Los libros más vendidos en cuarentena | RED/ACCIÓN

Los libros más vendidos en cuarentena

'Aramburu' (de María O’ Donnell), 'La tía Cósima' (de Florencia Bonnelli) y 'Las malas' (de Camila Sosa Villada) se convierten en los best-sellers de la era del coronavirus.

¡Hola! Las editoriales suelen organizar sus lanzamientos de cada año con varios meses de anticipación, pero en 2020 todos los planes se alteran. Para algunos las ventas caen; para otros, se disparan. Aramburu (de María O’ Donnell), La tía Cósima (de Florencia Bonnelli) y Las malas (de Camila Sosa Villada) se convierten en los best-sellers de la era del coronavirus y al mismo tiempo las mujeres escritoras están arrasando con todo (aunque eso no tiene que ver con la cuarentena… ¿o sí?).

Compartí esta newsletter o suscribite

1

Los best-sellers. Para mucha gente, el encierro de la cuarentena fue una oportunidad para reencontrarse con la lectura o para refugiarse en ella. Pregunté en los dos grupos editoriales más grandes de la Argentina cuáles son los títulos más vendidos desde el 20 de marzo hasta hoy y me pasaron sus best-sellers (pero no me dieron las cifras ni el orden).

Los más vendidos de Planeta fueron Aramburu (de María O’ Donnell), Las malas (de Camila Sosa Villada), El fin del amor (de Tamara Tenenbaum), Filosofía a martillazos II (de Darío Sztajnszrajber), Sexo ATR (de Cecilia Ce) y El duelo (de Gabriel Rolón).

Los tanques de Penguin Random House fueron La tía Cósima (de Florencia Bonelli), Horóscopo 2021 (de Ludovica Squirru), Largo pétalo de mar (de Isabel Allende), La sangre manda (de Stephen King), La tiniebla y el alba (de Ken Follet), La vida mentirosa de los adultos (de Elena Ferrante), La desaparición de Stephanie Meyer (de Joel Dicker), La buena suerte (de Rosa Montero), Argentina primero (de Martín Redrado), El mundo de Lyna (de Lyna Vallejos) y los Harry Potter.

María O' Donnell.

Desde una de las cadenas de librerías más grandes me dijeron –de modo no oficial– que sus más vendidos en la cuarentena fueron Aramburu, La tía Cósima y Las malas; y agregaron El medioevo peronista (de Fernando Iglesias).

2

Los independientes más vendidos. La Feria de Editores (FED) reúne a unas 250 editoriales indies de toda Latinoamérica y a unas 200 librerías, y este año, en agosto, tuvo su edición online. Como no pudo hacerse la Feria Internacional del Libro, que es el plato fuerte de la industria, la FED se convirtió en un sustituto inesperado, en una escala un poco más chica. Los más vendidos de las librerías que más vendieron fueron Taj Mahal (de Deborah Eisenberg), Las reuniones (de Rosario Bléfari), Larga distancia (de Tali Goldman), Una guía sobre el arte (de Rebecca Solnit) y Malone muere, Molloy y El innombrable (de Samuel Beckett).

“Fue todo muy atípico”, dice Víctor Malumian, uno de los organizadores. Esta semana se están entregando más de 8.000 libros que se vendieron por acción directa de la FED y el trabajo del ecosistema del libro. Esos ejemplares se envían a unas 3.000 direcciones de toda la ciudad de Buenos Aires. La venta promedio de cada librería rondó los 90 ejemplares y el ticket promedio fue de 1,8 libros.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.

3

Dos librerías. Céspedes es la librería de Cecilia Fanti, la autora de La chica del milagro, que trabajó durante un tiempo en Penguin Random House y que en plena cuarentena está mudándose a un local más grande, también en Colegiales. Su top 10 de venta es: Las malas, Apegos feroces (de Vivian Gornick), Desierto sonoro (de Valeria Luiselli), Estás muy callada hoy (de Ana Navajas), Los lugares equivocados (de Majo Moirón), Nuestra parte de noche (de Mariana Enríquez), Mirarse de frente (otro de Gornick), Tiempo sin lluvia (de Cynan Jones), Las aventuras de la China Iron (de Gabriela Cabezón Cámara), Cometierra (de Dolores Reyes) y Agosto (de Romina Paula). “Salvo el de Cynan Jones, son todos escritos por mujeres, muchos son de editoriales independientes o no son novedad”, dice Fanti.

En Instagram, Banana Libros tiene 18,5k de seguidores. Es una librería online. “La gente, en este contexto de cuarentena, pedía libros profundos pero entretenidos para leer, de lectura fluida”, dice Mariana D’ Erasmo, la librera. “Muchas personas me comentaron que les costaba concentrarse y lo que buscaban era algo que les captara la atención y los sacara del celular”.

