio climático y diseño de políticas públicas. Es directora de la Licenciatura en Economía Empresarial y de la Licenciatura en Administración de Empresas de la Universidad Torcuato Di Tella.

  • ¿Puede ser el Green New Deal una salida posible a la crisis generada por el coronavirus?
    Sí, atender la crisis climática no es negociable a esta altura. Se van acortando los plazos y las emisiones de carbono deben recortarse a la mitad en menos de diez años para mantener el incremento de la temperatura global en menos de 1,5 grados por sobre la temperatura en la era pre-industrial. La salida a la crisis de la COVID-19 exigirá rescates y desembolsos en las economías del mundo, y pienso que no hay lugar para dos versiones distintas de estas políticas. Ambas crisis deben atenderse con un paquete conjunto de medidas. Esto no es una obviedad ya que existe un riesgo de que se priorice una (la más tangente y visible) sobre la otra (con impactos iguales o peores, pero menos cercana y tangible). Hay antecedente de esto: se habló de un Green Deal para lidiar con la crisis a escala mundial en 2008, y las urgencias priorizaron y el Green Deal no avanzó.
  • ¿Tiene potencialidad Argentina en este programa?
    Argentina está en este mundo, y en ese sentido no es ajena al problema. Tiene también muchas agendas abiertas y suma a la crisis global su propia crisis existencial que ya debíamos atender previo a que la crisis del COVID-19 se nos sumara. Por otro lado, Argentina tiene vocación por la innovación y por sumarse a la agenda moderna del mundo. Las generaciones emprendedoras del país tienen una conciencia ambiental arraigada y el consenso social es cada vez mayor en favor de políticas que cuiden el medio ambiente, y de empresas y formas de trabajo que sean sustentables. Creo que una agenda verde tendría acogida social; el desafío es que las políticas que la acompañen puedan dar las respuestas económicas que el país está necesitando.
  • ¿Qué sectores serán claves para poner en marcha un programa “verde” de recuperación? 
    El campo, el sector energético y el industrial son fundamentales. También el sector del transporte. Si algo quedó en evidencia con las políticas de confinamiento implementadas en los países es que sigue pendiente una solución definitiva a la contaminación del sistema de transporte en las ciudades. También una solución a la gestión integral de plásticos y residuos que resuelva el problema de la contaminación por la basura.

5

  • La Ley de Alquileres, que se sancionó el jueves pasado, prevé la extensión del contrato a 3 años, y aumentos anuales y regidos por un índice que promedia la evolución de la inflación y los salarios. Además, incluye opciones de posibles garantías para ingresar a un alquiler. Esto significa que quienes alquilan tendrán menos barreras para acceder a una vivienda. También establece el registro de los contratos en la AFIP, una medida indispensable para transparentar los ingresos de quienes perciben una renta por sus propiedades. Su aprobación debería impactar positivamente en la recaudación fiscal.

6

Para agendar. Banco Macro y IAE Business School lanzaron la competencia NAVES, que apunta a emprendedores y representantes de PyMES que buscan perfeccionar su modelo de negocio e innovar en su gestión. Este año se suman nuevos contenidos que abordan las temáticas y desafíos del contexto actual y un simulador de negocios online. Los mejores 3 proyectos ganarán una beca por proyecto para participar de un Viaje de Formación Internacional a Israel y horas de capacitación en el IAE.

  • La primera etapa de Naves Federal Banco Macro 2020 ofrecerá seis seminarios: Diseñando la propuesta de valor; Economía, finanzas y fuentes de inversión; Marketing y Gestión Comercial, Gestión Financiera, Gestión estratégica en tiempos de incertidumbre y formación de líderes para el cambio, y la ronda de feedback a cada proyecto como última jornada. Los cursos se dictarán de forma remota. Los interesados en participar podrán inscribirse a la competencia acá.
  • CCI France Argentine convoca a empresas, empresas sociales y fundaciones a participar de la XVIª edición del concurso que organiza para destacar programas o iniciativas que promuevan una gestión responsable y sustentable. La inscripción es hasta el miércoles 8 de julio. Más información acá.

Necesitamos tu ayuda. Sabemos que son tiempos difíciles para todos, y en RED/ACCIÓN no somos la excepción. Para poder seguir haciendo nuestro periodismo humano, de servicio y constructivo, te necesitamos a vos. Con un aporte a elección, podés hacerte miembro y ayudarnos a construir juntos. Hacé click acá para conocer más. ¡Muchas gracias por acompañarnos!

Hasta acá llegamos hoy. No olvides enviarme tus comentarios a [email protected] 

Hasta el martes que viene,
Flor.

Con el apoyo de

Recibí Otra Economía

Una economía circular, inclusiva y de triple impacto. Todos los martes en tu mail. Por Florencia Tuchin.

Ver todas las newsletters

Sumate para construir juntos un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo ✊🏼

¡QUIERO SER CO-RESPONSABLE!