Sin dormir: cuántas personas tomaron créditos UVA y siguen con temor la evolución del dólar | RED/ACCIÓN

Sin dormir: cuántas personas tomaron créditos UVA y siguen con temor la evolución del dólar

Desde su primera cotización, en abril de 2016, el valor de la unidad con la que se calcula la deuda aumentó un 180%. ¿La razón? La inflación, muchas veces empujada por la suba del dólar, es la principal variante de actualización. Qué repercusión tuvo la medida anunciada por el presidente Mauricio Macri de congelar las cuotas hasta diciembre.

Crédito: AFP

Los créditos UVA fueron promocionados, en especial para familias de sectores medios con cierto nivel de ahorros, como la oportunidad para llegar a su primera vivienda propia. Hoy aquellas personas que tomaron el crédito ven cómo las cuotas suben como consecuencia de la inflación, muchas veces empujada por la suba del dólar, y a un ritmo superior al de los ingresos familiares.

De acuerdo a las últimas cifras que dio el Gobierno, en el país se entregaron 115 mil créditos UVA. Mientras que las estimaciones del colectivo Hipotecados UVA, las personas que tomaron estos créditos son alrededor de 170.000, de las cuales el 24% vive en la Ciudad de Buenos Aires.

Entre las medidas anunciadas la semana pasada por el presidente Mauricio Macri está la de congelar las cuotas de estos créditos por cuatro meses.

Frente al anuncio, existen dos miradas opuestas: mientras algunos ven a la iniciativa como un alivio, otros están preocupados por la consecuencia que tendrá en enero de 2020, cuando se descongele la indexación y la deuda deba actualizarse de alguna forma.

Por un lado, hay miradas, reflejadas por ejemplo en esta nota de La Nación, que resaltan el beneficio que tendrán aquellos que adquirieron una vivienda que en su momento les costó hasta 140.000 UVA (unos $5,5 millones de hoy). El beneficio (o alivio) se basa en el congelamiento de la cuota por cuatro meses.

Por otro lado, Crónica enfatiza en la mirada del colectivo Hipotecados UVA Autoconvocados, que alertaron que es un "parche" y que no resuelve los problemas de fondo, ya que el capital adeudado seguirá creciendo y, de alguna manera, deberán pagarlo una vez que se descongelen las cuotas.

Según el colectivo Hipotecados UVA, la medida sería insuficiente y solo atendería parcialmente un reclamo secundario, pero no la demanda central, que es salir de la indexación por inflación y ponerle fin al sistema UVA. La gran diferencia con el anuncio del gobierno es que, de persistir el esquema original, en enero de 2020 las cuotas aumentarían como consecuencia de la inflación acumulada durante el tiempo que rigió el congelamiento.

En los créditos en UVA se toma una deuda que no es en pesos ni en dólares, sino en Unidades de Valor Ajustable, que es una medida expresada en pesos cuyo valor se va modificando según el nivel inflacionario, a través del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). Quien determina el valor de la UVA es el Banco Central de la República Argentina (BCRA), que publica dicho valor diariamente. La herramienta financiera fue impulsada por Cambiemos desde 2016.

Al tratarse de créditos hipotecarios la garantía está constituida por el mismo inmueble comprado. Si la familia ya no puede reunir el monto de las cuotas indexadas, los bancos pueden terminar cobrándose la deuda con la vivienda, a lo que se suma la pérdida de todos los ahorros invertidos y de las cuotas ya amortizadas.

Desde su primera cotización, en abril de 2016, el valor de la UVA aumentó un 180%. Si bien es cierto que la tasa de morosidad es baja, el referente del colectivo Hipotecados UVA Federico Wahlberg señala que la gente se está endeudando en otros aspectos. Lo explica así: “El préstamo es lo último que se deja de pagar porque no se quiere poner en riesgo la vivienda, pero se ven deudas en las tarjetas de crédito, expensas, servicios, o incluso se toma un préstamo personal para poder cumplir con la cuota”.

Además, los Créditos UVA se debitan de las cuentas sueldo automáticamente, por lo que no dejan espacio para suspender los pagos. "Pagamos en salud, calidad de vida y relaciones familiares, algo que los bancos y el gobierno no toman en consideración", agrega Wahlberg.

Un informe del Centro de Economía Política Argentina realiza una comparación entre un tomador de un crédito UVA y un tomador de un préstamo hipotecario en pesos con cuota fija, tal como resultaba ser la línea tradicional “Nación Tu Casa” que ofrecía el Banco de la Nación Argentina y ahora fue discontinuada.

De esa comparación surge que la cuota en pesos del préstamo hipotecario UVA aumentó sustancialmente, mientras que en la línea de crédito en pesos a tasa fija la misma se habría mantenido. Y concluye que si alguien tomó un crédito UVA en octubre de 2016, ya en enero de este año, en la cuota 33, la cuota de un UVA superaba la cuota que ese mismo capital tenía en la modalidad en pesos a tasa fija.

Además, el colectivo Hipotecados UVA denuncia que el Banco Central continua haciendo publicidad engañosa con estos créditos. Publicado por el BCRA el 19 de octubre de 2016, un vídeo promociona los créditos con esta explicación: “la cuota se mantiene siempre como una porción estable de tus ingresos, aún el caso de que la inflación suba”.

Recibí GPS PM

Lo que tenés que entender cuando volvés a casa. De lunes a viernes a las 7 pm, por Iván Weissman.

Ver todas las newsletters

Te necesitamos para seguir cambiando la realidad y hacer un periodismo más participativo.

HACETE MIEMBRO

Reformar el sistema económico global y combatir la crisis climática, las dos prioridades a las que hay que apuntar

Hoy comienzan las reuniones anuales del Banco Mundial y el FMI y a pesar de que no faltan asuntos urgentes para discutir, no deben desviar la atención de los desafíos aún más apremiantes a largo plazo: frenar el cambio climático y reformar el capitalismo.

Actualidad

Foto: Télam

La educación, el empleo, la inclusión y la sustentabilidad toman la agenda del Coloquio de IDEA

El encuentro anual que reúne a 900 empresarios con políticos, académicos y líderes de organizaciones sociales en Mar del Plata tendrá a la política en un segundo plano. El objetivo de este año es lograr acuerdos sobre los temas que se consideran prioritarios para un desarrollo social y económico sostenible. RED/ACCIÓN cubrirá las jornadas.