Buenos Aires le dice chau a los sorbetes de plástico | RED/ACCIÓN

Buenos Aires le dice chau a los sorbetes de plástico

La iniciativa me genera esperanza porque propone considerar la medida como una prueba para extenderla luego a otros plásticos descartables, como vasos, cubiertos y bandejas.

Ilustración: Pablo Domrose

Cuando trabajaba con Nico Artusi en televisión, siempre que yo iba a hablar sobre alguna noticia vinculada a plásticos, él la presentaba de una forma tan particular como significativa: “apocalipsis plástico”. Hoy le tomo esa frase para referirme a uno de esos materiales de un sólo uso: los sorbetes.

1. Apocalipsis sorbetes: el principio del fin  

Mientras la semana pasada recibías la newsletter, una normativa publicada en el Boletín Oficial porteño se hizo eco en medios y redes sociales: la ciudad de Buenos Aires comienza a prohibir el uso de sorbetes descartables.

¿En qué consiste la medida? Desde el miércoles pasado los comercios afectados (hoteles de 4 y 5 estrellas, shoppings, centros y cadenas comerciales y otros comercios) no podrán ofrecer sorbetes a sus clientes ni tampoco colocarlos en el mostrador a la vista. Es decir, se busca no incentivar su uso. Si lo querés, pedilo. En seis meses, se agudizará la cuestión: ahí comenzará a regir la prohibición estricta de sorbetes descartables.

¿Por qué es importante esta medida? Estamos hablando de un plástico de un sólo uso -es decir, descartable- que impacta negativamente luego en el ambiente. Para ser más precisos: se fabrica en un minuto, se usa un promedio de 20 minutos y luego tarda más de 200 años en descomponerse. La desintegración en microplásticos que contaminan las aguas y la obstrucción de estómagos de animales son sólo algunos de los efectos de este material.  

El dato importante que se debiera considerar en su aplicación: hay personas que, por una condición o discapacidad, necesitan usar sorbete para consumir bebidas. Y para ellas sería oportuno que los comercios ofrezcan una alternativa reutilizable (muestro opciones en los tips).

La decisión de Buenos Aires no es pionera en el país, le sigue a otras similares en Pinamar y Ushuaia.  Y se suma a una tendencia internacional, que contó con el apoyo e impulso desde Naciones Unidas, de rechazar el uso de plásticos de un sólo uso y elegir alternativas reutilizables.

Lo que me da esperanza de la iniciativa es que propone considerar la medida como una prueba para extenderla luego a otros plásticos descartables, como vasos, cubiertos y bandejas. Lo que me deja aún la intriga es si debemos actuar tan progresivamente.

¿Estuvieron todos contentos al respecto? Lamentablemente no. La resistencia surgió de la industria del plástico. Ellos no ven con buenos ojos la prohibición. Mientras escuchaba y leía sus argumentos pensaba: ¿por qué no reconvertir la industria y elaborar productos reutilizables? ¿Por qué no ser parte de esta revolución que necesitamos para cuidar el planeta?

Por suerte, siempre están las jóvenes para darme respiro, sabiendo que hay protagonistas que llevarán el curso de las cosas hacia algo mejor. Sus luchas se basan en razonamientos reales que impactan. “Hay más plástico que sentido común”, decía el cartel que sostenía un adolescente el viernes pasado en la movilización en Buenos Aires. Y sobre ello seguimos hablando a continuación…

2. #24M: los jóvenes dejaron su huella en las calles… y en la política

Más organizados, más decididos, más convencidos en la causa que defienden, incluso más formados. Así salieron a la Plaza del Congreso los jóvenes el pasado viernes 24 de mayo, en lo que fue la segunda movilización global para exigir acción más urgente y ambiciosa ante la crisis climática.

Los carteles, los discursos, las conversaciones entre amigos y hasta los cánticos repitieron las principales causas por las que luchan: reducir el consumo de carne, limitar el uso de plásticos, críticas al modelo productivo de Vaca Muerta y al uso de agroquímicos en el campo. Todas ellas tenían un eje transversal: reclamar más acción climática.

Es por ello que esta vez la marcha en Buenos Aires estuvo acompañada de una acción más ambiciosa. Las agrupaciones Jóvenes por el Clima y Alianza por el Clima expresaron al interior del Congreso de la Nación su reclamo concreto de declarar la emergencia climática en el país.

De hecho, se presentó un proyecto de ley ante la Cámara de Diputados que busca crear una comisión especial para guiar un plan de acción y alcanzar las siguientes metas: cumplir con lo establecido en el Acuerdo de París; reducir las emisiones contaminantes a 0 para 2050; fomentar la deforestación 0 cuidando los ecosistemas nativos; transformar la industria alimenticia reduciendo los productos de origen animal; y lograr una matriz energética 100% renovable para 2050.

