Empleos del futuro: cómo funciona ProTalento en Colombia | RED/ACCIÓN

ProTalento, la organización de talento colombiana que forma jóvenes para los empleos del futuro

 Una iniciativa de Dircoms + RED/ACCION

Con el objetivo de que 10 mil jóvenes colombianos consigan trabajo en el cada vez más vasto entorno tecnológico, Juan David Aristizábal fundó ProTalento Latam para impulsar, promover y financiar a quienes quieran hacer carreras digitales y tecnológicas en la región. Otros casos en Perú, México y Argentina.

ProTalento, la organización de talento colombiana que forma jóvenes para los empleos del futuro

Ilustración: Marisol Echarri.

Alejandro es un ingeniero informático recibido en la Universidad de Buenos Aires que en 2018 ganó una pasantía en una de las grandes plataformas tecnológicas para desarrollar un proyecto en Dublín y que luego fue contratado por la compañía como ingeniero de software en Londres. La historia de Alejandro, uno de esos sueños a lo grande vuelto realidad, parece excepcional, pero que en un futuro no tan lejano podría ser algo de todos los días.

En los tiempos que corren, el sector de la tecnología se presenta como un camino posible para miles de jóvenes de la región que están terminando su educación y planean —con la incertidumbre de si lo conseguirán— acceder a su primer empleo. Y ProTalento es, desde Colombia, una de las organizaciones que buscan acelerar el movimiento creando programas de capacitación en ciencia de datos, UX y otras disciplinas de programación.

Sin embargo, la dificultad del ingreso de los jóvenes al mundo del trabajo no es un problema nuevo para América Latina y el Caribe. Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo los índices de desempleo juvenil son tres veces superiores al de los adultos, la tasa de informalidad es 1,5 veces más alta, y también es alarmante la inactividad: el 21% de los jóvenes no estudian ni trabajan.

Además, se suman dos ingredientes: la generación millenial tiene una relación menos férrea con el empleo que la de sus predecesores y en América Latina el deterioro del empleo se agravó con la pandemia. Las medidas sanitarias de aislamiento adoptadas por los Gobiernos durante 2020 y lo que va de este año impactaron en la educación, el empleo, y la salud mental de los jóvenes.

ProTalento busca integrar a 10 mil jóvenes al mundo laboral tecnológico mediante la formación de talento en ciencia de datos, UX y otras disciplinas de programación.

Una aceleradora de perfiles profesionales para los empleos del futuro

En Colombia, con el foco puesto en lograr integrar a 10 mil jóvenes al mundo laboral tecnológico, Juan David Aristizábal fundó ProTalento Latam, una aceleradora que diseña rutas de formación, acompañamiento y empleabilidad para personas con talento para la tecnología. Juan David sostiene que la pandemia también abrió la oportunidad de acelerar, además, la cuarta revolución industrial en la región.

Este emprendedor social multipremiado de 31 años, licenciado en Administración, es uno de los changemakers de Ashoka, una red global de cientos de socios y más de 30.000 soluciones innovadoras en 200 países que impulsan cientos de desafíos de innovación social junto a muchas otras organizaciones.

“Creo que el problema que está viviendo Colombia es el mismo problema de América Latina: jóvenes con talento, pero sin oportunidades. Creo que la solución es usar la información y la data que ya existe, ponerla al servicio de los jóvenes para que tomen decisiones de capacitarse y formarse y, obviamente, facilitarles el acceso al financiamiento y los recursos para poderlo hacer, por eso decidimos crear ProTalento.”, explica.

Gran parte del éxito para todas las organizaciones que en latinoamérica están buscando este cambio implica trabajar con empresas aliadas. Actualmente, hay 200 talentos en formación en ProTalento, y los que ya están contratados por empresas están teniendo un salario promedio mensual de 500 dólares. Uno de los grandes financiadores de la organización es la Bolsa de Valores de Colombia, y además hay mentores de más de 87 organizaciones y empresas brindan su tiempo de manera voluntaria para hacer acompañamiento social y psicosocial a los jóvenes.

