Día del migrante: claves para ayudarlos | RED/ACCIÓN
- Cómo las organizaciones interactúan con sus públicos -  Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Día Mundial del Migrante: la importancia de empatizar con quienes vienen de otros países

"Nos hacen falta puntos de encuentro, conexiones genuinas con otras comunidades y personas", analiza en esta entrevista Jessica Oyarbide, quien trabaja en un proyecto para visibilizar (y combatir) la discriminación y el racismo con quienes vienen de otros países.

Día Mundial del Migrante: la importancia de empatizar con quienes vienen de otros países


El 18 de diciembre es el Día Mundial del Migrante. En este contexto, desde la organización Marcas que Marcan lanzaron ENCONTRAR, una iniciativa que busca ayudar a los migrantes desde lo social, lo cultural y lo económico, promoviendo, sobre todo, un freno a la discriminación y al racismo (podés conocer más acá). De eso hablé con Jessica Oyarbide, fundadora de Marcas que Marcan.


—Al hablar de la campaña, decís: “Nuestro propósito está ligado a hacer algo por alguien más”. ¿Por qué creés eso?
—Desde Marcas que Marcan creamos el concepto "Potencial Social": creemos que todas las personas tenemos la capacidad de generar impacto positivo en nosotros mismos, en la sociedad y en el ambiente. Antes de convertirnos en agentes de cambio, es clave comprender nuestro propósito, qué tipo de impacto queremos generar, por qué y cómo. Desde nuestra experiencia, cuando se hace un trabajo profundo de introspección y búsqueda del Potencial Social, vemos que todas las personas tienen la intención de hacer algo por alguien más. Acompañar a las personas y a las marcas a descubrir qué hacer por ese alguien y quién o quiénes son esas personas es lo que nos moviliza.


—¿Qué ves de positivo y qué creés que falta a la hora de empatizar con personas a las que vemos diferentes o de otra comunidad, como los migrantes?
—Creo que evolucionamos como personas, en nuestros ámbitos personales y profesionales, cuando nos encontramos con alguien distinto, que trae un nuevo o diferente punto de vista y eso nos hace ver nuestra realidad con otros ojos. Nos hacen valorar más nuestro entorno, a nosotros mismos y ayuda a derrumbar prejuicios que uno podría tener simplemente por ignorancia. Creo que lo que más falta son puntos de encuentro, de conexiones genuinas con otras comunidades y personas para compartir los momentos simples: una comida, una conversación, bailar. Son esos momentos los que nos hacen dar cuenta de que la otra persona es igual de humana que uno y es ahí donde los prejuicios y la discriminación se puede empezar a disipar.


—En línea con lo anterior, leí hace poco que Argentina es uno de los países más receptivos del mundo para las personas refugiadas, algo que creo que se puede extrapolar a los migrantes en general. ¿Qué encuentra de bueno la persona que viene a vivir a la Argentina?
—Argentina es un país con espíritu emprendedor y múltiples oportunidades. Aunque el contexto muchas veces haga al camino sinuoso y difícil, las personas que llegan en busca de mejores oportunidades encuentran un terreno fértil para generarlas. Somos un país diverso con múltiples comunidades que pueden brindar apoyo y acogida a quienes llegan.


—Como parte de ENCONTRAR, cuentan a través de murales historias de personas migrantes. ¿Cómo creés que esto nos ayuda a empatizar?
—Muchas veces se discrimina a las personas de otros países con base en prejuicios y desconociendo por qué esa persona se fue de su país. Conocer historias de personas migrantes y refugiadas que dejaron sus países para vivir un poco mejor, cómo pasaron por situaciones extremadamente duras y, aun así, lograron insertarse en una sociedad distinta y encontrar medios de vida dignos, nos hace dar cuenta de cuán poco conocemos del otro y nos permite ver que todas las personas sufrimos y nos alegramos de la misma manera. Las historias nos acercan un lado más humano de la migración y nos muestran que más allá de nuestro color de piel, nuestra nacionalidad o nuestra religión, somos igual de humanos y merecemos los mismos derechos y oportunidades.


—¿Cómo podemos ayudar a los migrantes en nuestra vida cotidiana?
—Empezaría preguntando "¿con qué personas migrantes interactúo en mi día a día?" y observando las acciones y pensamientos hacia esas personas. Para apoyar a los demás es clave primero hacer una introspección y ver cómo me comporto con las personas que tienen distintos orígenes. Algunas acciones prácticas:

-Apoyar a emprendedores migrantes y comprar sus productos, animarse a los nuevos sabores y buscar nuevos emprendimientos.
-Difundir historias de personas migrantes.
-Evitar compartir mensajes o "chistes" discriminatorios y señalarle, con respeto, a quienes lo hagan, que esos mensajes son dañinos.
-Preguntar a las personas migrantes que conozcas, en qué podrías ayudarlas.
-Contactarse con organizaciones que nuclean a personas migrantes y refugiadas y ofrecer apoyo.

Migrantes en Argentina: qué problemas y desafíos enfrentan, y quiénes los ayudan a resolverlos


Esta entrevista fue publicada originalmente en Oxígeno, la newsletter que edita Juan Carr. Podés suscribirte en este link.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.