Coronavirus y cambio climático: las grandes crisis de nuestra era se cruzan | RED/ACCIÓN

Coronavirus y cambio climático: las grandes crisis de nuestra era se cruzan

¿Se ha disminuido la contaminación del aire en China? ¿Hay alguna relación entre el cambio climático y el nuevo virus? ¿Cómo incide nuestro vínculo con la vida silvestre? Algunos de los interrogantes a los que buscamos dar respuesta...

De las consultas de nuestra comunidad de lectores surgió la pregunta por la relación entre el virus y el cambio climático. Lejos de las respuestas absolutas, esta edición de PLANETA busca ofrecer información y seguir invitando a reflexionar sobre el tema.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Wuhan, China. Foto: Reuters

Coronavirus y cambio climático: algunos interrogantes necesarios. “El planeta está feliz”. “Esto es un respiro para el planeta”. Expresiones que he escuchado o leído con frecuencia estos días ante la situación del coronavirus. Expresiones que están muy lejos de la realidad. Veamos por qué. 

  • ¿Es el coronavirus beneficioso para el ambiente? Hace dos semanas analizábamos cómo se había registrado una disminución de la contaminación del aire en China durante el mes de febrero. Carbon Brief notificó una reducción aproximada del 25% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) del país asiático -principal emisor del mundo- durante enero y febrero. La Agencia Espacial Europea mostró una reducción de la contaminación del aire en Italia.
    • Todos estos registros son efectos temporales ante las medidas de desaceleración económica y suspensión de actividades (como el transporte e industrias), pero no son el resultado de políticas climáticas. 
  • ¿Es favorable indirectamente a la lucha frente al cambio climático? Me sirvo de las palabras del secretario general de Naciones Unidas, Antònio Guterres, en conferencia de prensa: “No debemos sobrestimar el hecho de que las emisiones se han reducido durante algunos meses. No vamos a combatir el cambio climático con un virus”. 
  • No olvidar. El coronavirus está dejando miles de víctimas fatales alrededor del mundo y llevando a la cuarentena a otros millones. Hablar de un aspecto beneficioso de esta cuestión es irresponsable. Además, hay otro elemento muchas veces olvidado: el cambio climático también se cobra víctimas fatales y su mortalidad, según enunció Naciones Unidas, se estima mucho mayor a la del coronavirus con el correr del tiempo. 
  • ¿Hay algún punto en común entre ambos? Según Guterres, ambos son problemas muy serios que requieren de una respuesta determinada por parte de los gobiernos, las instituciones y los ciudadanos. Pero distingue una diferencia: “Una cosa es una enfermedad que esperamos sea temporal con impactos temporales. Otra cosa es el cambio climático que ha estado allí por muchos años y se mantendrá por muchas décadas, y requiere de acción constante”. 

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

2

El impacto que aún queda por ver. ¿Cuánta energía más se consumirá al pasar más tiempo en casa? ¿Cuál será el impacto del traslado de más servicios de delivery? ¿Qué sentido tiene que se movilicen aviones semi-vacíos, con toda la generación de emisiones que conllevan? ¿En qué sectores se apoyará la economía para salir de la crisis luego de la pandemia? ¿Se acelerará la producción industrial luego de la crisis de salud? ¿Modificarán los países sus prioridades y dejarán a un lado los compromisos climáticos más ambiciosos? Son algunos de los interrogantes que se desprenden ante las consideraciones (erróneas) de que toda esta situación “es un respiro para el planeta”. 

  • Lo que el coronavirus nos está enseñando. O, más bien, reconfirmando. La suspensión de actividades y sus efectos temporales en el ambiente vuelven a evidenciar cuáles son las áreas que requieren de cambios drásticos para responder a la actual crisis climática, como la energía y el transporte; y cuán urgente es desarrollar nuestras actividades en armonía con el planeta. Sólo si, a partir de esto, se toman medidas contundentes y prolongadas en el tiempo, se le dará al planeta el respiro necesario. Mientras tanto, no hay que olvidar que la acción climática debe ser constante y creciente. 

3

Un pangolín rescatado del tráfico ilegal en Indonesia en 2017. Foto: Wahyudi | AFP

Vayamos al origen: nuestro vínculo con la vida silvestre. Un mercado de vida silvestre de Wuhan: allí habría comenzado todo. Un murciélago podría haber sido el animal reservorio y otro animal habría actuado como nexo transmisor con el ser humano. 

  • Un sospechoso: el pangolín (en imagen). Este mamífero de piel escamosa es una especie vulnerable que se encuentra en peligro crítico de extinción. ¿El motivo? Es de gran atracción para cazadores por su carne y escamas (utilizadas en la medicina tradicional y remedios caseros). Ante las protecciones nacionales e internacionales, según WWF es uno de los mamíferos con mayor tráfico ilegal en Asia y África. 
    • Un estudio preliminar de la Universidad de Agricultura del Sur de China describió que este animal podría haber sido un posible “huésped intermedio” del virus. Pero, según se explica en la revista científica Nature, aún no se encuentran pruebas concluyentes. Conforme la OMS, las investigaciones sobre la fuente animal del virus continúan en el país asiático. 
    • Para la Sociedad de Conservación de Vida Silvestre, la cuestión radica en las condiciones en las que los animales silvestres se encuentran en estos mercados, ideales para la emergencia de este tipo de virus. Más info aquí.   
  • ¿Se viene el fin de los mercados de fauna silvestre? Una de las medidas tomadas por el gobierno chino ante el avance del virus fue la prohibición temporal del comercio y consumo de especies salvajes. Los conservacionistas demandan una prohibición permanente del tráfico ilegal y los mercados de vida silvestre. Las palabras de Sara Platto, que estudia el comportamiento animal en la Universidad Jianghan en Wuhan, sintetizan la cuestión: “El problema no son los animales, es que nos ponemos en contacto con ellos”.
  • En la naturaleza todo es equilibrio... hasta que se rompe. “La ecología de la enfermedad”. Así se titula un artículo de 2012 en el New York Times (en inglés), que ubica un origen de las enfermedades emergentes: la intervención humana en la naturaleza. Su lectura se mantiene vigente. Este otro texto de National Geographic es útil para evitar caer en estereotipos sobre los países asiáticos.

