Un país de voluntarios | RED/ACCIÓN

Un país de voluntarios

Un pequeño homenaje a todos aquellos que sin esperar nada a cambio dedican gran parte de su tiempo a cuidar al otro.

Ilustración: Pablo Domrose

¡Hola amigos y amigas! Bienvenidos a una nueva edición de Oxígeno. Hoy vamos a hacer un pequeño homenaje a todos aquellos que sin esperar nada a cambio dedican gran parte de su tiempo a cuidar al otro.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Ilustración: Pablo Domrose

Un país de voluntarios. Muchas veces decimos que la cultura solidaria de los argentinos es fabulosa. Levantamos la mirada cada vez más. Todos, algunos de manera más consciente, otros menos, miramos la realidad con ojos de voluntarios. Hace muchos años atestiguamos esta cualidad fabulosa de nuestra comunidad, pero pocas veces como en las últimas semanas se puso tan de manifiesto y fue tan notorio para todos. 

  • Desde que River abrió sus puertas, no dejaron nunca de sumarse voluntarios para ayudar, para donar ropa, para ofrecerse a clasificar y distribuir esa ropa. Sentimos que no solo las frazadas y camperas que acercaron a cada centro abriga a las personas en situación de calle sino también -sino sobre todo- la mirada y el cariño de los voluntarios, de la sociedad, del que te mira y te dice: estamos acá. 
  • Creemos también que es importante recordar que, maravillosa, conmovedora e inagotable como es, la solidaridad debiera ser la excepción. La comunidad organizada para atender a los más vulnerables habla de una sociedad fabulosa, que mira siempre para el lado del bien.
  • Pero soñamos con un mundo en el que esa solidaridad no sea necesaria. Un mundo donde no haya gente en situación de calle, donde no haya un chico al que abrigar porque ese abrigo le está garantizado.
  • No vivimos en un mundo perfecto, es cierto, pero es increíble la cantidad de personas que se despiertan todos los días con el sueño de que sea un poco más perfecto que ayer. A todos ellos, este homenaje. A todos ellos, este agradecimiento.

2

Un club de Brasil abrió sus puertas. Tomó la idea de River y también decidió albergar a las personas en situación de calle. Es lo más lindo que tiene estar atento al otro: el contagio. ¿No se trata acaso de contagiarnos entre todos?

  • Contra las ganas de hacer el bien no hay vacuna. Lo sabemos y contamos con eso. Cuando se vaya esta ola de frío, vamos a poder decir -acá, en Brasil, en tantos otros lugares- que mucha menos gente pasó las noches a la intemperie. Vamos a poder decir que hicimos algo, y vamos a saber que vamos a seguir haciéndolo. Qué pase el frío, pero no pase nunca esta emoción.

3

¿Quién dijo que los números son fríos? Sin contar otros 23 clubes que reciben ayuda, sólo en River se recibió:

  • Ropa para 7.000 personas. Lo suficiente para que todas las personas en situación de calle de la ciudad de Buenos Aires tengan una cambio de ropa distinto cada día de la semana. O para que tengan una muda de ropa todas las personas en situación de calle de la ciudad y del Gran Buenos Aires.
  • 1250 frazadas. Una para cada uno de aquellas personas que están en situación de calle. Maravilloso.

4

Siempre hay que repetirlo: cuidémonos del monóxido de carbono. La semana pasada un hombre murió en Caballito tras inhalar monóxido de carbono. Es un tema que nos preocupa.

  • No es menor: según el Ministerio de Salud, cada año mueren 200 personas por intoxicación con monóxido de carbono.
  • ¿Por qué se genera? Por una mala combustión de las llamas de hornallas, el horno y los calefones.
  • Hay una solución que es extremadamente fácil y puede salvar vidas: abrir una ventana al menos 5 cm. Cuidémonos entre todos. Abramos una ventana. Estemos atentos.

5

Salir a jugar fuera del teléfono, un recordatorio vía Instagram. Dejemos un rato el celular y conectemos. Suena contradictorio, ¿no?

6

La ternura de los que no olvidan la ternura. El viernes estuvimos en Plaza de Mayo como cada semana, compartiendo la mesa con la gente en situación de calle y con todos aquellos que se acercan. Siempre hay música y los chicos que van bailan o cantan. Son noches llenas de alegría, más allá de la situación de tremenda vulnerabilidad en la que están muchos de los que asisten. 

