Seguridad, agua potable y un ambiente sano: qué puede hacer Alberto Fernández para mejorar el lugar donde viven niños y niñas pobres | RED/ACCIÓN

Seguridad, agua potable y un ambiente sano: qué puede hacer Alberto Fernández para mejorar el lugar donde viven niños y niñas pobres

Un nuevo informe del Observatorio de la Deuda Social de la UCA revela las desigualdades sociales y geográficas cuando hablamos de derechos a tener un hábitat digno en la infancia.

El 10 de diciembre Alberto Fernández llegará al poder con la Argentina nuevamente en una profunda crisis económica, con casi 15 millones de pobres, la mitad de los chicos viviendo en la pobreza y el 13% de ellos sufriendo hambre.

Entre sus desafíos más inmediatos estará controlar la suba de los precios de alimentos y servicios, y combatir el desempleo en los sectores más vulnerables. Pero en paralelo, Fernández tendrá que renegociar la deuda y controlar el dólar, todo eso con una billetera fiscal prácticamente vacía. Entonces, en una economía que no va a mejorar en el corto plazo, ¿cuáles deberían ser sus prioridades?

En el mundo académico hay consenso en focalizar las políticas públicas en los que más lo necesitan. Y en ese sentido el foco tiene que estar puesto en las y los chicos, en particular en la primera infancia. El Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la UCA publicó un nuevo informe en el que reconoce que garantizar el derecho a un hábitat digno en la infancia es un difícil desafío para el próximo gobierno. El documento revela las grandes desigualdades sociales y geográficas que existen en la Argentina.

Algunos ejemplos categóricos:

  • Dos de cada tres chicos de la zona sur del conurbano bonaerense viven sin acceso a servicios públicos, como por ejemplo recolección de basura, alumbrado público o desagues. En la ciudad de Buenos Aires la cifra es solo del 10%.
  • Más de un tercio de los chicos de todo el país no tiene tres o más servicios barriales cercanos, como por ejemplo centros de salud, hospital público o centros deportivos. Para los hijos de trabajadores márginales, la probabilidad de verse afectado por esta situación es casi 27 puntos porcentuales más que la de sus pares del estrato medio profesional.
  • Los más afectados son los chicos del Gran Buenos Aires Oeste, donde más de la mitad carecen de servicios barriales. Por servicio públicos barriales se entienden todos los bienes públicos que proveen los municipios. Entre ellos se encuentran alumbrado, recolección de basura, pavimento, vereda y desagüe.
  • El hijo de un trabajador marginal tiene 10 veces más probabilidad de carecer de al menos un servicio público que un chico en el estrato medio. A nivel geográfico, las infancias tucumanas son las más afectadas, con un 78%.
  • La inseguridad alimentaria es más aguda en el Gran Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.

Ianina Tuñón, investigadora responsable del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia, dice que en un escenario de escasos recursos, el próximo gobierno debería poner el foco en la seguridad ciudadana, sanidad y un hábitat libre de contaminación.

Seguridad ciudadana

Tuñon dice que la seguridad ciudadana es la principal prioridad de las familias pobres y que atraviesa todas las infancias, independiente de su estrato socio económico. Afecta el día a día y tiene un impacto negativo en la calidad de vida de los chicos.

  • El 42% de los chicos de la Argentina viven en hogares donde en la cuadra no hay vigilancia policial ni tampoco un patrullero que pase con frecuencia. Casi el 30% reside en hogares con percepción de inseguridad en la casa. Y este porcentaje aumenta al considerar la inseguridad afuera de la casa. Ahí el 78,5% de los chicos en el promedio urbano nacional siente esa percepción.

“En la gran mayoría de los hogares se sienten inseguros. En ese sentido la inseguridad tiene un impacto muy significativo en los procesos de socialización de los niños. Niños que viven en hogares cuyos padres creen que corren riesgos en los espacios públicos son niños que van a jugar menos en ese espacio, que harán menos relaciones con sus amigos, con sus redes sociales, con eso que llamamos capital social”, explica la investigadora.

Y agrega que la gran mayoría de nuestros chicos (9 de cada 10) van a escuelas de jornadas simples, sobre todo en el interior de la Argentina, por lo que el hecho de que puedan gozar de espacios públicos seguros “sería muy importante para poder mejorar sus procesos de socialización, de derecho al juego, a conocer amigos y hacer deporte”.

