Las claves detrás de la polémica del nuevo Pacto Mundial sobre Migración | RED/ACCIÓN

Las claves detrás de la polémica del nuevo Pacto Mundial sobre Migración

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION
Las claves detrás de la polémica del nuevo Pacto Mundial sobre Migración

Foto: Guillermo Arias / AFP

Que se acordó. El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular fue aprobado la semana pasada en Marruecos por 164 países, entre ellos la Argentina. El acuerdo fue calificado como una acción "histórica" por Naciones Unidas para "prevenir el sufrimiento y el caos" de los inmigrantes. Es el primer acuerdo global para ayudar a aprovechar los beneficios de la migración y proteger a los inmigrantes indocumentados.

A pesar de no ser vinculante y respaldar el derecho de los Estados a decidir su propia política migratoria, el pacto está generando una fuerte polémica. Una docena de países, entre ellos Estados Unidos, Chile, Italia, Austria, Hungría e Israel lo rechazaron. Brasil anunció que se saldrá del pacto en enero, cuando Jair Bolsonaro asuma la presidencia del país.

Por qué es importante. Según las Naciones Unidas, en el mundo hay 250 millones de migrantes, que representan un 3,4% de la población global. Estos migrantes contribuyen un 9% del PIB mundial, generando casi 7 trillones de dólares al año. En los últimos años, más de 68 millones de personas se han visto forzadas a desplazarse de su país de origen, originando crisis de inmigración desde Europa hasta Centroamérica. Hoy se celebra el Día Internacional del Migrante y la ONU aprovechó a destacar los beneficios del acuerdo para los migrantes del mundo.

La polémica. El principal argumento en contra es que el acuerdo es incompatible con la soberanía de los países y que podría también tener un efecto de incitación de la inmigración ilegal. Estados Unidos y Chile fueron explícitos en decir que el acuerdo entra en conflicto con el derecho soberano de cada país de fijar sus reglas de migración, aunque la ONU hace hincapié en que el documento no es vinculante. Algunos expertos legales explican que el documento destaca correctamente el derecho humano de migrar, pero deja la puerta abierta a que se interprete que todos los países que lo firmen tienen la obligación de aceptar a cualquier inmigrante.

Qué más establece el pacto. El documento contempla 23 objetivos e incluye medidas contra la trata y el tráfico de personas y la separación de las familias de los migrantes. El pacto también incluye un compromiso a usar la detención de migrantes sólo como última opción y reconoce el derecho de migrantes indocumentados a recibir salud y educación en su país de destino. Los países firmantes del pacto también se comprometen a mejorar la cooperación a la hora de salvar vidas de migrantes.

Contexto. El pacto comenzó a gestarse en 2016, cuando los estados miembros de la ONU reconocieron “una responsabilidad compartida para gestionar grandes movimientos de refugiados y migrantes”. La aprobación definitiva se produjo el 17 de diciembre en Nueva York.