El estado del clima global: el ultimátum para actuar | RED/ACCIÓN

El estado del clima global: el ultimátum para actuar

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION
El estado del clima global: el ultimátum para actuar

Un nuevo informe nos ofrece una radiografía actualizada de los cambios en el clima. Ante un planeta que seguimos enfermando, el diagnóstico es uno: se necesita acción climática urgente y ambiciosa.

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Fotos: Unsplash/Jo-Anne McArthur, UN News/Laura Quiñones y Unsplash/Brian Yurasits | Intervención: Centa

Radiografía de un clima global alterado. Es lo que se resume en el informe anual de la Organización Meteorológica Mundial El Estado del Clima Global 2020 presentado hace unas semanas. El primer informe de la organización se publicó en 1993. Es decir, tenemos 28 años de datos e información científica sobre los cambios en el clima y aún no se actúa al respecto como se requiere.

Aquí les comparto los hallazgos en cinco ejes que seleccioné como destacados para observar la radiografía actual del clima global y tomar conciencia, a partir de ello, de la necesidad de urgente y ambiciosa acción ante el cambio climático.

  • La temperatura global. El informe confirma que 2011-2020 fue la década más cálida desde que se tienen registros. El año pasado fue uno de los tres años más cálidos con una temperatura media global de 1,2°C por encima de los valores per-industriales. Y la temperatura aumenta porque... seguimos con un sistema de producción basado en ciertas actividades que generan, cada vez más, emisiones...
  • Las concentraciones de gases. ¿Te acuerdas del ejemplo ilustrativo de la botella que hice hace algunas ediciones? La repito: imagina que estamos llenando una botella con agua a través de una canilla/grifo. Desde la Revolución Industrial hemos abierto más la canilla, es decir, hemos generado emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs). El año pasado, ante la suspensión de ciertas actividades -como la industria y el transporte- cerramos un poquito la canilla y caía menos agua en la botella. Pero la botella se seguía llenando. Es decir, enviamos menos emisiones a la atmósfera, pero mientras las concentraciones seguían en aumento récord, es decir, aquellos gases que quedan capturados en la atmósfera, el agua que sigue llenando la botella.

    Bueno, hecha esta metáfora, el informe revela que las concentraciones de GEIs han continuado la tendencia en aumento en 2019 y 2020. De hecho, las concentraciones de dióxido de carbono (C02) ya han superado las 410 partes por millón (ppm) y podría superar las 421ppm este año. Piensa que cuando yo nací en 1988 superamos las 350ppm, lo que se consideraba el límite máximo deseable. Sí, quiero llorar 🙁
  • El océano. Al absorber alrededor del 23% de las emisiones anuales de CO2 y actuar como regulador del clima, el océano también se ve afectado. Más precisamente, la acidificación (cambio en el pH del agua), la consecuente pérdida de capacidad de absorción de CO2 y, por ende, la desoxigenación han continuado en el último año.

    Además, el océano absorbe más del 90% del exceso de calor de nuestras actividades, en 2019 y 2020 se alcanzó un registro récord. Todo esto dificulta la capacidad del océano de moderar el clima.
  • Eventos climáticos extremos. Quizás el síntoma que más venimos sintiendo de este paciente global. En 2020, mientras hubo fuertes precipitaciones e inundaciones en Asia y África, una sequía intensa y prolongada afectó América del Sur. Las temperaturas extremadamente elevadas se sintieron en varias partes del mundo, desde el Ártico siberiano -que llegó a una temperatura récord de 38°C-, hasta el Caribe -con olas de calor en abril y septiembre.
  • Vulnerabilidades pre-existentes. Según la Federación Internacional De la Cruz Roja, más de 50 millones de personas se vieron doblemente afectadas en 2020 por eventos extremos relacionados con el clima y por la pandemia. Esto exacerbó el hambre en un complejo contexto de protocolos y limitaciones por la pandemia, que tampoco permitió garantizar el acceso igualitario a alimentos.

    Un dato sobre el cual volveré en una próxima edición (o artículo más profundo): durante el primer semestre de 2020 se registraron unos 9,8 millones de desplazamientos, debido a peligros hidrometeorológicos y eventos climáticos. Es decir, movimientos de personas con el clima -y sus cambios- como causa.