La marcha y el proyecto de ley en Buenos Aires fue una de muchas acciones en el territorio argentino y de miles en más de 100 países alrededor del mundo.

Greta Thunberg, la activista sueca de 16 años que impulsó este movimiento global, se mostró contundente en Copenhague, Dinamarca, ante más de 40.000 personas: “Es absolutamente loco que las cosas hayan ido tan lejos, que los chicos sientaen que deben sacrificar su educación para compensar la inacción de nuestros líderes y la mayoría de los adultos”. ¿Un dato de color? Este lunes Greta se encontró con el actor y ex gobernador de California Arnold Schwarzenegger en Viena (hay foto aquí). No sé vos, pero yo no me metería con alguien que tiene a Terminator de su lado 😉

3. Hablando del Congreso: ¿avanza la agenda ambiental?

Spoiler alert: la respuesta no es esperanzadora. Un informe del Círculo de Políticas Ambientales analiza los proyectos de ley vinculados a la cuestión ambiental que se encuentraen vigentes en el Congreso. ¿La conclusión que se advierte y que, ante la situación de crisis ambiental y climática, debiera preocuparnos? La agenda ambiental se encuentra demorada en el Congreso. ¿El motivo? Tan simple como complejo: falta de consenso.

Hay más de 30 proyectos que esperan tratamiento sobre múltiples temáticas, como la contaminación acústica, la gestión de envases y de residuos electrónicos, la prohibición de microplásticos (¿te acordás que conversamos sobre esto hace poco?), entre otros. Podés conocer más sobre el tema en esta nota publicada en el diario La Nación.  

Ante esto, lo que me dio un poco más de esperanza fueron las elecciones europeas, claro desde la actitud de la ciudadanía. Los partidos ecologistas o “los verdes” fue la fuerza política que obtuvo votos destacados en algunos países -con un triunfo histórico en Alemania- demostrando que la concientización contribuye a que los ciudadanos voten luego en consecuencia.

El dato más destacado: fueron los votantes de menor edad los que eligieron a este partido. Como exclamaban eufóricos algunos jóvenes en Buenos Aires: “El pueblo, consciente, defiende al medioambiente”.

4. El perfil de la semana: mi amiga, la que busca desplastificar el mundo

Me gusta contar y leer historias sobre personas que están cambiando el mundo. Y más me gusta cuando entre esas personas se encuentran amigas con quienes compartís esa pasión por dejar huella positiva, en tierra y en agua. Creo que fui uno de los primeros en enterarme allá en Nueva York sobre la “loca” travesura de Agustina “Tati” Besada y su marido por cruzar el océano Atlántico. ¡Y vaya que terminó siendo increíble! Navegaron acompañados de delfines, encontraron plásticos de todos los tamaños, analizaron microplásticos, pero por sobre todo, evidenciaron el impacto invisible de nuestro consumo. La aventura dio vida a Unplastify, una iniciativa que hoy busca desplastificar el mundo a través de la concientización, educación y puesta en acción concreta de todos los actores involucrados. Podría hablarles varias newsletters sobre mi amiga, pero Ariana Budasoff se reunió con ella y escribió este inspirador perfil para RED/ACCIÓN.  

5. El séptimo arte: entre Cannes y el cine ambiental local

Si la fórmula fuera cine + ambiente, la respuesta seguramente nos llevaría a Leonardo DiCaprio. El actor norteamericano es un conocido activista que, de hecho, creó su propia fundación y ya realizó dos documentales que generaron impacto masivo: “La Hora 11” y “Antes que sea tarde”. Esta semana fue noticia sobre la alfombra roja del Festival de Cannes, pero no sólo por presentar la película de Quentin Taratino en la que actúa.

Mi ojo selectivo lo encontró también en otro estreno de importancia. “And we go green” es el nombre del documental que produce y que muestra los detalles de una nueva alternativa a la carrera automovilística tradicional: la de los autos eléctricos en la Fórmula E. Aquí puedes ver el tráiler. El actor anunció además en sus redes sociales que en junio próximo llega un nuevo documental sobre cambio climático bajo su producción y narración: “Ice on Fire”. Se estrenará en HBO, pronto te contaré más al respecto. Mientras te dejo el tráiler.  

Lo que sí me gustaría ahora compartir en el ámbito local es que ya se abrió la convocatoria para participar de la 9na edición del Semillero Green Film Fest, el Concurso Nacional de Cortometrajes de Temática Ambiental que acompaña cada año al Festival Internacional de Cine Ambiental que se celebra en Buenos Aires.Si sabés de alguien que haya realizado un cortometraje que busca despertar conciencia, sea ficción o documental, ¡invitalo a participar! El dato: este año tengo el honor de ser miembro del jurado, así que la selección final tendrá mi atenta y crítica mirada. ¡Gran desafío! Podés conocer más sobre las bases del concurso aquí. Importante: hay tiempo de inscribirse hasta el 6 de julio.