Según explica Laura Aristizábal, cofundadora de ProTalento y líder de empleabilidad, el desempleo juvenil en Colombia alcanza el 22,4 %, una cifra altísima que, de no revertirse, terminará por retrasar el crecimiento económico del país. “La meta de ProTalento es intervenir esas cifras y darles nuevas herramientas a los jóvenes para que la brecha sea cada vez menor y, de ese modo, Colombia se vuelva más competitiva en el nuevo desarrollo de profesionales que demanden otro tipo de especialidades y que, además, sean bien pagas”.

Protalento está lanzando una convocatoria para que jóvenes entre 18 y 35 años se postulen al desarrollo de actitudes y potencialidades como Full Stack developer y posteriormente sean contratados con sueldos desde los 2 millones y medio de pesos, unos 600 dólares.

Esta iniciativa es posible gracias a una alianza estratégica entre la aceleradora de talentos, Accenture, el centro de innovación y negocios de Medellín Ruta N y la plataforma de educación en línea Acámica.

El impacto de esta iniciativa se traduce en 300 oportunidades laborales abiertas en el último año para jóvenes sin experiencia, interesados en el desarrollo de conocimientos y especialidades en tecnología, desarrollo e innovación.

“Lo más importante para nosotros es atacar el desempleo y prevenir el desempleo juvenil. ¿Cómo lo prevenimos? A los jóvenes que están graduados de institutos técnicos y tecnológicos, colegios y universidades, antes de que salgan a buscar ya los estamos entrenando en las habilidades que están pidiendo las compañías”.

De acuerdo a un estudio, se estima que en Latinoamérica se necesitarán más de un millón de desarrolladores de software en los próximos 3 años.

Inspirados en el ecosistema del fútbol que ficha jóvenes promesas y las apoya para que lleguen a convertirse en profesionales aptos para jugar en las grandes ligas, la organización desarrolló una metodología para darles a los jóvenes esa oportunidad. En primer lugar, ProTalento sale a conversar con empresas, que se convierten en aliadas, para construir el perfil profesional capaz de insertarse en esa o en otras compañías. En un segundo momento, la agencia sale a buscar a jóvenes para que se entrenen en los roles específicos requeridos: científicos de datos, desarrolladores web o perfil junior para manejar los e-commerces, por ejemplo.

“También les pedimos que nos digan cuáles son los programas, los lenguajes que deben manejar y les preguntamos por el nivel de inglés necesario. Con esa información identificamos el perfil ideal de jóvenes que podrían entrar a ese lugar y con el perfil mínimo vamos a buscar a jóvenes en redes sociales, con la ayuda de nuestros aliados y algunos Gobiernos. Nosotros les decimos “miren: hay estas oportunidades en esta empresa, ustedes no tienen todavía el perfil, pero ProTalento los va a entrenar en esto que están necesitando”, describe Aristizábal.

Entonces, los jóvenes que aceptan pueden entrar a tres bootcamps (programas cortos de formación específica): uno técnico a cargo de Acámica argentina, otro de empleabilidad (habilidades para hoja de vida, entrevistas, portafolio y habilidades socioemocionales) y el bootcamp de liderazgo. De acuerdo al nivel en el que esté el joven, su formación va a necesitar 3, 6 o 9 meses de entrenamiento. Una vez pasado  el proceso formativo, vuelve a la empresa y le dice: “Ya estoy listo”. La mejor respuesta posible que lo contrate.

Ana María trabajaba en un centro de atención a clientes, estuvo desempleada un año, en octubre del año pasado, empezó a hacer los tres bootcamps (técnico, de empleabilidad y liderazgo, de inglés) y a los 3 meses fue contratada por la empresa Velief como programadora. Juan, que tuvo notas muy altas en su educación superior, durante la pandemia subsistía como paseador de perros. Hasta que hizo el proceso de entrenamiento en ProTalento y fue contratado por Accenture como analista de desarrollo junior. Jorge Salazar, con un doctorado en Ciencia de Datos estuvo un año sin empleo y como ya tenía un perfil técnico muy sólido solamente participó del bootcamp de empleabilidad y del de liderazgo. Hoy está trabajando por un salario muy superior a 500 dólares en una compañía tecnológica. “Esas son las historias que estamos teniendo hoy en ProTalento”, cierra Aristizábal.

