SUSTENTABLES | Todavía hay gente que espera acceder al agua; Qué dejó la Asamblea de Naciones Unidas para el Medioambiente | RED/ACCIÓN

SUSTENTABLES | Todavía hay gente que espera acceder al agua; Qué dejó la Asamblea de Naciones Unidas para el Medioambiente

Ilustración: Pablo Domrose

Hace dos semanas, una ola de mujeres marchó por igualdad de oportunidades. La semana pasada, una multitud de jóvenes se movilizó para exigir acción ante el cambio climático. Mi agenda parece brillar de luchas los días viernes. Y esta semana no será la excepción. El Día Mundial del Agua nos recuerda que aún queda mucho por hacer por uno de los recursos más preciados de nuestro planeta Tierra. Que empiece este SUSTENTABLES.

Ilustración: Pablo Domrose

1. Agua: un recurso vital que aún espera llegar a todos en todo el mundo

“No dejar a nadie atrás”. A nadie. Para involucrar a todos. 2019 y, mientras vos hoy te lavaste la cara con abundante agua, una madre caminó kilómetros en busca de un balde con agua sucia. 2019 y, mientras vos hoy te cepillaste los dientes, un niño sufre de diarrea al borde de la desnutrición por haber tomado el agua de ese balde2019 y aún hay personas que en el planeta Tierra no tienen acceso a agua limpia y segura.

Por eso, Naciones Unidas decidió que este viernes 22 de marzo el Día Mundial del Agua sea una oportunidad para generar conciencia con esa meta clara: “No dejar a nadie atrás”. Los números globales de la organización describen por sí solos la problemática: unos 2,1 millones de personas viven sin agua potable en sus hogares; 1 de cada 4 escuelas primarias carece de abastecimiento de agua potable; más de 700 niños menores de cinco años mueren todos los días de diarrea, a causa del agua insalubre o un saneamiento deficiente… y la triste lista podría seguir…

Lo que hay que comprender es que detrás de esos números, hay seres humanos que necesitan de cambios en las políticas; de mayor participación en campo de las organizaciones; de un involucramiento cotidiano de cada uno de nosotros; de una inclusión que no discrimine por sexo, género, raza, etnia, edad, discapacidad, entre otros motivos.

Y no hay que irse a África para referirse a la problemática. Cuando le pregunté a Nicolás Wertheimer cuál es la situación del problema en Argentina, su respuesta fue contundente: “El principal problema del acceso al agua en la Argentina es que justamente no se sabe sobre él”.

Como médico, Wertheimer vio los efectos del problema en la salud de sus pequeños pacientes. Como emprendedor, creó Agua Segura para garantizar el acceso al recurso a lo largo del país. Si cada acción suma para promover un cambio en pos del ambiente, en este tema cada gota cuenta. ¡Cuidala!

Te recomiendo estar atento a RED/ACCIÓN que esta semana estaremos desarrollando más el tema en la sección de Sustentabilidad con el testimonio de Nicolás entre otras personas que trabajan por llevar agua a todos; por, en definitiva, no dejar a nadie atrás.  

2. #15M: los jóvenes marcharon, gritaron e hicieron historia

“El viernes fue el día de mayor acción climática global”. Así definió el pasado viernes 15 de marzo la organización internacional 350.

Más de un millón y medio de jóvenes se movilizaron en 2083 lugares alrededor de 125 países; enojados con los líderes políticos, inspirados por hacer sentir su voz, contundentes en un mismo reclamo: actuar YA frente al cambio climático.

En la ciudad de Buenos Aires, entre 3.500 y 4.000 jóvenes se reunieron frente al Congreso siguiendo los pasos de sus pares extranjeros. En 10 años que llevo comunicando sobre estos temas, jamás vi algo así en nuestro país. Fue tan emotivo como inspirador, fue tan disruptivo como pacífico, fue tan revolucionario y como esperanzador.

No había partidos políticos, sólo ganas de involucrarse; no había soberbia de liderazgo, sólo voluntad de aprender y hacer en equipo; no había sentimiento que eso terminaba ahí con la marcha, sino una pasión imparable de seguir en pos de -como decía un cartel- promover “un cambio social, no climático”.

