Recordatorio: la crisis climática nos afecta | RED/ACCIÓN

Recordatorio: la crisis climática y ecológica afecta a personas

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Millones de migrantes climáticos en 2050, récord de defensores ambientales asesinados en 2020 y un 77% de jóvenes encuestados que consideran que, por el cambio climático, el futuro es aterrador.

Recordatorio: la crisis climática y ecológica afecta a personas

Millones de migrantes climáticos en 2050, récord de defensores ambientales asesinados en 2020 y un 77% de jóvenes encuestados consideran que, por el cambio climático, el futuro es aterrador. A partir de tres recientes reportes, los seres humanos son los protagonistas de una edición que, visibilizando los problemas, busca ser un llamado a la acción.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Activista en Viernes por el Futuro latinoamericano; Juan Carlos González, defensor ambiental argentino asesinado | Intervención: Julieta de la Cal

Una newsletter que iba a ser de otro tema, pero... El miércoles pasado les compartí que estaba conduciendo el Diálogo de alto nivel sobre acción climática en las Américas y que se iba a venir el análisis de lo más destacado de su contenido. Bueno, lo venía trabajando hasta que esta semana me encontré con tres reportes ante los cuales PLANETA no podía mirar a un costado. Porque eso es lo que viene ocurriendo en la comunicación tradicional sobre el cambio climático: se mira a un costado respecto de a quienes ya está afectando el cambio climático. Spoiler: personas.

La imagen del oso polar en un diminuto pedazo de hielo se impuso por años. Las cifras de impactos y estimaciones se presentan con tonos apocalípticos. Lo que se olvida en todo ello -y que incluso yo me exijo a mi misma no olvidar en mi trabajo diario- es que hablamos de personas que se vieron, se están viendo y se verán afectadas por la crisis climática y ecológica.

Tres temas sobre los cuales volvemos a conversar en la newsletter a la luz de nuevos reportes con cifras actualizadas y recientes hallazgos. Tres problemáticas sobre las cuales no debemos olvidar un aspecto importante: nos urgen una acción que aún está en nuestras manos (y con mayor responsabilidad en la de los tomadores de decisión) poder impulsar. Empecemos.

2

Foto: World Bank Climate

216 millones de migrantes internos para 2050 por el cambio climático. Como leen. La nueva estimación del Banco Mundial indica la cifra de personas que, para mitad de siglo, podrían verse obligadas a movilizarse dentro del territorio de sus países debido a los impactos del cambio climático. Las limitantes en el acceso al agua o las afectaciones negativas en la productividad de los suelos, derivadas del cambio climático, podrían poner en peligro la subsistencia y supervivencia de 216 millones de personas empujándolas a buscar nuevos horizontes. Situación que lejos de un "final feliz, todo resuelto", puede conducir a conflictos sociales, disputas políticas, exposición a otros efectos del cambio climático, profundización de la vulnerabilidad.

Conforme el reporte, estos movimientos migratorios internos se iniciarían en 2030 y se irían acelerando con una tendencia ascendente hacia 2050. De esa cifra, se estima que 17 millones de personas migrarían en la región latinoamericana.

Hay dos cosas que considero súper importante subrayar. Por un lado, si se actúa con urgencia, ambición y sostenimiento ante el cambio climático, esas cifras podrían reducirse en un 80%. Como he dicho más de una vez: la inacción ante el cambio climático será siempre mucho más costosa que la acción. Estamos hablando de muchas menos personas que se verían forzadas a migrar. Es decir: una línea de acción ante esta problemática es actuar, actuar, actuar, actuar ante el cambio climático. Reducir emisiones para atenuar sus efectos futuros.

Por otro lado, mientras necesitamos de lo anteriormente mencionado, no hay que olvidar que algunas migraciones ya están ocurriendo y que otras seguirán ocurriendo en mayor número en las próximas décadas. Por ello son relevantes otras de las acciones que se recomiendan en el reporte: integrar la migración climática en las planificaciones de desarrollo; planificar el antes, durante y después de las migraciones para una adaptación positiva; invertir en una mejor comprensión de los impulsores de la migración climática interna para informar y orientar políticas.