2

Una joven y su prima desplazadas por los huracanes Iota y Eta en Honduras | Foto: UNICEF/Martín Cálix/AFP-Services

Las acciones necesarias. El secretario general de Naciones Unidas pidió compromisos más ambiciosos de los países para reducir las emisiones de GEIs, ubicarnos en la senda del objetivo del Acuerdo de París y alcanzar la neutralidad en carbono en 2050.

El secretario de la organización Petteri Talas advirtió que "la tendencia negativa en el clima continuará durante las próximas décadas". Por ello, no sólo hay que trabajar en políticas de mitigación (reducción de emisiones) sino también de adaptación a esos efectos ya inevitables del cambio climático. Por ejemplo: invertir en infraestructura, servicios de alerta temprana y redes de observación meteorológica; así como movilizar el financiamiento climático necesario para políticas de adaptación.

El otro aspecto importante en acción: la recuperación económica ante la pandemia debe ser la oportunidad para invertir en la transición en línea con los compromisos climáticos, y no a favor de esas actividades -como la explotación de combustibles fósiles- que nos trajeron a esas dos crisis en las que nos encontramos.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

3

Carlos Kini Roesler: una conversación con el argentino nominado al premio Oscar Verde. Pocas veces los periodistas tenemos la oportunidad de conocer a los entrevistados en su lugar tan remoto de trabajo de campo. Con el biólogo Carlos Roesler, más conocido como Kini, fue una grata excepción. En 2017 compartimos rutas, caminatas, días calurosos y noches frías en la Patagonia con un objetivo claro: conocer al Macá Tobiano. Un ave endémica de la Patagonia que, según la Lista Roja de IUCN, se encuentra en peligro crítico de extinción. Hoy quedan apenas 750 individuos en la naturaleza. Una especie bandera, cuyo cuidado es la protección de todo un ecosistema.

Este es el trabajo que lleva adelante Kini a través de la coordinación del Programa Patagonia de la asociación Aves Argentinas y es por el cual fue uno de los 15 nominados en todo el mundo para los premios Whitley Awards, más conocido como el Oscar Verde.

  • ¿En qué consiste el programa por el cual fuiste nominado? El Programa Patagonia nace hace unos ochos años como consecuencia de que el Proyecto Macá Tobiano comenzó a crecer. Nos dimos cuenta que el Macá Tobiano podía ser una especie bandera para la Patagonia austral y que teníamos que trabajar a un nivel ecosistémico, es decir, a una escala transversal a las problemáticas de conservación. El objetivo del programa es seguir trabajando en pos de la protección del Macá Tobiano y, aparte, empezar a trabajar con un montón de otras especies, recabar información científica y generar acciones de manejo y conservación que ayuden a mejorar su estado. El programa tiene un componente social: impulsamos el desarrollo de nuevos conservacionistas capacitando a profesionales en conservación y trabajamos con productores de las localidades de la zona con el objeto de mejorar la relación humano-animal.
  • ¿Cuáles son las principales amenazas que ponen el peligro al Macá Tobiano? La principal es el cambio climático global. Es una amenaza que nos es transversal. Es algo que está ocurriendo y ante lo cual nos tenemos que preparar de forma inmediata. Tendríamos que haber Es una amenaza a una escala demasiado global para un grupo de conservacionistas de campo. Por eso nos enfocamos en el otro paquete de amenazas: las especies exóticas invasoras (como el visón americano, la trucha arcoíris y la gaviota cocinera -ésta es nativa-). Es decir, especies que no tenían que estar en el lugar, que fueron transportadas directamente por el humano y alteran ecosistemas. Nosotros trabajamos para controlar este tipo de amenazas. También trabajamos en la cuestión del desarrollo de políticas de Estado para el manejo de los recursos y el ambiente, porque tienen impacto que también le afectarán al Macá Tobiano. Un ejemplo de la lucha ícono fue ante las represas sobre el Río Santa Cruz.
  • Me interesa profundizar en la amenaza principal, ¿cómo el cambio climático incide puntualmente para la especie? A mayores latitudes, el cambio climático se siente más. Lo que el cambio climático le está generando al Macá Tobiano es mayor impredecibilidad: el clima es menos predecible en cómo van a ser los inviernos o cuándo va a nevar. Y el otro tema: genera que las estaciones sean menos distintas entre ellas. Esa doble conjunción genera que los inviernos sean menos fríos, la poca nieve dura menos, ello genera menor concentración de nieve, los deshielos son menores, lo que escurre a la laguna es menor. Y, encima, en verano la temperatura es alta, los vientos son mayores y hay mayor desecación de los cuerpos del agua. Según un estudio que hicimos, se observa que durante las últimas décadas hay una tasa de pérdida de cuerpo de agua muy elevada que se está acelerando. Cada vez hay menos lagunas disponibles para el Macá Tobiano. Todos estos cambios afectan también a las plantas, como la vinagrilla, de la cual depende el Macá Tobiano para hacer sus nidos.
  • ¿Qué significa esta nominación para vos y el programa? Es sumamente importante porque es poco común en nuestro entorno que haya premios o eventos tan glamorosos. Y la estrategia de este premio es esa: no sólo dar un premio económico para apoyar los proyectos, sino también dar toda una visibilidad a nivel local e internacional para elevar el perfil público de los proyectos. Si no te conocen, tu capacidad de influir en decisiones positivas es menor. Esta nominación es, además, un apoyo anímico fundamental para las 24 personas que estamos trabajando full-time en el programa. Es una palmadita en la espalda para continuar lo que somos.
  • La ceremonia de entrega de premios a los seis ganadores de los 15 nominados se realizará de forma online el próximo miércoles 12 de mayo a las 15 (hora argentina). Contará con la presencia de David Attenborough. Se puede participar registrándose gratis aquí.

