Sin clases presenciales, qué podemos hacer para que los adolescentes no abandonen la escuela | RED/ACCIÓN

Sin clases presenciales, qué podemos hacer para que los adolescentes no abandonen la escuela

Para los especialistas, estamos ante una oportunidad de hacer cambios en el nivel secundario que hace tiempo se venían demandando.

¡Bienvenidos a REAPRENDER! Hace más de un mes que se suspendieron las clases presenciales. Los docentes tratan de adaptarse a las nuevas demandas y muchos adolescentes reciben enorme cantidad de actividades. Pero solo algunos pueden responder. Por eso, le propuse a cuatro especialistas conversar sobre las estrategias que podemos implementar para que esta situación no aumente la cantidad de estudiantes secundarios que quedaba en el camino hasta el año pasado.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

En Argentina. Casi todos los adolescentes que terminan el primario ingresan al secundario -muchos siendo los primeros de su familia en acceder a este nivel-. Pero mientras casi 90% de los jóvenes de entre 18 y 24 años de más altos ingresos finaliza sus estudios, entre sus pares con menos ingresos solo lo hace el 47%.

  • Repitencia y abandono. Informes oficiales y de organismos como CIPPEC y UNICEF coinciden en que las posibilidades de abandono se duplican entre quienes repiten. Pero los chicos y chicas también abandonan porque no encuentran sentido a lo que enseña la escuela (30%, según UNICEF), por dificultades económicas, necesidad de ingresar al mercado laboral, embarazo o cuidado de hermanos menores.

    ? Cambios que se requieren. Desde hace tiempo se insiste en la necesidad de transformar la secundaria, básicamente: sus procesos pedagógicos y la incorporación de tecnología.
  • Qué puso en evidencia la pandemia. “Visibilizó 6 cuestiones críticas con las que por inercia no podíamos romper”, sostiene Vanesa D'Alessandre, Investigadora asociada de Educación en CIPPEC.

    ? Educar no es escolarizar. “Esta es una oportunidad para ensayar alternativas, donde la presencia diaria con horarios fijos no sea la única opción”, apunta Vanesa.

    ? Los contenidos no son todos iguales. “Se está discutiendo cuáles son los contenidos prioritarios que los chicos deberían adquirir para mantener la continuidad educativa”.

    ? La escuela depende de las familias. “La escuela da por hecho que todas las familias pueden acompañar la educación de los adolescentes en forma activa. Esto está lejos de la realidad”.

    ? La educación de los adolescentes necesita del acompañamiento docente. “Si no logramos sostener ese lazo, muchos van a abandonar”, alerta Vanesa.

    ? Para educar hace falta más que contenidos. “La contención social y emocional de los adolescentes es parte de la educación”, cierra Vanesa.

  • Oportunidades que brinda la suspensión de clases presenciales. “Se desestructuró la escuela como funcionaba, organizada rígidamente en base a docentes con horarios fijos”, arranca Sergio España, especialista en educación.

    ? Ahora. “Podemos proponer el trabajo colaborativo entre estudiantes, no sólo tareas individuales, y aprovechar que potencien capacidades usando dispositivos que cada uno tenga”.

    ? Trabajar por proyectos. En vez de plantear preguntas o tareas por materia, Sergio sugiere “que los docentes piensen actividades que contemplen varias áreas, con contenidos sobre un tema que les interesa a los chicos. ¿Por qué no trabajar el coronavirus desde temas de Biología, Sociología, lectura, Matemática? Se hace poco trabajo estadístico, y en este tema hay sobrados contenidos.”

  • Podríamos aprovechar. Para movilizar 3 aspectos inerciales, destacó Irene Kit, especialista en educación y una de las autoras del Informe de resultados; Argentina en PISA 2018:

    ? Primero. Que la "locomotora del tren" sea el desarrollo de las capacidades con contenidos significativos, no la incorporación de contenidos sueltos.

    ? Segundo. Que se valore más la producción personal significativa del estudiante por sobre la reproducción literal de contenidos. Eso engancha con el  trabajo por proyectos, que permite que los docentes evalúen hasta donde llegó el estudiante y lo que puede mejorar, es decir su proceso.
     
    ? Tercero. Repensar la perspectiva temporal: ¿estamos mirando el mes? ¿El ciclo?. La Ley de Educación instala los ciclos, y es un sostén para una gestión desestresada
  • Qué no deberíamos hacer en este tiempo. “Pensar que al retomar la escuela presencial nos subiremos una carrera alocada por dar todos los contenidos pautados”, alerta Irene.

    ? Si no se "administra" el regreso. “Al que juntó ánimo para volver, seguir el tren bala que no espera a nadie, se le hará muy difícil”, detalla Sergio.

    ? Cuidado con las evaluaciones. Sigue Sergio: “Si no estamos preparados para enseñar a distancia, menos para evaluar. Durante la emergencia, evaluaría solo guardando buenas notas, que sumen y no resten. Es decir, estimularlos a que avancen, mejoren, pero no reprobarlos”.

