Sin tabla de goleadores ni descensos: por qué el fútbol infantil necesita cambiar su reglamento para formar niños y niñas con valores | RED/ACCIÓN

Sin tabla de goleadores ni descensos: por qué el fútbol infantil necesita cambiar su reglamento para formar niños y niñas con valores

Desde la organización Creciendo con el Fútbol promueven modificaciones que ayuden a fomentar el juego limpio, el trabajo en equipo y la diversión por sobre la competencia. En esta entrevista su fundador, Diego Cappelletti, explica cómo es trabajar con el deporte desde una visión formativa.


Diego Cappelletti está convencido de que el fútbol es más que fútbol: la pelota es una herramienta útil para formar mejores personas. Con esa premisa fundó Creciendo con el Fútbol, una organización desde la cual se dedica a transmitir valores mediante academias de fútbol en dos plazas porteñas (Houssay y barrio Saldías) y a través de capacitaciones en fútbol infantil a entrenadores, niños y niñas (presenciales y, durante la pandemia, virtuales).


—¿Por qué creés que el fútbol ayuda a formar valores en los chicos?
—Estoy convencido de que a través del deporte los chicos adquieren muchos valores. Sobre todo en deportes en equipo, en los que pueden incentivarse valores como el compañerismo, la constancia, la solidaridad. Siempre digo que ser solidarios fuera de la cancha lleva a ser solidarios adentro. Los valores necesarios para vivir en sociedad son necesarios para jugar en equipo. En los chicos que pasaron por nuestras academias veo un progreso deportivo pero también, con respecto a la formación social, veo a chicos que eran retraídos, tímidos, y ahora se relacionan mejor con sus pares, tienen también respeto por los demás.


—Algo que proponen desde Creciendo con el Fútbol es cambiar las reglas en las divisiones infantiles, para hacerlo realmente formativo. ¿Por qué?
—Si cambiamos las reglas, cambia todo. Nosotros proponemos que el fútbol sea más formativo, inclusivo, igualitario. Tenemos un decálogo en el que, por ejemplo, proponemos evitar los descensos. Estamos convencidos de que chicos en plena formación y crecimiento siempre están avanzando, en ascenso. Un chico que crece no puede descender ni tener esas presiones. También creemos que es mejor evitar las tablas de goleadores en publicaciones para no darle importancia al trabajo individual sino al trabajo colectivo. Proponemos la inclusión de una tarjeta blanca que reconozca el buen comportamiento dentro de la cancha. Otras reglas son: que las categorías no sean por edad sino por ciclo lectivo, que se juegue mixto (varones y mujeres), que no se publiquen resultados abultados, incorporar una tabla que reconozca los valores sociales, fomentar el tercer tiempo, que todos jueguen y que haya clases teóricas.

Los diez cambios que desde Creciendo con el Fútbol proponen hacer en las reglas del fútbol formativo.


—¿Qué recomendarías a escuelas y clubes de fútbol que trabajan con niños y niñas?
—Las escuelas y clubes de fútbol que quieran formar no solo jugadores sino personas deben tener una planificación integral y progresiva que contemple tanto contenidos deportivos como sociales. Deben focalizar en el entrenamiento pero sin olvidarse de valores humanos. El deporte y los valores sociales son dos de los cuatro pilares para la formación de niños y niñas. Los otros dos son la familia y la salud. Por eso las escuelas de fútbol también deben interiorizarse respecto a cómo se constituye la familia de la persona, buscar hacer convenios con centros médicos para dar atención sanitaria a quienes no la tienen y tener contacto con los maestros para saber cómo les va en el colegio.


Esta entrevista fue publicada originalmente en Oxígeno, la newsletter que edita Juan Carr. Podés suscribirte en este link.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.