4

Cancelaciones y postergaciones en reuniones preparatorias claves para el planeta.  Como ha ocurrido con distintos eventos, la agenda climática y ambiental no ha sido ajena a la suspensión de actividades. Todas las reuniones de ONU Cambio Climático a desarrollarse hasta mediados de abril han sido suspendidas hasta nuevo aviso. De igual forma ocurrió con algunas de las reuniones previas a la Conferencia sobre Biodiversidad.

  • Recordemos: 2020 es un año clave en la acción por el planeta. La Conferencia sobre Biodiversidad, a celebrarse en octubre en China, deberá definir un marco global de acción para la próxima década. Y la COP26, en noviembre en Reino Unido, deberá avanzar en una implementación ambiciosa del Acuerdo de París en cambio climático.
    • Muchos se preguntarán si estos eventos no se pueden hacer a distancia, pero algo es cierto: las mayores negociaciones y definiciones no se realizan en el plenario oficial a micrófono abierto, sino en los pasillos y reuniones entre partes. Además, las condiciones de conexión a Internet no son iguales en todos los países.
  • Más info: en esta nota de Diálogo Chino

5

¿Por qué no actuamos ante el cambio climático de la misma forma que ante el coronavirus? Esto me ha dado vuelta en la cabeza estos días. Llegué a pensar qué medidas se tomarían si la crisis climática fuera considerada una pandemia. ¿Por qué dejamos de subirnos a un avión ante un virus y no por las emisiones que generamos en ese tipo de traslado? “Hemos naturalizado escuchar hablar del problema”. “No habrá una vacuna contra el cambio climático”. “Solucionarlo lleva décadas de acción”. “No se lo trata aún como una emergencia”. Son algunas de las respuestas que se esbozan al interrogante inicial en este artículo de Grist y que invitan a reflexionar. 

  • ¿Hay algo que el cambio climático pueda enseñarnos para hacer frente al coronavirus? Sí, va desde la acción individual, pasando por el basarse en la ciencia hasta la necesidad de una real cooperación internacional. Sobre ello profundiza analíticamente esta nota en The New York Times

6

Foto: Twitter Greta Thunberg

En agenda: acciones suspendidas y/o resignificadas ? En todo el territorio argentino se ha suspendido el ingreso al público a Parques Nacionales y áreas protegidas hasta nuevo aviso. En la ciudad de Buenos Aires, se tomó la misma medida con el Ecoparque, el Jardín Botánico y las reservas ecológicas Costanera Sur y Lago Lugano. El principal evento que se iba a celebrar localmente por La Hora del Planeta -una carrera nocturna- ha sido suspendido hasta nueva fecha. 

  • El activismo continúa, pero desde casa ✊ #ClimateStrikeOnline ha sido, desde el viernes pasado, la convocatoria de Greta Thunberg para continuar exigiendo a los líderes acción climática más urgente y ambiciosa, pero cumpliendo con las medidas de prevención ante el coronavirus. Así que este viernes podés sumarte publicando una imagen con tu cartel de movilización desde tu casa y subirlo a las redes con ese hashtag. 
  • Cine ambiental para ver y reflexionar ?  En tiempos donde quedarnos en casa es un acto necesario para cuidarnos y cuidar a los demás, ¿qué mejor que aprovecharlo viendo películas sobre el planeta? Pueden encontrar mis recomendaciones de documentales ambientales en esta edición anterior de la news.

7

Ser sustentables: y responsables como ciudadanos. Al igual que la crisis climática, el actual contexto exige el involucramiento de todos y, en este caso en particular, depende más que nunca de las acciones individuales.

Lavate las manos con agua y jabón o alcohol en gel con frecuencia, quedate en casa, restringí las salidas, cumplí la cuarentena si volviste de viaje y seguí la información oficial de la OMS aquí o del gobierno argentino aquí (o el local de tu país). En el Instagram de RED/ACCIÓN podrás encontrar las indicaciones de estas acciones.     

Y me despido con una imagen de un amanecer desde mi departamento donde cada mínima escena se convierte en una postal, donde hoy priorizo quedarme para cuidarme a mí, para cuidar a otros. E insisto en hacerlo de la forma más amigable con el ambiente, aprovechando cuando el sol entra por la ventana para no encender la luz, usando eficientemente la energía, ahorrando agua, siguiendo una dieta vegetariana, consumiendo alimentos locales… No olvidemos que la acción ante el cambio climático debe ser constante. 

¡Hasta el próximo miércoles!

Tais

Recibí PLANETA

Información para actuar y cuidar al planeta. Todos los miércoles, por Tais Gadea Lara.

Ver todos las newsletters

EN PROFUNDIDAD