¡Bancá un periodismo para un nuevo mundo! Sumate para construir juntos un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. Quiero ser miembro.

2

Cecilia Cerrotta

#3 preguntas. Cecilia Cerrotta es Licenciada en Educación, especializada en tecnología educativa, docente en Ciencias de la Educación en la UBA, y en los Profesorados de Unahur. También da clases en la secundaria parroquial Nuestra Señor de Luján del Buen Viaje, en Loma Hermosa, Buenos Aires. Desde donde hace ocho años trabaja con el aula expandida buscando respuestas para el ausentismo.

  • ¿Qué enseñás y de qué manera en la escuela secundaria?
    ? Trabajo en una prueba piloto. Expandiendo el aula con un entorno virtual para experimentar nuevas presencialidades. A través de la materia Proyecto de Investigación, en 6° año. A las producciones de los estudiantes pueden verlas en esta página de Facebook: Investigamos_E.

    ? La propuesta de mi materia. Es que aprendan a investigar, investigando sobre temas de las ciencias sociales y humanas, que ellos eligen.

    ? El modelo pedagógico. Se basa en un hipertexto compartido con los estudiantes que funciona como guión de la clase y organiza los distintos momentos. Pueden seguirlo asistiendo de manera presencial o a distancia.

    ? Google Drive + WhatsApp. Con estas herramientas armo entornos que quiebran la situación del aula tradicional: no dejan afuera al estudiante que falta y me permiten seguir su trayectoria, mantener el contacto, estimularlo.

  • ¿Cómo se implementa?
    ? La situación más recurrente. Es que un estudiante falte y, en una situación tradicional, para saber qué hicieron tiene que preguntarle a un compañero. Es decir, el docente deja al más vulnerado en manos de un compañero.

    ? Como docente. Propongo mediar con ese chico, enseñarle, y así tratar de incluirlo. A eso le llamo clase distribuida y uso estrategias de la comunicación a distancia para mediar mi enseñanza.

    ? Pasar de una clase tradicional a una distribuida. Requiere que el docente deje de hablar ante estudiantes que escuchan pasivos, ya sea de manera presencial o a través de una plataforma digital. Es necesario producir algún tipo de registro con las mediaciones centrales de la clase (donde el alumno puede ver ese contenido las veces que lo necesite y sabiendo a qué parte del proceso de enseñanza corresponde).

    ? Mi hipótesis. Es que hay que empezar a distribuir las clases desde este lugar. Para eso las clases deben ser alteradas por la tecnología y para ello el docente debe usarla. Porque una vez que lo hace ya no puede volver atrás, no puede generar sus clases sin tecnología.

  • ¿Qué situaciones tenés en cuenta para el armado de las clases?
    ? Adultos. Muchas veces, los y las estudiantes son adolescente solo en la escuela. En su casa tienen roles de adultos y por eso, a veces, faltan.

    ? En las últimas décadas. Las familias de la comunidad se empobrecieron. Pero con mis estudiantes hago cosas más complejas porque la tecnología me permite generar andamiajes. Así, logramos producciones bellas.

    ? En ese contexto. Me propuse que en 6º año, hagan una investigación académica. Es decir, teniendo en cuenta lenguaje académico, respetando el modelo de investigación científica y la presentación de la misma.

    ? En 2019. De 20 alumnos, hubo 15 investigaciones diferentes. Y yo ya no puedo trabajar sin Google Drive y WhatsApp con el que seguir el proceso de aprendizaje, el recorrido de cada grupo y cada estudiante.

    ? El armado de una clase. Para dar 2 horas invierto 4 en prepararla. Por eso este proyecto, para expandirse, necesita una transformación de cómo se da la clase y de cómo se estructura el trabajo.

    ? A mi horario de clases. Agrego una tutoría de 1 hora en línea para el que no vino. A esto puedo hacerlo porque hay un guión compartido de la clase y material que pueden volver a ver las veces que necesiten.

    ? Pensemos. Para un adolescentes la clase tradicional es casi la única cosa en la sociedad que no puede rebobinar y volver a escuchar.

3

Fotos: Gentileza PHcarlapolicella

AHORA TAMBIÉN NECESITAMOS TU AYUDA?. Dante se cansó de las actividades escolares y su reacción quedó plasmada en la primera foto. Rodolfo y Carla, su papá y su mamá, pudieron darle opciones inspirados en las propuestas de Francesco Tonucci que compartimos hace dos semanas en REAPRENDER ? Vos podés ayudarnos a que estas cosas sigan pasando. Con un aporte a elección, podés hacerte miembro y ayudarnos a construir juntos este periodismo humano ?Hacé click acá para conocer más.

4

Sitios interesantes. Sigo compartiendo links a contenidos que la comunidad de Reaprender me envió al mail: [email protected]?.