Las ventas subieron muchísimo. Sus más vendidos (sin orden): Diario del dinero (de Rosario Bléfari), Baño de damas (de Natalia Rozenblum), Madre soltera y otros poemas (de Marina Yuszczuk) y otros dos ya mencionados más arriba, Nuestra parte de noche y Estás muy callada hoy.

4

Por qué Las malas. Desde hace tiempo María O’ Donnell y Florencia Bonnelli son autoras muy leídas. Pero el ingreso de Camila Sosa Villada en el podio de cuarentena, con su historia de travestis y noches, muestra una oportunidad para leer nuevas voces. “La oportunidad no es para lo que escriben las travestis. La oportunidad es para ustedes”, me había dicho Sosa Villada en una entrevista en julio. “La oportunidad es para la literatura: qué sucede cuando aparecen escritos que se corren del saber legítimo de la literatura”.

“Hay varios factores que influyen en la venta de Las malas en cuarentena”, dice ahora Paola Lucantis, editora a cargo de Tusquets en Argentina (el sello que publicó a Sosa Villada). “Uno es que teníamos reimpresiones programadas para salir y en cuanto hubo distribución, las pudimos entregar”. Las malas se agotaba constantemente y la pausa del inicio de la cuarentena permitió alimentar la demanda.

Camila Sosa Villada

“Otro es que el libro salió en España y en Colombia, y la autora tuvo mucho movimiento en las redes, y eso también se vio acá. Y en septiembre salió la reedición de otro de sus libros, La novia de Sandro, original de 2005, que ya agotó su primera edición de 8.000 ejemplares”, dice Lucantis. Además, Elizabeth “la Negra” Vernaci fue leyendo capítulos de Las malas en su programa de radio. “Eso fue un bombazo”.

Para Lucantis, las ventas de Tusquets fueron buenas en cuarentena. “Hubo un momento en el que la gente se cansó de las series y de la masa madre”, dice, “y volvió a encontrar en la lectura un espacio solitario, seguro y de mucho placer. Las librerías independientes han hecho un papel muy activo. La literatura en general a veces necesita un boca a boca y los libreros ocupan un lugar especial”.

5

Nuestros lectores. Pregunté en Twitter y en Facebook. Hubo más de 50 respuestas y cada una mencionaba no menos de tres o cuatro títulos. Con eso, este fin de semana pasé un gran momento de bibliofilia leyendo sobre lo que me contaba cada uno.

No fue mi caso, yo no pude leer tanto porque en estos meses estoy capturado por las redes sociales, siguiendo la pandemia como un biothriller en fragmentos. Pero igual me compré algunos libros porque… ¿hay algún placer comparable a abrir un libro nuevo?

Uno fue Resilience: The Science of Mastering Life’s Greatest Challenges (lo descubrí con un artículo en Aeon) y otro, Lo viral, de Jorge Carrión. Es un trabajo erudito y pop, y el comienzo es genial: “Por la mañana un virus desconocido entra en el cuerpo de un hombre de 55 años cuyo nombre también desconocemos. Por la tarde empieza el siglo XXI”.

6

Hikikomori. Según leo en una nota del diario español El Mundo, en mayo los best-sellers ibéricos eran muy variados. El país llevaba dos meses de confinamiento y se habían disparado algunas ventas de títulos raros al tiempo que la gente pedía más clásicos y menos novedades porque, al cerrarse las librerías, lo nuevo había quedado interrumpido.

Pero lo más interesante de ese panorama era Le llamé Corbata, de Milena Michiko Flasar (escritora austríaca de madre japonesa). Es una novela ambientada en Japón, que había pasado sin éxito hacía algunos años y que en mayo la pegó porque uno de sus protagonistas es el joven Hiro, un hikikomori; es decir, un adolescente ermitaño que vive recluido en su habitación durante varios meses… Se entiende, en este 2020 todos nos convertimos un poco en hikikomori.

  • ¿Conocías este libro? Contame respondiendo a este mail.

Reinventamos la home de redaccion.com.ar: ¿ya la conocés? Ofrece una experiencia más interactiva y simple a la hora de informarse y, al mismo tiempo, facilita el compromiso ciudadano. Al final, vas a encontrar un espacio para decirnos qué te pareció (y ayudarnos a seguir mejorándola).

Eso es todo por ahora… Pero podemos seguir la conversación por mail [[email protected]] o en las redes [@redaccioncomar]. Y también podés contactarme en Twitter [@sinaysinay].

Si querés recomendarme libros, autores o temas para tratar, o contarme si leíste algo de lo que mencionamos, ¡adelante!

Nos vemos,
Javier

Recibí SIE7E PÁRRAFOS

Sobre libros y escritores. Todos los martes, por Javier Sinay.

Ver todas las newsletters