  • Pueden acceder al reporte, en inglés, aquí.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

3

Imagen: Global Witness

Defensores ambientales: nuevo récord de asesinatos y permanencia de impunidad. El segundo tema que hoy nos convoca es una triste realidad que se repite año tras años o que, al menos conocemos con cifras, nombres e historias, gracias a los registros de Global Witness. Este lunes, la organización publicó Última línea de defensa, el registro y análisis sobre los defensores ambientales que fueron asesinados durante 2020 por las causas que defendían. Veamos algunos de sus resultados más destacados.

  • Un año récord. 2020 fue el año con más defensores ambientales asesinados desde que Global Witness inició los registros en 2012. Más precisamente, el año pasado se registraron 227 ataques letales. ¿Es decir? Más de cuatro personas fueron asesinadas por semana debido a las causas ambientales que defendían. La cifra seguramente sea mayor porque muchos de los ataques contra estas personas no son denunciados, por el mismo contexto de miedo, amenazas y presiones que se generan. Aún con la pandemia o quizás aprovechándose de su contexto, 2020 fue el año más peligroso para defender los ecosistemas.
  • Una región tristemente líder. De los 10 países con mayor cantidad de ataques registrados en el mundo, 7 ocurrieron en América Latina. Por segundo año consecutivo, Colombia lideró el ranking del reporte. En 2020, 65 defensores perdieron la vida en suelo colombiano. México le siguió en segundo lugar con 30 ataques letales, Brasil en cuarto lugar con 20 y Honduras en quinto lugar con 17.
  • Las cifras son personas. Son reflejo de las peligrosas condiciones en las que las personas se enfrentan a proyectos del sector público y privado que buscan explotar o depredar ecosistemas para garantizar su cuidado, protección y preservación. O veamos sino que el 30% de los ataques están relacionados con la explotación de recursos, más precisamente con las actividades explotación forestal, minería y agroindustria.

    Y lo que es aún peor. La situación se profundiza acentuando las vulnerabilidades ya existentes. De los 227 asesinatos ocurridos en 2020, 226 ocurrieron en el Sur Global. Y más de 1/3 de los asesinatos fueron realizados contra pueblos indígenas.

    Los defensores ambientales son personas que defienden a la Madre Naturaleza poniendo su vida en peligro o incluso dando su vida. Son asesinatos que suelen quedar impunes. Son historias que se suman a las pancartas en movilizaciones en defensa de los derechos humanos.
  • La situación debe parar. El reporte incluye recomendaciones concretas. A los Estados les pide garantizar políticas nacionales de protección, exigirle a las empresas ser transparentes en materia de derechos humanos y ambiente en sus operaciones, e investigar y condenar cualquier asesinato a defensores ambientales. A las empresas y los inversores que publiquen e implementen sistemas de diligencia para identificar y prevenir daños a los derechos humanos, que adopten una política de tolerancia cero frente a ataques y que dispongan medidas de reparación de daños.
  • Pueden acceder al reporte en español aquí.

4

COP25 en Madrid, España | Foto: Tais Gadea Lara

Jóvenes: ansiedad climática, preocupación por su futuro y reclamo de acción. Éste es el tercer tema que le corresponde al título de la edición de hoy, pero no es un tema que tratamos por primera vez en la newsletter. El puntapié novedoso que nos convoca es que se realizó la primera investigación a gran escala sobre la ansiedad climática en niños y jóvenes a nivel mundial y su vínculo con las respuestas de los gobiernos.

Antes de pasar a sus hallazgos más destacados, recordemos qué entendemos por ansiedad climática. La Asociación Americana de Psicología (Estados Unidos) define a la ansiedad climática o eco-ansiedad como un “miedo crónico al destino trágico del ambiente”. El psicólogo clínico Dr. Patrick Kennedy-Williams y la psicóloga coaching Megan Kennedy-Woodard, que dirigen una práctica tradicional de psicología clínica y coaching en Oxford, Reino Unido, nos aclararon en un artículo sobre el tema en RED/ACCIÓN: “Es importante decir que la ansiedad climática aún no se ha reconocido formalmente como un trastorno de salud mental. Algunas personas argumentan que la definición de la asociación no debiera ser así, pero que esta es una respuesta emocional apropiada a una crisis existencial”.

