La pandemia nos lleva a cuestionarnos qué necesitamos de la moda | RED/ACCIÓN

La pandemia nos lleva a cuestionarnos qué necesitamos de la moda

Antes de la pandemia, el 46% de los argentinos dedicaba entre un 5% y un 10% de su salario a la vestimenta. Hoy el consumo cambió y las marcas intentan adaptarse.

¡Hola! ¿Sabías que este jueves OTRA ECONOMÍA cumple un año? Estoy muy contenta de haber compartido todas estas ediciones con vos. ¡La semana que viene tendremos una edición aniversario con algunas sorpresas!

Esta semana nos toca hablar del impacto del COVID-19 en la industria de la moda. ¿Cuántas prendas de tu placard usaste en estos meses de confinamiento?

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Los pantalones deportivos, los pijamas y las pantuflas se convirtieron en los comodines de las marcas de indumentaria. Muchas marcas revalorizaron estos ítems e incluso los ponen en la portada de sus tiendas online. En abril, las ventas de ropa cayeron un 79% en Estados Unidos. Sin embargo, las compras de joggins aumentaron en un 80%, según The New York Times

  • Un estudio realizado por Adecco Argentina en la cuarentena reflejó que el 18% dice que se queda en pijama o la ropa de dormir todo el día, incluso mientras desarrolla desde su casa su jornada laboral. El mismo informe destacó que el 14% de los encuestados se viste como si fuera a trabajar a la oficina, intentando mantener la rutina. Antes de la pandemia, el 46% de los argentinos dedicaba entre un 5% y un 10% de su salario a la vestimenta.
  • Ninguna industria es ajena al impacto del covid-19, pero el efecto en la industria de la moda fue devastador. Al estar en casa, los consumidores dejaron de tener la necesidad de comprar ropa de moda. Los comercios minoristas se apresuraron a cancelar y devolver los pedidos. Los diseñadores no podían cubrir los gastos básicos. Y muchas fabricas tuvieron que cerrar.
  • Como ya conté en otra edición, una familia occidental tiraba en promedio unos 30 kilos de ropa por año, según el PNUD. Además, se estima que la producción de algodón es responsable de un 25% del uso de insecticidas aplicados cada año en el mundo.
  • Es posible que la pandemia acelere un proceso que lleve a una moda más sostenible. Por ejemplo, la marca de lujo Gucci lanzó Off Grid, su primera colección sostenible, que utiliza materiales reciclados, orgánicos o de base biológica.
  • La diseñadora Alejandra Gougy, fundadora de la Asociación Moda Sostenible Argentina, señala que desde la organización hace años vienen trabajando en un concepto de moda relacionado con el cuidado al otro y al medio ambiente. “En 2018 armamos un video con mujeres tapadas con barbijos. La idea era transmitir que si no cambiábamos el modo de producir íbamos a terminar todos contaminados”, comenta.
  • Gougy considera que la forma de consumir ropa va a cambiar. “En este momento, uno abre el placard y piensa: ¿qué uso de todo esto? La pandemia nos llevó a ver todo lo que acumulamos. Esa ropa que está guardada se puede donar, reciclar o vender”, explica.
  • Forbes entrevistó a Anna Gedda , directora de sostenibilidad de H&M, para ver cómo las empresas del sector de la moda rápida ven la sostenibilidad en el mundo posterior al covid-19. Ella dijo: “Creo que el covid-19 fue uno de los mayores desafíos que hemos experimentado. Uno de los principales problemas fue el cierre de las tiendas. En algún momento, el 80% de nuestras 5.000 tiendas cerraron. Eso fue un desafío en términos de ventas y medidas de seguridad, así como en nuestra cadena de suministro. Además, tuvimos una gran caída en las ventas: nuestro informe del segundo trimestre muestra que disminuyeron en un 50%, a pesar del repunte de las compras online”. De cara a futuro, comentó: “Creemos que la clave es incorporar la sostenibilidad, pero que al mismo tiempo las prendas sean asequibles para muchos”.

2

3 preguntas a Adriana Marina, fundadora de la asociación civil Hecho por Nosotros y Animaná, una empresa B que diseña y comercializa indumentaria, accesorios y mantas hechas a mano por comunidades.