“Demostramos que nadie es muy chico para hacer una diferencia”, expresó la joven sueca Greta Thunberg, impulsora de todo este movimiento planetario. Lo de ella es tan revolucionario que esta semana llegó a las líneas de Juan Carr en su newsletter OXÍGENO y una reflexión que dejo abierta para charlar con vos: la lección de los jóvenes contra el cambio climático es el cambio cultural.  

3. La consigna que crece: reducir el consumo de carne

“Todos somos animales”. “Saca la carne de tu plato”. “El futuro tiene que ser vegano”. Simples y concretos. Cuestionadores y luchadores. Muchos de los jóvenes que se movilizaron frente al Congreso de la Nación, llevaron con fuerza estas consignas.

Si bien la causa común de la marcha en todo el mundo era la acción climática, acá la necesidad de reducir el consumo de carne se destacó. Y no por mera casualidad. Como venimos conversando en SUSTENTABLES, la industria de la carne tiene un alto impacto en el ambiente, incluso por la generación de emisiones contaminantes (como carbono y metano), que contribuyen al cambio climático.

Como todo tiene que ver con todo, de hecho, también la industria de la carne tiene una elevada huella hídrica, es decir, la cantidad de agua que se utiliza a lo largo de todo el proceso de producción. Por cada kilo de carne de vaca se utilizan más de 15.000 litros de agua. ¡Demasiado!

Lejos de señalar con el dedo en pos del vegetarianismo o veganismo, la causa que defienden estos jóvenes muestra que hay consumidores más conscientes que toman decisiones de compra en función del impacto del ambiente. ¡Atención productores!  

4. Lo que la Asamblea en ambiente nos dejó

Como les anticipé en la edición anterior, se llevó a cabo en Nairobi, Kenia, la Asamblea de Naciones Unidas para el Medioambiente. ¿Su resultado? Varios informes que nos dan cuenta del estado de situación en el que se encuentra el planeta y el impacto de nuestras acciones.

Sólo para mencionar algunos: el hecho de que la extracción de recursos se haya triplicado desde 1970 exige replantear y reemplazarlo por un uso más eficiente; el hecho de que, aún si el mundo reduce las emisiones en línea con el Acuerdo de París, las temperaturas invernales en el Ártico aumentarían de 3 a 5°C para 2050, implica implementar políticas más ambiciosas; o el hecho de que millones de personas podrían morir prematuramente a causa de la contaminación del agua y del aire para 2050 requiere tomar medidas urgentes.

La información de los reportes fue tomada en cuenta por más de los 200 países partícipes que, además, presentaron una declaración con objetivos en la reducción de plásticos descartables, fomento de prácticas agrícolas resilientes, disminución del desperdicio de alimentos, entre otras.

Hay una realidad: se está avanzando en algunas cuestiones, pero aún queda mucho por hacer… antes que sea demasiado tarde.   

5. En agenda: cooperar para alcanzar el desarrollo

Si de Naciones Unidas y eventos se trata, no hay que pasar por alto que hoy inicia en la ciudad de Buenos Aires la segunda Conferencia de Alto Nivel de la organización internacional sobre la Cooperación Sur-Sur. ¿Por qué son importantes estas tres jornadas para la cuestión ambiental? El trabajo conjunto de compartir conocimientos, experiencias y capacidades técnicas entre países en desarrollo del sur permite, por ejemplo, mejorar la gestión y acciones ante desastres naturales, o promover políticas para avanzar en la implementación de la Agenda 2030 de Desarrollo Sustentable.

La clave del día: estará presente el Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres. Podés seguir la conferencia en redes con el hashtag #PABA40   

6. Un emprendedor que deja huella positiva

Al comunicar desde hace varios años sobre la temática, una conoce distintos proyectos, pero con una misma dificultad: el desafío de ser sostenibles en el tiempo con un modelo de negocio basado en la sustentabilidad. Afortunadamente, hay excepciones.

Esta semana me reencontré con Ale Malgor, un joven cordobés que decidió emprender con triple impacto: ambiental, social y económico.