6. Murales con impacto positivo en las calles

Sí, esa soy yo este finde pasado pintando o, más bien, dejando apenas la huella de unas pinceladas en un nuevo mural, distinto a otros por muchos motivos. El primer detalle: el mensaje. El mural tiene como protagonista a un conejo, símbolo de la lucha contra el testeo de productos en animales. A él lo acompaña el interrogante: ¿Qué puede hacer una marca de belleza por el mundo? No hacer pruebas en animales. La iniciativa es de la compañía Natura que ya ofrece productos con certificación #crueltyfree de la organización internacional Peta. El artista detrás de semejante obra de arte: Monk.

El segundo detalle: en línea con el mensaje, la pintura que se utilizó para el mural no fue tradicional sino fotocatalítica. ¿De qué se trata? Actúa como una suerte de purificador de aire: transforma sustancias contaminantes que perjudican la salud en otras más simples. Es decir: ayuda a descontaminar el aire, casi de la misma forma en que lo hace un árbol adulto.

El mural concientizador se ubica en las calles Niceto Vega y Serrano, en el barrio porteño de Palermo. ¿Será el único? No! Mañana jueves 30 la artista Jochi Cámara creará un diseño inspirado en la causa “Amazonía” en la esquina de Carranza y Honduras. Y entre el 1 y 2 de junio, la diseñadora Anne Gabillot dejará su impronta en la ciudad de Rosario (altura Chacabuco 1440) bajo la consigna de generar menos residuos. ¡Sumáte y dejá tu pincelada/huella positiva!

7. Ser sustentables: y tomar, mejor, sin sorbete

Siempre digo que menos es más. Y con los sorbetes no es la excepción, sino la regla. Así que no hay mucha ciencia detrás de estos consejos (o sí, si consideramos el deterioro que le estamos causando a las especies por la contaminación plástica). Conciencia, razón y manos a la obra:

Primero, antes que todo: evitar el uso de sorbetes. No generemos un residuo innecesario.

Ahora bien, si por algún motivo necesitás consumir una bebida con sorbete, buscar las alternativas reutilizables que son más amigables con el ambiente. Algunos ejemplos (que muestro en la imagen que sigue):

  • sorbetes de bambú: se pueden reutilizar y luego, al final su vida útil, se pueden compostar.
  • sorbetes de acero inoxidable: se pueden reutilizar… eternamente! La clave: comprarse el cepillo para poder lavarlo correctamente.
  • sorbetes de papel: son ideales para eventos masivos, como cumpleaños y fiestas. Consejo: ponerles el nombre de los invitados así cada uno sabe cuál es su vaso y no se usa agua de más para lavarlos. Pueden agregarse luego al compost.

Tengo compañeros de trabajo que me cuentan que dejaron de usar sorbetes, amigos que emprenden reduciendo el uso de plásticos, lectores interesados en buscar alternativas reutilizables. La concientización y acciones que está ocurriendo con los plásticos descartables debiera replicarse a múltiples aspectos de nuestra vida cotidiana que impactan en el ambiente. ¿Por qué? Porque como decía un cartel en la movilización del viernes: “Usted es un invitado de la Tierra. Compórtese”.

Hasta el próximo miércoles, en una fecha especial: el Día Mundial del Ambiente 🌱

Tais

Recibí SUSTENTABLES

Información para actuar y cuidar al planeta. Todos los miércoles, por Tais Gadea Lara.

Ver todos las newsletters

Te necesitamos para seguir cambiando la realidad y hacer un periodismo más participativo.

HACETE MIEMBRO

Reformar el sistema económico global y combatir la crisis climática, las dos prioridades a las que hay que apuntar

Hoy comienzan las reuniones anuales del Banco Mundial y el FMI y a pesar de que no faltan asuntos urgentes para discutir, no deben desviar la atención de los desafíos aún más apremiantes a largo plazo: frenar el cambio climático y reformar el capitalismo.

Actualidad

Foto: Télam

La educación, el empleo, la inclusión y la sustentabilidad toman la agenda del Coloquio de IDEA

El encuentro anual que reúne a 900 empresarios con políticos, académicos y líderes de organizaciones sociales en Mar del Plata tendrá a la política en un segundo plano. El objetivo de este año es lograr acuerdos sobre los temas que se consideran prioritarios para un desarrollo social y económico sostenible. RED/ACCIÓN cubrirá las jornadas.