  • El último viernes sucedió algo maravilloso que no esperábamos. Una artista fabulosa se acercó a compartir el encuentro. Lo hizo con su guitarra y su voz, y ofreció un concierto improvisado y conmovedor que nos emocionó a todos.
  • No solo por la música, que emociona de por sí, sino por ver a una consagrada como es Julieta Venegas cerca de nosotros, con los pies en la tierra, protegiendo siempre su fuente de ternura.
  • Para muchos es difícil mantener la ternura junto al éxito. Otros, como Julieta, van siempre con la ternura por delante. Qué maravilloso es poder verlo. ¡Gracias, Julieta! Leé más.

7

El cumpleaños del poeta. El viernes pasado, 12 de julio, el gran poeta Pablo Neruda hubiera cumplido 115 años. Qué mejor manera de recordarlo si no es con su autorretrato, lleno de humor y poesía:

“Por mi parte soy o creo ser duro de nariz, mínimo de ojos, escaso de pelos en la cabeza, creciente de abdomen, largo de piernas, ancho de suelas, amarillo de tez, generoso de amores, imposible de cálculos,confuso de palabras, tierno de manos, lento de andar, inoxidable de corazón,aficionado a las estrellas, mareas, maremotos, admirador de escarabajos, caminante de arenas,torpe de instituciones, chileno a perpetuidad,amigo de mis amigos, mudo de enemigos, entrometido entre pájaros, maleducado en casa, tímido en los salones, arrepentido sin objeto,horrendo administrador, navegante de boca, y yerbatero de la tinta, discreto entre los animales,afortunado de nubarrones, investigador de mercados,oscuro en las bibliotecas, melancólico en las cordilleras, incansable en los bosques, lentísimo de contestaciones,ocurrente años después, vulgar durante todo el año,resplandeciente con mi cuaderno, monumental de apetito, tigre para dormir, sosegado en la alegría, inspector del cielo nocturno, trabajador invisible,desordenado, persistente, valiente por necesidad,cobarde sin pecado, soñoliento de vocación,amable de mujeres, activo por padecimiento,poeta por maldición y tonto de capirote”.

Pablo Neruda

Gracias amigos y amigas. Espero les haya gustado el envío de hoy. Recuerden escribirnos con sus comentarios, son muy valiosos y los leemos todos. ¡Nos leemos la semana que viene!

Un abrazo,

Juan.

Sumate para construir juntos un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo ✊🏼

¡CONOCÉ MÁS!

Salud

Por qué creció la automedicación durante la cuarentena y cuáles son sus riesgos

Por la pandemia, hay personas que tienen miedo de ir al médico o les resulta complicado llegar a un centro de salud. También lo relacionan con el impacto emocional del aislamiento. Según el Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos, el consumo de medicamentos aumentó un 25% desde marzo. Para entender el tema, hablamos con una farmacéutica y una psiquiatra.

Opinión

Con la gente como prioridad: es hora de repensar los consensos de qué es una buena política fiscal

Con la pandemia de COVID-19 obligando a los gobiernos a gastar en una escala sin precedentes para mantener a las empresas y los hogares, nunca ha habido un mejor momento para restaurar el estado a su papel adecuado como timón para la economía en general. El mercado solo no es rival para los desafíos del siglo XXI.

Sustentabilidad

8 ideas para reducir el consumo de plástico

A nivel mundial, julio es un mes que muchas organizaciones eligen para concientizar sobre el uso del plástico y su relación con el cambio climático. Por eso te dejamos algunos tips para que reemplaces los descartables y vivas de una manera más sustentable.

Actualidad

Gonzalo Otálora: "Hay que probar cosas nuevas y aprender de los microfracasos"

El autor del libro "Reinventados: Los que se quedan quietos, pierden" y asesor de pymes en temas de comunicación, habla de la necesidad de que los emprendedores ensayen cambios y desmitifica que el error sea un problema. En esta breve entrevista, recomienda pensar siempre qué quieren los clientes.

Sie7e párrafos newsletter

Por qué la pandemia le dio revancha a las librerías pequeñas y medianas

Los libreros más chicos tienen una relación más fuerte con sus clientes y reaccionaron más rápido con el delivery. Algunos editores ya hablan de "la venganza de las pymes".