Su empresa social con certificación B, Xinca, desarrolla calzado y otros artículos de calidad a partir de la reutilización de descartes de neumáticos, mediante procesos que incluyen personas excluidas del sistema -como convictos en la cárcel- y concientizan sobre el nuevo paradigma de la sustentabilidad. Local y eco. Inclusión social y reciclaje. Como dice su lema: “Nuestras zapatillas son basura y estamos orgullosos de eso”.   

7. Ser sustentables: y, POR FAVOR, cuidar el agua

En una entrevista de hace unos años con el chef Pedro Lambertini, le pregunté qué acciones cotidianas realizaba para cuidar el ambiente. Me respondió: “Cierro la llave del agua cuando me lavo los dientes”. Yo asentí con la cabeza. Pero él enfatizó su respuesta: “Parece un dato menor, pero me duele el alma sentir que el agua corre. Y por otro lado pienso que me falta algo. ¡Los hábitos están tan arraigados! Uno se está lavando los dientes y si no siente que el agua cae, parece que no se los está lavando”. Su honestidad creo que refleja la de muchos. Naturalizamos hábitos de uso de agua que no son armoniosos con la naturaleza. Aquí tres tips para cambiarlos:

  • Usarla sólo cuando es necesario y de forma eficiente. Cerrar la canilla al lavarse los dientes, limpiar los platos y luego enjuagarlos, lavar las frutas en una cacerola con agua y no bajo la canilla, y hasta hacer un juego de competencia en el hogar para ver quién se baña en menos tiempo.
  • Concientizar a otros sobre su cuidado. Me gusta llamarle a esto: ¡desafío portero! En lugar de poner mala cara porque están persiguiendo la hojita con el chorro de la manguera, prefiero hablarles y explicarles por qué deben reemplazarlo por un balde. Sí, es cierto, no siempre la respuesta es positiva. ¿Pero por qué no lo intentamos?
  • Apoyar a iniciativas que trabajan en la temática de agua. Compartí su labor en redes sociales, sumate como voluntario a algunas de sus actividades y contribuí como donante. Algunas para destacar en Argentina: Agua Segura, Movimiento Agua y Juventud, Sed Cero.

No podía sonreír al sacarme esta foto. La captura refleja una de las realidades que aún hoy, en pleno 2019, se vive, se sufre, se lucha.

En octubre de 2018 hice un viaje de cobertura por Japón en el que visité el edificio Global Plaza de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA), un centro pensado para que los visitantes -especialmente niños y jóvenes- puedan interactuar con las problemáticas globales, como la falta de acceso al agua, con vistas a que comprendan la importancia de la cooperación internacional. Ahí pude comprender el esfuerzo que hacen muchas mujeres de África Subsahariana levantando un balde con 13 litros de agua. Yo lo hice por apenas unos minutos. Ellas, en 25 países en conjunto, dedican 16 millones de horas por día, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Desde entonces, cada vez que abro la canilla pienso en esas cifras, en esa realidad del otro lado del mundo y en la importancia de involucrarse visibilizando esta problemática, aunque sea, desde el pequeño espacio virtual de una newsletter.

Un saludo y hasta la próxima semana!

Tais

Recibí PLANETA

Información para actuar y cuidar al planeta. Todos los miércoles, por Tais Gadea Lara.

Ver todos las newsletters

Te necesitamos para seguir cambiando la realidad y hacer un periodismo más participativo.

HACETE MIEMBRO

¿Puede Alberto Fernández arreglar los problemas de la Argentina?

El nuevo gobierno probablemente enfrentará desafíos similares a los de Macri: una alta carga de deuda, condiciones sociales deterioradas y una inflación y desempleo crecientes

Instagram quiere eliminar los likes para volverse más empática

La red social de fotos de Facebook está trabajando hace tiempo en lograr volverse un lugar más habitable. Esta vez está testeando esconder la posibilidad de ver cuántos “me gusta” tuvieron las publicaciones.

REDACCION

Imagen: Pablo Domrose

Jóvenes cronistas: un proyecto para que puedan contar historias de la realidad

Infancia en Deuda y RED/ACCIÓN impulsan un entrenamiento en periodismo digital. El proyecto busca acercar herramientas y conocimientos para que cada vez más jóvenes puedan hacer oír su voz y contar historias de realidades propias y del ambiente en el que viven.