Qué significa el fallo de la Corte Suprema a favor de los jubilados | RED/ACCIÓN
- Cómo las organizaciones interactúan con sus públicos -  Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Qué significa el fallo de la Corte Suprema a favor de los jubilados

Qué significa el fallo de la Corte Suprema a favor de los jubilados

Foto: Daniel García / AFP

Qué pasó. El Tribunal Supremo declaró inconstitucional el índice que utiliza la ANSES para calcular las jubilaciones y pidió al Congreso un nuevo sistema para calcular el haber inicial. La consecuencia es que el Estado deberá pagarle con una fórmula más beneficiosa al litigante que la que proponía originalmente (ISBIC). Esto será hasta que el Congreso legisle sobre el tema, por lo que aumenta la presión sobre un sistema de pensiones que los expertos dicen que está desfinanciado.

Por qué es importante. Según el consenso de especialistas, el sistema jubilatorio es uno de los programas que más fondos requiere del Estado y en consecuencia más presiona al déficit fiscal. Ese gasto crece a una tasa cuatro veces superior al aumento del resto de las erogaciones.

Cuál sería el impacto. El fallo favorece solo al reclamo planteado por el jubilado Luis Orlando Blanco, pero el texto sienta un precedente del que se podrán aferrar los otros 150 mil jubilados que están en una situación similar a la de Blanco. Cabe recordar que entre 2008, 2009 y 2010 se incorporaron entre 4 y 5 millones de jubilados, y un millón de pensionados, que no habían hechos los aportes correspondientes.

Cómo fue el fallo. El voto fue de 4 a favor y 1 en contra. Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, votaron juntos, mientras que Elena Highton de Nolasco firmó un fallo propio. El voto disidente vino del Presidente del Máximo Tribunal, Carlos Rosenkrantz. La Corte dictó que el proceso por el cual el Congreso deberá establecer el nuevo índice debe darse dentro de un “plazo razonable”.

La reacción del Gobierno. El Ministerio de Hacienda y el propio ministro de producción, Dante Sica, relativizaron el impacto del fallo, sobre todo si su implementación se da de manera escalonada y no en catarata, como implicaría una acción colectiva.