Laboratoria se expandió a Chile, México, Brasil y Colombia; ya formó a más de 1.800 mujeres y el 79 % de ellas ya encontraron trabajos de tecnología en América Latina y en otras regiones.

Como ProTalento, en la región hay otras organizaciones y proyectos que trabajan en la capacitación de jóvenes en habilidades tecnológicas. Entre ellas, Laboratoria, en Perú, Potrero Digital, en la Argentina o Globant junto con Digital House y Mercado Libre para Latam. Todas ellas buscan formar talento joven para uno de los sectores más dinámicos en la creación de empleo: el de las empresas de tecnología.

De acuerdo a un estudio que estima que en Latinoamérica se necesitarán más de un millón de desarrolladores de software en los próximos 3 años, Mariana Acosta, fundadora y CEO de Laboratoria, observa que esta es la profesión del futuro con mayor demanda en los países de la región. “El crecimiento del sector y la necesidad de talento representan una oportunidad de inclusión económica de las mujeres”, destaca Mariana que, por su labor como emprendedora social, fue nombrada una de las jóvenes más innovadoras de Perú por el MIT y tuvo el honor de compartir un panel con el presidente Obama en la Cumbre Global de Emprendimiento de 2016.

Desde el lanzamiento de la organización en Lima, Perú, en el 2014, Laboratoria se expandió a Chile, México, Brasil y Colombia; ya formó a más de 1.800 mujeres y el 79 % de ellas ya encontraron trabajos de tecnología en América Latina y en otras regiones. “Somos una fuente de talento para más de 750 empresas líderes en diversos sectores e industrias, desde comercio y banca hasta logística y fintech”, cuenta Mariana. “Con nuestro trabajo estamos ayudando a todo tipo de organizaciones —desde grandes corporaciones hasta startups de tecnología y consultoras de software— a encontrar el talento técnico que necesitan para crecer sus equipos y traer la diversidad que ayuda a construir mejores culturas de trabajo y productos”. Este año, acaba de abrir una convocatoria para que las mujeres mexicanas puedan aplicar al bootcamp remoto de aprendizaje de JavaScript para aquellas que quieran comenzar una carrera como desarrolladoras web e integrar la décima generación de desarrolladoras web. A la convocatoria se puede aplicar desde cualquier estado de México pero, como la gran mayoría de los trabajos serán en la Ciudad de México, las postulantes deberán tener disponibilidad de mudarse hasta ahí si encuentran un empleo al concluir su capacitación.

Para aplicar es necesario ingresar al sitio de Laboratoria y completar todo el proceso de postulación antes del 9 de mayo, fecha del cierre de la convocatoria. El bootcamp de Laboratoria México 2021 comenzará el 23 de junio de este año y tendrá una duración de 6 meses.

Otra oportunidad de achicar la brecha entre educación y empleo a la que pueden acceder más de 10 mil jóvenes de Latinoamérica es la que presenta Mercado Libre junto con Globant y Digital House: un curso de formación en Certified Tech Developers. El programa está diseñado para lograr la rápida inserción laboral en la industria tecnológica, específicamente para los desarrolladores. Se brindarán 2.500 becas para los interesados que se postulen a través de la página de Digital House.

Recientemente elegido por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires para integrar el Plan de Participación Cultural Mecenazgo (que brinda apoyo financiero y recursos económicos), el Programa Potrero Digital funciona desde 2018 como una solución digital que genera trabajo. Impulsado desde la Fundación Compromiso, consiste en una red de centros de aprendizaje en oficios digitales que promueve la integración social, la capacitación y la obtención de trabajo para jóvenes y adolescentes en situación de vulnerabilidad.

Potrero Digital impulsa una economía digital más diversa, inclusiva y competitiva en América Latina y, a partir de la pandemia, reconvirtió su propuesta pedagógica a un modelo completamente virtual. Este año ofrece becas de formación en habilidades digitales para cursos abiertos al público y a las comunidades de las organizaciones barriales que trabajan en alianza. Actualmente, bajo esta modalidad, tiene presencia en 39 territorios de distintas provincias de la Argentina. Durante el ciclo lectivo 2021 brindará más de 200 becas junto a Fundación Caminando Juntos, Asociación Conciencia, Fundación por Pergamino y a las empresas Custom Group Argentina y Quales Group.