  • ¿Qué tendencias o cambios tuvieron lugar en el sector textil tras el covid-19?
    La pandemia del covid-19 ha traído una nueva normalidad en cuanto a formas de comprar en general, creando una serie de condiciones para que las personas puedan ser más conscientes sobre sus hábitos de consumo. Desde Animaná y Hecho por Nosotros creemos que el hecho de que los consumidores y las marcas puedan reconocer sus excesos, despejará el camino hacia una nueva normalidad más responsable en cuanto a gastos y la llamada slow fashion. Es importante recalcar que una gran cantidad de marcas de ropa no han podido presentar sus colecciones a causa de la pandemia. En algunos casos se han adaptado y lo han hecho en formato digital, pero para muchas otras la crisis significó un punto de partida para cambiar su filosofía. Así, varias marcas han anunciado el fin de las colecciones estacionales, un hecho significativo en la historia. El sector textil generará una mayor demanda por diseños únicos y atemporales, producción sustentable y trabajo en condiciones éticas.
  • ¿Cómo definirías la moda circular y qué lugar ocuparía en el nuevo paradigma?
    La moda circular es una moda versátil en uso y sostenible en diseño, ya que el concepto básico de circularidad implica un circulo virtuoso de producción y consumo en el que no hay desechos. En la industria de la moda, esto significa ir un poco más allá de una simple prenda de vestir. Este concepto prioriza la creatividad y responsabilidad social para garantizar que los diseños generen la menor contaminación posible, y aprovechen la utilización de los materiales. La moda circular es mucho más que reciclar y por eso creo que en el nuevo paradigma se vuelve un pilar para avanzar hacia una moda sustentable, al ser una manera de transformar las prácticas derrochadoras y perjudiciales que han predominado en la industria.
  • ¿Qué oportunidades crea el covid-19 para mejorar las prácticas textiles a favor de la moda sustentable?
    La reducción en el consumo de prendas trae consigo una oportunidad en la industria de repensar los modelos de producción. La mayor oportunidad que nos esta dejando es mejorar las condiciones laborales en las fábricas. La naturaleza de expansión del coronavirus ha dejado expuestas las prácticas riesgosas. El aumento de contagios entre los trabajadores de la industria ha obligado a las empresas a reorganizar los espacios, reducir horarios y priorizar la sanitización y salud ante el riesgo de cerrar por completo. Si bien es lamentable que esta sea la causa por la que los gigantes de la moda buscan mejorar sus prácticas laborales, no deja de ser un avance.

3

¿Viste que las bicis están siendo furor en las ciudades? Sobre eso escribí una nota la semana pasada.

Preguntamos a nuestra comunidad de Instagram si prefería moverse en bici o transporte público y de 3.900 votos, el 70% eligió la bicicleta. A la vez, el 66% dijo que no se sentía seguro cuando la usa en la calle. Espero que esta tendencia de movilidad sustentable trascienda la pandemia.

  • Despúes de leer la nota, un miembro corresponsable de RED/ACCIÓN me compartió el dato de una organización que creó el Primer Banco de Bicicletas de Argentina. Voy en Bici Argentina busca dar una respuesta a la locomoción de personas de bajos recursos. Reciben donaciones de bicicletas porque las ven como una solución funcional para desplazarse. 
  • Otra nota que quiero recomendarte es la que publicamos ayer sobre la inclusión laboral de personas trans. Allí se cuenta sobre Contratá Trans, una inciativa que logró 16 contrataciones efectivas de personas transgénero durante el período de cuarentena.

Sumate a nuestra comunidad de miembros co-responsables ✊ Juntos podemos hacer un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo. Quiero sumarme

4

Por recomendación de Juan Martín Prezzoli, suscriptor de OTRA ECONOMÍA, te acerco la historia de tres emprendedores que por la pandemia se iniciaron en el cultivo hidropónico de hortalizas. Los socios son de Plottier, Neuquén, y decidieron apostar por este sistema productivo luego de que sus trabajos, relacionados a los servicios petroleros, se vieron afectados por la crisis generada por el coronavirus. A los pocos meses de iniciado este emprendimiento, lograron una primera venta de 450 atados de rúcula, provenientes de unos 1.300 plantines. 

5

El viernes pasado lanzamos junto a Ashoka (red global de emprendedores sociales) una edición especial sobre el evento Changemakers Unidos, que destaca charlas de agentes de cambio de distintos países que están trabajando para combatir los efectos de la pandemia desde la educación, el desarrollo sostenible o la participación ciudadana.

  • Con el formato interactivo de la home de RED/ACCIÓN podés recorrer los contenidos que se generaron en el evento: videos, notas, frases destacadas. 
  • Recorrelo desde acá: redaccion.com.ar/ashoka.

6

Para agendar. Yunus & Youth lanza su programa de aceleración para emprendedores sociales en Argentina. Se seleccionará a empresas sociales lideradas por jóvenes que contemplen el desarrollo de empleo local, la inclusión social y la creación de soluciones tecnológicas para garantizar la salud, la educación y el bienestar general de la comunidad.

A lo largo de seis meses, los emprendedores obtendrán conocimiento y estructurapara fortalecer su negocio e impacto social. La postulación estará abierta hasta el 27 de septiembre. Entre los requisitos se destaca la necesidad de residir en un país de América Latina, tener entre 18 y 30 años (no excluyente) y ser el fundador, cofundador o tener una posición de liderazgo de la empresa social a postular.

Para más información ingresá acá.

  • Njambre y Newsan lanzan la quinta edición de Alt, un programa para todos los que saben que quieren cambiar algo (¡en su vida y en el mundo!), pero no saben por dónde empezar. Es para quienes están incómodos con la realidad y buscan herramientas para crear un futuro más justo. El espacio se dicta los martes de 17 a 19 por dos meses a través de Zoom. Podés aplicar hasta el 24 de septiembre.

Hasta aquí llegamos hoy. Me encantaría recibir tus comentarios en [email protected] 

La seguimos el martes que viene,
Flor.

Con el apoyo de

Recibí Otra Economía

Una economía circular, inclusiva y de triple impacto. Todos los martes en tu mail. Por Florencia Tuchin.

Ver todas las newsletters

EN PROFUNDIDAD