Sanidad: mejor acceso al agua potable y a cloacas

Para mejora en el area de sanidad, el informe de la UCA dice que la prioridad debería ser mejorar el acceso al agua de calidad y seguir avanzando con el acceso a las cloacas.

Poner el foco ahí mejora la salud de los chicos y al mismo tiempo bajan los costos del Estado, al tener menos chicos enfermos. Tuñón explica que mejorar el acceso al agua de calidad es muy importante para la hidratación de los niños, ya que los ayuda a absorver nutrientes y así se enferman menos y comen mejor. “Eso se traduce en que van más al colegio y tienen mejor capacidad de aprendizaje, lo que mejora el desarrollo del chico. La suma de todas esas mejoras se traduce en ahorros para el Estado, porque gasta menos en salud".

Ha habido avances y mejoras en acceso a cloacas; sin embargo, 4 de cada 10 chicos viven en casas sin cloacas. La investigadora de la UCA dice que avanzar en el acceso “implicaría que tendríamos niños en los sectores sociales más pobres con más chances de tener una vida saludable, por lo tanto de ejercer sus derechos de manera más efectiva, como el derecho a la educación, que muchas veces se ve limitado por las enfermedades asociadas a un saneamiento inadecuado y que significa que el niño tenga que faltar mucho a clases.”

Contaminación medio ambiental

En esta area también hay grandes diferencias socioeconómicas y geográficas.

El informe de la UCA estima que un 50,6% de los chicos están expuestos a problemas de contaminación cercanos a sus viviendas en al menos una de los siguientes componentes: fábricas contaminantes, basurales, quema de basura o plagas. Y si el chico es pobre, la cifra es 6 de cada 10. En el estrato medio profesional es el 20%.

Los más afectados son los chicos y chicas que viven en el Gran Tucumán, donde 3 de 4 están cerca de al menos alguno de los contaminantes, y en el conurbano bonaerense.

Fuente: UCA

Tuñón dice que aunque mejora este aspecto de sus vidas no es prioridad para las familias pobres. En general mejorar su situación requiere políticas más específicas a lugares circunscriptos. “El problema es que la agenda medioambiental no es prioridad en las villas en general, solo se visualiza el problema cuando explota una crisis”.

Recibí GPS AM

Lo que tenés que saber antes de salir de casa. De lunes a viernes a las 8 am, editado por Iván Weissman y Tristán Rodríguez Loredo.

Ver todas las newsletters

Te necesitamos para seguir cambiando la realidad y hacer un periodismo más participativo.

HACETE MIEMBRO

Combatir el cambio climático a través de la innovación

La única forma de adelantarse a una crisis tan grande como el cambio climático es mediante la innovación tecnológica innovadora en energía limpia y tecnologías bajas en carbono. Y eso, a su vez, requerirá esfuerzos para mitigar los riesgos de inversión para los actores del sector privado, de quienes no se puede esperar que ignoren sus propios resultados.

Rita e Isidoro: cómo salieron de la soledad que sienten muchos adultos mayores

Casi 7 millones de personas tienen 60 años o más en nuestro país y un alto porcentaje de ellos dice sentirse solo. La importancia de las redes de amistad con personas de su edad y la inserción social son fundamentales para cambiar ese sentimiento y vivir una vejez confortable, aseguran.

Alcohol cero: ¿qué lograron las provincias que ya no permiten manejar después de haber tomado alcohol?

La inseguridad vial es la principal causa de muerte entre los jóvenes y el consumo de alcohol uno de los factores que causa más accidentes. Siete provincias y cuatro ciudades ya definieron que no se puede conducir después de haber bebido sin importar cuánto. ¿Lograron bajar las muertes en siniestros? ¿Podría replicarse en todo el país esa restricción?

Violencia y bromas pesadas en el colegio: dos casos actualizan las preguntas en torno a un viejo problema

En un colegio de Zárate un niño le pegó una patada a un compañero que luego murió en el hospital. En El Palomar un alumno apuntó con un arma a un profesor. ¿Cuál es el límite entre la travesura y la violencia? ¿Son los padres o las escuelas los responsables? ¿Debe primar el castigo o la reparación del daño?