El BID pide que los Gobiernos actúen para prevenir el desempleo en los próximos años

El BID invita a los Gobiernos a que desarrollen políticas focalizadas en los jóvenes para frenar a tiempo la tragedia de toda una generación que está egresando de las universidades y busca su primer empleo en medio de la pandemia.

“Los impactos profundos y desproporcionados que está generando la pandemia en los jóvenes, que se extenderán incluso después de la recuperación económica, suscitan un llamado urgente a los hacedores de políticas públicas para implementar medidas para mitigarlos. Es fundamental fomentar trayectorias laborales exitosas por medio de acciones como incentivos a la contratación de jóvenes, formación de habilidades acorde con las nuevas realidades del mercado laboral y apoyo en la búsqueda de empleo. El momento de actuar es ahora; de lo contrario, una generación completa que tiene en sus manos el futuro de la región se verá fuertemente afectada por décadas simplemente por tener la mala suerte de iniciar su vida laboral en medio de la pandemia”, advierten.

Más allá del rol de los Estados, son varios los actores sociales que ya están accionando para cambiar el destino: si la mayor fuente de creación de empleo en los tiempos actuales es el sector de las tecnologías de la información y la comunicación, la programación y la ingeniería de software, entonces se vuelve necesario que los futuros trabajadores estén capacitados para ocupar esas vacantes.

La brecha entre la educación y el acceso al primer empleo está en gran parte relacionada con la falta de formación en los perfiles profesionales que en el futuro ―y el futuro es ya― se están necesitando. Con esta premisa como solución al problema de la desocupación juvenil ―y anticipándose al designio del desempleo futuro-― trabajan organizaciones como ProTalento, en Colombia, Laboratoria, en Perú, Potrero Digital, en Argentina o, desde el gobierno, el Plan Ceibal en Uruguay.

Las empresas que crearán miles de puestos para jóvenes en 2021

Uno de los grandes jugadores que está dinamizando la inclusión laboral de los jóvenes en el sector tecnológico en la región es Mercado Libre. En abril de este año, la compañía anunció que duplicará sus puestos laborales en 2021 en toda la región. De esta manera, se sumarán más de 16.000 puestos netos, lo que representa un crecimiento del ciento por ciento en su dotación. La empresa busca ampliar la red logística en la región y reforzar las áreas de IT y producto que generan las soluciones tecnológicas para todo el ecosistema. De esta manera, el plan implica casi cuadruplicar los empleados que colaboran en el área de envíos y sumar casi 4.000 nuevos puestos de trabajo en el área de IT. En total, en todas las áreas de la compañía, se estima que más de 7.200 personas se sumarán en Brasil, 4.700 en México, 2.800 en Argentina, 850 en Colombia, 300 en Chile y 150 en Uruguay. Voceros de la compañía expresan que “este anuncio es parte de nuestro compromiso de impulsar el empleo de calidad en toda la región, de generar nuevas oportunidades acortando las brechas sociales y de género, para que haya cada vez más inclusión y más puestos de trabajo”.

Otro gigante que está apostando al talento de la región es Facebook que actualmente tiene más de 40 vacantes abiertas para estudiantes latinoamericanos como parte de su programa de pasantías internacionales. Los puestos son para ingenieros de software y front-end, en las oficinas de Estados Unidos y Reino Unido. El programa de 12 semanas comenzará en 2022 y los estudiantes pueden elegir entre 10 fechas de inicio posibles de enero a septiembre, adecuadas a los calendarios universitarios de los convocados. Desde 2015, alrededor de 380 estudiantes latinos han sido contratados en el programa.

***

Esta nota forma parte de la plataforma Soluciones para América Latina, una alianza entre INFOBAE y RED/ACCIÓN, y fue publicada originalmente el 7 de mayo de 2021.

Podés leer este contenido gracias a cientos de lectores que con su apoyo mensual sostienen nuestro periodismo humano ✊. Bancá un periodismo abierto, participativo y constructivo: sumate como miembro co-responsable.