Ahora sí, pasemos a lo más destacado de esta nueva investigación que pone a los jóvenes como uno de los actores afectados por la crisis climática y ecológica en algo que a veces pasa desapercibido: la salud mental.

  • La investigación. La Universidad de Bath (Reino Unido) realizó una encuesta a 10.000 jóvenes de entre 16 a 25 años en 10 países: Reino Unido, Finlandia, Francia, Estados Unidos, Australia, Portugal, Brasil, India, Filipinas y Nigeria.
  • Los resultados. Cerca del 60% de los consultados dijeron sentirse muy preocupados o extremadamente preocupados por el cambio climático. Un 45% dijo que sus sentimientos sobre el cambio climático los afecta negativamente en su día a día. Los países con jóvenes más preocupados coinciden con ser los países más pobres y los más impactados por el cambio climático (vaya casualidad, no?).

    Veamos qué emocionen experimentan los jóvenes. Más de un 50% dijo sentirse asustado, triste, ansioso, enojado, impotente, indefenso y/o culpable. El 77% dijo que el futuro era aterrador. Y eso me lleva al siguiente punto.
  • La preocupación futura. Cuatro de cada 10 jóvenes consultados expresaron sentirse indecisos en tener hijos debido al cambio climático. Y más de un 55% considera que la humanidad ya está condenada.
  • La acción pos investigación. No voy a acotar nada de interpretación, sólo voy a dejarles aquí las palabras con las que los autores cierran su investigación: "La escala global de este estudio es suficiente para justificar una advertencia a los gobiernos y adultos de todo el mundo, y exige una necesidad urgente de una investigación más profunda, una mayor capacidad de respuesta a las preocupaciones de los niños y los jóvenes, y una acción inmediata ante el cambio climático".
  • Pueden acceder al estudio, en inglés, aquí.

5

En política: ¿qué de todo podemos hablar hoy? Si al principio dije que decidí cambiar el tema central de la edición, la actualidad política argentina me hizo incluso cambiar lo que hoy iba a escribir sobre política climática. Al momento de terminar de escribir esta newsletter, el ministro de Ambiente y Desarrollo de Argentina, Juan Cabandié puso a disposición su renuncia, al igual que otros ministros argentinos. ¿El motivo que se escondería detrás de esta decisión colectiva? Los resultados de las elecciones del domingo, malos para el espacio político de turno.

¿El motivo que a mi me haría renunciar si estuviera en un cargo de ambiente? Que a una semana que lideré la organización de un diálogo de alto nivel para promover una agenda común de acción climática en la región, me presenten un proyecto de ley para promover la producción de combustibles fósiles. Eso es literalmente lo que ocurrió hoy. El presidente argentino se refirió a las energías renovables como fuentes del futuro. Eso. Eso, a una semana de hablar de impulsar la acción climática.

Me detendré aquí porque todo proyecto amerita verlo en profundidad y porque esto no significa que no compartiré los positivos contenidos del diálogo de alto nivel. 

Si hay algo que se vendrá en las próximas semanas es mucha política porque tendremos nuevo análisis de los compromisos climáticos de los países, empieza la Asamblea General de Naciones Unidas y faltan sólo seis semanas para la COP26. Sobre todo ello, más detalles y sorpresas próximamente.

Mientras, sólo les digo que aquí estaremos en PLANETA, como siempre, comunicando y conversando con ustedes 🙂 

Si me quieren hacer un mimo en este miércoles de sensaciones encontradas, pueden compartir la newsletter en sus redes sociales para llegar a más personas con información o incluso sumarse como miembro Co-Responsable de RED/ACCIÓN.

¡Hasta el próximo miércoles!

Tais

Recibí PLANETA

Información para actuar y cuidar al planeta. Todos los miércoles, por Tais Gadea Lara.

Ver todos las newsletters