Peligro, monóxido de carbono: qué es, cómo se produce y cómo evitar intoxicaciones | RED/ACCIÓN

Peligro, monóxido de carbono: qué es, cómo se produce y cómo evitar intoxicaciones

La llama de la hornalla puede provocar monóxido de carbono en lugares con mala ventilación. Lo mismo sucede con calefones y hornos.

Según el Ministerio de Salud, cada año mueren 200 personas por intoxicación con monóxido de carbono. Se genera por una mala combustión de las llamas de hornallas, el horno y principalmente los calefones. Una ventana abierta al menos 5 cm, la más simple medida de prevención.

Año tras año escuchamos la misma advertencia en relación a las estufas y los calefones. Que se asegure que corra el aire, que tengan tiro balanceado, que se abran las ventanas. Y aunque se dice invierno tras invierno, el monóxido de carbono sigue cobrándose vidas.

Según el Ministerio de Salud de la Nación, en el 2017 hubo 200 víctimas fatales por esta causa y 976 personas intoxicadas.

Apenas a una semana de comenzado el invierno, la cifra de este año ya comenzó a crecer. Se confirmaron más de 60 casos de intoxicación y ya hubo más de 5 muertes, entre ellas las de la familia del senador Luis Naidenoff, la periodista Lucía Trotz, y el ex funcionario de Ministerio de Transporte, Miguel Bomchil.

“Cada 4 horas se intoxica alguien con monóxido en la Argentina. Sin embargo, cuando se dice que alguien falleció por un escape de gas monóxido de carbono es falso: nunca se trata de una filtración porque el monóxido de carbono se produce fuera de los caños”, explica Juan Carr, fundador de la Red Solidaria.

“Se provoca cuando se agota el oxígeno y hay una llama encendida. Cuando hay mala ventilación, la llama provoca una mala combustión y se genera el monóxido de carbono. Es importante insistir: nunca se trata de una fuga de gas y la mejor manera de prevenir intoxicaciones es siempre dejar abierta una ventana al menos 5 centímetros”, dice Carr, que hace años está al frente de la campaña Frío Cero, que trabaja por evitar las muertes por frío y por inhalación de monóxido.

La llama de la hornalla puede provocar monóxido de carbono en lugares con mala ventilación. Lo mismo sucede con calefones y hornos.
La llama de la hornalla puede provocar monóxido de carbono en lugares con mala ventilación. Lo mismo sucede con calefones y hornos.

Las fuentes más habituales por las que se genera el monóxido son las hornallas, el horno, los caños de escape de los automóviles, y principalmente los calefones, que suelen estar todo el día encendidos en modo piloto.

El gas metano en cambio sí se escapa de las cañerías, pero es un gas al que se le pone olor para que reconozcamos el escape. Es uno de los peligros principales del monóxido de carbono: como no tiene olor no es fácil de reconocer. Además de asegurarse la ventilación de la casa, otra alternativa para estar más seguros es colocar un detector de monóxido de carbono en el hogar. Otra opción es la que ofrece Metrogas, que es un detector de gas y monóxido de carbono.

Por supuesto, toda medida de seguridad suma. Pero Juan Carr insiste, mientras meditan si se compra o no el detector, siempre 5 centímetros de ventana abierta.

Sumate para construir juntos un periodismo que no solo sirva para contar el mundo, sino también para cambiarlo 💪🏼

QUIERO SER MIEMBRO

Intervención: Pablo Domrose. Foto: Unsplash

Actualidad

Cómo sobrellevan el encierro las personas con autismo y por qué se enfrentan a mayores riesgos

Muchos niños y niñas con este diagnóstico pueden entrar en crisis por el aumento de la ansiedad que provoca la cuarentena y el cambio de rutinas. En España y Chile se les permitió salir de sus casas por períodos cortos y en la Argentina se intentó hacer algo similar, pero no tuvo éxito por ahora. ¿Cuáles son los consejos para transitar este momento?

Imagen de Free-Photos en Pixabay

Coronavirus

Pensar la crisis: 15 reflexiones en torno a la pandemia del coronavirus

Una selección de lo que han escrito filósofos, escritores y periodistas en los principales medios del mundo. Aquí, la voz de Alain Touraine, Hamurabi Noufouri, Judith Butler, Frank Snowden, Elvira Lindo, Alain Badiou, Michael Marder, Alan Rusbridger, Yuval Noah Harari, Gabriel Palumbo, Slavoj Zizek, Luigi Zoja, Robin Wright, Beatriz Sarlo y David Whyte.

Foto: Universidad Alberto Hurtado

Coronavirus

Dante Castillo Canales: "Puede ser una gran oportunidad para integrar tecnologías al aula"

El director de Políticas y Prácticas Innovadoras de SUMMA, un laboratorio de investigación educativa para América Latina y el Caribe, analiza los desafíos de educar a distancia y ofrece algunas herramientas para la enseñanza online y offline.

Sie7e párrafos newsletter

Borges, Bioy Casares y la cuarentena como un nuevo 'Diario de la guerra del cerdo'

Borges le decía irritado a Bioy que detestaba a la gente que se burlaba de los viejos. Ahora pareciera que los que se burlan y se creen inmortales son los viejos. Aquí explico por qué.