Carlos Roesler: una conversación con el argentino nominado al premio Oscar Verde | RED/ACCIÓN

Carlos Roesler: una conversación con el argentino nominado al premio Oscar Verde

El biólogo, más conocido como Kini, es el coordinador del Programa Patagonia de la asociación Aves Argentinas, que trabaja en pos de la protección del Macá Tobiano, un ave en peligro de extinción. Tarea por la cual fue uno de los 15 nominados en todo el mundo para los premios Whitley Awards.

Carlos Roesler: una conversación con el argentino nominado al premio Oscar Verde

Pocas veces los periodistas tenemos la oportunidad de conocer a los entrevistados en su lugar tan remoto de trabajo de campo. Con el biólogo Carlos Roesler, más conocido como Kini, fue una grata excepción. En 2017 compartimos rutas, caminatas, días calurosos y noches frías en la Patagonia con un objetivo claro: conocer al Macá Tobiano. Un ave endémica de la Patagonia que, según la Lista Roja de IUCN, se encuentra en peligro crítico de extinción. Hoy quedan apenas 750 individuos en la naturaleza. Una especie bandera, cuyo cuidado es la protección de todo un ecosistema.

Este es el trabajo que lleva adelante Kini a través de la coordinación del Programa Patagonia de la asociación Aves Argentinas y es por el cual fue uno de los 15 nominados en todo el mundo para los premios Whitley Awards, más conocido como el Oscar Verde.

¿En qué consiste el programa por el cual fuiste nominado? 
—El Programa Patagonia nace hace unos ochos años como consecuencia de que el Proyecto Macá Tobiano comenzó a crecer. Nos dimos cuenta que el Macá Tobiano podía ser una especie bandera para la Patagonia austral y que teníamos que trabajar a un nivel ecosistémico, es decir, a una escala transversal a las problemáticas de conservación. El objetivo del programa es seguir trabajando en pos de la protección del Macá Tobiano y, aparte, empezar a trabajar con un montón de otras especies, recabar información científica y generar acciones de manejo y conservación que ayuden a mejorar su estado. El programa tiene un componente social: impulsamos el desarrollo de nuevos conservacionistas capacitando a profesionales en conservación y trabajamos con productores de las localidades de la zona con el objeto de mejorar la relación humano-animal.

¿Cuáles son las principales amenazas que ponen el peligro al Macá Tobiano? 
—La principal es el cambio climático global. Es una amenaza que nos es transversal. Es algo que está ocurriendo y ante lo cual nos tenemos que preparar de forma inmediata. Tendríamos que haber Es una amenaza a una escala demasiado global para un grupo de conservacionistas de campo. Por eso nos enfocamos en el otro paquete de amenazas: las especies exóticas invasoras (como el visón americano, la trucha arcoíris y la gaviota cocinera -esta es nativa-). Es decir, especies que no tenían que estar en el lugar, que fueron transportadas directamente por el humano y alteran ecosistemas. Nosotros trabajamos para controlar este tipo de amenazas. También trabajamos en la cuestión del desarrollo de políticas de Estado para el manejo de los recursos y el ambiente, porque tienen impacto que también le afectarán al Macá Tobiano. Un ejemplo de la lucha ícono fue ante las represas sobre el Río Santa Cruz.

Me interesa profundizar en la amenaza principal, ¿cómo el cambio climático incide puntualmente para la especie? 
—A mayores latitudes, el cambio climático se siente más. Lo que el cambio climático le está generando al Macá Tobiano es mayor impredecibilidad: el clima es menos predecible en cómo van a ser los inviernos o cuándo va a nevar. Y el otro tema: genera que las estaciones sean menos distintas entre ellas. Esa doble conjunción genera que los inviernos sean menos fríos, la poca nieve dura menos, ello genera menor concentración de nieve, los deshielos son menores, lo que escurre a la laguna es menor. Y, encima, en verano la temperatura es alta, los vientos son mayores y hay mayor desecación de los cuerpos del agua. Según un estudio que hicimos, se observa que durante las últimas décadas hay una tasa de pérdida de cuerpo de agua muy elevada que se está acelerando. Cada vez hay menos lagunas disponibles para el Macá Tobiano. Todos estos cambios afectan también a las plantas, como la vinagrilla, de la cual depende el Macá Tobiano para hacer sus nidos.

¿Qué significa esta nominación para vos y el programa?
—Es sumamente importante porque es poco común en nuestro entorno que haya premios o eventos tan glamorosos. Y la estrategia de este premio es esa: no solo dar un premio económico para apoyar los proyectos, sino también dar toda una visibilidad a nivel local e internacional para elevar el perfil público de los proyectos. Si no te conocen, tu capacidad de influir en decisiones positivas es menor. Esta nominación es, además, un apoyo anímico fundamental para las 24 personas que estamos trabajando full-time en el programa. Es una palmadita en la espalda para continuar lo que somos.

La ceremonia de entrega de premios a los seis ganadores de los 15 nominados se realizará de forma online el próximo miércoles 12 de mayo a las 15 (hora argentina). Contará con la presencia de David Attenborough. Se puede participar registrándose gratis aquí.

***

Esta entrevista fue publicada originalmente en Planeta, la newsletter sobre ecología que escribe Tais Gadea Lara. Podés suscribirte en este link.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.