Un cumpleaños diferente, un cumpleaños para el otro, un cumpleaños feliz | RED/ACCIÓN

Un cumpleaños diferente, un cumpleaños para el otro, un cumpleaños feliz

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Un cumpleaños solidario. El deporte como forma de inclusión. Y tres preguntas a Diego Cappelletti, de Creciendo con el Fútbol.

Un cumpleaños diferente, un cumpleaños para el otro, un cumpleaños feliz

Intervención: Denise Belluzzo.

¡Hola! Hoy hablemos de un gesto solidario que cada vez se hace más frecuente: festejar un nuevo año de vida pensando en el prójimo.


Compartí esta newsletter o suscribite

1

Intervención: Denise Belluzzo.

La cultura solidaria, la que tiene que ver con la comunidad, con el prójimo, viene creciendo mucho en el último tiempo. Y se expresa, por ejemplo, en un gesto sencillo que cada vez realizan más personas: al cumplir años, deciden celebrarlo pensando en otros.

Aparecen propuestas cada vez más conmovedoras e innovadoras de personas que dicen cosas como: “No me hagan regalos a mí, mejor ayuden al comedor o al hogar de ancianos en el que colaboro”. También hay quienes buscan recaudar compromiso más que dinero. Proponen dar, primero de sí mismos, como quienes van a donar sangre en el día de su cumpleaños. Otros invitan a sus amigos a ser donantes de órganos o médula, o a empezar a interiorizarse. Parece simple, pero es maravilloso.

En estos días, la vida nos dio muchos cumpleaños a mí y a mi familia. Y, copiando humildemente tanto modelos que andan por ahí, proponemos una lista de regalos muy simple pero heterogénea, para todas las posibilidades y gustos. Desde ayudar a una madre, trabajadora esencial, a quien le robaron su bicicleta, hasta una lata de pintura para una escuela, o donar tiempo, o donar sangre... La lista es larga: siempre hay ideas para aportar.

El día en que nacimos es un día para celebrarlo. Y a quienes la vida nos dio más oportunidades, y las agradecemos, quizás podemos sugerir entre nuestras amistades una nueva lista de regalos de cumpleaños, una lista de regalos, sobre todo, para los otros, para la comunidad.

Si querés colaborar con algún regalo de la lista, escribí a [email protected]

2

Tres Preguntas a Diego Cappelletti, fundador de Creciendo con el Fútbol [por David Flier]. Diego se dedica a formar chicos con valores mediante academias de fútbol en dos plazas porteñas (Houssay y barrio Saldías) y mediante capacitaciones en fútbol infantil a entrenadores, niños y niñas (presenciales y, durante la pandemia, virtuales).

—¿Por qué creés que el fútbol ayuda a formar valores en los chicos?
—Estoy convencido de que a través del deporte formativo los chicos adquieren muchos valores. Sobre todo en deportes en equipo, en los que pueden incentivarse el compañerismo, la constancia, la solidaridad. Siempre digo que ser solidarios fuera de la cancha lleva a ser solidarios adentro. Los valores necesarios para vivir en sociedad son necesarios para jugar en equipo. En los chicos que pasaron por nuestras academias veo un progreso deportivo pero también, con respecto a la formación social, veo a chicos que eran retraídos, tímidos, y ahora se relacionan mejor con sus pares, tienen también respeto por los demás.

—Algo que proponen desde Creciendo con el Fútbol es cambiar las reglas en las divisiones infantiles, para hacerlo realmente formativo. ¿Por qué?
—Nosotros proponemos una serie de reglas para que el fútbol sea más formativo, inclusivo, igualitario. Tenemos un decálogo: por ejemplo, proponemos evitar los descensos. Estamos convencidos de que chicos en plena formación y crecimiento siempre están avanzando, en ascenso. Un chico que crece no puede descender ni tener esas presiones. También creemos, por ejemplo, que es mejor evitar las tablas de goleadores en publicaciones para no darle importancia al trabajo individual sino al trabajo colectivo. O la inclusión de una tarjeta blanca, que reconoce el buen comportamiento dentro de la cancha. [Podés conocer el decálogo de cambios reglamentarios que propone Creciendo con el Fútbol acá].