  • Enseñar en línea. Este sitio de la Universidad de Harvard tiene consejos super prácticos y muy detallados para preparar clases online, mantener interesados a los alumnos y hacer devoluciones.

5

¡Se buscan! Dibujos, ilustraciones, pinturas... Si tenés entre 13 y 24 años o conocés a alguien que tenga esa edad y haga estas cosas, mirá esta propuesta de La Juventud Opina.

  • El objetivo. Que produzcas contenidos que “tengan como temática la importancia de apoyarnos los unos a los otros, de mostrar amabilidad en tiempos de crisis, y de cuidar nuestra salud mental, ahora más que nunca”.
  • La Juventud Opina. Es la comunidad digital de UNICEF para jóvenes, hecha por jóvenes.

Un mensaje de nuestro partner

Desde Educar2050. Visualizamos que la emergencia que estamos viviendo no es solo sanitaria, es también educativa. Nadie estaba bien preparado para un cambio tan abrupto. El cierre de aulas nos enfrentó a una tarea difícil de implementar de un día para el otro: el cambio del sistema presencial a uno a distancia. Este desafío supone un enorme golpe a los aprendizajes, que tendrá mayor impacto sobre las poblaciones más vulnerables. Por eso, buscamos con una breve encuesta reunir información para luego compartir propuestas ajustadas a las situaciones dadas. Podés responder desde: acá.

Para despedirme les comparto esta postal de la cuarentena. Antonia tiene 5 años y tras varios días angustiada planteó a su familia que haría los bolsos y se iría de su casa. El papá, la mamá y sus hermanas, Juana y Francisca, decidieron seguirle el juego y cuando estaba yendo hacia la puerta le empezaron a tomar fotos y hacer bromas hasta que, ya más distendida, Antonia decidió quedarse.??

Te invito a conversar sobre la información que comparto en REAPRENDER. Escribime a [email protected]. Te estaré leyendo ?.

Y no te olvides: ¡¡QUEDATE EN CASA ? y LAVATE LAS MANOS ??!!!

¡Hasta el próximo jueves!
Stella

Newsletter de Educación

Si te interesó esta nota podés seguir estos temas en REAPRENDER, nuestra newsletter de Educación. Recibila por mail todos los jueves.

Ver todas las newsletters

Sumate para construir juntos un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo ✊🏼

¡CONOCÉ MÁS!

Oxígeno

El después de las pandemias en la historia: salir adelante para mejorar

Pareciera que de a ratos el mundo está generando un gran acuerdo y que, como en otras pandemias, éste va a iluminar el avance tecnológico, la comunicación, la cultura solidaria y el deseo de abrazarse entre los pueblos.

Actualidad

5 motivos por los que podemos sentirnos atraídos por noticias que nos desinforman

A veces buscamos información que justifique lo que pensamos o nos apuramos a compartir noticias porque nos enojan. Otra causa bastante común es que, pese a que desconfiamos de la veracidad, creemos que la información es interesante. En esta ilustración, te compartimos ideas que te van a ayudar a no viralizar información erró

Opinión

Nos debemos un debate sobre el uso de datos digitales de nuestra conducta

Las tecnologías digitales, los datos del comportamiento humano y la toma de decisiones algorítmicas desempeñarán un papel cada vez más crucial para abordar las crisis futuras. A medida que confiamos cada vez más en los grandes datos para resolver problemas importantes, la pregunta más importante que enfrentamos no es qué podemos hacer con ellos, sino qué estamos dispuestos a hacer.

Intervención: Pablo Domrose / Foto: Enrique Cabrera - Télam

Educación

Francesco Tonucci: “Hay que defender a los buenos maestros y renunciar al aula para convertir la escuela en talleres”

El pedagogo italiano es consultado por ministros de Educación de varios países, incluido la Argentina, y propone aprovechar la irrupción de la pandemia para promover un cambio profundo en el funcionamientos de la escuela. Llama a que se acuerde con niños, niñas y adolescentes el proyecto de cada colegio y que se trabaje en descubrir la vocación de sus estudiantes.

Futuro

Por qué algunos grandes anunciantes están haciendo un boicot económico a las redes sociales

Después de la muerte de George Floyd la campaña #StopHateForProfit logró que compañías que ponen millones de dólares en publicidad en redes sociales dejaran de hacerlo. Piden más control en el discurso de odio dentro de esas plataformas.

Foto: Universidad Nacional de Hurlingham

Actualidad

Quién es el físico argentino que explica el impacto de la pandemia en hilos de Twitter que son tendencia

Jorge Aliaga es investigador del Conicet y todos los días publica un hilo de unos 20 tuits en el que muestra gráficos con la evolución de casos, testeos, muertos y otros indicadores. "Mucha gente pregunta cuándo llegará el pico, como si fuera un huracán, pero el huracán somos nosotros y lo armamos cada vez que nos juntamos sin distanciamiento", asegura.