4

El mundo de la cocina empieza a eliminar las carnes. Esta semana hubo dos anuncios muy interesantes en el universo gastronómico. Por un lado, el restaurante Eleven Madison Park de Nueva York -considerado el mejor del mundo- anunció que, en su reapertura, el nuevo menú ya no incluirá carne roja ni pescado, sino que estará basado en plantas. El motivo de la decisión: "El sistema alimentario actual simplemente no es sostenible", según su chef Daniel Humm.

Por otro lado, la plataforma de recetas Epicurious -reconocida a nivel mundial- dejará de publicar nuevas recetas, artículos o newsletters con carne roja. El motivo: fomentar un cocinar más sustentable. "La decisión no es anti-carne sino pro-planeta", dijo Maggie Hoffmann, editora senior.

5

Ser sustentables: y consumir alimentación de estación. En línea con lo anterior, también es importante preguntarnos qué frutas y verduras comemos. Por ello, la propuesta de cada mes de RED/ACCIÓN es compartirte los vegetales de estación. Recuerda que consumir local y agroecológico son las mejores formas de reducir tu huella de carbono, dar un voto por producciones en mayor armonía con el ambiente y cuidar tu salud.

6

En agenda: se viene el Informe Ambiental 2021. Se trata del reporte anual de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) que este año analiza las dos crisis vigentes: "Pandemia y crisis ambiental: dos caras de una misma moneda". El evento lanzamiento se realizará de forma online el próximo martes 11 de mayo a las 16hs. Puedes inscribirte gratis para participar aquí.

Aprovecho para agradecerte por ser parte de PLANETA. Al leer, participar y compartir esta newsletter, nos ayudás a hacer crecer esta comunidad comprometida con el desafío de (re)construir un planeta mejor. Si te gusta lo que encontrás acá, podés además sumarte como miembro Co-Responsable y ayudarnos a seguir haciendo un periodismo que no sólo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. 

Hoy me despedido con un pedido/invitación. Quiero conocer sobre qué temas de cambio climático y sustentabilidad te gustaría profundicemos en la newsletter o incluso como artículos más extensos en RED/ACCIÓN. Puedes enviarme tus sugerencias y preferencias a [email protected] así las sumamos a las próximas reuniones de sumario del equipo. ¡Las espero!

Un saludo hasta el próximo miércoles,

Tais

Recibí PLANETA

Información para actuar y cuidar al planeta. Todos los miércoles, por Tais Gadea Lara.

Ver todos las newsletters