—¿Qué recomendarías a escuelas y clubes de fútbol que trabajan con niños y niñas?
—Las escuelas y clubes de fútbol que quieran formar no solo jugadores sino personas deben tener una planificación integral y progresiva, que contemple tanto contenidos deportivos como sociales. Por un lado, deben focalizar en el entrenamiento, pero sin olvidarse de valores humanos. El deporte y los valores sociales son dos de los cuatro pilares para la formación de niños y niñas. Los otros dos son la familia y la salud. Por eso, las escuelas de fútbol también deben interiorizarse en cómo se constituye la familia de la persona, buscar hacer convenios con centros médicos para dar atención sanitaria a quienes no la tienen y tener contacto con los maestros para saber cómo les va en el colegio.

3

Foto: Crónica.

De la relación entre deporte e inclusión también hablamos la semana pasada en RED/ACCIÓN. El 3 de diciembre fue el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Es una fecha instituida por Naciones Unidas, para promover sus derechos y bienestar en todos los ámbitos de la vida.

Ese día publicamos un especial que cuenta cómo el deporte ayuda a la inclusión de personas con discapacidad. En la nota, narramos las historias de Nicolas, Vanina, Agustín y Florencia, deportistas que inspiran por su esfuerzo para superar barreras en la cancha y fuera de ella.

El especial todavía está en desarrollo: queremos contar más historias de cómo el deporte ayuda a personas con discapacidad. Si conocés alguna, contanos.

4

Seguimos con dos contenidos de RED/ACCIÓN que pueden servirte para contribuir a un mundo mejor.

Uno de estos contenidos es nuestra nueva campaña del mes. Pensando en las vacaciones, no todas las opciones son iguales. Hay algunas que son realmente inclusivas, que ayudan a la comunidad y al ambiente. Por eso te damos recursos para ser turistas constructivos.

El otro contenido que puede serte útil es una guía de participación ciudadana. Porque muchos de los cambios positivos en una sociedad comienzan por ciudadanos comprometidos.

5

Foto: The Washington Post.

La última semana me encontré con esta historia, de las que inspiran. Una en la que algo tan triste como el racismo que aún existe fue vencido por un espíritu empático e inclusivo.

La historia, ocurrida en Estados Unidos, comienza con Chris y Emily, su hija de 4 años, quienes adornaron su casa para Navidad e incluyeron un Papa Noel (bueno, un Santa Claus) cuyo color de piel era negro. Chris recibió una carta de un vecino que, indignado, le pidió remover al muñeco porque el original es "caucásico".

Lo notable fue que, cuando Chris, sin perder las formas, hizo público esto, muchos vecinos se solidarizaron con él. Así, muchas familias de personas blancas incluyeron un Papá Noel negro fuera de sus casas.

👏👏👏

6

¿Tenés alguna sugerencia para la próxima edición de OXÍGENO?

Reinventamos la home de redaccion.com.ar ¿ya la conocés?  El nuevo sitio busca ofrecer una experiencia más interactiva y simple a la hora de informarse y, al mismo tiempo, facilitar el compromiso ciudadano. Al final, vas a encontrar un espacio para decirnos qué te pareció (y ayudarnos a seguir mejorándola).

  • Vimos que la comunidad de lectores de RED/ACCIÓN comparte una característica: son ciudadanos comprometidos, activos en la búsqueda de una sociedad más tolerante e inclusiva. Una de las preguntas clave que busca responder esta nueva experiencia es ¿cómo puede RED/ACCIÓN ayudarlos en esa tarea?

Cuidate mucho, cuidalas mucho, cuidalos mucho.
Te mandamos un abrazo.

Juan.

Recibí Oxígeno

Una mirada constructiva que busca cambiar la realidad. Por Juan Carr

Ver todas las newsletters